InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Lawerson


Lawerson
29 enero 2019
Los Bastardos Reales es la primera parte de una nueva trilogía de fantasía que promete mucha acción, una trama de supervivencia pura donde los protagonistas tendrán que hacer frente a grandes obstáculos allá por donde van y donde empezarán a descubrir un mundo que va más allá de la comodidad que tenían dentro de sus castillos y casas, teniendo que hacer frente a algo que jamás se hubieran planteado. Salvo esto último, lo demás solo lo ofrece la sinopsis. Porque no ha sido una trama ni de acción pura ni de mucha supervivencia. Contado en todo momento por Tilla, nuestra protagonista, el libro va a ser de esos que empiezan con unos capítulos bastante directos, algo liosos y confusos, que plantea aquello que se va a desarrollar a lo largo del libro y que será, en sí, la base de la historia de esta primera parte. Ese ritmo tan directo será uno que estará a lo largo de toda la lectura, una bastante ágil que consigue hacer que te leas el libro sin problemas en una tarde o en un día, donde las escenas se suceden una detrás de la otra, siendo un libro que se lee con muchísima facilidad y sin ninguna complicación, con unos, como ya he dicho, primeros capítulos que van a tener parte de la acción, con sangre y algo de lucha, un primer contacto con el universo y ambientación que el autor nos quiere transmitir y contar, pasando por unos capítulos siguientes que van a ser algo más lentos y dispuestos a desarrollar a los diferentes personajes con los que vamos a viajar, conociendo sus vidas y el lugar de donde proceden, más escenas de acción a medida que avanzamos y llenas de peligros, con unos capítulos finales que culminan con potencia todo lo que se ha venido viendo atrás, concluyendo así un libro que, a simple vista, podría ser de esos que te encantan y enamoran desde la primera página, con una trama interesante, rica, y unos personajes alucinantes.

Pero no, no es tan bonito como se ve porque el libro, desde mi punto de vista, tiene más cosas negativas que positivas. Voy a empezar por el principio: la ambientación. Es... prácticamente nula. Hay pequeños detalles a lo largo de la lectura que te muestran algo de lo que es el ¿mundo? ¿reino? ¿lugar invisible en el que están?, pero no llegas a ver nada. No conoces ciudades, no conoces los diferentes pueblos y las diferentes culturas que hay más allá de lo poco que te da el autor y que se queda en algo muy superficial, no hay mapa... en fin, que no hay nada para poder ubicarte en un espacio concreto. Otro fallo muy gordo que ha tenido este libro es la trama en sí. Vale, es cierto que es un libro que se lee muy rápido que, más o menos, es entretenido, pero es que eso está en los primeros compases del libro y al final, escenas que, de nuevo, vuelvo a decir que me ha parecido demasiado precipitadas y a las que les hubiera venido mejor tener un ritmo mucho más pausado. Todas las 300 páginas restantes que están en el medio no llevan a ningún lado ni te dicen nada. Es, bueno, un escenario para que los personajes demuestren, pues... la verdad es que no lo sé. Se podría haber expuesto mejor la historia, haberla conducido de otra manera. Pero todo lo que pasa ahí, en esa mitad del libro, es todo el rato estupidez tras estupidez y todo super rápido.

Otro fallo, EL ROMANCE. Así, con mayúsculas. Desde la página 30 se huele el instalove. Y, claro, lo hay. Aburrido, soso, sin sentimiento alguno... muy mal llevado. Además de que la protagonista está ya desde el primer instante en que ve a ese personaje pensando en lo guapo que es y, "oh, ¿por qué me va el corazón a mil por hora?". Muy poco creíble (¿se nota que estoy enfadada con este libro? pues bien, no he terminado). Porque otro punto más negativo que hay son los propios personajes. Una vez más, se quedan muy superficiales, más estereotipados no pueden ser. Algunos de ellos van de listos y se estampan al dar el primer paso. Tienen maneras de pensar muy, pero que muy infantiles, y no me ha caído especialmente bien ninguno. Han sido bastante tediosos en numerosas ocasiones. Hay algo con respecto a uno de ellos que ha sido muy wtf!? qué me estás contando, que estás haciendo eso por una rabieta de niño chico, por favor. Y, bueno, muertes que hay y te quedas, ah, vale, pues nada. No me afecta porque me da igual el personaje. En serio, a cada uno de ellos le falta muchísima profundización, se quedan en nada.

¿Lo bueno que tiene éste libro? Que es fácil de leer y que no se hace ni pesado, ni aburrido, ni denso. Porque no hay casi nada que ver y la lectura y el libro se pasa volando sin que te des cuenta. ¡Ah! Ya decía yo que me quedaba sin comentar otra cosa que me ha chirriado demasiado. La pluma del autor. Es como que no terminaba de saber qué poner, frases muy infantiles, escenas sin lógica, no ha sabido llevar lo que tenía, lo ha dejado todo muy pero que muy de lado. Tenía una historia potente, que podría haber resultado interesante si se hubiera desarrollado bien. Pero se ha quedado en poca cosa.

En resumen, Los Bastardos Reales ha sido un gran batacazo, una de esas lecturas que te prometen grandes cosas y que, al final, no te aporta casi nada. Con una historia y ambientación mal llevadas, y unos personajes que van por el mismo camino, es una pena ver cómo algo que podría haber sido muy grande, interesante y alucinante se queda en nada (por cierto, disculpad esta reseña hater que me ha salido, pero necesitaba explicar lo que me ha parecido el libro de esta manera).
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}