InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8467043652
Editorial: Austral (05/02/2015)

Calificación promedio : 4.15/5 (sobre 34 calificaciones)
Resumen:
La historia de Romeo y Julieta tiene antecedentes en la mitología y literatura griegas y en algunas leyendas medievales. Durante los siglos XV y XVI fue objeto de múltiples versiones, pero fue Shakespeare quien le infundió una pasión y un dramatismo inédit
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (14) Ver más Añadir una crítica
Beatriz_Villarino
 08 octubre 2018
De vez en cuando está bien leer, o releer, algunos clásicos, y si son auriseculares no defraudan, y si es Shakespeare, no sólo no desengañan sino que ilusionan.
Cada vez que me enfrento a una obra del genial inglés me admiro de la frescura del lenguaje utilizado, y eso que lo leo traducido; pero aun así apreciamos la soltura de los diálogos, la ironía, el humor que es capaz de aparecer hasta en las más trágicas situaciones. Apoyando esta afirmación encontramos la Escena V del Acto IV de Romeo y Julieta: Cuando ya está todo preparado para la boda de Julieta y Paris, se perciben de que ella ha muerto
CAPULETO.- Todas las cosas que habíamos preparado para fiesta, cambian de su función al negro funeral
Pero los músicos reaccionan de manera inusitada, con juegos de palabras algo inapropiados por la gravedad del momento
A fe, si todo se ha fundido, enfundemos.
La confusión se acrecienta con la llegada del criado, quien pretende que toquen Alivio del corazón para consolarlo; ante la negativa de los músicos, el criado inicia un altercado algo inusual, que empieza con la pretensión de usar las armas «Pues yo te meteré mi puñal de criado por tu cholla», y termina con un debate poético «Entonces, ¡en guardia contra mi ingenio! Os dejaré secos con mi ingenio acerado y guardaré el puñal acerado».
Los registros que utiliza Shakespeare en el teatro dramático son variados, aunque no siempre se ajustan al personaje, es decir, nuestro autor barroco incumple la norma de Lope de respetar el decoro en el lenguaje. En Romeo y Julieta destaca el vocabulario de Teobaldo, con claras connotaciones negativas, aumentadas por presagios «Odio esa palabra, como odio el infierno y a vosotros los Montescos» «Me retiraré: pero esta intrusión, que ahora parece dulce, se ha de volver amarga hiel.»
El de Capuleto, personaje distinguido socialmente, es extrañamente coloquial, obtenido de la modalidad oral, con repeticiones, interjecciones, vocativos, exclamaciones, frases sin terminar... En todo momento predomina la función expresiva, con fuertes connotaciones a su categoría; está acostumbrado a mandar y a que se cumpla su voluntad. Desentonan sus expresiones en su estatus social, pues los variados insultos, amenazas o términos soeces e hirientes lo vulgarizan «¡Que te ahorquen, joven maula, miserable desobediente!».
Es curioso cómo habla con benevolencia de Romeo «Tranquilízate, amable sobrino, déjale en paz: se porta como un caballero decente», mientras que es despiadado con su única hija «no me vengas con [...] orgullitos [...] ¡Quita, carroña clorótica! ¡Fuera, so maula, cara de sebo!».
Los enamorados utilizan, por lo general, un registro culto caracterizado por un fuerte lirismo que consigue estilizarlos, sin embargo entre ellos hay diferencias pues Romeo gusta del lenguaje ampuloso, a veces incluso se dirige a él mismo en tercera persona, y abusa de las expresiones típicas renacentistas de tradición petrarquista, con repeticiones, interrogaciones retóricas, exclamaciones hiperbólicas o metáforas de clara alusión religiosa —usual en la época— «¡Ah, destierro! Ten misericordia, di muerte [...] llamando destierro a l muerte, me cortas la cabeza con hacha de oro, y sonríes al golpe que me asesina [...] el cielo está aquí, donde vive Julieta [...] más nobleza reside en las moscas de la carroña que en Romeo [...] ¿y dices aún que el exilio no es muerte? [...] ¡Que ahorquen a la filosofía! Mientras la filosofía no pueda hacer una Julieta [...] no hables más.»
En sus devaneos, en su constante lamentar por su desgracia, exhibe una personalidad débil; sólo muestra decisión cuando se entera de que ha muerto Julieta, y la resolución que toma también viene revestida de debilidad puesto que se ve incapaz de vivir sin ella y se quita la vida. Julieta es más realista, más fuerte e inteligente, sabe lo que quiere desde el principio y no cede absolutamente nada ante nadie. Tiene unas expectativas que se cumplirán. «¡Vieja condenada! ¡Demonio perverso! No sé si es más pecado desear que sea yo perjura, o hablar mal de mi señor con la misma lengua con la que lo había elogiado [...] Vete consejera; mi pecho y tú desde ahora estarán separados. Iré a ver al fraile a saber cómo lo remedia: si falla todo lo demás, yo misma tengo fuerza para morir».
Realmente el manejo del lenguaje es espectacular, frente a tópicos epítetos «mi dulce amor» aparecen paradojas «¡Ah, que el engaño resida en tan lujoso palacio», metáforas eróticas «paraíso mortal de tan dulce carne», oxímoron «¡Demonio angelical!», comparaciones «¡Cuervo de plumas de paloma!», frases nominales que inciden en el concepto «todos son perjuros, todos renegados, todos nada, todos fingidores», onomatopeyas «¡Chac! hizo el palomar», hipocorísticos «¿Verdad que sí, Juli?», uso del diminutivo afectivo «qué tontita», juegos de palabra humorísticos sobre el paso del tiempo «¡Lunes! Bueno, el miércoles es pronto: digamos el jueves», o expresiones románticas que igualan el día a los sentimientos «esta noche está sujeta a su tristeza», o los emparejan con personificaciones de manera paralelística y paradójica «Entonces, ventana, deja entrar el día y deja salir la vida».
El tratamiento del tiempo es fundamental, juega constantemente con él, con conclusiones absurdas que inciden en el tiempo interior «en un minuto hay muchos días» «¿Qué tristeza alarga las horas de Romeo?» o en el real «sé decir qué edad tiene, hora más, hora menos.»
El paso del tiempo circular está presente en todo momento, y siempre con un presagio negativo «la inconstante luna, que cambia de mes a mes en su esfera circular», que se intensifica con las constantes alusiones a la noche «esta noche lo verás en nuestra fiesta» «la cena ha terminado y llegaremos tarde» «nunca he visto verdadera belleza hasta esta noche». La premura es fundamental, el desasosiego de los amantes los convierte en irreflexivos, circunstancia que tiñe de negros augurios a la relación «los heraldos del amor deberían ser los pensamientos, que se deslizan diez veces más deprisa que los rayos del sol».
Las menciones persistentes a la noche y a la muerte aún abren otro tema. Shakespeare no sólo trata en Romeo y Julieta el amor como fatalidad, la rivalidad familiar o el paso del tiempo; también el destino adverso marca la suerte de aquéllos que se dejan llevar por pasiones desbordadas; pensemos en los celos de Othello, en la ambición de Macbeth, en el amor filial del Rey Lear o en la duda de Hamlet, todos, como Romeo y Julieta, están abocados a la muerte.Esta predestinación se potencia en esta obra con expresiones de la Biblia que igualan la situación dolorosa de la pasión de Jesucristo a la que vivirán las familias; el propio Capuleto vaticina: «¡Vamos, moveos, moveos, moveos! El segundo gallo ha cantado».
La estructura de la obra participa de la tradición pues está dividida en 5 actos. La aparición del Coro recuerda asimismo a la tragedia griega, aunque de forma contraria ya que en la Grecia Clásica el coro llegó a estar formado por 50 bailarines y cantantes cuya función era ir poniendo en situación al espectador, dado que lo normal es que sólo hubiese un actor. En Romeo y Julieta aparecen veintisiete personajes, más los figurinistas ciudadanos de Verona, parientes, o pertenecientes al séquito del Príncipe, y el coro es un solo personaje que, al principio de la obra la presenta de forma general, y vuelve a aparecer al comienzo del Acto II por última vez, anunciando un cambio: Romeo ya no está enamorado de Rosalinda sino de Julieta. La importancia y la solidez de los nuevos sentimientos se refuerza mediante la personificación de los mismos: «Deseo yace en un lecho de muerte y un joven Cariño abre la boca...». A partir de ahora, el amor será puro, (de tinte renacentista), sin cambios, por lo que no tiene sentido que el Coro vuelva a aparecer.
Todo este enfoque tradicional queda modernizado en la estructura interna, a través de la cual la obra se divide en tres partes, que coinciden con las tres apariciones del Príncipe: al principio, en la primera reyerta de Capuletos y Montescos, para administrar la paz «Si volvéis a agitar otra vez nuestras calles, vuestras vidas pagarán la ruptura de la paz». La segunda aparición es providencial, pues evita la muerte física de Romeo, aunque sentimentalmente éste muera de dolor «Pues por ese delito, inmediatamente le desterramos de aquí». Finalmente actúa de juez ante el horror de las muertes de los amantes, culpando de todo al resentimiento existente entre las familias, un odio capaz de igualar amor y muerte «el cielo encuentra medios de matar vuestras alegrías con el amor».
El Príncipe es la voz de la autoridad, que adquiere tintes divinos al aparecer entre los cinco encuentros de Romeo y Julieta: antes del primer encuentro, que tiene lugar en la fiesta, para advertir; antes del tercer encuentro, con sede en la celda del fraile, para castigar y tras el último encuentro, en la tumba, para administrar la paz.Los encuentros segundo y cuarto de los amantes se dan en el balcón, por lo que la estructura queda perfectamente ordenada, aportando sentido y unidad a toda la obra.
La técnica utilizada es igualmente novedosa puesto que al introducir elementos cómicos en un ambiente trágico aumenta la tensión. Las escenas del balcón son innovadoras, no sólo porque los espacios exteriores —también los del balcón— aportan una dimensión pública a la historia privada, sino porque le sirven al autor para agilizar el paso del tiempo y mostrarnos la fuerte personalidad de Julieta (ella sola declara su amor por Romeo y no duda en tomar la iniciativa para defender ese amor).
Así pues estamos ante una obra totalmente actual, de ahí que su influencia sea notable en todas las artes: óperas, cine, pintura, escultura... Y es que, el amor imposible, el rencor o el miedo son universales.

Enlace: http://elblogaurisecular.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
maarivero_19
 21 marzo 2018
Romeo y Julieta es uno de los clásicos que más veces he leído, y sin duda es la obra que más he leído de Shakespeare.
Me encanta la forma en que el autor puede mezclar tantas cosas en una misma obra sin que esta resulte pesada o aburrida. Romero y Julieta, a pesar que tiene sobre todo drama, también nos muestra amores, traiciones, luchas, dobles sentidos, humor, etc.
Este clásico es conocido universalmente como una historia de amor, pero lo que pocos se dan cuenta es que no es una historia de amor rosa, más allá de la forma poética en la que se hablan los personajes, este es un amor sumamente dramático, y predestinado a la mala suerte desde el principio.
La forma en que son retratadas las dos familias enemigas de Verona, los Montesco y los Capuleto, no deja lugar a dudas en un principio de que para que ambas finalmente se unan deberá pasar algo grande, y al final no damos cuenta que ese hecho grande, lo es, y demasiado.
Esta es una obra teatral sumamente breve, con todas las características propias del teatro de Shakespeare, y que más allá de que su trama pueda ser archiconocida, realmente merece la pena ser leída al menos una vez en la vida. Por lo pronto, yo pienso releerla un par de veces más. Muy recomendable.
En la primera vez que leo una edición de Aguilar, dejo un poco más de opinión. Tanto la traducción como la introducción a la obra realizada por T.J.B. Spencer me han encantado.
Conforme pasa el tiempo con las lecturas de Shakespeare, me da la impresión que en un futuro alguna de sus obras "históricas" será mi favorita, pero mientras tanto me aferro a esta que fue la primera de él que leí.
Yendo a "Romeo y Julieta", en concreto puedo decir que tengo un gusto especial por los diálogos poético-románticos entre los amantes, que sí suelen pasarse de dulces, pero de todas formas me encantan, y en cierto punto tienen una reminiscencia de los Sonetos del autor.
Mis escenas favoritas son las de lucha, y el final obviamente, tanto dramatismo concentrado hace que el peso de estas escenas en la obra sea mucho más fuerte y revele un lado más interesante de los personajes. Teniendo en cuenta el amorío de Romeo y Julieta con su consabido desenlace, que se desarrolla entre cuatro y cinco días, se puede considerar a esta obra como una de las precursoras de un tópico/cliché bastante criticado en la actualidad, el instalove; de todas maneras, el amor instantáneo era para la época lo que el público solicitaba para satisfacer sus ansias de entretenimiento.
Para ir terminando, muchos consideran a las obras de Shakespeare complicadas en cierta forma, pero creo que esta en concreto es muy accesible para el público en general. Recomiendo como complemento a la misma el visionado de las películas: Romeo y Julieta del director Franco Zeffirelli (1968) y Shakespeare in love del director John Madden (1998).
Para finalizar, debo reconocer que esta texto en concreto es una excelente elección para trabajar en clases de Literatura porque su trama puede llamar la atención especialmente a grupos heterogéneos. Como ejemplo les dejo un trabajo realizado por un grupo de mis alumnos de entre 15 y 16 años (https://youtu.be/qLmx6h03A_w).
Enlace: https://www.goodreads.com/re..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
i_va_n2122
 02 diciembre 2017
un clásico del cual mucha gente habla, algunos lo odian otros lo aman, pero eso depende de la perspectiva social que tenga uno, ya que si nos vamos por una actual podríamos decir que romeo y Julieta no tiene mucho sentido, porque llegar a ese extremo por amor, de que puede llegar a pasar, si es muy posible, mucha gente por amor hace locuras, pero también hay que tomar en cuenta la época en la que se redactó esta obra, la gente era más formal, y también era una época muy diferente a la de hoy, en lo personal no lo disfruté mucho, la forma en que está escrito me parece muy cursi, pero pues de ahí en fuera me parece una historia demasiado exagerada, prefiero mil veces el anime de romeo x juliet de GONZO, pero pues tal vez por eso no lo disfruté tanto, porque la historia ya es tan conocida que uno ya sabe que va a pasar, si te gustan los clásicos y las novelas de romance esto es para ti.
Comentar  Me gusta         30
joselyngr
 16 junio 2018
Romeo y Julieta, la obra más conocida de Shakespeare (y quizá ni siquiera es la más leída) resulta tener demasiadas críticas por personas que la leen fuera de contexto y sus críticas principales se basan en la relación "fuera de lo común" entre los personajes principales.
La primer cosa que se debe tener en cuenta es que se trata de una obra de teatro, es un guión que está pensado para ser representado por lo que si no se está acostumbrado a leer este tipo de obras, puede ser tedioso leer el "Mercucio muere", "Tebaldo entra", "París desenvaina".
La segunda es que se trata de una obra del siglo (inserte el siglo) por lo que obviamente la forma de relacionarse era completamente diferente a la actual, por lo que realizar ataques a la obra porque la relación dura tres días y estaban super pubertos, pues no aplica. Contextualizar, amiguitos, es la clave de la felicidad.
El lenguaje es hermosamente poético y sí, no negaré que constantemente pensé "pinche Romeo, ni sabes lo que quieres pero ahí andas según sufriendo por amor", lo artístico de cada diálogo lo compensa totalmente.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
GabyLP018
 06 marzo 2018
En la ciudad de Verona, se encuentran dos familias muy poderosas; los Capuleto y los Montesco, enfrentados a muerte por el odio.
La inocencia y picardía de Romeo Montesco, lo hacen colarse a una fiesta de máscaras que ofrecen los Capuleto; y es allí donde queda profundamente enamorado de Julieta, una Capuleto. Lo mismo pasa con la joven, que se ve envuelta por el extraño joven que luego, gracias a su nodriza, se entera del apellido del muchacho.
Tenemos a nuestros dos enamorados, Romeo debajo de la ventana de Julieta, le jura su amor, a pesar de su apellido. Julieta por su parte, acepta de inmediato.
Con palabras dulces y paciencia se juran su amor mutuamente, a pesar de su condición; y es así que en secreto, con ayuda de la nodriza de Julieta y el Fray Lorenzo, los jóvenes contraen matrimonio.
Pero cortas son las horas de felicidad, ya que Mercucio, amigo de Romeo, es asesinado por el acero de Teobaldo, primo de Julieta.
En un acto de venganza, Romeo mata a Teobaldo y escapa. El príncipe de Verona decide, en vez de condenar a pena de muerte a Romeo, exiliarlo de Verona. Es así que en un acto de despedida, Romeo visita a Julieta y le cuenta que se marchará a Mantua, y que le escribirá cartas que las enviará a través del Fray Lorenzo.
El padre de Julieta, Capuleto, un hombre por demás estricto y viendo que la pena por la muerte de Teobaldo, en su hija no cesaba; apura un casamiento con Paris, un prometido de la joven.
Es a partir de este apuro y de muchas vueltas y malos entendidos, que llegamos al final de tan dramática historia. El final no se los voy a contar, ya que por demás lo deben conocer, y si no... no es con mis palabras que deben conocerlo :)
La historia me pareció muy diferente, si bien tiene ese "amor a primera vista" que tan acostumbrados nos tienen los autores de ahora, situándome en la época en que el libro fue escrito, me parece de lo más tierno, además que me encanta el lenguaje que utilizan los personajes; estamos hablando de adolescentes de 14 años... pensando como adultos y dispuestos a pelear como sea por su amor.
Enlace: http://letrasplutonicas.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (16) Ver más Añadir cita
LosmundosdeblueLosmundosdeblue08 noviembre 2017
Aquí pondré mi descanso eterno y sacudiré el yugo de las estrellas enemigas quitándolo de ésta carne harta del mundo. ¡Ojos mirad por última vez! ¡Brazos dad vuestro último abrazo! ¡Y vosotros, labios, puertas del aliento, sellad con legítimo beso una concesión sin término a la muerte rapaz!
Comentar  Me gusta         30
joselyngrjoselyngr16 junio 2018
¿Y si los ojos de ella estuvieran en el firmamento y las estrellas en su rostro? ¡El fulgor de sus mejillas avergonzaría a estos astros, como la luz del día a la de una lámpara! ¡Sus ojos lanzarían desde la bóveda celeste unos rayos tan claros a través de la región etérea, que cantarían las aves creyendo llegada la aurora!
Comentar  Me gusta         10
JulianaandthebooksJulianaandthebooks09 septiembre 2018
Romeo a Julieta
Sin con mano sobra indigna he profanado la santidad del altar, he aquí la dulce expiación de mi falta: mis labios, sonrojados peregrinos, dispuestos están a mitigar con tierno beso la ruda impresión de mi mano.
Comentar  Me gusta         10
joselyngrjoselyngr16 junio 2018
¡Mi único amor, nacido de mi único odio! ¡Demasiado pronto le vi, sin conocerle, y demasiado tarde le he conocido! ¡Prodigioso principio de amor que tenga que amar a un aborrecido adversario!
Comentar  Me gusta         10
joselyngrjoselyngr16 junio 2018
Con ligeras alas de amor franqueé estos muros, pues no hay cerca de piedra capaz de atajar el amor; y lo que el amo puede hacer, aquello el amor se atreve a intentar.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: tragediaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Quién es el autor?

La vida es un sueño

Miguel de Cervantes
Pedro Calderón de la Barca
José Zorilla

15 preguntas
12 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..