InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : B08CCHV45T
Editorial: Roca Editorial (15/10/2020)

Calificación promedio : 4/5 (sobre 8 calificaciones)
Resumen:
El nuevo tanatorio Memento Mori, se constituye como una empresa puntera en servicios funerarios y construye sobre el antiguo tanatorio una pirámide que cambiará la faz de la ciudad. Todo en su interior está automatizado, en un alarde de modernidad sin límites.
Hasta que empiezan a suceder extrañas muertes…

Claudia ha sido la primera mujer tanatopractora del país y es una autoridad mundial en el ámbito funerario. Su profesión no le h... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
GemaMG
 14 octubre 2020
Hace muchos años, mi profesión me llevo a conocer al primer y último tanatopractor con el que trabajado en mi vida. Mi predisposición negativa hacia aquella profesión, fruto, probablemente de mis prejuicios, de mi educación y/o de esa idea clara que yo defendía de ser incinerada para no ser expuesta después de muerta, fue tornándose menos negativa a medida que él me hablaba de la tanatopraxia, una profesión que adoraba, respetaba y defendía férrea mente. Una profesión de la que se había formado durante largos años en Francia porque en España tal formación, regulada, era impensable.
En la novela que hoy nos ocupa, su protagonista, esa mujer, la primera tanatopractora de nuestro país, que nos cuenta su historia desde sus vivencias, en primera persona, comparte mucho del argumentario y todo el respeto y el amor hacia los que abandonan la vida que yo aprendí de aquel tanatopractor. No se puede decir que el escenario en el que se desarrolla la historia no sea original. No cabe duda de que desarrollar una novela en un tanatorio no es algo demasiado usual, pero lo es menos aún, plantear toda la trama sobre una disyuntiva ética tan a la orden del día como la "Buena Muerte", la "Muerte Digna", la eutanasia. Esa palabra que, con solo ser pronunciada despierta pasiones encontradas, esa eutanasia cuya tramitación como ley ha costado tantos esfuerzos, tantos dolores y sufrimientos y tantos años... y es que el título de la novela lo dice todo y es un título preciso y acorde con todo lo que la autora defiende a lo largo de las poco más de 350 páginas que se me han hecho tremendamente cortas.
Es una historia compleja, compacta sólida y coherente, una historia en la que el protagonismo recae, como en " Mujeres errantes", en las protagonistas femeninas que fagocitan casi exclusivamente la trama.
Claudia y Rita, dos extremos de un mismo continuo, han monopolizado mi atención.
Claudia por haber hecho de la muerte su forma de vida, no solo en lo que a "adecentar" los cadáveres se refiere, sino en el estudio de los ritos funerarios y en su férrea defensa de una muerte tan digna como la propia vida.
En el otro extremo, Rita, una mujer para la que la muerte sólo es un negocio que hacer rentable, a la que la muerte le importa lo justo si obtiene beneficios. Una mujer a la que lo único que le importa es medrar en la vida y que tiene claro que su físico es la vía para poner en práctica su inteligencia.
Ambas mujeres, fuertes, valientes, decididas... no serían, tan relevantes, sin ese ramo de personajes femeninos, cada una con su personalidad y su función en la historia, que las acompañan y las hacen brillar. Inés, la madre divorciada acuciada siempre por llegar a fin de mes, luchando contra dos hijos adolescentes y un ex marido manipulador. Rosa, la soltera, solitaria y depresiva. Martha, el cerebro comunicador. Laura la psicóloga retornada, Sara una policía judicial cuyo concurso es vital hacia el final de la novela y Bethina, un personaje que ha enamorado, una mujer sin complejos que me ha arrancado más de una sonrisa con sus estilismos y su segunda actividad. Una mujer leal y fiel de las que siempre es bueno tener cerca.
Los personajes masculinos, por su parte, no salen demasiado bien parados. Unos por ser pusilánimes y fácilmente manipulables como Alfonso o Jaime y otros por viles manipuladores, viciosos y corruptos de la peor calaña. Pocos hombres se salvan de la quema más allá de Víctor, que acaba alejándose de la primera impresión positiva que ofrece, don Abelardo, el maestro y don Olegario ese jefe-padre de los que ya escasean en el mundo empresarial actual.
En este escenario y con estos personajes Pilar construye una historia que se te escapa entre los dedos, que te engancha y no te suelta hasta que llegas al final. Una lectura fascinante no solo por la trama negra llena de muertes, intrigas, engaños y corruptelas sino por ese trasfondo ético del que os hablaba al principio y que me ha llevado a la reflexión en muchos momentos.
Una historia que a pesar de la seriedad del tema que aborda y el respeto con el que lo hace, la autora impregna de un carácter vitalista y ligero, aderezado, con medida, con un "humor negro" que a mí me fascina. Una historia que es un canto a la dignidad y un homenaje la propia vida.
Y es además una historia en la que la autora no evita meterse en todos los charcos, por si no fuera suficiente el posicionamiento sobre la muerte "elegida".
No le duelen prendas en ahondar en la corrupción política a todos los niveles, en los fraudes al fisco, en el acoso y derribo de la competencia, en las infidelidades, en los chantajes y los abusos... En todo eso que sucede a nuestro alrededor y que a base de hacerse corriente ha dejado de escandalizarnos. Y es que, en estos tiempos, en estos mundos de corruptelas, tan importante es tener a quien te haga el trabajo sucio para no manchar te las manos, como contar con alguien que te eleve a los altares en esta sociedad mediática y mediatizada qué hace que acabemos dando por cierta sin apenas oposición, cualquier proclama que se repita un número incesante de veces a través de los medios ya sean más media o redes sociales, aunque sea una completa majadería.
La autora nos regala una historia con la que me ha vuelto a sorprender, con la que me ha obligado a reflexionar y, sobretodo, con la que me ha hecho disfrutar.
Una novela que os recomiendo no dejéis escapar, porque ni los personajes, ni la historia, ni el trasfondo van a permitir que quedéis indiferentes.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
elrincondelharlequin
 30 noviembre 2020
Cuando vi este libro entre las novedades del mes no pude resistirme a querer leerlo.
¿Cuántas historias habéis leído que tengan lugar en un tanatorio? En mi caso, ninguna. Tampoco he visto nunca un libro parecido a este, donde la muerte fuese tratada como el tema principal entorno al que gira toda la trama.
Dicho esto, quiero avisar que a pesar de que he disfrutado con esta lectura, no es un libro que recomiende para todo el mundo.
A lo largo de sus páginas se trata y se habla mucho sobre la muerte. Puede que para algunas personas más sensibles, sobre todo teniendo en cuenta los tiempos que estamos viviendo con el virus, este tema les resulte algo delicado, incomodo y duro.
Nada más empezar a leer, conoceremos a Claudia. Después de la muerte de su padre se vio obligada a responsabilizarse de su madre y tomar las riendas de su familia. El destino la llevó a trabajar en “El tanatorio de la villa”. Y, después de largos años luchando por ser aceptada en un sector formado principalmente por hombres, fue reconocida como la primera mujer tanatopractora del país. Gracias a su profesión Claudia consiguió encarar y ver la muerte con una cara distinta.
Actualmente, el antiguo tanatorio de la villa está siendo gestionado por “Memento Mori”. Una nueva empresa que se ha hecho hueco en el mercado funerario gracias a su tecnología punta y a sus modernas técnicas para trabajar en el sector.
Todo parece perfecto, una empresa que quiere ayudar a la sociedad a dejar de ver la muerte como algo triste. Pero, ¿qué pasaría si su verdadera intención no fuera solamente eso?
¿Y si para colmo, de repente, empezasen a tener lugar extrañas muertes dentro del tanatorio?
Hasta aquí os puedo contar. Para saber más, tendréis que leer la historia completa.
La muerte es mía” ha sido una historia muy distinta a lo que estoy acostumbrada a leer a menudo.
Me ha gustado mucho la forma de narrar de la autora. A pesar de la cantidad de conceptos y procesos específicos relacionados con la muerte que se explican, la lectura en ningún momento se hace pesada ni aburrida a lo largo de sus páginas. Más bien, se convierte en un tema curioso del que cada vez quieres saber más. Se nota un montón lo mucho que se ha documentado Pilar antes de escribir esta novela.
A través de descripciones cortas y precisas logra transmitir una ambientación fantástica. Te metes de lleno en el mundo funerario. Describe muy bien cada proceso, el material de trabajo, los utensilios y la jerga que se utiliza en esta profesión. Dándole así un toque humano que termina de normalizar con las intervenciones y los diálogos entre los personajes.
La lectura es clara, sencilla, amena y ágil. Los capítulos son cortísimos y la mayor parte del texto son conversaciones y diálogos entre personajes. Cada vez que terminas uno, no puedes más que pensar venga uno más y lo dejo. Y así es como sin darte cuenta, acabas leyéndote medio libro.
La historia estará narrada en primera y tercera persona desde los distintos puntos de vista de los personajes. Algunos destacan por tener más importancia en la trama. Y debido a esto, contarán con más intervenciones que otros. Podría ser un ejemplo el caso de Claudia, quien se terminará convirtiendo en una de las grandes protagonistas de la lectura.
A lo largo de los capítulos, iremos viendo como la historia va sufriendo el paso del tiempo también.
Los años van a hacer que, poco a poco, se vayan profundizando y desarrollando más esos temas principales e ideas que se comentan desde el principio de la novela.
Uno de ellos será la muerte. La autora logra hablarnos de este tema en la trama a la vez que va realizando una crítica social hacia él. Es impresionante como consigue plantearnos preguntas y dar su opinión. Trata la muerte además de otros temas, muy actuales, como la corrupción, sin llegar a aburrirnos ni hacernos la lectura pesada. Lo combina con la historia a la perfección.
Personalmente, me ha gustado mucho conocer más sobre el tema de la muerte. Estamos acostumbrados a verla como algo malo. Pero gracias a la historia y a los personajes, he aprendido a cambiar un poco esa percepción e incluso esa asociación que hacemos a menudo cuando surge esta palabra. Me gusta que se proponga verla como algo alegre, como una despedida sí, pero una en la que recuerdes los buenos momentos con una sonrisa.
También se criticarán otros temas como la eutanasia y el derecho a que cada persona pueda decidir sobre su vida.
Lo que no me esperaba es que la novela también tratara el tema del machismo. Me ha gustado mucho encontrarme con esto en el libro. Los personajes masculinos quedarán prácticamente relegados a un segundo plano. Los auténticos protagonistas aquí los encontramos en las mujeres. Mujeres independientes, luchadoras y con ganas de hacerse un hueco en este mundillo donde la figura femenina no está bien vista. El mejor ejemplo de ello sería Claudia, criticada por querer ser tanatopractira desde el minuto uno. Rechazada por querer trabajar para lo que no está capacitada pero sin siquiera tener una oportunidad para demostrar su valía. Simplemente por ser mujer no es apta.
Veremos muchas conductas como estas conforme vayamos leyendo. Y, lo más triste de todo es que hay muchos casos que salen de la ficción ocurriendo en la vida real.
La parte que más me ha flojeado es la dedicada al thriller y al suspense. Me ha faltado más acción, más profundidad incluso algo más de intriga. El libro no podría empezar de una forma más interesante. Seremos testigos de un asesinato, del que más adelante sabremos más detalles. Pero no se vuelve a hablar de esto hasta casi el final de la historia.
Me ha dado la sensación de que se han desarrollado tanto otras partes que esta no llega a estar a la altura de ellas. al empezar todo de una forma tan misteriosa, estaba intrigada, con ganas de saber más. Pero, con el paso de las hojas, vas perdiendo el interés en el misterio.
Cuando por fin empieza el suspense que tanto deseabas, todo se resuelve super rápido y de una manera algo superficial. Quiero aclarar que esta es mi opinión. Puede que a alguien que lo lea sin pensar que es un thriller, no le pase lo mismo.
Sobre los personajes, decir que nos encontraremos con bastantes. Aunque, luego unos se desarrollarán más que otros dependiendo del papel y la importancia que tengan en la trama. Como he comentado anteriormente, este es un libro donde los personajes femeninos tendrán mayor importancia. Por esto, los pocos personajes masculinos que aparecerán, casi no se desarrollan. O tienen unos papeles y trabajos que no les ayudan a destacar.
Los dos personajes que más destacaría de la novela serían el de Rita y el de Claudia. Dos mujeres cuya ambición ha hecho que sigan unos ideales y caminos totalmente opuestos. Es importante tener ambición, pero también principios. A lo largo de la novela el egoísmo humano se convertirá en una de los principales protagonistas. A veces, el beneficio y el interés de uno mismo es más importante que las personas. No nos importa pisar a los demás si eso nos ayuda a cumplir nuestros objetivos.
En conclusión, “La muerte es mía” es una historia original que destaca por tener una trama peculiar y una ambientación distinta. Es diferente de las que estamos acostumbrados a ver en otras novelas. La manera que la autora tiene de tratar temas sociales y hablar sobre la muerte hace que se la lectura se haga amena y sencilla. Te enganchas a la novela. Rápidamente te posicionas a favor o en contra de los argumentos y opiniones que se van dando. Frente a esto, la parte del thriller y la investigación pierde algo de fuelle, volviéndose algo más floja y superficial. Os la recomiendo si os gusta la temática, las historias de mujeres o si queréis conocer algo más sobre el mundo funerario.
Enlace: http://elrincondelharlequin...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
librosxdoquier
 12 febrero 2021
Hace un par de años tuvimos la suerte de poder reseñar en este blog la anterior novela de Pilar Sánchez VicenteMujeres errantes” y ahora volvemos a reencontrarnos con esta escritora gracias a su última novela “La muerte es mía”. Pilar Sánchez Vicente es historiadora y escritora licenciada en Geografía e Historia. Durante su trayectoria profesional ha ejercido como documentalista, guionista y presentadora en TVE Asturias y el canal internacional de TVE. También es la presidenta de la Asociación Profesional de Especialistas en Información (APEI) además de jefa del Servicio de Publicaciones, Archivos Administrativos y Documentación del Gobierno del Principado de Asturias. Entre sus obras habría que destacar títulos como “Comadres”, “Gontrodo, la hija de la luna”, “Luciérnagas en la memoria” y “Mujeres errantes”.
La muerte es mía” es una novela coral cuyos principales protagonistas son mujeres y, por raro que pueda parecer, la trama de la novela gira en torno a la muerte y a los tanatorios.
Claudia no ha podido finalizar sus estudios de medicina ya que la muerte de su padre y la desatención mostrada por su madre por el salón de belleza que dirige hacen que las deudas y los problemas se acumulen, por lo que Claudia tendrá que abandonar sus estudios para encontrar un trabajo con el poder sacar adelante la economía familiar. D. Abelardo y D. Olegario han dirigido durante toda la vida “El tanatorio de la villa” un negocio serio y rígido, esencialmente desempeñado por hombres y poco dado a las innovaciones. Cuando Claudia se presenta como candidata para una oferta de trabajo como tanatopractora en el tanatorio, D. Abelardo y D. Olegario se muestran sorprendidos y reacios, sin embargo, tras demostrar una gran iniciativa y empeño, una enorme delicadeza y respeto por los muertos y una gran experiencia en estética en el cuidado y restauración de los cadáveres por la ayuda prestada a su madre en el salón de belleza, Claudia se convertirá en la primera tanatopractora de España.
Con la incorporación de Claudia a la plantilla del tanatorio, entre los dueños y los empleados del “El tanatorio de la villa” se va formando un sólido grupo de trabajo convirtiéndose prácticamente en una pequeña familia que ellos mismo denominan “la vieja guardia”. Sin embargo, el paso del tiempo es inevitable y D. Abelardo y D. Olegario desean jubilarse y retirarse a vivir en una casa de campo, por lo que no dudarán en aceptar la oferta económica que reciben “Memento Mori”, una nueva empresa dispuesta a poner patas arribas el mercado funerario con tecnología punta, modernas técnicas e ideas revolucionarias que pretenden transformar la concepción que en España se tiene con respecto a la muerte y, por supuesto, ganar dinero. Jaime, el inútil hijo de un poderoso fiscal, es nombrado director de “Memento Mori” pero no deja de ser un pelele en manos de Rita, una mujer de negocios acostumbrada a los retos que arrolla con todo a su paso y quiere seguir haciéndolo, caiga quien caiga, por eso, cuando le ofrecen la posibilidad de dirigir Memento Mori, se da cuenta de que tiene entre sus manos una oportunidad única para catapultarse al estrellato. Será Rita quien dirigirá y gestionará a su antojo el nuevo tanatorio.
Como hemos avanzado antes, “La muerte es mía” es una novela coral y esencialmente femenina por lo que junto a Claudia y Rita conoceremos a buena parte del personal del tanatorio: Rosa, la florista, Laura, psicóloga y una amiga de la infancia de Rita que vuelve desde Australia para trabajar para Memento Mori, Inés, una madre divorciada de un famoso jugador de futbol acuciada siempre por llegar a fin de mes, Martha, encargada del marketing y la comunicación y Bethina, conductora de coches fúnebres.
La muerte es mía” es una novela sumamente original tanto por su escenario, ya que la novela se desarrolla esencialmente en un tanatorio, como por los contenidos tan profundos que trata como la muerte, eutanasia, suicidio asistido. A pesar de los temas que se abordan en la novela, no podemos decir que “La muerte es mía” sea una novela siniestra u oscura, sino todo lo contrario ya que Pilar Sánchez Vicente consigue imprimirle un carácter vitalista y ligero a todo lo que rodea a la muerte a través de la vida de sus personajes dentro y fuera del tanatorio donde afloran los retos, las envidias, la competencia en el trabajo, la ambición, el compañerismo, la erótica del poder y el dinero, la rivalidad, la amistad y el amor. A lo largo de los capítulos, iremos viendo como la historia va sufriendo el paso del tiempo, profundizando y desarrollando más las vidas de sus personajes y la evolución y transformación que experimenta el tanatorio.
En “La muerte es mía”, a pesar de la cantidad de conceptos y procesos específicos que detalla la autora, su lectura en ningún momento se hace pesada ni aburrida, saliendo a la luz la ardua labor de investigación que ha realizado Pilar Sánchez Vicente sobre esta temática tan poco manida en el género literario.
La muerte es mía” cuenta con una lectura clara, sencilla, amena y ágil que, junto con capítulos cortísimos y muchas conversaciones y diálogos entre personajes hacen que la novela vuele y se escape entre las manos del lector.
Si algún reparo debemos poner a esta novela sería la parte concerniente al suspense e intriga que aventuraba tener con un preámbulo tan misterioso e inquietante como tiene, sin embargo, la novela se convierte en un remanso de paz tomando una velocidad de crucero muy dominguera que hace que el lector prácticamente se olvide del preámbulo para pasar a resolver la trama de manera precipitada y rápida.
Con todo esto, debemos decir que “La muerte es mía” es una novela que cuenta con una trama diferente y atrayente llena de muertes, intrigas, engaños y corruptelas que hará pasar un buen rato al lector con un trasfondo ético que os hará plantearos diversas cuestiones respecto a la muerte y el enfoque social que existe al respecto.
Enlace: https://www.librospordoquier..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
LAKY
 12 noviembre 2020
Claudia iba para médica pero tuvo que buscar trabajo y en su camino se cruzó la tanatopraxia. Quizás trabajar preparando cadáveres no parezca la profesión más glamourosa del mundo pero a Claudia le gusta. Cree que, al menos, los familiares del muerto tienen el consuelo de ver presentables a sus seres queridos.
Claudia fue la primera mujer tanatopractora del país y en el tanatorio ha hecho su vida. Sus compañeros (el conductor de los coches fúnebres, la florista, etc…) son sus amigos y, por qué no decirlo, su familia. Hasta que el propietario del tanatorio se jubila y vende la empresa. El nuevo propietario, el inútil hijo de un poderoso fiscal, quiere hacer de él un gran negocio. Memento mori va a revolucionar el mundo de la muerte y, para ello, contratan a Rita, una mujer de negocios a la que no se le pone nada por delante. Pero las cosas se complican: hay algunos asuntos turbios y la policía entra a investigar.
Como he dicho en la introducción, si algo caracteriza a esta novela es la originalidad. Empezando por el escenario. ¿A quién se le ocurre escribir una novela en la que la casi totalidad de las escenas transcurren en un tanatorio? Pues a Pilar Sánchez Vicente. Hay que reconocer que el escenario me echaba para atrás tanto como me atraía. No es habitual leer sobre la muerte desde dentro y no son sitios a los que nadie vaya por gusto. Pero son sitios que existen, donde hay gente que tiene trabajos normales y Pilar nos va a contar cómo es el día a día en un lugar que tiene la muerte por objeto. O más que como objeto, como negocio. Porque los tanatorios son empresas como otras cualesquiera y aquí el negocio es seguro: desgraciadamente, todo el mundo acaba pasando por allí. Así que, como se les ocurre a Jaime y a Rita, ¿por qué no sacarle todo el jugo posible?
Al propietario y a la directora se les ocurre hacer una empresa que trate la muerte como algo integral y que ofrezca al público todo lo relacionado con ella. Incluido que cada uno pueda elegir su propia muerte.
Pero como negocio que es, hay quien puede querer sacar más partido del debido y ahí ya entraríamos en el ámbito de lo criminal. Porque sí, “La muerte es mía” es una novela negra o, cuando menos, de intriga en la que habrá muertes e investigación policial. Pero no hay sólo una investigación policial; es un libro que también pretende hacernos pensar. Por ejemplo, en conceptos como “muerte digna” o “buena muerte”, esto es, en la eutanasia. de ahí el título: “La muerte es mía
La novela está protagonizada por unas cuantas mujeres, de caracteres bien definidos. También hay hombres pero hay que reconocer que los papeles fuertes se los llevan ellas (y ahí la autora enlaza con su anterior novela, “Mujeres errantes”.) Tenemos a Claudia, la más protagonista de todos; tan protagonista que es la narradora del libro. Claudia pasó por el trance de tener a una madre en estado vegetal y fue entonces cuando supo lo que era la eutanasia y se convirtió en una acérrima defensora de la causa. Nos hablará del camino legal que se ha seguido hasta la actualidad respecto a este tema. Claudia ama su trabajo y trata de hacerlo siempre lo mejor posible. Igualmente fuerte pero en un estilo totalmente distinto es Rita, una mujer de negocios que arrolla con todo a su paso. Destaca en un mundo de hombres y quiere seguir haciéndolo, caiga quien caiga. Luego está Rosa, la florista. Y Laura, una amiga de la infancia de Rita que vuelve desde Australia para trabajar para Memento mori y que dará lugar a una trama secundaria. O Inés, una mujer divorciada de un famoso jugador de futbol que se las ve y se las desea para mantener a sus dos hijos pero que no quiere renunciar a la ropa de marca y a los pequeños lujos. O Martha, que se encarga de los papeles, del marketing y la comunicación. También hay algún personaje masculino pero la mayoría son secundarios y el que no lo es, Jaime, el dueño, queda como un auténtico pelele.
En base a los diferentes personajes, la autora teje diversas subtramas que enriquecen mucho la principal. Da un repaso a todo y a todos y no le duelen prendas en hablar de la corrupción política, la lucha encarnizada por hacerse con una cuota de mercado a base de anular a los competidores, la lucha empresarial más encarnizada y, a nivel más personal, las traiciones y las infidelidades. de todo hay, como en botica. Con estas premisas, es difícil aburrirse leyendo este libro. Pasan muchas cosas, sobre todo en la segunda mitad y la autora las cuenta con un estilo fresco y, en algunos momentos, con un cierto tono irónico y sarcástico, con humor negro. Algo que se agradece para aligerar una trama oscura por lo que cuenta y, sobre todo, por donde lo cuenta.

Conclusión final
La muerte es mía” es una novela sumamente original que nos hará disfrutar pero también reflexionar sobre temas tan profundos como la vida y la muerte. Una novela en un escenario diferente y con un tema tabú de fondo: la muerte.
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Tardesdelibro
 08 febrero 2021
En esta ocasión he tenido la oportunidad de leer La muerte es mía, una novela coral de Pilar Sánchez Vicente, y publicada por Roca Editorial.
Quizás no es el momento de leer un thriller basado en la muerte o quizás sí. Es curioso que uno de los temas que trata es la muerte digna, anticipándose a la aprobación de la ley( aunque yo lo haya leído después). Me parece una lectura novedosa y original por varias razones, que se desarrolle en un tanatorio, que se adentre en el mundo de la muerte en aspectos prácticos y tecnológicos y que trate temas sociales con suma naturalidad.
El tono de la autora es fresco y en algunas partes roza el humor negro, aunque he de reconocer que en algunos momentos me dispersaba, pero era debido a la cantidad de personajes que aparecen y que tienen su pequeña historia que hay que contar para entrar en situación.
No es que conozca mucho del negocio de la muerte, un negocio por desgracia seguro. Pero por casualidades de la vida llegó a mi, información sobre las novedades y he podido apreciar que la escritora se ha documentado al respecto. Solemos vivir alejados del tema funerario, pero como en todos los ámbitos la tecnología y sostenibilidad está llegando y como se cuenta en la novela existen urnas ecológicas, cementerios ecológicos, cementerios para mascotas…
Me gusta el tratamiento que le da a las mujeres, la variedad de perfiles que te hacen reflexionar. Y una curiosidad que me llegó, fue la descripción de la festividad de Santa Águeda, ya que aquí en Salamanca se sigue celebrando las Águedas.
Es de valientes escribir una novela que a priori echará para atrás por la temática pero no debemos olvidar, que la muerte es lo único que tenemos seguro y que deberíamos normalizar, el resto es incertidumbre.
Animo a la lectura y encontraréis frases como:
“Un cadáver tiene mucho que decir. Solo hay que permitirle hablar”
“La importancia del lenguaje”
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (2) Añadir cita
GemaMGGemaMG14 octubre 2020
Eurípides decía que a los muertos no les importan sus funerales, las exequias suntuosas se realizan para satisfacer las necesidades de los vivos. Y sobre estas, Rita sabía mucho.
Comentar  Me gusta         30
TardesdelibroTardesdelibro08 febrero 2021
“Un cadáver tiene mucho que decir. Solo hay que permitirle hablar”
Comentar  Me gusta         10
Video de Pilar Sánchez Vicente (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Pilar Sánchez Vicente
Presentación Pilar Sánchez Vicente. Luciérnagas en la memoria 22 de junio 2020
otros libros clasificados: autoras españolasVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Pilar Sánchez Vicente (1)Ver más




Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
98 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}