InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de crucedecaminos


crucedecaminos
23 diciembre 2019
Si esto es una mujer es la cuarta novela que escriben a cuatro manos Lorenzo Silva y Noemí Trujillo y la primera de una nueva serie policial protagonizada por la inspectora Mauri.
El personaje fue creado por Lorenzo Silva hará unos tres años cuando escribió un relato titulado «Carabanchel Blues» para la antología de Siruela, Madrid Negra, y posteriormente enriquecido por la pareja para darle la forma que podemos disfrutar en el libro. Y por lo que cuentan las crónicas, han quedado tan contentos que ya tienen una nueva historia preparada.

Es complicado olvidarse de Bevilacqua y Chamorro cuando uno lee al Lorenzo Silva negrocriminal. Su fuerza es tal que ganó el Premio Planeta 2012 con una de sus historias, La marca del meridiano y antes había ganado el Premio Nadal 2000 con otra de las aventuras de la pareja benemérita, El alquimista impaciente. Pero el buen trabajo de la pareja en las primeras páginas de Si esto es una mujer construyendo a conciencia el personaje de la inspectora Manuela Mauri y su prehistoria, consigue el efecto deseado: que te olvides de la pareja de Guardias Civiles, aunque haya un guiño de ojo al aparecer Bevilacqua haciendo un divertido cameo en la novela.

«La luz es más bella cuando alumbra la oscuridad».

Una de las ventajas argumentales de la nueva serie es que se abre a un mundo de nuevos casos que con la pareja de Guardias Civiles hubieran sido más complicados de justificar.
En esta novela, creo que la elección del caso tiene un efecto de justicia social, pues el cuerpo que se encuentra es el de una mujer negra, de la que se desconoce la identidad, que tiene toda la pinta de ser una inmigrante sin papeles y que con toda probabilidad ejercía la prostitución. ¿A quién le podría interesar un caso así? ¿Existen los muertos de clase A y los de clase B? Es un debate que se pone sobre la mesa en la novela.
Esa duda podría hacernos mucho daño, pero por suerte está la inspectora Manuela Mauri para tranquilizarnos, pues ella ejerce su trabajo por igual ante cualquier víctima.
Ah, se me olvidaba. Por lo que he podido leer, la novela se basa en un caso real ocurrido en 2003 en la localidad madrileña de Boadilla del Monte: el asesinato y descuartizamiento de una prostituta nigeriana, de 22 años, cuyos restos fueron arrojados en varios contenedores de basura. Un caso que impactó a Lorenzo Silva y que quedó en su subconsciente hasta día de hoy que le ha dado forma junto con Noemí Trujillo.

La subtrama familiar tiene mucha fuerza en esta historia. Como explicaba, al principio necesitaba de un gran desarrollo para poner al lector en situación. Además, esa subtrama es bastante diferente de lo que he leído últimamente y la hace por tanto diferente y diferenciada, poniendo de relieve que aunque se esté luchando por tener una igualdad de género de forma universal las cosas a la práctica continúan como continúan. Aún queda mucho camino que recorrer.

Siempre que uno lee una novela escrita a cuatro manos es inevitable intentaba ver, como en esta novela, si un capítulo era más Silva que Trujillo. Bendita utopía. Por lo que he podido leer a la hora de escribir esta reseña, parece que los doce primeros capítulos son Trujillo y los doce siguiente Silva, aunque viviendo como viven juntos es muy fácil que al final uno pueda influir positivamente en el otro para conseguir el conjunto. Con todo, creo que esa subtrama inicial de la que os hablaba tiene ciertamente un sello femenino mucho más marcado y que la segunda parte de la novela se torna un poco más ruda.

Es muy impactante leer sobre las bajezas de la sociedad y más cuando nos enfrentamos al último escalón de la sociedad: esclavas sexuales para satisfacer esclavos. Esclavos de la sociedad que malviven del plástico; que horrorosa metáfora de la vida ahora que está en boca de todos que los océanos están hasta límites insospechados llenos de plástico que los peces comen y que están entrando ya en la cadena trófica.

Cuando empecé a leer la novela sentía, como siempre, curiosidad por saber hacia dónde nos llevaba el título. No seré yo quien lo explique, aunque he visto en algunos blogs que así se hace. Creo que es una de las grandezas de la novela. Es un momento, por desgracia, mágico por aquello que representa. En el párrafo anterior os he dado una pista y os dejo caer otra: «antes llevaban pijamas a rallas. Ahora minifaldas de colores». Brutal, genial, desgarrador.

Auguro muchas novelas protagonizadas por Manuela Mauri, pues el personaje tiene gancho y mucha fuerza.
Enlace: https://crucesdecaminos.blog..
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}