InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8491290745
Editorial: Suma de Letras (14/06/2018)

Calificación promedio : 3.88/5 (sobre 4 calificaciones)
Resumen:
El verano de 1914 es uno de los más bellos que se recuerdan en la idílica ciudad inglesa de Rye. Allí acaba de llegar Beatrice Nash con un gran baúl de libros, ansia de independencia y nuevas ideas que pocos en Rye asocian a una profesora de latín. En un descanso de sus estudios de medicina, Hugh Grange se encuentra también en la ciudad visitando a su tía Agatha, una verdadera institución local que se ha jugado su cuidadosamente construida reputación con la contrata... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (5) Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 03 octubre 2018
Leí este libro en pleno verano, como corresponde al título y la portada, pero entre unas cosas y otras no os lo había traído por aquí, y al final os lo reseño en otoño (muy en mi línea). Que a todo esto, visto lo visto y leído lo leído, habría que preguntarle a la autora la razón exacta para un título tan inexacto, que este verano tiene mucho, muchísimo más de período de guerra que de antes de la guerra :)
Estamos en 1914, y la novela arranca con la llegada de Beatrice a Rye, en el East Sussex inglés, para hacerse cargo de un puesto de profesora de latín. Beatrice, huérfana y sin una renta que le permita vivir holgadamente, es una mujer que ha crecido en un ambiente muy cultural y erudito gracias a su padre, que ha viajado mucho, que está acostumbrada a sacarse las castañas del fuego sin ayuda de nadie, y que, dada su independencia, fuerte carácter y lengua un tanto afilada, no encaja del todo en la sociedad rural y cerrada de una pequeña población como Rye. Ni siquiera quienes le han contratado acaban de verla con buenos ojos por su juventud, pero cuenta con el apoyo de Agatha Kent, principal impulsora de su contratación aun a pesar de las protestas, y dama eminente de la sociedad local. Agatha suele recibir las visitas habituales de sus dos sobrinos, Hugh Grange y Daniel Bookham (estudiante de medicina uno, aspirante a poeta el otro) y, en la acogida de esta familia, Beatrice acabará encontrando un punto de apoyo en su solitaria existencia... hasta que la llegada de la guerra lo cambia todo.
¿Y qué tenemos entonces en este libro? Pues un poco de todo. Desde un retrato costumbrista de Rye, un pequeño (y precioso, por cierto) pueblo de la campiña inglesa, hasta una estampa del papel de la mujer antes de la guerra y un destello de los cambios que empezarían a producirse después de ella. También hay humor de ese nada evidente que tira mucho de ironía inglesa, y un retrato que yo no calificaría de incisivo, sino de lleno de inquina, de un alter ego de Henry James (miembro ilustre de Rye hasta su muerte en 1916) que me ha hecho reír muchísimo porque la autora no se corta un pelo (tiene la previsión de cambiarle el nombre, pero vamos, para lo que sirve... xD). Pero luego, poniéndonos serios, aparte del tema de la guerra en sí misma, del que hablo abajo, también se tratan temas como el de los refugiados de guerra, el modo en que son acogidos y tratados fuera de su país y cómo abandonan su vida sin maletas físicas pero mucho equipaje emocional a la espalda. Incluso hay espacio para una familia gitana que pasa temporadas a las afueras del pueblo sin que nadie quiera tener mucho trato con ellos pero de la que, al mismo tiempo, algunos de sus miembros forman parte de la comunidad del pueblo y viven en él, y no son mucho mejor considerados.
Digamos que la novela toca muchos palos (costumbrismo, histórico, retrato y denuncia social, humor inglés, bélico, un toque romántico que se cuece a fuego muy lento...), pero yo creo que el argumento real de la historia es plasmar no solo la vida cotidiana en una pequeña comunidad como la de Rye, sino el modo en que se vivió la guerra en la campiña rural inglesa y cómo se adaptaron sus habitantes (fuertemente anclados a sus rutinas y sus categorías dentro de la sociedad que les rodeaba) al nuevo status quo que puso Europa del revés. Todo ello lo adereza la autora con la historia particular de la familia Kent, en la que cada uno de sus miembros cumple su rol de importancia en la historia, y la historia particular de Beatrice, que llega a Rye con la coraza puesta, sintiéndose muy sola, siendo incapaz de tener a su disposición dinero que le corresponde por el simple hecho de ser mujer, y que aprender a hacer uso de su independencia conforma avanzan las páginas (debo admitir que a Beatrice, como personaje, no llegué a pillarle el punto desde el principio, comienza muy distante incluso con el lector, pero luego poco a poco empieza a abrirse y a dejar que la vayamos conociendo).
Quizás la historia peca un poco (a mi parecer) de previsibilidad, y de la mitad del libro hacia delante es como que ya imaginas quién vive, quién muere, quién acaba con quién... y no fallas :). Pero Simonson escribe tan bonito, tan elegante, que te da un poco igual, sigues hacia delante y si te encuentras alguna sorpresa bien, y si no, pues también. Sí que es verdad que en ese aspecto agradecerías que la autora se saliese un poco del carril tan recto por el que transita, pero hay historias en las que esa falta de giros no molestan porque sabes desde el principio que no es ese tipo de libros, y además todo lo que es pronosticable queda compensado con otras cosas.
Si hay algo que me ha gustado mucho del libro es lo bien que transmite la inocencia con la que se recibió el comienzo de la guerra en la campiña inglesa, donde la gente estaba muy alejada de las grandes ciudades y el movimiento que había en ellas. Y es algo que puede sorprendernos con nuestra visión del siglo XXI, que ya sabemos todo lo que pasó, que conocemos las masacres, los millones de muertos (algo que la gente era incapaz de imaginar a principios del siglo XX), los cuatro larguísimos años que duró la guerra... en definitiva esa primera guerra moderna, que con el desarrollo industrial, los avances tecnológicos y la modernidad bélica dieron forma a un concepto de batalla hasta entonces desconocido, con todo el horror que eso implica. Para los ingleses, cuando todo comenzó en julio de 1914 era una contienda que terminaría en unos meses, sin apenas bajas, y se lo tomaban como algo que pasaba muy lejos y que a ellos no les afectaría en su día a día. Organizaban colectas porque era lo que había que hacer, desfiles para apoyar a sus soldados porque eso seguro que les animaba mucho, y había que estar activos y trabajando para la patria, pero todo como con mucha ligereza: no eran conscientes de lo que se les venía encima.
Ya digo que esto fue al comienzo de la contienda. Cuando empezaron a mirar los periódicos, donde se publicaban cada día las muertes en batalla, y comenzaron a surgir los nombres de conocidos primero, y luegos los de su propia familia, sus hijos, sus maridos... y se dieron de bruces con la realidad, que eso iba para muy largo, que iba a morir mucha, muchísima gente, que otra tanta iba a volver mutilada y destrozada psicológicamente, y que ya nada iba a ser igual, les pilló totalmente por sorpresa, totamente desprevenidos. Pues esa inocencia inicial y el cambio progresivo al mazazo real, la pérdida de esa inocencia, creo que está muy bien plasmado. Fue un proceso, no fue algo que ocurriese de un día para otro, y mientras tanto ellos seguían con su día a día.
Y es que más allá de lo que supuso esta guerra en Inglaterra como país y en la campiña rural como nuestro objeto de interés en estas páginas, en El verano antes de la guerra prevalecen los detalles, las pequeñas pinceladas que metidas aquí y allá conforman un cuadro creíble de la época que retrata Simonson en la novela. Unos vecinos se van a la guerra, pero otros siguen con sus batallitas rutinarias habituales para ver quien manda más y puede estirar más el cuello, otros tienen secretos que esconder (algunos muy evidentes, creo yo, sin poder adentrarme más)... la vida sigue en Rye, y estas discordancias otorgan realismo a la historia. Si la autora lo hubiese pintado demasiado dramático desde un principio, siendo un pueblecito en la campiña totalmente alejado de zonas de interés en la guerra, no me hubiese resultado creíble.
Aun así, ya lo comento arriba, que nadie piense que esta novela es un dramón de cuidado, porque la autora más bien lo evita. Tiene sus momentos, sobre todo hacia el final del libro, en los que ciertas circunstancias son inevitables, pero Simonson consigue que la novela resulte más conmovedora y tierna que dramática, y la elegancia de muchos diálogos, la chispa irónica y el humor que los envuelve, hacen que la lectura sea muy ligera y que el retrato de aquellos tiempos no se haga trágico. Y no, no es una novela perfecta, ya comento que andas por territorio conocido y adelantas muchas de las cosas que pasan, pero en este caso, como se suele decir, la belleza está en el camino, no en el destino, y eso hace el paseo más agradable :).
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Miesquinitadelectura
 23 junio 2018
'El verano antes de la guerra' es una novela que nos trasladará a Rye, una localidad de Sussex. La forma en la que la autora ha plasmado la rutina en esta pequeña localidad me ha gustado mucho, al igual que el protagonismo que le ha dado a la mujer de la época y a las sufragistas. Y como nuestra protagonista Beatrice tendrá que andar con pies de plomo para conseguir y mantener su trabajo como profesora de latín en la escuela.
Un aspecto importante es que no es una novela de personajes principales, sino que será el conjunto de ciudadanos de Rye los que den sentido a la novela y a través de ellos se nos presente ese verano tan particular. Aunque los más importantes son Agatha, (quién ha conseguido que Beatrice opte al puesto de profesora), es una mujer fuerte que sabe que tiene que andarse con ojo por las habladurías, pero que apoya el pepel femenino. Sus dos sobrinos Hugh y Daniel, también tendrán importancia a lo largo de la novela. Son muy diferentes entre sí, pero que juntos forman una pareja muy entrañable. Beatrice es la viva imagen de superación, quién tendrá que luchar por hacerse un hueco y sobrevivir a las hostilidades de su tía, menos mal que conocerá a la familia de Agatha y serán un apoyo para ella.
Se trata de una novela en la que conoceremos a la perfección la sociedad de la época, como las mujeres empezaban a querer valerse por si mismas, las diferencias entre clases sociales, como estaban vistos los artitas, las habadurías... Nos vamos a encontrar a personajes muy dispares, pero todos muy bien definidos. Se trata de un relato que no tiene altos ni bajos ya que mantiene su esencia y el ritmo desde el pimer capítulo. Está dividida en cuatro partes y me atrevo a decir que bajo mi punto de vista, la última ha sido la más trepidante (quizás porque todo el tema de la guerra en sí me llama bastante la atención y soy una dramática sin remedio)
A veces este tipo de lecturas se pueden hacer un poco densas por toda la información que nos transmiten, pero este no ha sido el caso. La autora ha conseguido plasmar la sociedad a través de un montón de diálogos que han hecho la lectura bastante amena, combinando estos con párrafos más descriptivos, ha logrado una ambientación exquisita. Y aunque diste algunos años y en el tiempo, en cierto modo me ha recordado a la serie que emite actualmente TVE 'La otra mirada', por lo que si os gustan ese tipo de historias os animo sin ninguna duda a que le deis una oportunidad.
No se trata de una novela puramente romántica, aunque encontraremos algo de romance de refilón. Por lo que estoy segura que disfutarán de la lectura tanto amantes del género como los que no.
Enlace: http://miesquinitadelectura...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Laia
 12 julio 2018
El verano antes de la guerra nos relata la historia de Beatrice y Hugh en un pequeño pueblo de Sussex y los breves instantes antes de que la guerra afectara a Inglatera y otros muy breves durante ella.
Divertida y ligera, llena de comentarios ingeniosos que arrancarán más de una sonrisa al lector. Dentro de esta ligereza parece haber un pequeño tono de burla hacia la sociedad de la época.
La trama se desarrolla de manera muy lineal, sin un momento clave que acabe llevando cuesta abajo el resto de acontecimientos. Todo parece ser muy premeditado y la trama romántica que se afectada por ello, incluso los grandes gestos de amor que se llevan a cabo durante la historia parecen demasiado prácticos como para ser achacados de ataques pasionales.
Las situaciones cómicas parecen brotar del libro sin apenas esfuerzo, pero aun así, tenemos este gran vacío en la historia (desde el primer tercio del libro hasta casi el final) dónde la guerra no parece afectar a nadie. El tema es apenas mencionado en sí, con todo su significado, o si lo es, es de una forma frívola e indiferente. Ni siquiera se oye el eco del racionamiento de alimentos o la escasez de dinero en el pueblo de Rye.
Los personajes son realmente entrañables. Desde la más sufragista de todas hasta el más apasionado de todos. La relación entre los dos primos, Hugh y Daniel, destaca entre todas. El contraste entre sus personalidades creaciertos momentos incómodos e indecorosos que son siempre llevados a la parte cómica de la situación. Por otro lado Beatrice tiene un pensamiento bastante distinto al que podemos tener las mujeres de ahora, pero liberal a pesar de la sociedad, esto no llega ser tedioso o a entrometerse con el lector como para llegar a detestarla.
Si no contamos el final dentro de la ecuación me arriesgaría a comparar a Simonson con Kristin Hannah. Dejando a Helen en la parte más relajada y divertida y a Hannah en la seria y reacia. El ritmo suave y entretenido de la novela también tiene un efecto algo extraño en los momentos en que la seriedad es requerida, haciendo que la importancia del momento no tome el peso que debe.
Me ha gustado, ha sido una novela ligera y perfecta para estos meses calurosos de verano. Pero (siempre hay un pero) el final me ha dejado algo chafada, esperaba algo más pasional que práctico.
Pero sin duda le daré ora oportunidad a Simonson. estoy deseando leer El mayor Pettigrew se enamora.

Enlace: https://laiaisreading.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Loreto
 21 octubre 2018
Si os gustó Downton Abbey, este es vuestro libro. La publicidad así lo decía y no se equivocó. Sigue el mismo patrón.
En la pequeña ciudad de Rye, típica población inglesa, todo sigue un orden establecido. Los nobles se sienten por encima de todos y aunque parezca que se quieren acercar al pueblo llano, todo tiene su límite. La llegada de Beatrice, contratada contra todo pronóstico como maestra de latín, coincide con los prolegómenos de la I Guerra Mundial. Estos dos hechos, tan distintos entre sí, vienen a romper la vida cotidiana de una nobleza a veces rancia, unos burgueses que quieren emular y superar en esnobismo a los mismos nobles y una población que mira mal a los que se salen del guión.
En este libro, de lectura amena, fluida, pausada se puede decir, la autora nos describe un mundo, no tan lejano, donde el que dirán, la posición social y el mal llamado honor priman sobre todo lo demás. Los humos de los nobles, que llegan a la ridiculez, encienden la indignación del lector. El machismo llevado a su paroxismo, hace que esta indignación suba de grado, identificándose en este caso con Beatrice, que rompe moldes aun sin planearlo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
noeemiparra
 04 octubre 2018
Reseña aquí:
Enlace: http://srta-tea.blogspot.com..
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (2) Añadir cita
Inquilinas_NetherfieldInquilinas_Netherfield03 octubre 2018
Imagino que los grandes escritores son, por definición. tan fieles a su arte que no pueden llegar nunca a ser tan ricos como aquellos que escriben basura para el simple entretenimiento de sus lectores.
Comentar  Me gusta         00
noeemiparranoeemiparra04 octubre 2018
La obra de los poetas de la guerra es un recuerdo tan imperecedero como la amapola roja...
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: Primera Guerra MundialVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Helen Simonson (1)Ver más




Test Ver más

Si hablo de...

Un niño mago, que estudia en un colegio de magia, hablo de...

Percy Jackson
El septimo hijo
Harry Potter
Cazadores de sombras

12 preguntas
28 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}