InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Shorby


Shorby
03 marzo 2019
Tenemos a Charlie, un arquitecto cuarentón con su vida maravillosa y estupenda, hasta que su mujer, el amor de su vida, lo abandona.
En medio de su drama, decide marcharse de Londres y volver a Nueva York aprovechando una oferta de trabajo… donde tampoco cuaja y tras lo cual decide pasar un tiempo de paréntesis en un pueblecito de Vermont, a ver si así levanta cabeza o se anima un poco.

El destino (o lo que sea) hace que termine hospedándose en una posada de Shelburn Falls regentada por la señora Palmer, con la que entabla una tierna amistad.
Y en ello están cuando la mujer le confía un secreto, un tesoro: una casa.

Charlie se queda prendado del lugar, al que acompaña un precioso paisaje que pone la guinda a ese marco perfecto donde evadirse.
Entonces, da paso a la leyenda de un gran amor, en una época donde los primeros habitantes de la casa dieron rienda suelta a muchas cosas… de las que nuestro protagonista es partícipe gracias a unos diarios que encuentra y que tienen, nada menos, doscientos años, pues nos trasladamos de lleno a 1789.
Y aquí es donde conocemos a Sarah.

Siempre me han gustado las historias dentro de historias, si tienen pinceladas paranormales, mejor que mejor, aunque sean tan leves como aquí. Sin embargo acaba perdiendo fuelle la de Charlie y cogiendo mucha más trascendencia la de Sarah, detalle que no me molestó para nada y que me causaba mucha más intriga conocer a esta mujer.

Una novela en la que me he sumergido de lleno, sin apenas darme cuenta, conviviendo con los personajes y leyendo esos diarios (que me han hecho saltar la lagrimilla)… aunque debo decir que he echado de menos un epílogo; el final es cerrado, más o menos se ve venir –aunque en esta ocasión es un detalle que no me ha molestado-, pero quedan algunos detallitos que, sí es cierto, no son relevantes, pero lo dicho. Me faltó que quedaran resueltos.

Es una lectura contada en presente y pasado, de manera ligera y sencilla, quizá mística, muy entretenida aún con esos pequeños “peros”, y con una heroína humilde, a la vez de tener mucha mucha fuerza para superar mil y un obstáculos.
¿Y hay fantasma como tal? Pues claro, pero no del tipo convencional, que es lo que me gustó.

Un libro precioso que me ha emocionado y he recomendado en muchas ocasiones y que creo que merece la pena leer.

Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}