InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 841797217X
Editorial: Chic (11/03/2020)

Calificación promedio : 4.21/5 (sobre 21 calificaciones)
Resumen:
«Con él aprendí que el amor no se mide en tiempo, sino en intensidad.» Noviembre de 1999, Londres. Emma lleva una existencia triste y anodina desde la muerte de sus padres, pero cuando la tragedia la golpea de nuevo, decide dar un giro a su vida y empezar de cero en Wellington, la ciudad más feliz del planeta. Allí conoce a David, el misterioso dueño de una pequeña cafetería que la ayudará a instalarse, aunque también esconde muchas cicatrices que lo atormentan. ¿Se... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (18) Ver más Añadir una crítica
Ohanareader
 18 marzo 2020
Empecé este libro sin saber muy bien de qué iba. Lo había visto mil y una vez anunciado en el instagram de la editorial y desde el minuto uno me llamo la atención. Quizás fuera por su maravillosa portada, no os engaño, porque es minimalista pero totalmente reveladora de la historia. Para mi sorpresa, o no tanto, me ha encantado el libro, la historia, los personajes, la ambientación... Ha sido espectacular poder vivir este viaje con Emma, David, Kauri... Es una historia de superación, fortaleza. conocerse a uno mismo y sobre todo, de dejar el pasado atrás para poder conseguir un futuro.
Nadie muere en Wellington es la historia de Emma, la cual siendo muy pequeña perdió a sus padres en un accidente de tráfico y desde entonces vive con su tía Margaret. Trabaja como auxiliar de forense y tras una larga sesión de trabajo, al volver a casa, se encuentra a su tía tirada en el suelo del cuarto de baño. Estando en el hospital, en una revista del National Geographic ve el paisaje de Wellington y le entran unas ganas irrefrenables de ir. Cuando tía Margaret muere, esta le deja una cajita de galletas con dinero para que pueda hacer su vida fuera de Londres y decide irse a Wellington. Allí conoce a David, un hombre huraño, borde y poco hablador que le dará trabajo en su cafetería y que poco a poco irán afianzando su relación. Lo que Emma no sabe es que David está lleno de cicatrices. ¿Será Emma capaz de curarlas y de que David rompa su coraza? ¿Podrá Emma soportar toda la verdad y lo que le rodea a David?
Me ha fascinado de principio a fin, no puedo deciros más. Me gustaría quedarme en Wellington con ellos para siempre y disfrutar de Owhiro Bay y de Nueva Zelanda. La ambientación me ha parecido increíble y si no fuera por mi miedo a volar más de 3 horas, cogería un avión rumbo a Nueva Zelanda porque este libro me ha creado una necesidad increíble de ir. Está tan bien descrito cada lugar que mientras lees te imaginas allí con los personajes disfrutando de aquellas playas y paisajes.
En relación a los personajes quiero hacer mención a 3 principalmente. Voy a empezar con Emma; ha sido una chica que me ha gustado mucho, fuerte, valiente, luchadora y que no se rinde por nada del mundo. Tiene un corazón enorme y no se rinde cuando se trata de salvar a la gente que quiere. David, nuestro personaje masculino, es un hombre cerrado, huraño, borde y con un pasado de lo más oscuro que no le deja vivir el presente ni imaginar un futuro. Piensa que después de todo él no tiene derecho a una segunda oportunidad y que está destinado a sufrir por sus actos. Por último os quiero hablar de Kauri, es un hombre maorí, amigo de David pero que desde que conoce a Emma entre ellos surge una amistad increíblemente bonita enseñándonos que entre hombre y mujeres también puede existir una amistad. Es simpático, risueño, soñador y tiene un corazón increíble. Sin duda creo que ha sido mi personaje favorito a pesar de todo aunque David le pisa los talones jajaja.
Otro dato que quiero destacar es el hecho de como describe la autora la etnia maorí y todas sus costumbres. La verdad es que no sabía de ella más allá de lo que te puedas encontrar en un libro de historia y la verdad es que me ha fascinado. Ha conseguido que me den ganas de averiguar más sobre los maorís y sus costumbres ya que me ha parecido super interesante.
En conclusión, Nadie muere en Wellington es un libro que debéis leer si os gusta el amor y el drama, porque como siempre, en las historias que publica Chic editorial hay mucho amor pero también mucho drama y es una cosa que me fascina. Así que si queréis adentraron en Nueva Zelanda y en las historia de Emma y David os doy un pequeño empujoncito para que os enamoréis de este libro tanto como yo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Nedyah
 15 mayo 2020
Nadie Muere en Wellington es la última novela de Carmen Sereno, autora de la cual ya leí anteriormente su biología "Estocolmo" (podéis leer reseñas aquí y aquí), una serie erótica que, aún partiendo de un comienzo que me recordó a otras novelas del género, poco a poco fue adquiriendo carácter propio y me cautivó por completo. Así que no era de extrañar que con esta nueva novedad de la autora me lanzase de lleno a su lectura. El resultado ha sido fantástico.
Esta novela cuenta la historia de Emma, una joven que ha tenido una vida marcada por la pérdida y la soledad. Cuando era muy pequeña, sus padres fallecieron en un accidente de coche y ella se fue a vivir a Londres con su tía, donde terminó por estudiar y trabajar como auxiliar de forense en una morgue. Sin embargo, cuando una nueva pérdida la golpea de nuevo, Emma siente que ya es hora de alzar las alas y buscarse su propio destino lejos de Londres y lejos de esa vida triste, decadente y monótona en la que se ha asentado desde que tiene uso de razón. Es por ello que, tras leer una noticia en National Geographic, decide poner rumbo a Wellington, en Nueva Zelanda, una ciudad que, según el artículo, tiene la menor tasa de mortalidad del mundo. Allí, Emma volverá a reencontrarse a sí misma: nuevo trabajo, nuevas amistades y un nuevo amor.
Nadie Muere en Wellington cuenta con un historia preciosa y que va más de allá de la archi conocida trama de "chico solitario y perdido conoce a chica dispuesta a ayudarle a encontrar su camino". Esta novela nos habla de mucho más. Nos habla de la segundas oportunidades, de la superación personal, del amor y, por encima de todo, de la necesidad de reconciliarse con uno mismo y de perdonarse por los errores del pasado.
Se nos presenta narrada en primera persona desde el punto de vista de Emma, de forma que conocemos sus inquietudes más profundas de forma directa, pero también nos permite ir conociendo a los personajes, la trama y los paisajes desde su propia perspectiva y entendimiento. Es una narración pausada pero adictiva, cargada de sentimientos y de momentos que encojen el corazón y enamoran.
Emma es un personaje muy natural y con el que es fácil empatizar. Es bondad en estado puro y no tiene ningún pensamiento malsano para nadie. Sabe ponerse en la piel de los demás y sentir como propio el dolor y las emociones ajenas, y es una característica de su personalidad que me ha gustado mucho, sobre todo en su relación con David, que ha estado marcada por la paciencia, la comprensión y la aceptación, siempre pensado en el bienestar de él por encima de todo, por mucho que las decisiones que tome por su bien puedan perjudicarla de forma directa. Emma es una joven que se quedó huérfana a muy temprana edad y que se ha acomodado a una vida anodina y vacía de emociones, y a ello a colaborado también su trabajo como auxiliar en una morgue. Con todo, cuando se le brinda la oportunidad de cambiar de aires, Emma alza el vuelo sin mirar atrás, dispuesta a todo, incluso a cometer errores, para encontrar por fin la felicidad, su lugar en el mundo. Y así, al llegar a Wellington, un territorio lleno de luz y color, siente que ha llegado para quedarse, más aún tras conocer a David y empieza a trabajar para él en su cafetería.
David, por su parte, es un hombre que vive atormentado por ciertos hechos del pasado que desconocemos hasta bien entrada la trama y que le han transformado en un lobo solitario que vive por y para su cafetería, donde prepara los mejores bagels de la zona. David también es un personaje que me ha cautivado, y cuya losa personal me ha encogido el corazón. Son dos personajes cuyas vidas han estado marcadas por la pérdida y que se enfrentan al dolor de diferente manera: Emma con la idea de que lo bueno está por llegar; y David, por el contrario, con el pensamiento de que no merece que le pase nada bueno. Y ahí radicará el tira y afloja de una relación romántica marcada por la atracción, el deseo y el resentimiento ante la concepción de David de que no es un buen hombre para Emma y que su pasado lo marca de cobarde, mala persona y desmerecedor de un futuro feliz.
Tengo que hacer mención a esa gran ambientación de Nueva Zelanda y ese pequeño espacio paradisíaco de la Costa Sur y Norte de Welligton en el que se desarrolla la maravillosa historia de Emma y David. Carmen Sereno describe cada escenario con una naturalidad y claridad que hace que te sientas transportada directamente a esos escenarios, y me encanta. Además, también tengo que hacer mención a la cultura maorí, que entra a formar parte de la trama a través de Kauri, el mejor amigo de David y también muy buen personaje secundario. Me han gustado mucho las leyendas y relatos maoríes que se cuenta como parte de la trama y que guardan significados tan profundos.
Por último, ese epílogo tan bonito desde la perspectiva de cierto personaje que me reservo desvelar me ha parecido adorable y perfecto para relatar el final de la historia de amor entre Emma y David ♥
En resumen, 'Nadie Muere en Wellington' es una novela cautivadora, preciosa y bien desarrollada que nos robará el corazón y nos transportará a un escenario de playas y sol mágico y paradisíaco. Es una novela con un romance irresistible de la mano de personajes que enamoran, pero también es una novela que habla de la segundas oportunidades, de la superación personal, del amor y, por encima de todo, de la necesidad de reconciliarse con uno mismo y de perdonarse por los errores del pasado.

Enlace: https://eraseunlibro.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Maru
 19 julio 2020

La historia está contada por Emma, nuestra protagonista, vive en Londres, es ayudante del forense, vive con su tía porque su padres murieron cuando era una niña y tiene una relación que sabe que algo falla. Emma está llena de apatía, tiene una vida con la que no está muy contenta, no le gusta nada donde vive, su trabajo le deja apática, una relación que no le llena y una lúgubre nube negra esta encima de su corazón.
Así que cuando la vida le proporciona un nuevo golpe decide cortar con todo y marcharse de Londres para siempre y empezar una nueva vida en un lugar donde pueda ser feliz.
Y el destino al que viaja es Wellington, un lugar donde dicen que la gente es feliz y que el índice de mortalidad es bajo.
Al poco de estar en Wellington conoce a David que la contratará en su cafetería para que le ayude porque él no llega a todo. David es un hombre que no se deja conocer mucho, que esconde un dolor muy grande pero que es el mejor que hace los bagels de la zona.

Los personajes principales son Emma y David, dos personajes trabajados a la perfección y de los que no se puede poner un pero, incluso en sus sombras son dos protagonistas con sus porqués, sus miedos y lo que han hecho muy bien hilados. En mi caso, tengo que reconocer, que mi debilidad es David, he conectado con su dolor y su forma de ser, desde el principio viendo sus ojos atormentados ya me atrape con él, que también en más de una ocasión me apeteció zarandearlo para que entrara en razón. Pero ver su pasado y su presente, sus remordimientos y sus sombras y ver como a evolucionado a lo largo de la novela ha sido una de las mejores cosas de la historia, vamos que para nada se nota que me gusta este personajes. En cambio con Emma me ha costado un poco más conectar, no es que el personaje está mal construido o sea malo, es que en mi caso, con las protagonistas femeninas me cuesta más conectar pero Emma es una protagonista que nos hará vivir la historia como si fuera la nuestra propia. de los personajes secundarios no tendremos muchos pero sin duda alguna me quedo con Kauri, un personaje que se vuelve prescindible en la historia y que a su vez nos hará conocer la cultura Maorí. Kauri es un personaje dulce, cariñoso, que nos enseñará lo que significa para él la palabra amistad y familia.

El romance en la historia es lento y adictivo, son pequeños momentos a los largo de la historia, momento emotivos que vemos como poco a poco se van acercando uno al otro. Este romance me ha gustado mucho y me ha enamorado, porque no es lo principal, en esta historia lo principal es encontrarse a uno mismo, tu felicidad y para ello primero tiene que poner en orden tu pasado. Una historia que habla del dolor y la perdida y que a veces nos hace tomar decisiones equivocadas que tiempo después es difícil saber cómo dar marcha atrás en esto.

La forma de narra de la autora es tan bonita y dura en ciertos momentos, pero es como lo pide la historia, que te hace sentirlo en la piel, porque Carmen habla de sentimientos que en algún momento todos hemos vivido, los describe también, aunque las situaciones sean diferentes, sabes lo que es sentir cierto dolor, nos trasladas a la piel de los personajes.
Pero no solo eso, nos traslada a Nueva Zelanda en un parpadeo, nos hace ver sus playas, sus calles, conocer a su gente y nos enseña algo de la cultura maorí, es tan sencillo con ella sentirte un Neozelandés mas.


Nadie muere en Wellington es una historia que habla sobre empezar de cero, donde volver a encontrarte a ti mismo y en la que hay heridas que son difíciles de cerrar, que el tiempo a veces no ayuda y que solo lo podrás conseguir si te perdonas a ti mismo y te reconcilias con el pasado.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Susana
 12 abril 2020
¿Qué ocurre cuando juntas unos personajes perfectamente definidos, fuertes, con carácter, con sentido del humor y que van a más, siempre a más, durante toda la historia con un entorno exquisito, una documentación sublime y una narración maravillosa? Pues que te encuentras con un libro tan increíble como Nadie muere en Wellington.
La historia, narrada en primera persona, es un dulce. A lo largo de la narración Emma, nuestra protagonista, nos va contando pasajes de su vida pasada para ponernos en situación y nos va llevando de la mano con ella, siempre con ella, a lo largo del camino de su nueva vida, una vida en la que se va a encontrar con un personaje masculino, David, roto, muy roto, pero en el que aún queda una pequeña luz brillando en su interior y que Emma con su fuerza, su brillo y su luz interior querrá volver a prender del todo.
Emma es luz, toda ella, es magia. Por donde va desprende alegría y eso que su vida no ha sido un camino de rosas precisamente, y contagia a todo el que tiene a su alrededor (a algunos les cuesta más que a otros, todo hay que decirlo). Es una mujer valiente, fuerte, noble y sincera, muy sincera. Y tiene una fuerza comparable a un huracán, tal es que por donde pasa deja huella, siempre.
David está roto y cree que no tiene arreglo, se ha rendido y no ve, ni quiere ver, manera de volver a juntar todas esas piezas de su complejo rompecabezas.
Deciros que, pese a que he entendido el dolor de David provocado por una experiencia brutal, sin duda, no he terminado de conectar del todo con él y quizás por eso no he entendido ciertos comportamientos ni algunas de sus acciones, de ahí que esta maravilla de historia no se lleve las cinco estrellas.
No puedo hacer esta reseña sin darle un lugar especial a Kauri, lo he amado por completo durante toda la historia. Es más, desde aquí hago un llamamiento a la autora para que nos regale su historia completa, que las pinceladas que nos ha dejado aquí a mí al menos me han dejado con la miel en los labios y quiero, necesito saber más, mucho más (ya sabes Carmen Sereno, guiño, guiño, codazo, codazo xD).
Además, Kauri al ser maorí nos adentra en esta maravillosa cultura la cual es fascinante y hermosa y de la que quiero saber todo. Todo.
La documentación por parte de la autora es digna de mención, durante toda la novela nos va aportando datos tanto de Nueva Zelanda como de su maravillosa cultura y la verdad es que se agradecen mucho y más cuando sabes que detrás de toda esta información hay un trabajo importante. Wellington es un personaje más y sin la ambientación tan perfecta que logra Carmen Sereno no sería tan especial y la historia perdería fuerza, sin duda.
En definitiva, una historia preciosa, un viaje maravilloso que merece mucho la pena donde, además, la autora nos regala amor, amistad, familia y esperanza, mucha esperanza y nos deja claro una cosa. No importa lo oscuro que esté todo, siempre hay un resquicio de luz, siempre, y la luz al final acaba por iluminarlo todo. Un mensaje esperanzador que con los tiempos que corren ahora mismo es un regalazo inmenso.
A mí me ha durado un día y de verdad que me ha dado una pena inmensa acabarla. Leedla por favor, no os vais a arrepentir.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
NievesGlz
 11 agosto 2020
Nadie Muere En Wellington nos cuenta la historia de Emma Lavender, una joven que perdió a sus padres en un accidente de tráfico cuando era pequeña. Tuvo que irse a vivir con su tía a Londres, allí reside en la actualidad y trabaja como auxiliar en una morgue. Un suceso hace que Emma se replantee su vida, y toma la decisión de marcharse de Londres.
Emma viaja a Wellington gracias a un artículo que leyó en una revista donde decía que era la ciudad con menor tasa de mortalidad del mundo, ya que sus lugareños eran felices. La vida de Emma ha sido difícil y ha estado marcada por la muerte, por eso cree que Wellington puede ser el lugar que cambiará su vida y donde podrá encontrar la felicidad.
Cuando Emma lleva unos cuantos días, decide buscar un trabajo y así, es como aparece en su vida David, dueño de una cafetería. Este no las tiene todas consigo para contratarla como camarera, pero gracias a Kauri, logrará quedarse el trabajo. Mientras trabajan juntos, Emma intentará conocer a David, a pesar de que él sea borde y arisco con ella, pero Emma no se rendirá por nada del mundo.

Este libro está narrado en primera persona desde la perspectiva de Emma Lavender. Nos encontramos con una novela que consta de 378 páginas con un prólogo, 46 capítulos y un epílogo, la historia está dividida en tres partes. Los capítulos son de una extensión normal, el ritmo es pausado y tranquilo. La novela contiene muchas descripciones que te hacen disfrutar muchísimo más de la historia, ya que la autora es capaz de transportarte a la perfección a todos los lugares de los que nos habla a lo largo del libro. La ambientación me ha enamorado, me muero por viajar a Nueva Zelanda y pasear por los sitios que lo hacen los personajes. Es una lectura intensa, conmovedora y preciosa, la relación entre los protagonistas se cuece a fuego lento con muchos tiras y aflojas lo que nos da momentos llenos de tensión sexual lo que mantiene, al lector aún más enganchado. Es una historia de segundas oportunidades, superación personal y de perdón. En cuanto a los personajes, la palabra que utilizaría para definirlos es reales porque resulta muy fácil meterse bajo su piel y empatizar con ellos. Son dos protagonistas que te conquistan 😍
Emma. Nuestra protagonista femenina es cercana, luchadora, generosa y testaruda. Después de fallecer su tía, Emma decide darle un giro total a su vida y se marcha de Londres con el propósito de empezar de cero en Wellington. Es un personaje que me ha encantado, desde el primer instante conectas con ella y cuanto más avanza su historia más te va ganando. Es maravillosa, vemos cómo va evolucionando y descubriendo lo que de verdad la hace feliz.

David. Nuestro protagonista masculino es reservado, trabajador, frío y distante. Regenta una cafetería, y es conocido en Wellington por preparar los mejores bagels de la zona. Tiene un mejor amigo, Kauri, él cual es totalmente opuesto a David. Es un personaje que me ha encantado, me ha tenido muy intrigada por el halo de misterio que lo envuelve. Cuando lo conocí no pensé que me iba a conquistar de la manera en que lo hizo, he sufrido en muchos instantes con él, pero ha valido totalmente la pena por ver como finalmente, encuentra la felicidad.
Otros personajes que aparecen en la novela son: Kauri, me ha encantado y he disfrutado muchísimo con él. Eso sí, me he quedado con ganas de más 🙊
Por último, tenía muchas ganas de volver a leer a Carmen ya que con la bilogía Estocolmo me ganó, pero, no esperaba que su nueva novela me gustaría tanto. Ha sido una verdadera sorpresa encontrarme con la historia de Emma y David, son dos personajes que se han colado en mi corazón por todo lo que nos dan a lo largo de la novela y los mensajes que nos transmite la autora a través de ellos. Cuando leí, la sinopsis para nada pensé que me iba a encontrar con una historia tan preciosa que me haría soltar alguna que otra lágrima, se ha colado entre los libros que volvería a releer 😍 La ambientación está muy cuidada, igual que los datos sobre la cultura maorí. Te quedas con ganas tremendas de subirte a un avión rumbo a Wellington. El final me ha encantado, soy muy fan de los epílogos y este me ha emocionado porque, aunque sabemos más o menos por donde va a ir los disfruto al máximo 🙊 Ya solo me queda deciros que os animéis a leer esta bonita historia que os hará conocer lugares increíbles y os enamorará a cada paso.

Nadie Muere En Wellington es la historia de dos personas que viven marcadas por sus pasados que necesitan aprender a vivir con ellos para así avanzar en sus vidas. Una novela de segundas oportunidades, superación personal, reencontrarse con uno mismo y aprender a perdonarse. Una lectura que te hará viajar por lugares increíbles de la mano de unos personajes maravillosos que no podrás olvidar.
Enlace: https://aprovechalavidacadad..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (20) Ver más Añadir cita
lavidademisilenciolavidademisilencio16 marzo 2020
David vive tras un muro con el que se protege del mundo. Pero todos los muros tienen alguna grieta, lo único que necesitas es encontrarla.
Comentar  Me gusta         40
SusanaSusana12 abril 2020
Uno no puede escoger de quien se enamora. Simplemente, sucede; es incontrolable, como un chispazo. Pero sí puede escoger quedarse. Y quedarse significa ser valiente a pesar del miedo y atreverse a bucear en las profundidades del alma, donde habita lo más oscuro, pero también lo más hermoso del ser humano.
Comentar  Me gusta         00
lavidademisilenciolavidademisilencio22 marzo 2020
Uno no puede escoger de quién se enamora. Pero sí puede escoger quedarse. Y quedarse significa ser valiente a pesar del miedo y atreverse a bucear en las profundidades del alma, donde habita lo más oscuro, pero también lo más hermoso del ser humano.
Comentar  Me gusta         00
lavidademisilenciolavidademisilencio24 marzo 2020
Puede que seamos más frágiles de lo que estamos dispuestos a reconocer y más fuertes de lo que podemos llegar a imaginar.
Comentar  Me gusta         10
SusanaSusana12 abril 2020
Con él he aprendido que el amor no se mide en tiempo, sino en intensidad.
Comentar  Me gusta         20
otros libros clasificados: amorVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

El amor en la literatura

El relato se extiende entre el romance trágico de dos jóvenes pertenecientes a sobresalientes familias enemigas de Verona, Italia.

La excelente y lamentable tragedia de Romeo y Julieta
La tragedia de Macbeth
La tragedia de Hamlet, príncipe de Dinamarca

10 preguntas
109 lectores participarón
Thèmes : romances , amorCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..