InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Lawerson


Lawerson
29 enero 2019
Una canción salvaje es la primera parte de una bilogía de fantasía con demonios, monstruos, sonatas mortales y un enfrentamiento de hace años que nos dejará una lectura interesante, entretenida y que nos deja una primera y buena impresión de su autora, Victoria Schwab. Contado en todo momento en tercera persona alternando los puntos de vista entre August y Kate, el libro se encuentra dividido en varias partes claramente diferenciadas que nos dejarán diferentes momentos para el desarrollo de la historia. Así pues, y como viene siendo habitual, las primeras partes será, sobre todo, para hacernos una idea de lo que se nos abre ante nuestros ojos: la ciudad, la creación de los monstruos, el sistema con el que se vive y los dos protagonistas. Serán momentos lentos y pausados, sin nada destacable por mencionar, donde lo único que haremos es conocer a Kate y a August, sus sueños, sus debilidades y también sus fuerzas, su manera de ser y de ver las cosas, así como parte de la ambientación por la que caminaremos. Han sido los momentos menos intensos, donde no va a pasar gran cosa, escenas de instituto que sirven para que tanto August y Kate empiecen a acercarse y a relacionarse, a crear ese vínculo que tanto se reforzará hacia más adelante. Y es que, una vez que pasa esto, los primeros pequeños secretos salen a la luz, las primeras piezas del juego se mueven y es entonces cuando un plan oculto empieza a ponerse en marcha, dejándonos las primeras escenas de acción, dándole vida a una trama que hasta ahora había ido muy lineal para destacar con momentos rápidos, de peligro, lucha y muertes. Una lectura de infarto y sin pausa, donde siempre va a pasar algo, es lo que vamos a tener a partir de ahí, mas carreras, más luchas, más supervivencia, todo combinado con la entrada de esos monstruos que le vana dar mucho juego a la historia, haciendo que nuestros personajes se las ven y se las deseen para poder llegar al sitio al que tienen que ir. Poco a poco, el libro irá enganchando cada vez más, las páginas se pasarán volando, con nuevas revelaciones que te pueden coger por sorpresa, y con unos momentos finales que te van a dejar en shock y con ganas de la continuación, concluyendo una primera parte que, a pesar de tener un inicio introductorio, lento y que parece que no va a terminar de arrancar, cuando lo hace, lo hace de una manera potente y explosiva que no te dará descanso en ningún momento.

En general, el libro ha sido uno que he conseguido disfrutar, tenía ganas de probar a la autora de una vez y el toque que le ha dado a este libro me ha gustado. Todo el tema de los monstruos, creando ese aura oscura y de peligro, escalofriante, en la que sabes que no vas a estar a salvo en ningún sitio. Creo que ha sido un impulso magnífico para despertar la historia y el libro, para darle ese toque que tanto ansiaba ver. Sin embargo, he de decir que esperaba un libro más épico, más extenso, con más descripciones y un poco mejor elaborado con respecto a la ambientación a sus personajes. Bajo mi punto de vista, Schwab se ha quedado corta, ha ido demasiado deprisa y se ha dejado por el camino muchas preguntas sin resolver. Nos presenta una ciudad que, por algún motivo, ha abierto una especie de brecha por la que han nacido los tres tipos de monstruos que hay: Malchai, Corsai y Sunai. Sin embargo, a mí me han faltado muchos detalles alrededor de ellos. No me ha quedado claro cómo se crearon, por qué, si existe algo más allá de Ciudad V. No he llegado a sentirlos del todo, me hubiera gustado tener más y más páginas de descripciones más detalladas de cómo son, sus poderes, cómo se comportan, se mueven... más para creerlos y verlos. Ha sido algo que me ha decepcionado de la autora y por lo que se me ha quedado un regusto agridulce, esperaba una escritura más profunda, pausada y detallada. Porque con los personajes me ha sucedido lo mismo, no me han logrado transmitir gran cosa. Algunos son demasiado secundarios y al final se le da una importancia que no he terminado de entender. Suceden un par de cosas que no me han pillado de sorpresa y tampoco me ha afectado ya que esos personajes han salido un par de veces en la trama. Ha faltado un factor sorpresa más grande, algunas cosas me las veía venir, otras no, y eso me ha gustado. Pero, no sé, yo me he quedado a medio gas con esta lectura, pensaba que iba a ser algo más épico y grande.

A pesar de ello, creo que Victoria puede resolver todo esto en el siguiente libro, que se queda muy pero que muy pendiente. Y es que, como os he dicho y a pesar de estos pequeños fallitos que le he encontrado a esta primera parte, ha sido una lectura buena. Como primera toma de contacto con la autora no ha estado nada mal, me quedo con las ganas de ver más de ella, de leer sus otros libros, de ver cómo va evolucionando. Y creo que hace bien en dejar un final de esos que te pillan desprevenida, la gran sorpresa que tiene el libro, un buen enganche de cara al siguiente libro para afianzar a sus lectores.

Así pues, Una canción salvaje ha sido un libro que, aunque tiene un comienzo lento y hecho para la introducción, consigue dejar una trama plagada de acción hasta el final. entretenida y muy adictiva. Con una ambientación y personajes que se me quedan algo cortos, con su final consigue convencerme de leer la conclusión de una historia que, espero, pueda darme el resto que he echando en falta aquí para completar una bilogía que merece la pena leer.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}