InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Dreammewords


Dreammewords
23 abril 2019
Un dueto oscuro es la parte final de la duología Los monstruos de Verity, y se siente como un libro completamente diferente a su antecesor.

El final de UCS nos deja con incertidumbre, terminando con una atmósfera un poco más oscura, ya marcando el tono que podemos esperar en UDO, no solo en su trama sino también para los personajes.
Ahora el foco de atención no solo está en Verity, sino también en su ciudad vecina, Prosperity. Este es el lugar de origen de un nuevo monstruo que terminará siendo fundamental para el desarrollo de la historia y fue una adición excelente, en mi opinión.

Al principio, se me estaba haciendo un poco denso, la acción no llega hasta más adentrada la historia pero una vez que pasamos las primeras 50-100 páginas, vuelve a ponerse tan entretenida y adictiva como fue su antecesor.

Los personajes son mucho más maduros, se ve un cambio clarísimo en el desarrollo de ambos protagonistas.
Durante UCS, Kate pasó sin pena ni gloria para mí, mientras que en UDO era el personaje del que más disfruté leer. Desde el principio tuvo escenas interesantes que no me dejaban soltar el libro.
Por otro lado, August parece una persona completamente diferente. El chico que conocimos queda relegado a una personalidad más dura, en la que la inocencia y el deseo de un mundo mejor ya no tienen cabida. A pesar de la buena construcción que se le da, fue una pena que mi personaje favorito se terminara convirtiendo en alguien tan tedioso, y solo esperaba que sus capítulos terminaran rápido.

Algo que me encantó es que la pizquita de romance que hay está muy bien hecha, no es forzado y funciona muy bien en cómo se está desarrollando la trama en el momento que sucede. Es un romance que no abruma, sino que decide cuáles son sus prioridades y se adapta perfectamente a las personalidades de ambas partes.

También aparece un nuevo personaje en Ciudad Sur que tenía muchísimo potencial y no se ve reflejado en su historia. Tiene muy pocas apariciones y está solo para mostrar, porque no llegamos a conocerlo ni tampoco a sus orígenes. Un par de páginas más hubieran logrado crear un personaje muy interesante, pero le faltó desarrollo.

Obviamente, en una buena historia de monstruos, necesitamos villanos carismáticos, que nos atraigan con su fuerza de magnetismo, y en este caso me atrevo a decir que Victoria lo logra. O por lo menos lo logra en uno de ellos.
No puedo hablar de identidades porque sería spoiler de UCS, pero el villano masculino tiene muchísima fuerza en términos de escritura, mientras que su compañera femenina deja mucho que desear, más sabiendo su contexto y origen.

Como les comenté en mi reseña anterior, mi parte favorita de la historia fueron los monstruos, así que iba a ser más que obvio que el nuevo villano robara el show, y definitivamente se convirtió en mi predilecto del bestiario que crea Schwab.
Tiene un modus operandi distinto, no asesinando por mano propia sino metiéndose dentro de la mente, funcionando como algo parecido a “el demonio de la perversidad” que nos trajo Poe en 1845. Matar solo porque se puede, porque no hay forma de parar la locura, por querer satisfacer ese deseo irrefrenable de sangre. Es un ente completamente peligroso y extraño.
Por todo esto, me generaba demasiada curiosidad saber cuáles eran sus motivaciones y origen, y la decepción más grande viene de parte de la falta de worldbuilding que tienen los libros de Schwab en general. Entiendo que esto no sea fantasía épica, pero son impresionantes las oportunidades perdidas de crear un universo profundo y complejo.

El clímax de la historia se da en las últimas 50 páginas, y si bien es imposible de soltar el libro, ya me pasa con todas las novelas de la autora el quedarme con una necesidad de saber más. Toda la anticipación que se viene generando desde el principio se resuelve en un par de capítulos que se desarrollan muy rápido y con soluciones que terminan pareciendo simples.
Para muchos, el final fue muy emocional y lleno de sentimientos de pérdida y esperanza al mismo tiempo, pero subjetivamente y sólo como una opinión personal, para mí no lo fue. No llegué a conectar con nadie lo suficiente como para sufrir con la conclusión.

De todas formas, fue un libro que disfruté mucho de leer y me alegro de haber podido conocer por fin la pluma de la autora, tenía muchas ganas de darle una oportunidad.
Si les gusta el género estoy muy segura que les va a encantar esta bilogía.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}