InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Lawerson


Lawerson
29 enero 2019
Ya sabréis, si leísteis la reseña que hice de Siega, que ésta primera parte me fascinó, recuperó un Neal Shusterman al que hacía tiempo no leía y me dejó completamente enganchada a esta nueva historia. Así que mis ganas por leer Nimbo, su continuación, eran grandes. Muy grandes. Siempre he confiado en este autor, ha sido único a la hora de crear historias reflexivas, plagas de sucesos éticos que comentar, y Nimbo no iba a ser menos. Si en el primer libro ya nos planteaba en qué nos convertiríamos si tuviéramos en nuestro poder tal poder, en esta segunda parte nos muestra la respuesta. Volviendo a usar una narración en tercera persona a través de diferentes personajes puestos estratégicamente dentro de la trama, Rowan y Citra volverán a ser el eje central por el que rondarán otros ya conocidos y otros que tendremos que conocer en este segundo libro. Ha pasado poco tiempo desde los últimos acontecimientos de Siega a los primeros de Nimbo, viendo cómo Citra y Rowan aceptan su destino y se convierten en lo que tienen que ser. Sin embargo, esto no será más que un velo superficial de todo lo que vamos a encontrar en este libro. He de decir que me ha costado un poco más meterme en la historia, sobre todo porque tenemos una lectura bastante lineal al principio, en el que vuelven las descripciones sobre este nuevo mundo en el que la muerte es controlada y se vive en una supuesta utopía, junto a presentaciones de nuevos personajes que, en un primer momento, no llegas a ver con claridad por qué se nos cuenta cosas de ellos. Estaba como, por una parte, interesada porque hay sucesos muy buenos en relación con Rowan que consiguieron mantenerme atenta, mientras que por otra me sentía algo vacía porque notaba que el libro había empezado algo lento. Pero si algo hay que aprender de Neal Shusterman es que nunca, jamás, hay que perder de vista ni un solo detalle y, aquello que creía innecesario en esos primeros capítulos y partes en las que se divide Nimbo, luego serán un pilar fundamental que lo cambiará todo. Y es que sí, puede que las primeras doscientas páginas te dejen con la sensación de estar leyendo cosas interesantes, pero sin sobresalir demasiado, sin que nada emocionante suceda, pero luego todo va cobrando un verdadero sentido que será la unión de todas estas subtramas que se unirán, finalmente, en una sola, con unos actos pasados que tendrán unas consecuencias presentes, imposibles de evitar. Es así como vamos pasando, sin que nos demos cuenta, a través de una lectura que cada vez te absorbe más, empieza a mostrarte esas primeras escenas más movidas, más misteriosas, más plagadas de acción. Neal va a estar jugando con nosotros en todo momento, dándote una cosa para engañarte y sorprenderte, después, con el montón de giros argumentales que vana aparecer de la nada y que no esperabas, ni podías imaginar, en ningún momento, siendo Nimbo un libro que comienza algo pausado y lineal pero que evoluciona tremendamente de su mitad hacia adelante, con unas revelaciones que cambian las reglas del juego, te ponen el vello de punta, te dejan con la boca abierta y pone sobre este tablero de juego infinito piezas que ya creías desechadas para darte un final de infarto, explosivo, incierto, impredecible que te deja en una tesitura que costará digerir.

Cuando tuve que distinguir lo que más me gustó de Siega os hablé no solo de la pluma de Neal Shusterman que, como ya os he dicho, nunca decepciona y sigue sorprendiendo allá por donde se posa su estilo, sino del mundo que había creado. Un sistema político muy marcado por una jerarquía que estaba pudriéndose desde dentro. Y, si bien fue uno de los motivos principales por los que Siega me conquistó tal y como lo hizo, Nimbo sobresale por ahondar en temas más sociales que políticos, adentrándonos en la vida de una sociedad asustada por una Guadaña que, cada día, se vuelve más mortal y menos compasiva. Dándole más protagonismo a la figura del Nimbo, comprendemos mucho más cómo funciona éste en relación con la humanidad y el sistema social que acata. Vemos nuevos sitios, zonas experimentales, desérticas, diferentes estilos de comportarse con el Nimbo. Ha sido un punto fulminante y que ha ayudado que, al final, la trama haya ido por donde ha ido y me haya dejado anonadada. Además, Neal hace un trabajo tan magnífico de conectar todo, pero absolutamente todo, con cosas que parecen que no tienen importancia y luego, ¡bam!, ahí está el resultado de una situación que, a lo mejor, no ha tenido ni cinco frases dentro de un párrafo a lo largo de todo el libro. Ha demostrado lo bien que lo tenía planteado todo, ha hilado de manera exitosa esas ideas salpicadas y solitarias que tuvo durante el proceso de escritura. Y, regresando a la ambientación, ha sido un acierto mostrar al lector un mundo que existe también pero que, en Siega, no se inmiscuyó demasiado para no quitarle protagonismo al mundo de los segadores, que será el ámbito principal por el que nos moveremos. Pero sí, recuperar personajes antiguos para darles una vuelta de tuerca impensable, introducir a otros que tendrán un papel fundamental en lo que está por venir, ha conseguido que esa parte más humana, llena de errores, remordimientos, pero también de soledad, egoísmo y desinterés se quede muy marcada.

En cuanto a los personajes, ¿existe algún club de fans de Citra? ¿No? ¡PUES ENTONCES LO CREO YO PORQUE VAYA QUEEN DE LA VIDA! Dios, ¿puede ser más diva esta chica? de verdad, me ha encantado. Su actitud, valentía, picardía, su mente, su manera de pensar y de ver las cosas, de analizar, de cerrar bocas y dar un golpe sobre la mesa. de ser un componente indispensable para impedir el alzamiento. Ha sido ESPECTACULAR. Cada vez que hablaba tenía ganas de ponerme de rodillas y alabarla, crearle hasta una estatua si era necesario. Me ha encantado y lo he flipado de lo lindo con ella, que gustazo, que sabor tan fresco, dinámico y atrevido le ha dado a la lectura, ese toque de tensión y peligro. En cambio, Rowan no ha estado aquí tan sobresaliente. Me ha gustado, su manera de hacer frente a ese problema creciente de la Guadaña ha conseguido ser un punto reflexivo dentro de la lectura, un toque interesante. Pero aquí se ve como Shusterman le ha dado más voz a otros personajes que van a tener más peso e importancia que al propio Rowan, aunque en el tercer libro se avecinan muchas tormentas. El Nimbo, como ente, es algo que también me ha sorprendido. Su manera de esquivar sus propias reglas, encontrar el fallo dentro de lo que supuestamente es perfecto, mostrándonos que la perfección no existe incluso en algo que supuestamente lo es. Sus cambios, su manera de actuar, de moverse también entre los personajes de manera invisible. Y su jugada final, qué pasote.

En conclusión, Nimbo es una segunda parte que no decae en ningún momento, se mantiene a la misma altura de Siega. Un libro exquisitamente escrito que te deja asombrada, anonadada, con un segundo mundo por descubrir con el que consigue crear una lectura que va creciendo a medida que se desarrolla, un estilo único que, gracias a sus personajes bien construidos y una inteligencia desbordante, desde luego no va a dejar indiferente a nadie, os lo aseguro.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}