InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8417333193
Editorial: Principal de los Libros (31/12/2017)

Calificación promedio : 4.29/5 (sobre 7 calificaciones)
Resumen:
Ana empieza a trabajar en Laboratorios Grau, una multinacional farmacéutica. Su jefe, Eric Grau, un hombre alto y atractivo al que todo el mundo llama Iceman, tiene fama de ser arrogante y despiadado, además de un auténtico depredador sexual. Al principio, la relación entre ambos es muy tensa, pero, poco a poco, la joven descubrirá que su implacable jefe no es el hombre de hielo que todos creen. ¿Podrá Ana resistirse al síndrome de Estocolmo que Eric despierta en el... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
elrincondelharlequin
 03 diciembre 2018
Hoy quiero hablaros de una novela que me ha mantenido durante una semana, debido al trabajo que si no me la hubiera devorado en 3 días, pegada a sus hojas. Me enganche desde la primera página.
Se trata de “Maldito síndrome de Estocolmo” de Carmen Sereno.
Me ha sorprendido muchísimo la historia que esconden sus páginas. Me ha llegado tanto que he puesto incluso post-it a lo largo de todo el libro para recordar los momentos que más he disfrutado durante la lectura.
Quiero confesaros que yo no suelo poner post-it ni marcas casi nunca en los libros. En toda mi estantería solo encontrareis dos libros con ellos. Estos son “Nuncanoche” y ahora “Maldito síndrome de Estocolmo”.
En “Maldito síndrome de Estocolmo” conoceremos a Ana Luna, nuestra protagonista.
Hoy es su primer día en su nuevo trabajo en los Laboratorios Grau, una de las más grandes multinacionales farmacéuticas del país. Todavía sigue sin creerse que la hayan elegido a ella de entre toda la gente que había para hacer la entrevista de trabajo.
Mientras se dirige a la que será su nueva oficina, el ascensor suena y se abre. Ya está planta 10. Ahora solo tiene que ir a presentarse ante Lidia Fortuny para que le explique cuál va a ser su tarea a partir de ahora.
Por el camino todo se siente como un sueño, es como estar en el paraíso. Mire donde mire todo es perfecto. Oficinas con buenas vistas, portátiles MacBook e incluso cestas de fruta en las mesas de los empleados.
Ana se aclara la garganta, toca dos veces antes de entrar en el despacho de Lidia. al entrar, se encuentra con una mujer de mediana edad muy elegante.
-Hola, buenos días. Mi nombre es Ana, vengo…- antes de que Ana termine la frase Lidia contesta.
-Lo siento Ana, esta no es tu planta. Tú tienes que ir a la menos uno. Y por cierto, procura venir un poco más arreglada mañana, en esta empresa tenemos códigos de vestimenta estrictos.
Para Ana todo este pequeño viaje ha sido como subir al cielo, para bajar mismísimo infierno.
La planta menos uno no tiene nada que ver con la planta 10, sino todo lo contrario. Es un sótano pequeño, húmedo y con ventilación artificial. Así es como trata la empresa a los externos.
De repente, un chico con unas gafas enormes se acerca y se presenta.
-Hola encantado de conocerte. Tú debes de ser la que va a trabajar con “Iceman”, te deseo mucha suerte.
-¿Quién es “Iceman”?
-Será mejor que lo averigües por ti misma.
¿Quién es ese misterioso “Iceman” del que todo el mundo habla? Y lo más importante, logrará Ana trabajar con él o será como las demás y dejará su trabajo.
Hasta aquí puedo contaros. Para saber más, tendréis que leer la historia completa.
Maldito síndrome de Estocolmo” me ha parecido una novela con una historia muy emocionante, inolvidable, atrevida y completamente adictiva.
Es una historia muy real y amena. Nos habla sobre el amor y los prejuicios de dos personas que tienen vidas muy diferentes y complicadas.
La relación de tira y afloja que tienen Ana y Eric, me ha mantenido muy enganchada. La intensidad y la química que tienen estos dos, junto con algún que otro toque de humor, me ha parecido una forma perfecta de mantener el ritmo y la frescura durante toda la historia.
Acababa un capitulo y no podía resistirme a saber con qué me iba a encontrar en el siguiente. Recuerdo que había veces, que por falta de tiempo, era un sin vivir no saber que iba a pasar. Me quedaba pensando que podía ocurrir pero luego la historia daba unos giros que me sorprendían completamente.
El final tampoco se ha quedado corto porque ha sido brutal y digno de un infarto. Me ha dejado con la boca abierta sobre todo cuando he visto un continuará en la última página. Qué bien que no tendremos que esperar mucho porque la secuela de esta gran historia llegará en primavera.
La forma que tiene Carmen de narrar la historia hace que rápidamente nos metamos en la piel de los personajes y en su mundo. Las hojas desaparecen en nuestros dedos gracias a la agilidad y la rapidez con la que se leen los capítulos.
La historia está narrada en primera persona a través del personaje de Ana. Conoceremos como piensa, como se comporta y cuál es su forma de ver las cosas.
Me encantaría que la segunda parte del libro estuviese narrada por Eric. Creo que en esta historia hemos conocido muy bien al personaje de Ana, pero Eric todavía tiene mucho que contarnos. Aunque ahora que lo pienso, también estaría genial que el segundo libro estuviese narrado a dos voces. Sería muy interesante ver la historia a través de los dos puntos de vista, de Eric y Ana.
La ambientación tampoco se queda corta. Te metes en la novela y empiezas a formar parte de ella, imaginándola en tu cabeza. Me ha parecido muy curioso tener también el país de Suecia de fondo en la historia.
Gracias a la nacionalidad sueca de Eric, descubriremos muchas tradiciones de este país, además de descubrir algunas palabras, dulces y comidas típicas.
Como curiosidad al final del libro, podremos encontrar un glosario con todas las palabras suecas que aparecen en la historia para que sepamos cómo se escriben, como se pronuncian y que significan. La verdad que me ha parecido algo muy curioso y original.
Normalmente estamos acostumbrados a encontrar glosarios en los libros de fantasía, pero es la primera vez que me encuentro uno en una novela romántica.
Respecto a los personajes me han encantado. Me han parecido unos personajes reales con sus propios problemas, imperfecciones e inseguridades. Que aprenden y moldean su vida aprendiendo de sus errores y de sus decisiones.
Conforme avanzaba la historia, vamos descubriéndolos poco a poco. Viendo cuáles son sus secretos y sus miedos más profundos que los obligan a fingir lo que no son.
Ana me ha parecido una mujer muy dulce, fuerte, inteligente, rebelde y sincera. Tanto que, muchas veces, tendrá problemas por decir lo que piensa. Aun así, esta es una de las cualidades que más la caracteriza. Veremos su gran sentido crítico frente a algunas de las prácticas de la industria farmacéutica.
Respecto a la industria farmacéutica, se nota muchísimo la gran búsqueda de información que ha hecho la autora sobre este tema para poder introducirnos, a lo largo de toda la historia, en este mundo tan desconocido y complejo.
Eric es un hombre atractivo, celoso, frío, autoritario, posesivo y controlador. al principio, me pareció un personaje muy misterioso. En el trabajo es llamado “Iceman” y es conocido como un depredador sexual pero conforme pasemos las hojas, descubriremos que no es como todo el mundo cree y esconde un gran secreto.
Quiero destacar que “Maldito síndrome de Estocolmo”, ha sido la primera novela que ha escrito Carmen Sereno y que además ha sido ganadora del primer premio de Novela Romántica Adulta de la editorial Chic. Quiero darle mi enhorabuena por crear esta gran obra y mis felicitaciones por ganar este premio tan bien merecido, en mi opinión.
He podido leer varias primeras novelas de autores y la verdad, sino me hubiese enterado que es su primera novela, no me habría dado cuenta. Es como si la autora llevase toda la vida escribiendo.
Durante la lectura me ha hecho sentir muchas emociones diferentes y he disfrutado un montón con la novela. Por lo que no quiero imaginar cómo serán las siguientes que nos traerá.
Si con esta casi no suelto el libro, con la siguiente me da a mí que no pego ojo en dos días, jaja
Quiero felicitar a la autora por su gran debut y estoy deseando que llegue la primavera para leer la segunda parte de esta adictiva y maravillosa historia que tanto me ha encantado.
Enlace: http://elrincondelharlequin...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Bibliotecariarecomienda
 04 noviembre 2018
Para ser sinceras lo que más me llamó la atención (aparte de su portada que me encanta) es el parecido razonable de la sinopsis con la obra de otra autora española muy conocida, estoy hablando de Megan Maxwell y su Pídeme lo que quieras pero nada que ver, pueden tener en común un protagonista rubio, alto, al que llaman Iceman por su carácter autoritario, arrogante y frío pero nada más. Si esperáis encontrar algo remotamente parecido olvidaros. Con respecto a esto creo que la sinopsis no ha estado muy acertada, primero por eso, porque se parece demasiado y puede infundir a error, alguien puede pensar que es un libro similar o parecido y descartar su lectura o el caso contrario, que piensen que se van a encontrar algo en la misma línea y acabar decepcionados, no sé, es mi opinión personal, en el blog de la editorial leí la sinopsis que hicieron cuando se anunció el premio y me parece mucho más acertada y apegada a lo que vamos a encontrar en el libro, no sé por qué decidieron cambiarla.
Ana comienza a trabajar como externa en una de las farmacéuticas más importantes de Barcelona. Allí trabajará codo con codo con Eric Grau, jefe de Ventas y Finanzas y uno de los accionistas mayoritarios de la empresa. Su llegada a la empresa es el sueño de Ana, bonitos despachos bien iluminados, empleados que parecen salidos de una pasarela de moda... pero pronto Ana se dará el batacazo con la realidad cuando vea que los externos son empleados de tercera y no son tratados igual que los internos. Los externos trabajan en la última planta del sótano, mal iluminados y en condiciones que dejan mucho que desear si las comparamos con el resto de empleados. Las relaciones con los compañeros tampoco son mucho mejores pues la diferencia de trato entre internos y externos se hace visible en cada momento, incluso con comentarios hirientes y despreciativos.
El comienzo no será lo que Ana esperaba, pues una vez allí encontrará que su trabajo de ensueño no es tal, que le plantea ciertos conflictos morales y que su jefe es un hombre autoritario y frío que la atrae de manera peligrosa.
El primer día de trabajo Ana no conocerá a su jefe, así que buscará información en internet para saber algo más de él y se flechará casi de inmediato del dios vikingo que tiene ante su pantalla, por lo que cuando lo conozca en persona ya estará medio encaprichadita de él... aunque ese encaprichamiento no evitará que Ana, que no tiene filtro, le suelte alguna que otra cuando la ocasión se tercie. Así que ambos personajes están en un continuo tira y afloja durante toda la historia.
Lo primero que quiero decir es que no sé muy bien lo que esperaba con este libro, las buenas opiniones y mejores puntuaciones de las redes fueron lo que me animaron a leerlo, si a todo el mundo le gusta es que tiene que tener algo diferente, pero no ha sido así para mí, la historia y los personajes me han parecido algo cliché, estereotipados, tenía la sensación que ya había leído algo como eso anteriormente, incluyendo una escena muy similar a otra de un conocido libro. Quizá por eso me he decepcionado un poco o quizás es que al ser el primero de la bilogía es todo muy introductorio esperando a ser desarrollado en la siguiente entrega, no sé. La historia al comienzo se hace bastante lenta mientras la autora nos pone en situación y nos enseña los engranajes y tejemanejes del mundo farmacéutico, cosa que en ocasiones me ha aburrido un poco.
A pesar del flechazo inicial de la protagonista la historia entre la pareja se desarrolla de manera lenta, vamos lentísima, que para ver un primer beso habrá que esperar hasta bien adentrada la trama por lo que veremos aumentar la tensión sexual entre ambos página a página y será patente cuanto se gustan pero cuando dan un paso adelante, luego darán dos atrás en cada acercamiento.
Hay cosas en ambos personajes que no me han gustado demasiado.
Ana es una mujer muy contradictoria, en un principio se nos presenta como una chica fuerte, con altos valores éticos y morales, pero cuando toca demostrarlos se achanta, tanto en el trabajo como en lo personal. Es una chica que le pone límites y marca un alto a Eric cuando se pone mandón, controlador y posesivo, pero termina agachando la cabeza y haciendo lo que él quiere... así que no veo coherencia entre lo que dice y lo que hace.
Un ejemplo:

Ainss, Anita que no solo hay que tener carácter, hay que demostrarlo...
Al estar narrado por Ana a Eric no lo conocemos mucho, sabemos que aparenta ser un hombre autoritario y controlador, con fama de mujeriego que está acostumbrado a ser obedecido, al que todo el mundo teme y nunca nadie le lleva la contraria y habituado a que todo el mundo se pliegue a sus deseos, por lo que la rebelde y contestona Ana, lo sacará más de una vez de sus casillas. Eric en ocasiones me ha parecido bastante infantil, al igual que un niño que está acostumbrado a conseguir todo lo que quiere y que monta una pataleta cuando se le niega lo que desea.
Todo en la historia nos lleva a eso, a conocer a Eric, a saber por qué es cómo es y si de verdad es cómo aparenta. En los últimos capítulos de la historia se nos mostrara otro Eric, uno más tierno, más dulce y romántico, ¿cuál será el verdadero?
Me ha gustado mucho la crítica social que la autora hace de las farmacéuticas, las relaciones laborales y el clasismo dentro de la empresa.
Si eres amante de las novelas eróticas debo decirte que esta novela te va a decepcionar en cuanto a esa parte, las escenas de cama tardan en llegar y cuando llegan son sutiles y delicadas, casi sin descripciones, nada explicitas y se acaban en un tris-tras, así pues sí, Maldito síndrome de Estocolmo no es un libro erótico así que si lo compráis esperando encontrar este tipo de contenido os va a defraudar, en cambio si lo que os gusta es el romance sin más este puede ser vuestro libro.
El libro tiene trescientas ochenta y seis páginas divididas en cincuenta y cuatro capítulos cortos. La narración corre a cargo de Ana en primera persona. El ritmo de la narración es bastante fluido y, a pesar de que algunas cosas al inicio se me han hecho algo pesadas, al llegar a la mitad te engancha y ya no puedes parar de leer, lo he leído un par de días. Tiene momentos bastante divertidos, no quiero decir que sea una comedia pero en un par de ocasiones sí que me ha sacado una sonrisa. Obviamente el final es impactante y totalmente abierto a la espera del lo que ocurrirá en el desenlace. Me gustaría que la autora le diera voz a Eric en la segunda parte, creo que ya hemos conocido a Ana y que Eric tiene mucho que decir todavía, así que una historia a dos voces sería estupenda.
También quería aprovechar y felicitar a la escritora por el premio. Se nota que se mueve en el mundo de las letras, creo que este libro es su primera publicación y debo decir que me ha parecido muy bien escrito y trabajado, yo no sé mucho del mundo farmacéutico y de los negocios, pero se nota que la autora se ha currado la investigación y la documentación. Enhorabuena Carmen.
Maldito síndrome de Estocolmo es una historia romántica de personajes fuertes y testarudos que nos atraparan en su duelo de voluntades, con un final trepidante que te deja queriendo y necesitando más, lo malo... que toca esperar a la primavera para poder conocer el desenlace de esta historia.

Enlace: https://bibliotecariarecomie..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Nedyah
 16 noviembre 2018
Maldito Síndrome de Estocolmo de Carmen Sereno es la novela ganadora de la primera edición del Premio Clic de novela Romántica de la editorial Principal de los Libros; una novela de corte erótico y romántico que, a simple vista, recuerda a Cincuenta Sombras de Grey, sobre todo al iniciar la andadura lectora y encontraros con varios puntos y escenarios en común pero, conforme te introduces en la trama, avanzas se va desviando esa idea inicial y cobra personalidad propia, haciendo que la historia de Eric y Ana se vuelva totalmente adictiva y emocionante.
Ana es una joven de veinticinco años que empieza a trabajar como externa en el Departamento de Ventas y Finanzas de Laboratorios Grau, una importante multinacional situada en Barcelona y centrada en la investigación farmacéutica. Nada más comenzar en su nuevo trabajo, Ana se da cuenta de que no encaja en ese lugar, donde priman más los incentivos y los beneficios empresariales y económicos que la asistencia a los ciudadanos con la fabricación de medicamentos y su venta a un precio asequible y al alcance de todos. Y si a ese choque con la política empresarial le sumamos el desprecio que los internos sienten hacia los trabajadores externos y que Eric Grau, su jefe, tiene fama de depredador sexual, Ana tiene que hacer acopio de todas sus fuerzas para no saltar a la primera de cambio, algo en lo que fracasa estrepitosamente en su primera toma de contacto directo con Grau, provocando que Eric grau enfoque toda su ira en la nueva interna y que, al mismo tiempo, le sea imposible resistirse a la lucha de titanes que le supone cada encuentro, o desencuentro. Y eso se aplica tanto a Ana como a Eric. La batalla comienza y ninguno está dispuesto a dar su brazo a torcer... ¿Qué ocurrirá?
Como veis, el comienzo, con Ana (que incluso comparte mismo nombre que la protagonista de 50 Sombras, y Grau se asemeja mucho a Grey...) entrando a formar parte de una importantísima empresa con Grau como protagonista, es el habitual comienzo de novelas del género, mostrándonos un escenario donde el protagonista masculino destaca por ser un adonis multimillonario y autoritario que se fija en una chicha más joven que él y que, en este caso, empieza a trabajar en su empresa. Pero hasta aquí se encuentran las semejanzas porque Maldito Síndrome de Estocolmo es una auténtica batalla campal entre dos personalidades de armas tomar y que tienen la costumbre de conseguir todo lo que se proponen, en el caso de Grau, y de no dejarse avasallar y soltar lo que piensan sin ningún tipo de filtros, por parte de Ana. Y, la verdad, es algo que he disfrutado de lo lindo xD.
Ana Luna es una mujer de veinticinco años, fuerte, decidida y trabajadora, marcada por unos principios que le traerán más de un comedero de cabeza y problema dentro de la empresa, al encontrarse en un puesto infravalorado y dentro de una metodología y política empresarial que destaca por lucrarse el bolsillo sin importar nada más. Me agradaron muchos los principios de Ana y lo valiente y lanzada que es para defender su punto de vista y luchar contra las injusticias, aunque eso conlleve algún que otro tirón de orejas, y a riesgo también de perder su empleo. Es bueno encontrar dentro de una novela erótica este aire crítico y de lucha contra las injusticias empresariales y desigualdades y precariedades laborales.
Eric Grau, conocido como Iceman, es el director de Ventas y Finanzas y también un hombre complicado y frío, bastante irascible y, por supuesto, convencido de que está en todo su derecho a imponer su autoridad tanto dentro como fuera de la empresa: la imagen ante todo. al principio esta actitud consiguió crisparme y ponerme nerviosa porque se lleva al extremo y salta a la primera de cambio. Sin embargo, con el paso de las páginas, y conforme se van revelando las diferentes capas que protegen al verdadero Eric Grau, comencé a simpatizar y ponerme en sus zapatos, sobre todo porque su fachada no es fruto de un "pasado oscuro y trágico" sino de la vida misma, de las experiencias, fracasos y golpes que se ha llevado a lo largo de los años y que le han obligado a madurar, a hacer sacrificios y a aprender a tomar decisiones con aplomo y conciencia. Así que, otro punto positivo.
De secundarios tenemos a otros tantos como Dani, compañero de piso de Ana, mu divertido y extrovertido; Alberto, jefe de Ana pero también un buen amigo dentro y fuera de la empresa; Marga y Oliver, también compañeros de trabajo; Johan y Angus Grau, hermanos de Grau; etc. Algunos personajes se hacen querer más que otros y ejercen bien sus papeles de antagonistas, como es el caso de la familia Grau.
La relación entre los protagonistas es un tira y afloja constante a lo largo de toda la novela. Los dos tienen mucho temperamento y, entre que Eric está acostumbrado a que todo el mundo haga lo que él dice y lo tengan listo para "ayer" y Ana suelta todo lo que piensa por esa boquita que Dios le dio sin ningún tipo de filtro y sin importarle la superioridad dentro de la empresa de a quién va dirigida su diatriba, nos encontramos con bastantes escenas de discusiones marcadas por la tensión sexual contenida y la lucha por quién tendrá la última palabra. Es una mezcla de diversión y locura porque a simple vista se llevan a matar y no están de acuerdo en nada, pero por dentro arden en deseos el uno por el otro y el orgullo les impide bajarse del burro y dejar al descubierto los verdaderos sentimientos.
El libro está narrado por Ana en todo momento, pero la pluma de la autora, ágil y clara, logra transmitir a la perfección tanto los sentimientos y pensamientos de Ana, como los de Eric a través de su conducta y algún que otro capítulos que no traslada a momentos claves de su pasado. Y en cuanto al desenlace... deja con muchas ganas de más. Es un final diferente y bastante atractivo de cara a la segunda parte, no sólo por cómo afectará a la relación entre Ana y Eric, personal y profesionalmente. sino también por lo que implica, dejando espacio para una trama de intriga empresarial que también me despierta interés, aunque tengo mis teorías sobre los artífices.
En resumen, 'Maldito Síndrome de Estocolmo' es la primera parte muy bien desarrollada y adictiva que, aún partiendo de un comienzo que recuerda a otras novelas del género, termina adquiriendo carácter propio, con un romance de alto voltaje entre dos personajes de fuerte temperamento y de convicciones claras que se topan de golpe con la horma de su zapato, por muy dispuestos que estén a negarlo. Una novela con ritmo ágil que no sólo nos da un romance marcado por el erotismo y la lucha de titanes, sino también una trama que aprovecha el escenario empresarial para criticar las políticas empresariales y luchar contra la injusticia y la precariedad laborales. El final es sorprendente y te quedarás con las ganas de leer la segunda y última parte.

Enlace: https://eraseunlibro.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
martaclemot
 05 diciembre 2018
Antes de comenzar quiero dar las gracias a la masa crítica de Babelio, a la editorial Principal de los libros y al sello Chic por el envío del ejemplar.

Decidí leer esta novela ya que principalmente entra dentro del género que tanto me gusta. Tras conocer que resultó ser galardonada en el I Premio Chic de Novela Romántica Adulta, tenía que darle una oportunidad. Me gustan este tipo de premios, ya que se dan a conocer a nuevos autores y puedes encontrarte con historias increíbles.
La portada como podéis ver es muy sugerente y captó mi atención al instante. Cuando leí la sinopsis supe que tenía que leerlo, y hoy os quiero contar que me ha parecido esta historia.

Maldito síndrome de Estocolmo cuenta la historia entre Ana Luna y Eric Grau.

Nuestra protagonista principal, Ana Luna, es una joven que se acaba de incorporar en los Laboratorios Grau, una importante multinacional farmacéutica donde la relación entre externos y trabajadores de la misma es de lo más tensa. Nuestra protagonista entra como externa en el Departamento de Ventas y Finanzas. Está bastante ilusionada con su nueva ocupación, pero no será todo lo que ella esperaba, además de tener un jefe bastante frío, arrogante, mujeriego y raro, según comentan sus compañeros de trabajo. Cuando por fin Ana Luna conoce a Eric, se queda prendada de su atractivo y comenzará a entrar en un bucle de tira y afloja constante donde ella le demostrará su carácter y que no será el tipo de mujer que le sigue la corriente, como lo hacen tan a diario todas por él. A pesar de sus diferentes estatus sociales, llegan a un punto donde surge una química y una atracción brutal entre ambos que hará que no puedan controlar el fuego que sienten. Ana Luna tiene carácter y no tiene filtros para enfrentarse a su jefe, no se deja intimidar y es un personaje que aporta mucho juego a la historia.

Eric Grau es de origen Sueco y es el director de Ventas y Finanzas de la empresa multinacional Laboratorios Grau. Eric es un hombre bastante complejo y tiene una personalidad bastante complicada. Para los demás es conocido como Iceman, una persona seria, autoritaria, fría y arrogante. Pero también es un hombre muy atractivo y conocido por su fama con las mujeres. Cuando conoce a Ana Luna, todas sus perspectivas cambian y la tensión sexual está por las nubes. A pequeños pasos iremos conociendo a Eric y Ana Luna será la encargada de adentrarse en su interior y nos hará conocer al verdadero Eric, os aseguro que os conquistará poco a poco. Aunque, siempre hay adversidades que se antepondrán...¿Serán capaces de enfrentarse a lo que les espera? ¿Su diferencia de clases hará que los separe constantemente? ¿O lograrán luchar a pesar de todo?

La pluma de Carmen Sereno es ágil, fresca, fluida y muy adictiva. Está narrado en primera persona desde el punto de vista de Ana Luna, así veremos con más facilidad todo lo que nuestra protagonista siente y piensa a cada momento. Encontramos un libro repleto de diálogos y descripciones bien definidas, una trama que no cae en picado en ningún momento y veremos unos giros en la historia que nos mantendrán enganchados hasta el final. Los personajes están muy bien construidos y Eric es el personaje más complejo de la historia, me ha tenido intrigada durante toda la trama, y por supuesto, espero saber más sobre él en la última y entrega y desenlace final. Tiene momentos muy divertidos que me han sacado más de una sonrisa y otros muy intensos entre ambos protagonistas. Además del romance, trata temas muy importantes sobre las condiciones laborales, la desigualdad, la ética de una empresa y la responsabilidad de la misma, algo que me ha llamado bastante la atención y antes no había visto en otra novela de este género.
En cuanto a los personajes secundarios, tenemos a la familia de Eric, Dani, Alberto, y Oliver...y de algunos de ellos necesito saber mucho más en la siguiente parte. Me he quedado con ganas de descubrir más sobre esta historia y los personajes que le rodean, y más después de ese final, ha sido brutal. La verdad es que me ha sorprendido gratamente.

En definitiva, Maldito síndrome de Estocolmo es la primera entrega de una bilogía que apunta maneras. Una historia de dos personas que te hechizarán desde el primer momento en una red de tensión sexual, con un tira y afloja constante que hará que no puedas parar de leer hasta el final. Una historia intensa, crítica, divertida y con un toque erótico que hace una novela de lo más atractiva. Será vuestra perdición. Estoy deseando conocer el desenlace final de Ana Luna y Eric.

Enlace: https://elviajeporunlibro.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
NievesGlz
 25 noviembre 2018
Me apetecía muchísimo leer este libro, por una parte porque había sido galardona y por otra, porque la sinopsis tiene una pinta estupenda. Así que preparaos porque a continuación, os dejo con mi opinión sobre la primera historia de la autora.
Maldito Síndrome de Estocolmo nos cuenta la historia de Ana Luna y Eric Grau, ella acaba de empezar a trabajar como externa en Laboratorios Grau y él es el director de Ventas y Finanzas de la misma empresa. La relación entre los externos y los trabajadores de la multinacional farmacéutica es muy tirante, y además, Eric es conocido por su frialdad y arrogancia. La diferencia de clases podría marcar una distancia pero cuando la atracción entre en juego todo lo demás desaparece.
Ana Luna está muy ilusionada con su nuevo trabajo hasta que se encuentra de cara a cara con la realidad de su nueva empresa, y es que en Laboratorios Grau los externos son un medio para llegar a un fin pero nada más. Y por si fuera poco, sus compañeros le hablaran de su jefe directo, un hombre frío, arrogante y muy mujeriego que no pasa ni una a sus empleados pero lo que no le habían comentado es lo atractivo que es. Pronto entre ellos comenzara surgir un tira y afloja constante porque Ana aunque en un principio pensaba quedarse callada con el tiempo irá sacando su carácter y le mostrará a Eric que no es como todas las mujeres que dan vueltas a su alrededor y le siguen la corriente. Y así, es como cada vez aumentará más y más la tensión sexual entre ellos, y de la misma manera rápidamente Eric Grau irá desprendiéndose de su capa frialdad para mostrarle a Luna más de su interior pero de repente descubrirán que no todo el mundo tiene los mismos planes que ellos. ¿Podrán encontrar el equilibrio? ¿Serán capaces de ganar la batalla que aparece en su camino?
El libro está narrado en primera persona desde el punto de vista de Ana Luna, conocemos en todo momento los sentimientos y pensamientos de nuestra protagonista. Reconozco que me hubiera gustado encontrarme con algún capítulo desde el punto de vista de Eric Grau porque es un personaje que es una incógnita con patas, ojala la autora nos sorprenda en la segunda parte con un capítulo desde su punto de visa 🙈🙊 Nos encontramos con una historia de 392 páginas con 54 capítulos con una extensión perfecta que tiene un equilibro perfecto entre diálogos y narración, la agilidad y los giros logran mantenerte íntegramente atrapada. Es una historia en la que entre los protagonistas existe una gran atracción sexual que se nota en cada página, un halo de intriga que no te deja soltar el libro y momentos muy divertidos con los que no puedes parar de reír. En cuanto a los personajes, tanto los protagonistas como los secundarios están muy bien perfilados y te dejan con ganas de saber más sobre ellos.
Ana. Nuestra protagonista femenina en un principio parece tímida pero cuando descubrimos el carácter que tiene te deja anodada. Me encanta, soy muy fan de ella aunque algunas veces se mete en cada lío por no filtrar pero bueno, es genial. El carácter fuerte que tiene y además, que no se deja intimidar por nadie hace que quieras leer y leer para descubrir lo siguiente que nos tiene preparado. ¡Qué ganas de saber más sobre ella!
Eric. Nuestro protagonista masculino es serio, arrogante, muy atractivo y muchas veces te dan ganas de decirle unas cuantas cosas. Me ha gustado mucho, sobre todo, cuando conocíamos al verdadero Eric Grau. Las tiranteces que se trae con Luna, y como ella le suelta lo que piensa de él sin filtro nos dan unos instantes muy buenos y divertidos. Me he quedado con la miel en los labios después de este final, ¡ay Eric!
Los personajes secundarios tenemos a: Alberto, Dani, Oliver y la familia de Eric, ¡madre mía con son estos últimos! Necesito saber conocerlos mucho más.
Por último, he disfrutado de lo lindo leyendo esta historia y me ha dejado con unas ganas tremendas de descubrir lo que nos tiene preparado la autora en la segunda parte porque la historia en el último da un giro de ciento ochenta grados que me ha dejado con la boca abierta, ¡Ay Carmen la que me has liado! 🙊 Ha resultado ser una historia muy sorprendente, ya que cuando leí la sinopsis pensé que se iba a parecer mucho a la saga Pídeme Lo Que Quieras de Megan Maxwell, y ya os digo que aunque tiene alguna cosilla semejante también, tiene muchas cosas que os tendrán totalmente atrapada.Quiero hacer inciso, me ha encantado que la autora a lo largo de la historia trate temas tan importantes como son la responsabilidad de una empresa, la desigualdad, las condiciones laborales y la ética. Y además, que lo hiciera de una multinacional farmacéutica ha sido algo que ha conseguido tenerme aún más atrapada porque siempre me han llamado la atención. La pluma de Carmen Sereno es ágil y tiene un estilo directo y natural. Este libro es la primera novela de una autora que estoy completamente segura que nos volverá a sorprender con sus próximas historias. Y que os digo del final de esta historia, pues que estoy que no veo el momento que salga la segunda parte porque me va dar algo, ¡ESE final es para morirse! Si os gustan las historias de Megan Maxwell y Elísabet Benavent, esta novela os va encantar y os dejará con ganas de más 😉
Maldito Síndrome de Estocolmo es una historia extremadamente adictiva con unos personajes que te mantendrán totalmente atrapada por la tensión sexual que se respira en cada página y los tiras y aflojas constantes. Una lectura con momentos tiernos y otros muy intensos, perfectamente equilibrados. Durante toda la novela la autora ha querido tratar temas que están al orden del día con referente al mundo empresarial, y lo ha conseguido de una manera excepcional. Una primera parte que te deja con la miel en los labios, Carmen Sereno viene pisando fuerte y estoy deseando descubrir que nos tiene preparado en la segunda parte de la historia de Luna y Eric.

Enlace: https://aprovechalavidacadad..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (11) Ver más Añadir cita
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda04 noviembre 2018
Se puede llorar sin derramar una sola lágrima.
Romperse por dentro en la más absoluta quietud.
Gritar en silencio.
Volar sin tener alas y hacer del cielo un refugio secreto.
Ser culpable e inocente a la vez.
Porque, al final, todo se reduce a un montón de sentimientos verdaderos encerrados en un cuerpo extraño transitando por un universo equivocado.
Comentar  Me gusta         10
NievesGlzNievesGlz25 noviembre 2018
Y entonces se precipita sobre mí de forma inesperada,
encerrando entre las manos mis mejillas encendidas como un volcán en erupción,
y su boca choca con mi boca, que se abre solícita y se rinde a la supremacía
húmeda de su lengua hambrienta y feroz.
Yo no lo sabía, pero un beso pueda hacer que el tiempo se detenga.
Un beso puede silenciar los pensamientos más oscuros y las palabras más hirientes.
Un beso es la cura contra el dolor, porque un beso es el perdón por todos
los pecados de la estupidez humana
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda04 noviembre 2018
¿Cuándo se volvió más importante vender que curar? Supongo que cuando las empresas como Laboratorios Grau o Felleman Galenics se dieron cuenta de que las enfermedades les salían rentables. Es innegable que ganan tanta pasta con ellas como la industria armamentística con las guerras. Y, del mismo modo que los fabricantes de armas no promueven precisamente la paz en el mundo respondiendo a intereses lucrativos, no es tan descabellado pensar que las farmacéuticas tienen idénticos motivos para no promover la salud.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
AndreapgAndreapg22 octubre 2018
Dicen que las personas tenemos muchas lealtades diferentes. Está la obvia, la que mantenemos con la ley. También hay una para con la pareja, los amigos y la familia, y otra para con el trabajo. Pero, además, existe la lealtad que nos debemos a nosotros mismos.
Si algo he aprendido últimamente es que la mayoría de las veces todas esas lealtades colisionan entre sí.
Comentar  Me gusta         00
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda04 noviembre 2018
Yo no lo sabía, pero un beso puede hacer que el tiempo se detenga. Un beso puede silenciar los pensamientos más oscuros y las palabras más hirientes. Un beso es la cura contra el dolor, porque un beso es el perdón por todos los pecados de la estupidez humana.
Comentar  Me gusta         00
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

Los monstruos de la saga Harry Potter

¿Qué criaturas mágicas podemos encontrar en Gringotts, el banco de magos?

Duendes
Thestrals
Mantícora
Nagini

15 preguntas
39 lectores participarón
Thèmes : monstruos , criaturas , fantasía , magiaCrear un test sobre este libro
{* *}