InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
>

Crítica de sanhezped


sanhezped
03 December 2020
No sé por qué antes de comenzar a leer esta novela, pensaba que Las fuentes del silencio era una guerra sobre la guerra civil española. Nada más lejos de la realidad, porque la guerra civil no forma parte de su argumento, puesto que lo que vamos a contemplar en la novela es la realidad de una España que está a punto de despegar tras casi ya veinte años de durísima posguerra. Especialmente dura para aquellos que perdieron la guerra.
Lo que más me llamaba la atención a priori antes de leer la novela, es que lo que se nos va a mostrar en ella no es la visión de un español, sino la de un extranjero, la autora de esta novela.
Muy adecuado para mostrarlo el que lo haga a través de los ojos de un joven recién llegado desde Estados Unidos a la capital de España, que empieza a descubrir una realidad totalmente desconocida para él. Un joven que viene además con los ojos muy abiertos en busca de nuevas historias que contar a través del objetivo de su cámara.

Como contraste tendrá frente a él a Ana, una joven doncella del Hotel Castellana Hilton en el que se aloja, para la que trabajar allí no solo es un lujo, sino una necesidad para que su familia pueda a base de juntar sueldos seguir adelante e intentar cambiar de vida.

Probablemente la visión que podamos tener de aquella época sea un poco la de aquellos americanos recién llegados a España, que daban por sentadas cosas que le parecían de lo más natural, pero que en España no lo eran. de ahí que, especialmente las mujeres, mirasen aquellas costumbres como algo no voy a decir extraño, sino como algo a lo que aspiraban, algo que querían tener para sí.

Con estos dos protagonistas, ya tenemos una gran historia de amor para Las fuentes del silencio. Pero la historia es mucho más, pues el tema de fondo es el de los niños robados. Algo que no es novedoso por otra parte, pues sin ir más lejos Almudena Grandes ya nos habló de ello en Las tres bodas de Manolita, pero que no deja de ser un tema que ha sido de actualidad hasta no hace mucho (y eso que ya han pasado unos cuantos años).

Una visión de España vista desde fuera creo que bastante acertada y en la que además no va a recurrir al Museo del Prado, sino al que es probablemente mi museo favorito: El Museo Sorolla. le encanta a uno de los protagonistas, tal vez por los mismos motivos que a mí: sus cuadros de playa tan llenos de color y vida.

Las fuentes del silencio no deja de ser una novela sobre el miedo, sobre la manera de afrontarlo. Para ello nada como la figura del maletilla amigo del hermano de Ana para representarlo.

Un miedo presente en toda la novela y que toma la forma del silencio. Un silencio que pretende no atraer la atención sobre sí. Pero un miedo que no deja de ser otra cosa que una manera de tener a la gente controlada y dominada.



OPINIÓN PERSONAL

Me ha gustado Las fuentes del silencio, una historia que marca el comienzo de lo que sería el gran cambio para España, ese que trajo la apertura de fronteras y la llegada de extranjeros a España que mostraron que había otra manera posible de vivir.

Consigue la autora una imagen de España bastante realista aún a pesar de caer en algún tópico como el del maletilla. Que sí, que es cierto que está muy bien traído este personaje, aunque lo de las capeas en la noche habrá que meterlo en la caegoría de aceptamos pulpo como animal de compañía, porque tengo yo la impresión de que en Madrid y muy cerca de la capital como nos lo describe… me da a mí que no hay fincas con toros como para poder hacerlas.

Eso sí, dentro de su ambientación, también cita una calle muy poco trabajada por la literatura como es la calle de la Victoria, donde se encontraban las oficinas de ventas para las entradas de toros. Una calle con un ambiente muy taurino, especialmente en las ferias de San Isidro y en la que viví hasta que me casé. Otra cosa es que llame cafeterías a lo que son bares, que es de lo que la calle, pese a ser corta, está llena.


«Le gustó que las paredes de todas las cafeterías de la calle de la Victoria estén llenas de carteles descoloridos de corridas y retratos de toreros». (Página 241)
Una novela que os recomiendo, dejando muy claro como ya os he comentado, que es una novela sobre la posguerra civil y que nos muestra como era el ambiente de aquella España en vísperas de lo que sería un cambio imparable.

Enlace: https://www.elbuhoentrelibro..
Comentar  Me gusta         50



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(5)ver más