InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8499087612
320 páginas
Editorial: Debolsillo (11/05/2017)

Calificación promedio : 3.94/5 (sobre 17 calificaciones)
Resumen:
1947. Miquel Mascarell, el último policía de la Barcelona republicana, sale en libertad después de ser indultado de la pena de muerte y de haber pasado los últimos años de su vida en el Valle de los Caídos. De vuelta a casa, a una ciudad casi irreconocible en la que ya no tiene nada ni le queda nadie, recibe un misterioso sobre con una fotografía, dinero y una dirección que su instinto de policía no puede ignorar.

A lo largo de una semana descubrirá l... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
mariabv2012
 05 March 2023
Segunda entrega de la saga del inspector de policía Miquel Mascarell igual de interesante o más que la primera. Nuestro protagonista vuelve a Barcelona después de haber sido condenado a muerta y serle conmutada la pena. Fue detenido y encarcelado después de la muerte de su mujer y ha pasado los últimos 8 años preso en el Valle de los Caídos. La ciudad ya no es lo que era antes de la guerra, es una ciudad gris y triste, ni la Diagonal conserva ya su nombre...

En el hostal donde se aloja recibe una carta anónima con dinero y el encargo de iniciar una investigación. Empieza así un nuevo caso que le llevará otra vez por las calles de la ciudad, poniendo en peligro su vida, a concluir la investigación con éxito.

El autor profundiza más en el protagonista y nos hace llegar, a través de sus acertadas y magníficas descripciones, una excelente ambientación de la Barcelona de los primeros años de la postguerra y las penurias de sus habitantes más humildes y desfavorecidos. La tensión y el suspense se mantienen sin decaer durante todo el relato y la lectura se hace ligera y amena. Ya tengo lista la tercera entrega.
Una lectura muy recomendable.

¡Feliz lectura!
Libro leído a finales de enero de 2023
+ Leer más
Comentar  Me gusta         2110
Geloblanco
 07 September 2022
Retomamos la vida de Miquel Mascarell 8 años y medio después de la primera novela. Tras la entrada de los nacionales en Barcelona y el fallecimiento de su mujer el inspector es condenado a muerte y posteriormente indultado y obligado a trabajar en el Valle de los Caídos. Ya libre Miquel vuelve a su Barcelona pero ya nada es lo mismo ni su calle más famosa la Diagonal ha mantenido su nombre. Sorprendentemente en el hostal donde se aloja recibe una carta anónima con dinero y una sola frase «¿Quiere volver a sentirse policía?» a partir de ese momento empieza una nueva investigación. Estupenda, siguiendo el camino de la primera novela, sentir la agonía de los perdedores en una dictadura que les obliga a fingir todos los días si quieren seguir viviendo en su tierra y al mismo tiempo ver al protagonista en una investigación tan peligrosa como eficaz. Deseando empezar la tercera
Comentar  Me gusta         206
Beatriz_Villarino
 25 June 2022
Me ha agradado conocer la faceta de Jordi Sierra i Fabra como autor de novela negra. Durante un tiempo lo recomendé a los niños y adolescentes porque sus historias juveniles están muy bien contadas.

En su vertiente noir nos descubre al último inspector de policía de la República en Barcelona, Miquel Mascarell quien, en Cuatro días de enero debe soportar, en 1939 la muerte de su mujer, Quimeta, a causa de un cáncer y la de su hijo, en la batalla del Ebro.

Ahora, en Siete días de julio, tras haber sido encarcelado, condenado a muerte y conmutada su pena por trabajos en el Valle de los caídos, vuelve, ocho años después a una Barcelona que no conoce, y no le queda nada. Sin dinero apenas, sin casa, deberá hospedarse en la pensión de Rosa. En esas condiciones la primera pregunta que se nos viene a la mente es ¿Quiénes cayeron realmente en ese valle? «Cobrarán […] la cantidad de dos pesetas al día, de las que se reservará una peseta con cincuenta céntimos para manutención del interesado, entregándole los 50 céntimos restantes al término de la semana […] para comprarse botas o gorras […] calcetines, raídas mantas […] ¿En alguna guerra los vencedores habían sido tan crueles con los vencidos».

La novela comienza en julio de 1947 cuando aún permanecía en España el Estado de guerra. Creo que, para quienes lucharon en el bando perdedor fueron los peores años, palizas para que confesaran, mutilaciones, violaciones, muertes en las cárceles y fuera de ellas, hombres y mujeres se vieron acorralados. La novela de Jordi Sierra no ahonda en el miedo o la humillación, aunque se deja ver la falta de libertad, la brutalidad de la policía y el odio sin causa hacia quienes habían sido republicanos.

Una vida sin horizontes para los trabajadores «¡Y será niño, ya lo verá! ¡Niño, y nacerá el 26 de julio, sábado, para poder estar con él al menos el domingo!». Una vida donde el mercado negro era la forma en la que uno podía traspasar la barrera del hambre para instalarse en una ciudad en la que la abundancia llenaba los bolsillos «Una buena parte de Barcelona, del país, se moría de hambre […] Pero allí los ricos de Barcelona podían gastarse veinticinco, treinta o cincuenta pesetas comiendo como si el mundo continuase girando sin que hubiera pasado nada». Un mundo en el que los nuevos ricos alardeaban no solo de dinero, casas o coches sino también de prostitutas y queridas, cambiando cualquiera de estas cosas en el momento en que se cansaban de ellas.

A esta Barcelona llega el inspector Miquel Mascarell para enfrentarse al hambre y al miedo y sin embargo recibe un sobre anónimo con mil pesetas y el aviso de que investigue la muerte de Celia Arteta, una prostituta que cayó a las vías del tren. Hay algo turbio en esa caída que no pudo demostrarse por falta de testigos. El inspector hablará con antiguos contactos y sobre todo con Patro, la niña a la que 8 años atrás le salvó la vida. Patro continúa prostituyéndose, y conocía a Celia, por lo que ayudará a Mascarell a ponerse sobre la pista adecuada; aun a costa de jugarse la vida, conseguirá que los asesinos paguen sus fechorías sin necesidad de pasar por la policía franquista. No era de fiar. Un cuerpo denostado, corrupto, brutal que alentaba la prostitución, el estraperlo, el delito y la ilegalidad. Los grandes empresarios cuentan con el favor del Estado, pero Mascarell no se amilana; por sí solo hace justicia de nuevo, aunque estos arreglos no salieran verdaderamente a la luz ni sirvieran para solucionar el problema del país. Hubimos de esperar cuarenta años para poner las cosas en su sitio aunque algunos, otros cincuenta años después, aún no se hayan enterado.

La trama de la novela es realista, interesante, mantiene la atención. La historia está muy bien trazada, aunque la resolución sea circunstancial, con bastantes casualidades y, por supuesto, nada real, desgraciadamente sino fruto de la imaginación del autor.

Tal como reza el subtítulo, la novela se divide en siete capítulos, uno por cada día de julio en los que Miquel Mascarell “debe” resolver la muerte de Celia. Son bastantes personajes secundarios los que entran en juego y varios giros de actuación, pero el narrador consigue que el lector no se pierda en ningún momento porque en dos ocasiones resume lo ocurrido a través del pensamiento del inspector «…abrumado por los pensamientos que fueron surgiendo en su mente. Dos industriales peleados por una mujer. Uno pierde y otro gana…».

El estilo es sencillo, con descripciones significativas que ponen de manifiesto el sentimiento del protagonista, «Alvaro Gomis se parecía a su despacho […] con la cabeza más ancha por la parte de las mandíbulas que por el cráneo, impecable con su traje de buen corte». A veces el narrador es portavoz de las reflexiones del propio autor y de las de tantos españoles que vivieron atemorizados, «Si Dios existía desde luego no estaba en Barcelona ni en España, por mucho que el nuevo régimen lo blandiera como enseña de su victoria».

La novela refleja perfectamente el ambiente de humillaciones y opresión en que hubieron de vivir los vencidos y las condiciones de todos aquellos que, al terminar la guerra, se encontraron sin nada y, además, viviendo una falsa libertad

—He de tomar nota de sus datos –le informó.
—Lo sé. Hágalo.
—Y he de informar de su llegada
—También lo sé. Es la ley.
Pensiones y hoteles debían informar a la policía de quiénes se alojaban en sus establecimientos.
Control

Asimismo, en ocasiones aparece alguna alusión al libro anterior, de forma que, aunque no es necesario para entender este, estamos al tanto de la vida de Mascarell.

Siete días de julio refleja a la perfección los desequilibrios emocionales que sufrieron los españoles y sus causas; el comportamiento de unos y otros cambió. Se olvidaron convenios y moralismos. Sin embargo extrañan las mujeres que aparecen; mujeres de gran atractivo físico y sexual, tanto las de la alta burguesía como las prostitutas. Llama la atención que las chicas dedicadas a la prostitución sean todas de gran corazón, ya que a pesar de su profesión se considerasen libres. Es como si la dureza moral y social que las rodeaba no les afectase lo más mínimo. Creo que los personajes femeninos están tratados con menos realismo y más condescendencia que los masculinos. Son bellos objetos de deseo que seducen aun en las circunstancias más adversas.

Enlace: https://elblogaurisecular.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
cronicadelibros
 16 May 2022
Segunda historia del inspector Mascarell, esta vez ya bien entrada la posguerra mostrando una barcelona gris, oscura, que se enfronta al hambre y al miedo mientras unos cuantos industriales se hacen rico con el estraperlo (comercio ilegal) de bienes racionados por el estado.
El caso en si que ocupa esta vez al protagonista no es tan lineal y el personaje corre más peligro que el anterior lo que lo hace más interesante e imprevisible. La ambientación ya es una marca de identidad clara de la serie y es un personaje más que da cierta continuidad a la historia.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (2) Añadir cita
mariabv2012mariabv201227 January 2023
Por allí habían irrumpido las tropas de Franco aquel 26 de enero. Las huellas de sus botas quizás siguiesen profundamente impresas en el suelo, casi tanto como lo estaban en la vida de España, la vieja España eternamente azotada por sus conflictos y dominada por sus ancestrales lacras, el poder de la Iglesia, la incultura, el atraso, la ceguera de reyes y gobernantes...
Comentar  Me gusta         200
mariabv2012mariabv201226 January 2023
La verdad suele estar camuflada en la mayoría de los casos, amén de que no sea única, de que existan tantas verdades como personas.
Comentar  Me gusta         240
otros libros clasificados: Guerra CivilVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Autoras de novela negra y policíaca

10 negritos

Agatha Christie
Phillys Dorothy James
Susan Hill

10 preguntas
98 lectores participarón
Thèmes : novela negra , LITERATURA POLICÍACACrear un test sobre este libro