InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Yani


Yani
25 abril 2018
Antígona es otra protagonista que me sorprende por su construcción en esta clase de tragedias. Me llama la atención que, aunque haya muy pocos personajes femeninos, los que están tienen peso y son muy distintos entre sí. Y Antígona, además de tener una razón muy sensata por la cual respeta más a los muertos que a los vivos, también tiene una valentía admirable: se enfrenta a un rey, Creonte, con el fin de enterrar a un hermano (Polinice) que, según él, no debe recibir sepultura por haber intentado alterar el orden de Tebas. La falta del entierro del cadáver presupone la violación de una ley divina y, por lo tanto, Antígona entiende que las directivas de Creonte (poderoso, pero mortal) no son más significativas que “las de arriba”. Así que la muchacha quiere burlar a los centinelas apostados alrededor del cadáver (que fue dejado a la intemperie para que se lo coman las aves… horrible) para cumplir con el duelo.

Antígona y los demás hermanos son hijos de Edipo, así que probablemente sea útil conocer la procedencia de estos en Edipo Rey y en Edipo en Colono. Por un descuido me salteé la segunda obra, pero creo que puedo afirmar que, si se leen “hilvanadas”, la perspectiva es más completa. Porque existe una perpetuación del destino y Creonte, quien padece de una misoginia atroz y no es más insoportable porque Sófocles se cansó de componer (supongamos que fue así…), se lo echa en cara a Antígona, como si ella no lo supiera. Lo bueno de estas obras es que siempre hay alguien que se encarga de reponer hechos pasados y sirven como guías, a pesar de que uno no haya leído sobre ellos.

Antígona trata sobre el poder y la ley, sobre qué es ser un buen gobernante y cuándo se cruza el límite donde empieza la tiranía. Los diálogos son educativos (una de las finalidades de esta clase de teatro) y pueden transmitir esa sensación molesta que trae todo intento evidente de moralización. Particularmente, no es algo que tomé en cuenta a la hora de calificar. La verdad es que me gustó mucho la sencillez y la contundencia con que los personajes contrastan entre sí y tejen un desenlace. al principio todo parece suceder por casualidad y cambia bruscamente la dirección (esto me hace recordar a Jean Racine), pero aquí tiene su razón de ser. En un libro actual, un recurso de esos se señala como algo forzado en la trama y, de hecho, suelo quejarme de las resoluciones mágicas. Con los textos antiguos prefiero guardarme las objeciones, mucho más si pretendo juzgar una concepción del mundo que conozco poco y nada. Lo único que no me gustó fue la breve participación de algunos personajes a los que quería conocer más.

Es una obra muy interesante por los personajes que presenta y por su temática vigente. En ningún momento me pareció aburrida y se lee rápido. No sé si es para todos los tipos de lectores, pero creo que no me equivoco si digo que es normal tenerles miedo a estas tragedias porque desde afuera aparentan ser sumamente difíciles y pesadas. Sorprende que terminen siendo accesibles y entretenidas, más allá que uno pueda decidir qué hacer con lo que leyó. Así que Antígona resultó ser una lectura agradable, con una protagonista que hace pensar con sus decisiones y que afortunadamente tiene un temperamento desafiante. Bravo.
Comentar  Me gusta         30



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(3)ver más




{* *}