InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Maru


Maru
19 julio 2020

La historia está contada por Emma, nuestra protagonista, vive en Londres, es ayudante del forense, vive con su tía porque su padres murieron cuando era una niña y tiene una relación que sabe que algo falla. Emma está llena de apatía, tiene una vida con la que no está muy contenta, no le gusta nada donde vive, su trabajo le deja apática, una relación que no le llena y una lúgubre nube negra esta encima de su corazón.
Así que cuando la vida le proporciona un nuevo golpe decide cortar con todo y marcharse de Londres para siempre y empezar una nueva vida en un lugar donde pueda ser feliz.
Y el destino al que viaja es Wellington, un lugar donde dicen que la gente es feliz y que el índice de mortalidad es bajo.
Al poco de estar en Wellington conoce a David que la contratará en su cafetería para que le ayude porque él no llega a todo. David es un hombre que no se deja conocer mucho, que esconde un dolor muy grande pero que es el mejor que hace los bagels de la zona.



Los personajes principales son Emma y David, dos personajes trabajados a la perfección y de los que no se puede poner un pero, incluso en sus sombras son dos protagonistas con sus porqués, sus miedos y lo que han hecho muy bien hilados. En mi caso, tengo que reconocer, que mi debilidad es David, he conectado con su dolor y su forma de ser, desde el principio viendo sus ojos atormentados ya me atrape con él, que también en más de una ocasión me apeteció zarandearlo para que entrara en razón. Pero ver su pasado y su presente, sus remordimientos y sus sombras y ver como a evolucionado a lo largo de la novela ha sido una de las mejores cosas de la historia, vamos que para nada se nota que me gusta este personajes. En cambio con Emma me ha costado un poco más conectar, no es que el personaje está mal construido o sea malo, es que en mi caso, con las protagonistas femeninas me cuesta más conectar pero Emma es una protagonista que nos hará vivir la historia como si fuera la nuestra propia. de los personajes secundarios no tendremos muchos pero sin duda alguna me quedo con Kauri, un personaje que se vuelve prescindible en la historia y que a su vez nos hará conocer la cultura Maorí. Kauri es un personaje dulce, cariñoso, que nos enseñará lo que significa para él la palabra amistad y familia.



El romance en la historia es lento y adictivo, son pequeños momentos a los largo de la historia, momento emotivos que vemos como poco a poco se van acercando uno al otro. Este romance me ha gustado mucho y me ha enamorado, porque no es lo principal, en esta historia lo principal es encontrarse a uno mismo, tu felicidad y para ello primero tiene que poner en orden tu pasado. Una historia que habla del dolor y la perdida y que a veces nos hace tomar decisiones equivocadas que tiempo después es difícil saber cómo dar marcha atrás en esto.



La forma de narra de la autora es tan bonita y dura en ciertos momentos, pero es como lo pide la historia, que te hace sentirlo en la piel, porque Carmen habla de sentimientos que en algún momento todos hemos vivido, los describe también, aunque las situaciones sean diferentes, sabes lo que es sentir cierto dolor, nos trasladas a la piel de los personajes.
Pero no solo eso, nos traslada a Nueva Zelanda en un parpadeo, nos hace ver sus playas, sus calles, conocer a su gente y nos enseña algo de la cultura maorí, es tan sencillo con ella sentirte un Neozelandés mas.





Nadie muere en Wellington es una historia que habla sobre empezar de cero, donde volver a encontrarte a ti mismo y en la que hay heridas que son difíciles de cerrar, que el tiempo a veces no ayuda y que solo lo podrás conseguir si te perdonas a ti mismo y te reconcilias con el pasado.

Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro