InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de AlexandraAguirre


AlexandraAguirre
05 octubre 2017
¿De qué nos habla la historia?
La historia nos habla acerca de Dylan un adolescente de quince años que no es para nada común a pesar de que le gustaría. A su corta edad ya mide casi los dos metros y aún no para de crecer, además de que la estatura no es lo único en lo que resalta, sino también en que su cuerpo está completamente lleno de pelo, de manera que podría compararse con un perro gigante (él mismo lo dice, no yo) y esto, ha marcado demasiado su vida, puesto que ninguna chica parece querer acercarse a él y en general todo el mundo le huye.
Todo empieza, cuando un día, mientras Dylan intenta recuperar una pelota del tejado de su casa y termina estampado en el suelo y con una pierna rota. Los doctores e incluso su madre creen que esto ha sido de aposta puesto que quería llamar la atención al extrañar a su padre y por ello, le hacen ir a un grupo de apoyo, para que supere lo trágica que pueda resultarle la vida y sea un chico alegre que tire arcoíris por todos los orificios de su cuerpo.
En el grupo de apoyo, conoce a Jamie, una chica bonita y bastante simpática que a pesar de todo, parece no huir de él y darle el privilegio de la duda. Por lo que empiezan a salir rápidamente, como amigos, sin embargo, los sentimientos también van naciendo. Pero, no todo camino es tan sencillo y si lo fuera, pues no hubieran escrito la historia, así que para que ambos puedan estar juntos tendrán un gran camino por delante, pasando por los prejuicios y los problemas e inseguridades propios de cada uno.
¿Se atreven a conocer esta historia?
Personajes.
-Dylan Walter Ingvarsson: O aquí entre amigos, el chico al que quise darle unas buenas patadas en la cara. Voy a serles sincera en contra de todas las reseñas que leí antes de colocarme a leer el libro, a mí el chico me ha caído fatal. Y sí, yo puedo entender que hay cosas que lo han marcado, que la gente a su alrededor no es precisamente simpática con él y que la mayor parte del tiempo está sonriendo solo para no llorar y que eso es cansino y agotador, por favor, soy (y muchos de ustedes también o lo han sido) adolescente; y todos nos acomplejamos por nuestras cosas, en mayor o menor gravedad, pero no es una excusa para ir haciendo por la vida lo que se de la gana. Y Dylan lo ha hecho en más de una ocasión. Lo siento, no hay perdón de Lexie.
¿Podría considerarlo un personaje con matices? pues más o menos, el chico tiene lo suyo, sabemos que está marcado y normalmente lo demuestra, a demás al ver la historia desde su punto de vista vemos exactamente cómo le afectan las cosas y por qué toma ciertas actitudes, por allí no hay problema; pero sinceramente para su edad me ha parecido una extraña mezcla entre un matón infantil. Porque sí, nuestro querido Dylan es de los que van por la vida aprovechándose de su altura y gran cuerpo con el afán de intimidar a otros, claro que esto es más por su amigo que por él, pero no importa, lo hace de todas formas; y luego viene con el cuento de que hace o deja de hacer cosas porque su padre (que está muerto) le ha mandado señales. Bien, yo comprendería si fuera más pequeño o si incluso hubiese tenido una relación más cercana con él, pero Dylan está grande, ha de saber que los espíritus no se comunican (a menos que seas un médium) y si lo hicieran de la forma que él esperaba, todo el mundo estaría feliz de que sus familiares les hablasen y otra cosa, es que ¡Dylan ni siquiera recuerda a su padre! murió cuando él tenía tres años y él mismo nos dice que no lo recuerda. Y si fuera la única actitud tonta que tiene. Me parece increíble, porque lo han puesto como alguien inteligente y que lee libros super avanzados, incluso va a clases adelantadas, pero todo lo que conocemos de él es completamente contrario. Parece que no le quedaran neuronas en la cabeza y uff, que para no hacer esto muchísimo más largo la paro aquí.
-Jamie: Puede ser que Jamie sea el mejor personaje que tiene este libro, y ahí si concuerdo con las otras reseñas que he leído. Es probable que la historia hubiera estado mucho mejor si las cosas hubieran sido contadas desde su perspectiva. Pero no lo tuvimos y lo lamentablemente poco que llegamos a saber de ella no es suficiente para llenar tantas dudas que van surgiendo a la hora de leer la historia.
Jamie me gusta sí, pero lamentablemente parece que no pudiera concordar con sus palabras, sentimientos y acciones. Todos toman su propio rumbo y no la obedecen; lo que no acaba de cuadrar porque no sabemos en realidad qué piensa y parece que sus situaciones se forzaran bastante.
-Otros: Hay personajes guays, como por ejemplo, J. P. , el mejor amigo de Dylan, que a pesar de ser el tipo de persona a la que me encantaría meterle una patada en cualquier sitio. Es un idiota que hace todo a su conveniencia, pero es realmente un personaje bien trabajado y ayudado porque es el único personaje que parece no tener prejuicios en contra del físico de las personas, aunque eso puede ser en beneficio personal, pero bah, que para mí cuenta. Y los otros, más que personajes parecen relleno, aparecen, agregan drama, desaparecen y los problemas que crearon nunca se solucionan. Que bonito, esto se convierte en otro de los típicos romances con historia.
El JJ style. Digo, estilo de escritura.
Es bastante ágil, para qué lo negamos. He empezado el libro en la noche y al otro día en la mañana ya lo había terminado, pero no es precisamente que la historia sea envolvente, sino que la autora utiliza un lenguaje bastante juvenil que le da agilidad, y que no he estado viendo en los últimos libros que he leído, porque estoy con clásicos, así que es un respiro entre tanto modismo. La historia se narra desde el punto de vista de Dylan y algo a su favor es que a pesar de que estamos en sus pensamientos, aún nos guardan secretos y no lo sabemos todo antes de que sea el tiempo necesario. Si hay palabras excéntricas, probablemente alguna que no hayamos escuchado con anterioridad, pero en realidad son muy pocas, solo para darle más credibilidad a el hecho de que Dylan sea un sabihondo estilo Hermione, aunque sin que todo el mundo le pare bola, porque con su tamaño creen que es un burro. O un Ox, el que entendió, entendió. Pero en realidad, no las ocupan la mayor parte de la historia.
Descripciones, siento que son muy pocas, si no estoy mal, solo sabemos cómo es Jamie, porque es la chica con la que más tiempo ha pasado Dylan, entonces sería imposible que no estuviera lelo mirándola, casi que acosándola, y él mismo, porque tiene que describirse a lo bestia, también sabemos un poco de J.P, porque al parecer es completamente contrario a Dylan y tiene que estar buenorro porque todas las chicas van tras él a pesar de que saben que es un idiota de primera. Y sabemos que la mamá de Dylan es más baja que él y que él es la copia de su padre. Los lugares parecen no ser demasiado importantes, y eso sin duda si lo comprendo, porque no es un libro que se centre en estas cosas. Pero cuando le das tanta importancia a la apariencia, pensarías que es algo recurrente en toda la historia, eh.
Puntos.
➜Limbo.
1) Personajes: Dylan, te odio. Es uno de los peores personajes que he tenido la desgracia de encontrar, o puede ser que yo me esté volviendo demasiado agresiva, lo que tampoco tiene nada que ver, porque si el personaje fuera bueno, sencillamente lo diría. Lo que pasa es que es tonto de aquí a la China, no tanto como nuestra nueva reina Maddie, porque por lo menos este no une los nombres de las chicas con el suyo a ver cómo se llamarían sus hijos; pero le está siguiendo de cerca. Y mira, que es que a pesar de seguirlo a él, a veces no llegamos ni a comprender qué diablos pasa por su cabeza, porque parece que lo hubieran dejado caer de bebé, por las películas que él mismo se monta y todo este rollo.
Este punto lo salvan Jamie y J.P, la primera me agrada aunque no acabo de entenderla, el último me cae fatal, y tampoco acabo de entenderlo. Pero son personajes que tienen un poco más de trabajo detrás, y que no parece que cada acción que toman es influencia del cambio de dirección que toma el viento.
En cuanto a los otros personajes, parecen que están allí más solo por estar que por realmente aportar algo en concreto. Todos entran y desaparecen trayendo más cosillas consigo, pero son cosas que al final de la trama no tienen importancia, como dije, romance con historia, pequeños.
➜Negativos.
1) Romance: A ver, por dónde empiezo con esta belleza.
El insta-love, queridos hermanos. Y aquí otro motivo por el cual nuestro querido Dylan puede ser comparado con Maddie, a cada chica que mira se le queda viendo embobado y dice que es la más guapa que ha visto nunca. Sí, sabemos que el chico tiene un trauma y que como todo chico de su edad las hormonas pueden andar alborotadas, no hay problema con ello. Pero hombre, que en serio toda mujer que lo voltee a mirar es un ser más precioso que un elfo (en la versión de Tolkien) y por ello, la primera vez que ve a Jamie, a pesar de que cinco segundos antes estaba enamorado de una belleza morena, cayó rendido a sus pies. Que bonito es el amor.
Y sí, me parece muy bonito que demuestren que a todo el mundo le puede llegar el amor, sin importar su apariencia y todo eso, pero a pesar de que es bello en ese sentido es completamente inverosímil en cuanto a la actitud de ambos personajes. La autora (o autor, que ni idea) da a entender que no quiere que la relación entre ambos se cree simplemente porque Jamie es la primera chica que se acerca a Dylan sin importar su apariencia y que probablemente para ambos sean la única pareja que puedan tener, pero es precisamente eso lo que nos queda claro al ver los diálogos, están juntos porque no hay de otra, porque son repudiados por el resto de personas e incluso puede ser que se repudien entre ellos mismos (cosas que dan a entender ciertos diálogos), pero ante el afán de no quedarse solos les vale cualquier bote salvavidas; porque sabemos que en este mundo no tenemos vida si no tenemos una pareja y que esto es todo lo que pueden ser un chico y una chica.
Soy de las que tiene la idea que la pareja nos tiene que atraer física e intelectualmente (y si quieren también está la compatibilidad de auras o lo que se les ocurra). No tenemos por qué ser conformistas, solo para encajar o sentir que pertenecemos a alguna parte. Y conformismo es lo único que veo en la relación que han forjado estos dos.
2) Problemas: En la historia podemos encontrar un montón de problemas más allá de si Jamie quiere o no a Dylan y si éste está dispuesto a aceptarla a pesar de las cosas extrañas que le pasan por la cabeza, tenemos tramas mucho más allá de eso, como su relación con J.P., que sí, nos dan a entender que es el único que ha estado con Dylan todos esos años y a pesar de que es casi obvio que lo ha utilizado todo ese tiempo, también es obvio que era de las únicas personas en las que realmente confiaba. Y sencillamente, en esta relación el único que ha tirado cosas por la borda no ha sido J.P, me hubiese gustado saber qué sería de su amistad. O de los problemas económicos que tenían Dylan y su madre, que salían a la luz por boca de alguno cada rato, pero más de allí no pasaba. Zeus, es que para que una historia tenga romance no es necesario dejar las otras cosas de lado. Igual son cosas importantes, si quisiera leer sobre un romance tonto mejor me ponía ver adolescentes en el parque, que esos llevan dos días de conocerse y ya dicen que es amor verdadero. Y es en vivo y gratis.
➜Quiero agregar.
Podría sacar puntos positivos acerca de esta historia, pero no me parece correcto. Aquí los que llevan un tiempo, saben que me encanta destacar los mensajes que tienen las historias y parecería que ésta es de las que tiene unos cuantos. Les voy a explicar por qué no los agrego.
Podría decir que esta historia nos demuestra que no hay que juzgar a las personas por su apariencia. Pero en realidad aquí no hay malentendidos por eso. A Dylan por su tamaño creen que le gusta el fútbol, pero el va diciendo por la vida que no, aunque si le gusta, solo en base a llevar la contraria. Y eso está bien, porque no hay que juzgar a todos con la misma vara, pero al final da a entender que efectivamente todo lo que piensan de nosotros sí que es cierto. Lo mismo con la relación con Jamie. Con la caída del tejado. Eeeennn fiiin.
Y también está la familia, me gustaría destacar esto, pero en realidad aunque está muy presente se le da muy poca importancia. Excepto cuando si tendrían que no prestarle atención, como Dylan esperando las señales del cielo de su padre.
de la misma forma toca el bullying, demasiado por encima.
Final.
Bueno, supongo que todos ya saben cómo va a terminar esto. ¿Es un romance? qué esperan, qué alguno muera. Pues no. Ni siquiera están enfermos. La cosa es que, termina como cualquier otro día. No hay una gran revelación ni un problema del que ambos hayan tenido que salir. No, porque aquí lo único importante fue hacer la relación. Y con eso les basta completamente. Porque como no hay personas que busquen algo más allá de eso y porque el tema en sí, es bastante complicado de una vez (por lo menos en la sociedad retrograda, hermanos míos), no hay motivos para darnos algo mejor elaborado.
Para mí es un libro que ha pasado sin ton ni son, lo que es en parte demasiado triste, porque me esperaba muchísimo más con esta historia. Pero como siempre, dan prioridad a los romances adolescentes, se ha quedado todo bastante estancado.

En conclusión, El corazón de la bestia, es un libro juvenil más, que no destaca en ningún aspecto en especial, excepto tal vez, en colocar protagonistas un poco diferentes, pero que de igual modo, terminan siendo más de lo mismo. Un libro que no me siento bien en recomendar ni siquiera a los amantes del romance.
Enlace: http://millibrosreader.blogs..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}