InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Lawerson


Lawerson
29 enero 2019
Un dueto escuro es la conclusión de la duología conocida en España como Los Monstruos de Verity, la primera toma de contacto que hemos tenido con su autora, Victoria Schwab, una historia que mezcla fantasía con realidad para dejarnos una conclusión repleta de acción, lista para ser devorada como cualquier alma para los Sunai. Por segunda vez, en esta continuación nos vamos a topar con una narración en tercera persona que se va compartiendo entre tres puntos de vista diferentes, dos de ellos principales, el de August y el de Kate, teniendo unos pocos capítulos contados por otro personaje. El libro comienza poco después de los últimos acontecimientos de Una canción salvaje, seis meses en el futuro, viendo a una Kate y a un August alejados, diferentes, cada uno haciendo las cosas que le tocan hacer en su nueva vida. Pero que esto no os engañe. A pesar de que son situaciones nuevas para los protagonistas, no nos vamos a topar con unos primeros capítulos introductorios que nos enseñan su vida. de eso nada. Desde el primer momento, Un dueto oscuro empieza de manera muy directa, con escenas llenas de movimiento y acción, luchas, persecuciones y muertes, lo que hace que, nada más empezar, ya estés atenta a la lectura, atrapada. El libro va a ir avanzando en esa misma línea entre ambos, una Kate cazando sus monstruos e intentando olvidar todo lo que pasó en el futuro, y un August nuevo teniendo que lidiar con los nuevos problemas de su vida y su ciudad. Así pues, la lectura va a ser muy rápida, las escenas se van sucediendo una detrás de la otra, y lo mejor es que no hay momentos que se hagan largos ya que, continuamente, vamos a estar de un lado para otro, en tres lados diferentes, siempre tiendo algo po ver, siempre habiendo algo por ofrecernos, tres visiones diferentes que nos muestran estrategias de actuación, más combate, nos acerca de nuevo a ese mundo lleno de monstruos que buscan, algunos, la paz. Y aunque el libro esté dividido con claridad en cuatro segmentos, todo parecerá uno de lo fluida que es la lectura. No aburre, hay descripciones pero sin llegar a abrumar, no se atasca, todo va viento en popa. Y cada vez que avanzamos la trama se torna más oscura y peligrosa. Hay pequeños giros en la trama que consiguen mantenerte conectada la libro, hay algunas sorpresas que te pillan desprevenida, y tiene unos capítulos finales de infarto en los que va a pasar de todo. Un dueto oscuro es, sin dudarlo, un buen punto y final.

Ahora que he leído este final, sigo diciendo que la atmósfera que Schwab ha creado es genial. Se nota ese miedo que hay alrededor de los monstruos, esa inseguridad que crea la oscuridad, la tensión de tener que correr para protegerte y llegar a un sitio seguro mientras los Corsai te persiguen. Es cierto que en este libro eso se nota menos, pero sigue estando. Sin embargo, pienso que la historia no ha exprimido todo su jugo, cosa que me ha dado mucha pena. La autora hace cosas guays con sus elementos, da ese toque de atención, atrae, es llamativa, tiene una pluma interesante con la que va jugando. Pero he visto que tanto ella como la historia en general es demasiado plana y lineal. En el libro anterior me surgieron dudas en relación a la ambientación y, con pesar, debo decir que es lo que más chirría de los libros. No es algo que asombra, no es algo potente, no es algo mágico, que te pone el vello de punta, que te deja con la boca abierta, que sobresalga. Tiene lo justo para tener una base por la que caminar, pero no es una ambientación con muchas cosas a destacar porque todo se queda en la superficie. El tema de cómo surgieron los monstruos me ha quedado muy parco, lo que hay más allá de Verity no me ha quedado del todo claro. Es como que andábamos por un lugar fácil de imaginar pero no tiene nada detrás, no hay chicha, no hay historia pasada. Y esas preguntas que se quedaron conmigo al terminar el primer libro las sigo teniendo, no han encontrado respuesta.

Junto a esto, he notado que la historia de este libro iba muy precipitada, incluso a veces me daba la sensación de que el primer libro cuenta una historia y éste otra diferente. Las dos, eso sí, con el mismo estilo. Pasan muchas cosas y es cierto que hay acción a raudales, pero es una acción de correr, matar y vuelta a empezar. No es una acción que tenga ramas alrededor de pensamientos, de pausa para verlo todo claramente, para pensarlo. Es todo acción, acción, contraatacar, seguir hacia adelante y poca cosa más. No está mal porque consigue enganchar, pero no da algo más. Y las decisiones que toma la autora por el final, vuelven a ser elecciones que se toman a la carrera. Los destinos de algunos personajes terminan de manera abrupta, y no dan pie a que haya esa despedida. No existe espacio para que los sentamientos que has creado con los personajes salgan a la luz, porque éstos tampoco se han dejado exponer demasiado. Hay empatía, pero no te une nada a ellos, al menos, por mi parte. Son unos personajes que dan mucha vida, con papeles importantes, pero no son de esos que se van a quedar conmigo para siempre, los voy a olvidar con mucha facilidad.

Eso sí, el personaje de Sloan es lo que más ha destacado aquí. Esa determinación, esas ansias de vengarse, de matar, de ser tan cruel. Eso lo ha expuesto a la perfección la autora, ha creado un villano para esta segunda parte que ha dado muchos quebraderos de cabeza, pero vuelvo a lo de antes. La resolución de algunos conflictos llegan con demasiada rapidez.

En resumen, Un dueto oscuro es el final de una bilogía que, aunque está bien y se puede leer sin problemas porque consigue enganchar, personalmente no me ha dicho casi anda nuevo. Una historia que falla en gran medida en su ambientación, cuenta con unos elementos que, afortunadamente, consiguen llevar bien unos actos que hubieran sido la caña de haberse explotado más.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro