InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8417361782
426 páginas
Editorial: Ediciones Kiwi (21/10/2019)

Calificación promedio : 3.86/5 (sobre 22 calificaciones)
Resumen:
Una nación dividida. Cuatro reinas. Una ladrona despiadada. Un noble mensajero. Y los asesinos que los unen. Entra rápido, sal aún más rápido. Estas son las palabras con las que Keralie Corrington vive como la mejor ladrona en Concord, el área central que une los cuatro cuadrantes de Quadara. Roba bajo la guía de su mentor Mackiel, el cual administra un mercado negro y vende sus botines a compradores desesperados por lo que no pueden obtener en su propio cuadrante, ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (15) Ver más Añadir una crítica
Lawerson
 10 November 2019
Puede que Keralie Corrington, una joven de diecisiete años, parezca inofensiva; pero es, de hecho, una de las ladronas y mentirosas más hábiles de Cuadara. Hace tiempo que abandonó su casa, después d eun horrible accidente, para empezar de cero, lejos de su familia, metiendo sus manos en los bolsillos de cualquier que se pusiera delante suya con tal de robar algún objeto valioso para luego vender. Por otra parte, Varin es un ciudadano ejemplar de la región más sabia de Cuadara, Eonia. Con una misión importante a llevar a cabo, su viaje no hará más que complicarse cuando Keralie tropiece con él, aparentemente sin querer, para robarle un paquete, poniendo así su vida en peligro. Lo que Keralie y Varin no saben es que se van a meter de lleno en una conspiración para asesinar a las cuatro reinas de Cuadara al internar recuperar el paquete. Sin opciones, y a la vez huyendo del antiguo jefe de Keralie, los dos deciden unir sus fuerzas para descubrir quién ha matado a las reinas y no perder ellos su vida en el proceso. Cuando de esa reticente colaboración surge un ligero romance, deberán sobrevivir a sus propios y oscuros secretos para construir un futuro juntos, que hasta hacía pocos días parecía imposible. Pero primero tendrán que seguir vivos y desentrañar los secretos de las muertes de las cuatro reinas.

Como bien sabréis, si sois de las personas que viajan normalmente a través de mis entradas de este blog, la fantasía es mi género preferido a la hora de embarcarme en una nueva aventura. Pero, ¿qué pasa si ese género se mezcla con otro diferente, como es el thriller? A estas alturas, creo que la fantasía está evolucionando a su manera, no siendo la primera vez que me topo con una historia ambientada en un mundo donde la magia o una aventura épica va a ser el centro de atención. La muerte de las cuatro reinas parte de un misterio a resolver, una trama interesante y adictiva que, aunque no haya sido mi mejor lectura del mes, sí que me ha sorprendido al final.

Un país. Cuatro ciudades separadas por murallas extensas y altas. Cuatro reinas que están siendo asesinadas. A partir de ahí, La muerte de las cuatro reinas arranca motores. Nada más abrir el libro, sabes que estás ante una historia diferente, curiosa, llamativa. No solo por la manera en la que la autora ha ambientado este universo, algo que ya se palpa en las primeras páginas, donde vamos a encontrar leyes a seguir, costumbres y maneras de vivir, una explicación corta pero muy directa e instructiva de cómo funcionan estos cuatro sectores en los que nos vamos a ir moviendo, de un lado para otro, muy pronto. Con esa base tan detallada y que deja un buen sabor de boca, partimos a través de dos líneas argumentales, una narrada en tercera persona, otra en primera, a todo el meollo del asunto. Tranquilidad, no es spoiler lo que os he dicho nada más empezar. Las reinas están siendo asesinadas, una a una, desde la primera página. Y, con unos primeros compases donde no solo seremos testigos de la manera en la que se gobierna, la manera en la que la sociedad hace vida, se relaciona y se comporta, sino viendo como un cuchillo corta un cuello y la sangre se derrama, es cuando empezará nuestra misión: descubrir qué está pasando y a manos de quién. Tenéis que saber, desde un principio, que La muerte de las cuatro reinas es un libro donde el asesinato, las pistas, la exploración y la investigación van a ser primordiales. Ir avanzando a través de escenas, movimientos ocultos y no tan ocultos, situaciones que nos van a dar nuevos descubrimientos, nuevas huellas a seguir, haciendo que prácticamente la mitad del libro se lea de una sentada. Yo me he sentido muy enganchada desde que abrí el libro y comencé a leer la primera página. Creo que el tema del misterio está muy bien llevado, siendo el aliciente principal por el que vas a querer seguir leyendo y no despegarte del libro. Para toparte con algo nuevo que desbarate tus planes y apunten en una dirección opuesta, para hacerte cambiar de idea, para empezar a sospechar de uno y no de otro. A través de estas dos líneas argumentales, vamos a ser testigos de cómo poco a poco las otras reinas sucumben, como si fuéramos nosotros/as el asesino, mientras que en la otra nos meteremos en la piel de Keralie, la chica que, de alguna forma, va a intentar descubrir a la persona que está haciendo eso y, de poder, evitar que otras reinas acaben muertas, siendo ella la protagonista principal del libro. Como comento, el libro tiene una lectura muy ágil, dinámica, manteniendo siempre tus ojos a sus páginas, estando pendiente a cualquier cambio que podría cambiarlo todo. Porque descubrir al culpable no solo supondrá el final del libro. Descubrir al culpable nos guiará a través de nuevos detalles de una ambientación que, poco a poco, se va a ir abriendo y expandiendo. Conociendo nuevos términos, el contraste entre la tecnología y la zona más rural, las aspiraciones de cada una de las regiones en las que se divide este país, conociendo mejor su filosofía, algo que ha roto momentáneamente el tema de la intriga pero que, igualmente, ha quedado para profundizar de una mejor manera en todo lo que teníamos a nuestro alrededor. Sin embargo, llegados a un punto sobre la mitad del libro, todo se vuelve más pausado, más monotemático, más cliché. Si bien es cierto que han sido estos los momentos en los que se ha desarrollado la vida, personalidad y el pasado de los protagonistas, también ha dado pie a algunas cosas que no me han terminado de convencer, que son las que os comentaré mas abajo, todo se ha sentido más lineal, donde no pasaba gran cosa, quizás investigando por otros lares para intentar recabar más información. Por fortuna, no es algo que se haya comido gran parte del libro, ya que pronto volveremos a la acción, un giro en los acontecimientos que, personalmente, me ha pillado desprevenida y ha cambiado todo lo que se había estado ideando hasta ahora, rompiendo todos los esquemas y guardando nuevos secretos que, de cara al final, han conseguido gustarme y dejarme con una buena sensación la terminar el libro.

Antes de explicaros aquello que no ha sido del todo de mi devoción, como siempre os voy a comentar aquellas cosas que sí me han gustado mucho de este libro. En primer lugar, la diversidad que hay en algunos de los personajes que podemos encontrar en este libro, especialmente en las figuras de las cuatro reinas. Me ha sorprendido gratamente que, viniendo de personas con tanto poder, haya habido atisbo de rebeldía. de luchar por tus sentimientos en contra de lo que dicen los demás, o la sociedad de este mundo, sobre qué debes o no hacer, sobre cómo debes o no ser. Me ha encantado que, sobre todo, se sea fiel a una misma. Y los personajes de este libro lo tienen bien claro. Saben bien a quién aman, lo arriesgado que es eso y que, aún así, quieran lanzarse al vacío. Se atreven a intentar el cambio, a abrir los ojos, a no ser lo que se espera de ellas, a pesar de que podría ser el declive de su sociedad, de volver a instaurarlo todo, de crear guerrillas. El papel de las reinas me ha sido fundamental, son las que más me han aportado y las que más me han gustado. El amor adolescente, el amor no correspondido, las relaciones prohibidas. Con ello, además, se ha creado una ficha más dentro de ese tablero de asesinatos. Se nos hacen públicos sus más oscuros secretos, siendo ellos los que nos van a comer el coco. ¿Acaso las están matando por haberse besado con él? ¿Quizás porque saben de su relación? Son preguntas que te haces a todo lo que está pasando y que desvía, sin poder evitarlo, la atención hacia diferentes soluciones para dar sentido a los asesinatos. Por ello, el misterio es otra de las cosas que me han sorprendido. Desde el principio me he creado mil hipótesis y, ¿sabéis qué? No he acertado en ninguna. Tengo que reconocer que, en esa mitad del libro, hay un tipo de información que me dictó una teoría que creía era la correcta, todo apuntaba a ello. Y mi sorpresa fue que, en realidad, en ningún momento la trama es predecible. Parte de ello ha sido la falta de información de algunas cosas. Aunque sea algo que he visto como negativo, ya que he sentido que me faltaba ver mejor las ciudades y los lugares entre los que caminamos, también ha tenido su parte positiva: te pilla distraída. Y, lo mejor, aceptas las explicaciones que te da porque en ningún momento se menciona lo contrario, no hay un canon, todo es nuevo y se desarrolla ya para darle sentido a la verdad. Y, para mí, ha sido un acierto.

Entre las cosas que no me han convencido, están los personajes de Keralie y Varin. Ambos son los que van a desarrollar una de las tramas argumentales, a través de la cual intentamos dar con el asesino y descubrirlo todo de una vez por todas. Sin embargo, los he sentido muy distantes y fríos. Me ha costado mucho imaginarlos en mi mente, saber su color de pelo, su forma de la cara, el color de sus ojos. Y, para ello, he tenido que pausar la lectura en más de una ocasión para saber bien cómo lucen. En el caso de las reinas, no me ha pasado así gracias a que la edición del libro trae un mapa que dibuja lo esencial de cada una de ellas. Sin embargo, de Keralie y Varin no hay nada y lo poco que comenta la autora de ellos dos no me ha ayudado a hacerme una idea de ellos. Sus personalidad tampoco me han dicho gran cosa. No me han destacado por ningún lado, los he aceptado porque no me han chirriado en sí con su manera de pensar o de actuar, aunque sí que es cierto que, en algunas ocasiones, Keralie parece que tiene demasiada buena suerte. Esta falta de un desarrollo más hondo en ambos ha propiciado que, desgraciadamente, el romance me fallara por todos lados. Lo he visto más un instalove que otra cosa. También porque se nota el paso del tiempo en el libro y sabes que solo se conocen de hace tres días. Además, la parte de Varin resulta poco creíble al saber de dónde procede y cómo actúan los de su ciudad en relación a los sentimientos, por lo que me ha parecido algo forzado y precipitado. Eso de "siempre has sido para mí", "me complementas" o el sentir ya un afecto de enamoramiento con tan solo tres días no me resulta verosímil, estando ahí el elemento que más me ha fallado de la muerte de las cuatro reinas.

Pero, en resumen, La muerte de las cuatro reinas consigue ser una buena mezcla entre fantasía y misterio, capaz de engancharte sin poder remediarlo desde la primera página. Un nuevo universo que se abre con todo un sinfín se secretos, descubrir la verdad va a ser lo que te guíe a través de una lectura ágil, llena de tensión, acción y con varios giros argumentales inesperados que harán que todo lo que hayas creído no sea verdad, jugando con tu mente para que sepas que nada es tan predecible como creías.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Celeste_Lightwood
 15 January 2021
Keralie es considerada la mejor ladrona del barrio naútico de Concord. Decidió abandonar a sus padres y la vida marítima que estos llevaban para buscarse la vida en un oficio que le reportara muchos más beneficios. Así conoció a Mackiel, el administrador del mercado negro del distrito, que la acogió bajo su techo y la convirtió en su mejor secuaz. Keralie es ingeniosa, habilidosa, resoluta y es capaz de obtener el éxito en cualquier encargo que le manden. Todo esto cambiará cuando uno de los encargos de Mackiel sea un tanto especial y es que le ordena robarle unos chips a un mensajero. Estos chips son una tecnología avanzada que permite a la gente guardar en ellos sus recuerdos. Si otra persona se los traga es capaz de vivir esos recuerdos como si fueran suyos propios. Aunque al principio parece un trabajo fácil, el robo se termina torciendo y Keralie se traga los chips para proteger la información que contienen. En ese instante empezará su pesadilla: en los recuerdos, alguien ha matado a las cuatro reinas que gobiernan el país de Quadara.

En esta novela tenemos dos narraciones. Por un lado, la historia es contada por Keralie. Nos habla de su vida antes de ser ladrona y a partir de su unión a la banda de Mackiel, por lo que conocemos su pasado, las decisiones que la llevaron a convertirse en ladrona y cómo ha sido su entrenamiento y su experiencia en este sentido. Cuando el encargo de los chips se tuerza, Keralie descubrirá la verdadera naturaleza de Mackiel y ello le llevará a traicionarlo y aliarse con el mensajero al que le robó los chips, Varin. Huirá junto a él y ambos intentarán averiguar qué ha sucedido con las reinas, cuyo asesinato de momento no ha transcendido a la población, quién las ha matado y por qué. Por supuesto, Keralie no lo hace de manera altruista, al contrario que Varin, sino que pretende obtener algo a cambio, algo muy difícil de conseguir y que, al mismo tiempo, es un bien muy preciado.

En la otra cara de la narración tenemos a las reinas. Estos capítulos, a su vez, se dividen en cuatro, pues cada reina actúa como narradora. Desde su punto de vista conocemos más acerca del universo que ha creado la autora. Tras una terrible guerra en el pasado, se decidió que lo mejor para la nación era dividir el país en cuadrantes, cada uno gobernado por una reina: Ludia, el cuadrante de las artes; Eonia, el de la tecnología; Archia, el de las materias primas y Toria, el comercio. Una de las reglas es que cada cuadrante debe dedicarse a una cosa específica y eso no se puede cambiar ni mezclar para que la sociedad mantenga la pureza. Por ejemplo, los adelantos tecnológicos de Eonia no se pueden emplear para mejorar las condiciones agrícolas de Archia, pues eso rompería el equilibrio y llevaría Quadara al caos como ocurrió con anterioridad. Asimismo, las reinas no solo tienen que gobernar con mano dura, sino que también tienen que ser estrictas con ellas mismas. No pueden enamorarse, ya que el amor en particular y los sentimientos en general pueden afectar al buen gobierno, sino que deben seleccionar a un hombre con el que tener descendencia para asegurar el trono (y tiene que ser una niña), y luego tanto el hombre como su hija deben salir del palacio, el hombre para no volverle a ver y la hija para criarse en su propio cuadrante y aprender sobre sus gentes para ser una buena reina.

Toda esta armonía y paz es solo superficial, pues cada una de las reinas guarda secretos que podrían hacer tambalear los principios sobre los que se asienta Quadara y su gobierno. Dichos secretos saldrán a la luz cuando se cometan los asesinatos y se empiece a investigar cómo alguien ha sido capaz de colarse en el inexpugnable palacio y por qué querrían hacerle daño a las reinas.

Esta novela empezó con muy buen pie. La premisa era original e interesante y me gustaba que la protagonista fuera diferente. Normalmente, las protagonistas de juvenil suelen tener cierta ética y sentido del deber o de lo que está bien o mal; sin embargo, Keralie es todo lo contrario, es una ladrona y le gusta serlo. le gusta robar y el poder y el placer que ello le reporta y no se arrepiente en absoluto de su decisión, así como tampoco se cuestiona la moralidad de sus actos. le gusta y punto. Además, no solo es fuerte, sino que también es resoluta, ingeniosa y muy inteligente. La construcción del mundo fantástico también me gustaba mucho, tanto el hecho de que fuera un país dividido en cuatro secciones y cada una de ellas tuviera su propia personalidad, como el que solo las mujeres tuvieran capacidad para gobernar y llevar el país, por lo que los hombres en este concepto de realeza solo servían para engendrar hijos y ya está. Esta vuelta de tuerca a la monarquía tradicional es muy interesante y ver a cuatro reinas rebosantes de poder y respetadas por los suyos era gratificante.

A pesar de todo esto, he de decir que la novela no me convenció en absoluto. Por un lado, fui incapaz de conectar con los personajes. No sabría explicar por qué, pero sentía que había un muro constante entre ellos y yo, que no conseguía adentrarme en su mente ni congeniar con ellos. Los personajes me gustaban, entendía sus motivaciones, sus preocupaciones y por qué hacía lo que hacían, pero, al mismo tiempo, me resultaban indiferentes y no me transmitían nada. Otro problema que tuve es que me faltó que la autora me enseñara el mundo que había construido. Solo conocemos la vida de los diferentes cuadrantes a través de las reinas y de lo poco que sabe Keralie, por lo que realmente la visión que tenemos de este worldbuilding es bastante lejana y abstracta. La acción principal transcurre en Toria y luego en el palacio donde viven las cuatro reinas, por lo que las otras zonas del reino están como en el limbo. Me parece un desperdicio que la autora haya creado un mundo fantástico tan complejo y original y luego apenas nos muestre nada de él. Hubiera sido infinitamente más interesante que Keralie hubiera tenido que viajar por los diferentes cuadrantes y hubiera experimentado en su propia piel cómo se vivía en ellos para posteriormente contárselo al lector.

Esta novela habría sido infinitamente mejor si fuera una bilogía o una trilogía. Siento que la Scholte ha intentado transmitir demasiada información en muy poco espacio y eso hace que al lector no le de tiempo a digerir bien lo que está sucediendo o que no pueda apreciar la complejidad social y gubernamental que alberga ese libro. Todo ocurre demasiado deprisa y precipitado y me falta ahondar más en Quadara, su historia y sus gentes. El final es un claro ejemplo de que todo se desarrolla muy rápido pues parece resuelto usando el recurso de deux ex machina. Es como que de repente aparecen un montón de detalles que ayudan a resolver el puzzle del asesinato y hay un montón de datos que se sacan de la nada y de los que tú como lector no tenías ni idea porque la autora no ha sabido darte pistas durante la narración. Fue un final para nada creíble y un tanto forzado que hizo que, definitivamente, este libro no terminara de convencerme.


La muerte de las cuatro reinas es un libro muy interesante, pero al que le falta recorrido. Si la historia hubiera sido contada con más lentitud y profundidad o hubiera estado dividida en varios libros, habría estado mejor contada. Sin embargo, la sensación general es que todo sucede demasiado de prisa, que nunca llegas a conocer del todo a los personajes y que la autora ha creado un mundo fantástico sensacional que no ha sabido aprovechar.

Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
AndreaGG
 08 March 2022

Cuadara es un reino dividido en 4 territorios que se encuentran separados entre sí: Toria, Ludia, Archia y Eonia. Cada territorio se encarga de una actividad productiva, tiene unas normas sociales propias y sus ciudadanos se comportan de acuerdo a ellas. Debido a esto Cuadara está gobernada por 4 reinas y cada una de ellas es monarca de su respectivo cuadrante ya que de esta forma entienden que es como mejor defenderán los intereses de sus territorios de nacimiento. Este sistema se ha demostrado como efectivo desde hace mucho tiempo y todos allí creen que es incorruptible. Pero todo cambia cuando Keralie, una joven ladrona intercepta un disco de comunicaciones y sin querer descubre el contenido de los chips que guarda en su interior ya que en ellos ve cómo se llevan a cabo los asesinatos de las actuales reinas de Cuadara. ¿Estará dispuesta Keralie a arriesgar todo por lo que ha luchado toda su vida por el futuro del país o su egoísmo será quién gane la partida?


Desde que se publicó este libro quería leerlo porque la portada y la trama me llamaron la atención desde el principio. También me gustaba que fuese autoconclusivo, ya que hay muy pocos libros de fantasía que lo son. Después de haberlo leído tengo que decir que la historia está bien pero sin más, creo que la autora le podía haber sacado más partido al mundo que creó. En sí la historia está bien ya que es fantasía mezclada con thriller, una combinación que no es muy frecuente. La historia está ambientada en Cuadara, un reino dividido en 4 cuadrantes separados entre sí por murallas y muros. Los 4 reinos son: Arquia que se dedica a la agricultura y que valora la sencillez, Eonia, un territorio helado en el que el avance tecnológico es lo más importante incluso se tiene en cuenta esto para decidir el futuro de la vida de las personas, Toria, un territorio costero que se dedica al comercio y que valora muy positivamente la investigación y la curiosidad, y Ludia, un país en el que el entretenimiento y la frivolidad están a la orden del día. Estos reinos están gobernados por 4 reinas, una para cada territorio y juntas se dedican a tomar las decisiones más adecuadas para Cuadara. Estas 4 reinas gobiernan con la ayuda de consejeros reales ya que no tienen permitido tener relación con sus familias ni regresar a su cuadrante desde el momento en que son coronadas como reinas. Esta forma de vida tan peculiar que imponen a las reinas es solo para garantizar que su desempeño es el más correcto y adecuado para el país. La ambientación en sí me ha gustado pero me hubiese gustado conocer más a fondo los 4 cuadrantes ya que estos territorios son bastante diferentes entre sí tanto geográficamente como socialmente ya que la personalidad de los ciudadanos de cada cuadrante es muy diferente ya que cada uno se ajusta a los ideales y preceptos que rigen la vida de cada territorio. La historia casi en su totalidad se desarrolla en el palacio aunque hay algunas escenas que se desarrollan en el distrito náutico, una especie de mercado negro en el que se vende cualquier tipo de producto procedente de cualquier cuadrante. Otra cosa que me gustó fue la manera de presentarnos los asesinatos ya que la autora nos da la información de ellos antes de que las muertes ocurran. Esto hizo que me enganchara a la lectura ya que quería saber cómo se iban a desarrollar estos sucesos y si Keralie podía evitarlos. Otra cosa que me gustó fueron los temas que la autora trata durante el libro: el perdón, la traición, la ambición, el precio que está dispuesto a pagar alguien por conseguir el poder, etc. En cuanto a los personajes, decir que me han gustado. Destacaría a Keralie y Varin porque son los protagonistas de la historia y a Mackiel porque como villano creo que estuvo bien. También me gustó mucho la idea del SEREL y me gustó aún más el descubrir el por qué del origen de la inspiración de esa milagrosa medicina. En definitiva un libro que os recomiendo leer ya que es entretenido y además es autoconclusivo.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Guadi96
 13 October 2020
Hablar de “La muerte de las cuatro reinas” es hablar de un libro que me ha mantenido intrigada y enganchada de principio a fin. He de reconcoer que llevaba las expectativas muy altas con este libro; no porque hubiera leído muy buenas reseñas (no había leído ninguna), ni porque me lo hubieran recomendado (nadie me lo recomendó), sino porque, al leer las sinopsis, supe que tenía que leerlo. Y no me ha decepcionado en absoluto.Cuando leo un thriller es prácticamente imposible que no intente resolver el misterio que se presenta en la historia, pero con “La muerte de las cuatro reinas” no he sentido esa necesidad. Estaba tan sumergida en la historia y estaba disfrutando tantísimo descubriendo los entresijos de palacio y las historias de los personajes que, por increíble que parezca, no quise darle vueltas a quién podría o no podría ser el asesino o asesina de las cuatro reinas.

El hecho de que la historia esté situada en un país que está dividido en cuadrantes no es nada nuevo, lo que sí me llamó bastante la atención es que todas estuvieran gobernadas por mujeres. Única y exclusivamente podían reinar mujeres en este país.

De hecho, la posición y rol de las reinas me recordó bastante al papel de la abeja reina en su colmena, ya que la mujer es criada con el único objetivo de gobernar, el hombre solo sirve como medio para tener descendencia y para servir a la reina.

En cuanto a los personajes, todos… absolutamente todos me han gustado. No con todos he sentido empatía, aprecio o cariño, pero sí considero que todos han estado muy bien perfilados y creados.

-Keralie: Sin duda, mi personaje preferido de la novela. Keralie es una protagonista de las que escasean. Astrid nos presenta a una chica de apariencia menuda y frágil, pero con muuuuuuucho carácter. Pero no, no ha sido solo eso lo que ha hecho que me guste tanto, sino que, además de ser una chica con un par de ovarios bien puestos, también presenta muchos defectos. Keralie es una chica insegura, egoísta y mentirosa, pero no intenta ocultarlo o negarlo. Ella es consciente de sus defectos, por eso es maravilloso ver cómo intenta cambiar a mejor a lo largo de la historia. No es un personaje que se conforme con ser como es, sino que evoluciona. Más personajes así (tanto femeninos como masculinos) necesitan muchas historias.

Varin: Varin es un personaje que me ha producido mucha empatía desde el principio y que también sufre su evolución a través de la novela. Quizá no he sentido una evolución tan marcada como en Keralie, pero tampoco era necesario; Keralie tenía muchos más problemas con los que lidiar que Varin. Me gustó muchísimo que al principio se presentara como un personaje resignado a su destino (no puedo decir cuál, porque serían spoilers) y, poco a poco, cambiara de opinión y quisiera luchar por cambiarlo.

-Mackiel: Un personaje asqueroso donde los haya, pero a la vez fascinante por la manera en que lo trata la autora. Mackiel es un personaje que no quiere a nadie, solo quiere poder. Manipula todo cuanto puede (y a todos cuanto puede) para que todo salga de acorde a sus planes y no siente remordimientos en ningún momento por nada. Es muy fácil sentir asco por él, pero a la vez seguir queriendo que aparezca de vez en cuando, y eso es gracias a la pluma de la autora.

-Arebella: Aunque probablemente la odie más que a Mackiel, sí que es cierto que pude entender y estar de acuerdo con alguna de sus ideas. No puedo decir mucho más de este personaje porque… en fin, spoilers.

-Marguerite: Reina de Toria. Probablemente mi reina favorita. Marguerite es una reina estricta, pero comprensiva; dura, pero amable; recta, pero fexible. Tiene todas las características que considero importantes para ser una buena reina.

-Stessa: Reina de Ludia. Stessa ha sido otra reina que, a pesar de ser impulsiva, joven y un poco “egoísta”, también me ha gustado bastante. Y es que Stessa tenía algo que echaba en falta en las otras reinas: chispa. Stessa amaba a su cuadrante y quería mejorarlo, pero también amaba a su novio y no quería renunciar a él simplemente por el hecho de ser reina. ¿Qué más da que unas reglas escritas por un desconocido digan que no puede amar? ¿Qué es la vida sin amor? Es cierto que necesitaba madurar aún algunos aspectos de su personalidad, pero, en general, empaticé bastante con la reina más joven de Cuadara.

-Corra: Reina de Eonia. Corra me pareció la reina más hipócrita de todas. En su cuadrante está prohibido tener sentimientos y me gustaba su manera de ser porque ella sí sentía. Pero entonces recordaba cómo, aun sabiendo lo cruel e injusto que era el prohibirle a alguien tener sentimientos, no hacía nada por cambiar la situación en su cuadrante (el más cruel de todos, desde mi punto de vista). Vamos a ver, querida Corra, si sabes que no es justo crear “robots” humanos sin sentimientos, ¿por qué no haces algo?

-Iris: Reina de Arquia. Es la reina a la que menos apego le cogí, pero probablemente sea debido a que apenas tuvo apariciones en la novela. Una reina respetada por todo su cuadrante (y quizá ¿temida? No llegó a quedarme muy claro, pero me dio la sensación de que sí.)

En resumen, “La muerte de las cuatro reinas” es una historia que me ha ENCANTADO, pero que no ha llegado a tener una puntuación de 5 sobre 5 debido a la historia de amor. Es decir, me gustó mucho cómo lo planteó la autora desde un principio, pero llegando al final de la historia… ¡mec! Para que os hagáis una idea (sin spoilers), la historia transcurre en una semana más o menos, así que el hecho de que Keralie dijera al final que amaba a Varin pues… como que no me lo creí.

La historia de amor es una trama bastante secundaria en la novela, por eso creo que hubiera sido mejor dejarlo en un “siento algo por ti lo bastante fuerte como para comenzar algo contigo y seguir conociéndote”, no un “te amo, tenemos toda la vida por delante”. Ehh… vamos a calmarnos un poco, Astrid.

Pero dejando ese detallito de lado, el resto me ha parecido maravilloso. ¡Oh! Y algo imporante… ¡Es autoconclusivo! No sé vosotros, pero últimamente me da pereza empezar muchos libros que tienen muy buena pinta por el hecho de que sé que será una saga. Y no me malinterpretéis, adoro las sagas, pero llega un punto en el que tengo tantas sagas empezadas que me peta un poco el cerebro. Así que ahí tenéis otro motivo más para leer “La muerte de las cuatro reinas”, un thriller original y adictivo que os hará pasar una fantástica lectura.
Enlace: https://booksinneverland96.w..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
NievesGlz
 06 November 2019
La Muerte de Las Cuatro Reinas nos cuenta la historia de Keralie Corrington, la mejor ladrona de Quadara. Trabaja para Mackiel, el cual tiene una casa de subastas en el mercado negro de Toria donde la gente acude para hacerse con diferentes objetos prohibidos que cada día son robados por los ladrones que trabajan para él. Un día, Mackiel le encarga a su mejor ladrona y amiga la infancia un trabajo que cambiará para siempre el destino de Quadara.

Keralie llegó al mundo de Mackiel tras un acontecimiento con su familia, desde ese momento se distanció de ellos y se centró en convertirse en la mejor ladrona gracias a los sabios consejos de su fiel amigo. Este, le pide que robe a un mensajero del palacio el paquete que trae ya que en él viene un disco de comunicaciones, por el cual podrán sacar mucho dinero cuando lo subasten. Con lo que no contaba Keralie, es con todo lo que traerá a sus espaldas este robo. El mensajero, Varin, intentará recuperar el paquete y por eso decide presentarse en la casa de apuntas. Lo que pintaba como un robo fácil y que le daría grandes ganancias a Keralie se convierte en una aventura en la cual tendrá que luchar por salvar a las cuatro reinas y su propia vida.




Este libro está narrado en primera persona por Keralie Corrington y en tercera persona por las cuatro reinas: Iris, Corra, Marguerite y Stessa. Nos encontramos con una historia de 424 páginas con 49 capítulos que están divididos en tres partes. Es una lectura con una buena dosis de intriga y además, la pluma de la autora es muy ligera lo que logra adentrarte desde el primer instante en la historia. El libro cuenta con giros inesperados los cuales te mantiene atrapado y te deja con ganas de seguir leyendo porque necesitas saber más y más sobre cómo continúa esta historia. La trama es compleja y está muy bien llevada, está centrada en la vida de las cuatro reinas y la de Keralie, y cada una de ellas os aviso que os sorprenderá.

Keralie. Nuestra protagonista femenina es astuta, valiente, inteligente, confiada y fuerte. Es un personaje que me ha sorprendido mucho y con el que he disfrutado a más no poder, desde el primer momento te deja con ganas de descubrir más sobre ella y sufre una gran evolución, y si tuviera que definirla con una palabra sería con valiente porque se ve envuelta en varios acontecimientos que madre mía. Ha sido un placer conocerla y recorrer con ella el camino hacia el final.


Iris, reina de Arquia. Ella valora la sencillez, la dedicación y la naturaleza y la sencillez.
Proverbio: "Confía solo en lo que mano y corazón puedan ostentar."

Corra, reina de Eonia. Ella valora la tecnología, la evolución y una sociedad en armonía.

Proverbio: "Los pensamientos turbulentos conducen a situaciones turbulentas.
Los pacíficos, a la paz."

Marguerite, reina de Toria. Ella valora el comercio, la curiosidad y la investigación.

Proverbio: "El que todo sabe, de todo entiende."

Stessa, reina de Ludia. Ella valora la frivolidad, la música, el arte y el entretenimiento.
Proverbio: "La vida es para aquellos que se deleitan con los ojos y el corazón abiertos."

Otros personajes que aparecen son: Varín y Mackiel, ambos son de vital importancia en la historia y os dejarán con la boca abierta en más de un momento.

Por último, ha sido un libro que me ha sorprendido y me ha dejado con muchas ganas de leer otra vez a la autora. Es una novela que contiene todos los ingredientes necesarios para tenerte enganchado desde que lo empiezas, por los giros que contiene y la trama de intriga que nos presenta hace que necesites leer porque quieres enterarte de todo y descubrir si tus teorías son ciertas. Me ha gustado mucho como ha decido contarnos la historia la autora, ya que hasta el momento no me había encontrado una novela así y me ha parecido de lo más sorprendente, asimismo, Astrid Scholte sabe cómo mantener al lector atrapado dándole pequeñas pistas sobre lo que puede suceder o dejándonos pensar una cosa, y de repente nos deja con la boca abierta por lo que ha acontecido. Las últimas páginas son para morirse porque madre mía, lo que pasa te deja flipando y con unas ganas de leer y leer. Si os gustan las historias de fantasía tenéis que leerlo sí o sí, y si no yo os animo a que lo hagáis porque en mi caso, leo poca fantasía y a mí me ha encantado 😍



La Muerte de Las Cuatro Reinas es una historia con mucha acción, secretos, intrigas y un ritmo trepidante que te mantendrá totalmente atrapado. Una novela que combina a la perfección la fantasía y el misterio. Un libro que debéis lo antes posible porque lo disfrutaréis desde el primer instante.
Enlace: https://aprovechalavidacadad..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Citas y frases (5) Añadir cita
naitoranaitora09 January 2020
Arquia era la última esperanza de la nación. Por ello, Iris necesitaba proteger su país natal a toda costa. No podía arriesgarse a cosechar las tierras en exceso con la ayuda de las máquinas Si destruían Arquia, Cuadara se moriría de hambre.
Comentar  Me gusta         20
xJaz18xJaz1826 May 2021
--No. --Y ya había tenido suficiente con esta conversación-- A veces fracasamos porque triunfar no está en nuestro destino.
--A veces el fracaso es el comienzo del triunfo.
Comentar  Me gusta         00
EstarentrelibrosEstarentrelibros31 May 2020
Amar a alguien significa arriesgarse a que tu corazón se rompa. Pero los momentos que compartís juntos superan cualquier obstáculo.
Comentar  Me gusta         00
EstarentrelibrosEstarentrelibros29 May 2020
Deja que el amor guíe tu corazón y todo lo demás encajará en su lugar.
Comentar  Me gusta         00
xJaz18xJaz1826 May 2021
Siempre hay una entrada y una salida.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: misterioVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro

Otros libros de Astrid Scholte (1)Ver más




Test Ver más

Los monstruos de la saga Harry Potter

¿Qué criaturas mágicas podemos encontrar en Gringotts, el banco de magos?

Duendes
Thestrals
Mantícora
Nagini

15 preguntas
321 lectores participarón
Thèmes : monstruos , criaturas , fantasía , magiaCrear un test sobre este libro
.._..