InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8466664084
Editorial: Ediciones B (20/09/2018)

Calificación promedio : 4.14/5 (sobre 11 calificaciones)
Resumen:
Mikel Santiago vuelve a las librerías para atrapar al lector como solo consiguen los grandes maestros del thriller. Una isla perdida en el mar del Norte. El temporal se cierne sobre St. Kilda y casi todos han huido en el último ferry. No quedan en la isla más de cincuenta personas, entre ellos Carmen, una mujer española que trabaja en el pequeño hotel local, y un puñado de pescadores. Serán ellos quienes encuentren un misterioso contenedor metálico junto a los acan... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (12) Ver más Añadir una crítica
crucedecaminos
 29 agosto 2019
Mi primera experiencia con audiolibros y ha sido excelente.
He aprovechado una promoción de Storytel para probar, de una vez, cómo se vive eso de escuchar un libro y he de decir que también sientes la tensión del momento igual que si lo leyeras. Reconozco que los primeros quince primeros minutos me sentí raro, pero me dije a mi mismo que debía seguir hasta el final, como mínimo una vez.
Cuando escribo esta reseña ya he escuchado Muertes pequeñas de Emma Flint y con el mismo resultado satisfactorio. Y ahora mismo, dije que no lo iba a leer, pero no dije que no lo fuera a escuchar, estoy escuchando La chica que vivió dos veces (Millenium 6) que se ha publicado en papel, ebook y audiolibro en el mismo día. Creo que una gran iniciativa y que muchos libros pudieran llegarnos de esas tres formas para consumirlos como mejor nos plazca. Y para acabar con el tema de los audiolibros, hace unos días se publicó un artículo en Lecturalia que llevaba por título El celebro reacciona igual a libros y audiolibros que os invito a leer cuando acabéis de leer esta reseña.
Pero vamos con La isla de las últimas voces de Mikel Santiago.
Descubrí a Mikel Santiago como casi todo el mundo lo descubrió con su novela corta, Historia de un crimen perfecto, que si no estáis al caso fue un pelotazo digital de dimensiones descomunales. Después leí Noche de almas, que también autopublicó por la misma época. En 2014 le llega la consolidación al fichar por Ediciones B y publicar La última noche en Tremore Beach. Más tarde vinieron El mal camino, El extraño verano de Tom Harvey y ahora La isla de las últimas voces. Ya me había saltado dos de sus novelas y no tenía ganas de saltarme otra. Por eso la escogí como la primera a la hora de escucharla.
Ya os he comentado otras veces que me gustan las novelas que te hacen investigar, salir del libro y con La isla de las últimas voces debes hacerlo. No puedes estar escuchando St.Kilda mil veces y no entrar en Google y ver exactamente dónde está.
Cuando lo hice me quedé sorprendido por su situación geográfica tan al norte de Escocia. Pero lo que más me sorprendió es que, desde 1930 está deshabitada. Los últimos 36 habitantes se fueron en 29 de agosto de 1930 (tal día como hoy hace 89 años).
En 1986 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por su valor ecológico.
Mikel Santiago le saca mucho partido a la isla y me pregunto: ¿la habrá visitado en plan turista para empaparse de ella? ¿Se podrá visitar realmente o ha sido la imaginación de Mikel y Google Maps?
Como siempre, fascinante la labor de escritor y la de llevar historias a lugares remotos para darles vida.
No sé si sabéis que son muchas las islas deshabitadas de Escocia y que además resultan una carga para las arcas de Edimburgo. Por ello, cada vez pierden más servicios provocando que aún quede menos gente viviendo en ellas. Esto es una de las cosas que pone de relieve el autor en la novela.
Hace poco escuché en la radio que se ofrecía un curioso puesto de trabajo. Consistía en irse a vivir a un faro en una de esas islas escocesas deshabitadas y, no recuerdo con exactitud cuánto se cobraba al mes, pero estaba muy bien.
«El sentido se marchó de esta isla con el último ferry».
La novela tiene un fuerte componente de suspense que el autor sabe gestionar bastante bien a partir de una caja negra, aunque durante la narración he encontrado muchos altos y bajos en dicho suspense. Hay escenas de vida cotidiana demasiado largas en relación al misterio, que sí, que son necesarias para generar un mapa mental de toda la trama, pero para mi gusto la caja negra ha sido demasiado pequeña en relación a lo que se me prometía. Con todo, como suele pasar en este tipo de novelas, es complicado acabarlas de forma diferente y al gusto de los lectores voraces. Entiendo el final, pero me hubiera gustado algo más en lo que sustentar todo el suspense para que no cargara todo sobre esa caja negra.
«este pueblo está podrido desde hace mucho tiempo. La caja solo ha sido la palanca para que todo explote».
Lo mejor, como no, la ambientación, el recorrido de los personajes, el cómo se van transformando empujados por las circunstancias, y la gran representación de una sociedad deprimida, diría que depresiva, que ve una luz negra en forma de caja y se aferra a ella como si fuera la última oportunidad de salir del pozo en el que se encuentran. Está claro que todo ello provoca lo que leeréis en la novela y que refuerza su trama.
Una novela con el claro sello de Mikel Santiago y en el que, como no podía ser de otra forma, encontraréis un punto de misticismo y fantasía.
¿Os atrevéis a escuchar esas últimas voces que podréis encontrar por la isla?
RESEÑA PUBLICADA EN CRUCE DE CAMINOS
Enlace: https://crucesdecaminos.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         41
CARMINA
 28 enero 2019
Mikel Santiago lo ha vuelto a hacer, me ha tenido dando vueltas a una obsesión, porque al final he empatizado tanto con los habitantes de Santa Kilda que tenía los mismos temores que ellos y las mismas ganas de saber que escondía la caja encontrada en alta mar.
La ambientación de Mikel crea un espacio completamente opresivo, una isla pequeña, con la mitad de sus habitantes porque los otros se han marchado para celebrar la Navidad, y cercados por una tormenta que la hace más inhóspita todavía. Con los pocos habitantes que quedan enfrentados entre sí, unos porque quieren abrir la caja, ya que según las leyes del mar es suya, y otros que abogan por no hacerlo porque tiene un dueño y se pueden meter en problemas, sobrevivir se hace indispensable.
Pero no es solo esa atmósfera desapacible que tan bien describe la que crea tensión, también lo consigue a través de sus personajes, de todo pelaje y condición, todos con más sombras que luces, con secretos y miedos tan arraigados en su interior que llevados al límite se convierten en una bomba de relojería. Personajes complejos con infinidad de matices, ninguno es bueno ni malo per se y eso iremos descubriéndolo poco a poco, conforme vaya avanzando la trama, conforme la climatología en la isla vaya empeorando, conforme los habitantes se vayan volviendo más hoscos y conforme vayan fallando cosas tan importantes como la electricidad y las comunicaciones.
Y es que Mikel que nos tiene acostumbrados a narraciones en primera persona introduce una novedad en esta novela, narrada a dos voces una lo hará con su propia voz y la otra en tercera persona, con un narrador omnisciente que nos dará una visión más amplia de la trama.
Dave un soldado curtido en mil batallas, será quién nos cuente en primera persona porque se encuentra en la isla luchando por sobrevivir, será quién tenga también esa vena políticamente incorrecta, el que nos dará destellos de humor que destensaran la opresión en la que nos envuelve Mikel Santiago, pequeños balones de oxigeno que nos harán sonreír, cuanto no reír abiertamente a pesar de las situaciones que narra. Y es que la mente gamberra de Dave y la forma de hablar me recuerda un montón al autor que pude escuchar en la presentación de la Fnac.
Carmen una española que lleva unos meses en la isla ha decidido quedarse porque no le apetece volver a Madrid a enfrentarse a sus recuerdos, a través de ella y en tercera persona viviremos los acontecimientos desde otro angulo distinto, con ella nos moriremos de miedo, resurgiremos de nuestras cenizas, sacaremos fuerzas de flaqueza y nos envalentonaremos. Será por momentos nuestra heroína, nuestro faro, pero también la veremos flaquear.
Junto a estos personajes principales tenemos otros secundarios de lujo, completamente necesarios para que la historia sea redonda y por ello los rudos pescadores encabezados por McGrady, Ngar y Zack Lusk, que repelen cada vez que salen a escena, es complicadísimo empatizar con ellos. O los agoreros litúrgicos encabezados por Theresa a la que se le ha ido la cabeza y nos da ese punto de locura religioso y apocalíptico. O los aliados de Carmen, Didi, Amelia, Bram y Charlie, a los que iremos descubriendo poco a poco.
Y junto a estos personajes dos más la isla de Santa Kilda que con su orografía y el temporal que la azota se convertirá en una cárcel para los habitantes que se han quedado a pesar de todo y la caja, ese objeto de discordia que parece afectar de una forma distinta a cada habitante de la isla y ninguno parece poder sustraerse a su poder.
Mikel Santiago nos somete a un ritmo endiablado, con una acción frenética, en todo momento están sucediendo cosas en una isla tan pequeña, a ello contribuyen los capítulos cortos, unos más que otros, al principio se alternan los narrados en primera persona y los narrados en tercera, conforme avanza la historia dividida a su vez en partes, esa alternancia ya no es tan perfecta, y tampoco son ellos los protagonistas absolutos, otros habitantes de la isla les toman el relevo. Desde el principio hasta el final consigue pegarnos el libro a las manos, que no lo podamos soltar en ningún momento, que todo quede atado y bien atado a pesar que en algún momento temes que se saque un as de la manga y te la juegue con un falso final.
Y ahora vamos a ese elemento al que yo le temo tanto y que Mikel integra a la perfección en la narración para que seduzca a los apasionados del género y no moleste a los que abominan de él, los fenómenos paranormales, presentes en todo momento de la novela, introducidos con tal naturalidad que pasan incluso desapercibidos, al menos a mi que no gusto de ellos no me han molestado en absoluto, incluso puedo decir que los he disfrutado, y cuando lo leas entenderás porque, ya que son una parte fundamental para entender porque actúan los personajes de la forma que lo hacen.
Con esta novela queda patente que Mikel Santiago se ha hecho un sitio entre los autores de Thriller que no tiene nada que envidiarle a ningún autor laureado, que novela a novela se afianza como un autor a tener en cuenta, y después de casi haber devorado su novela, porque para el poco tiempo del que dispongo me ha durado un suspiro, queda una larga espera, al menos de un año antes de poder disfrutar de nuevo de su narrativa, y quizás este sea el único pero que le pueda poner a una novela, que si bien no es redonda del todo, poco le falta.
Conclusión:
Si te apasionan los Trillers con este vas a disfrutar como un enano, ágil, incluso frenético en ocasiones, la isla de Santa Kilda se convertirá en tu prisión, te envolverá en su ambiente opresivo, te quitará el aliento y querrás seguir un capitulo más, y a la que te habrás dado cuenta te habrá robado la noche, eso si eres capaz de leerlo a esas horas sin que las pesadillas pueblen tu descanso.
Mikel Santiago ha creado una trama absorbente que se pega a las manos del lector y al mismo tiempo vuela y que seguro disfrutarás de sus personajes y de la historia que cuentan.
Y hasta ahí te puedo contar, porque considero que a las novelas de este autor hay que acercarse habiendo leído lo mínimo para que disfrutar descubriendo a la par que los personajes que está sucediendo en sus vidas y descubrir que cualquier persona sometida a presión y temiendo por su vida es capaz de transformarse y luchar.

Enlace: https://detintaenvena.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
LAKY
 16 octubre 2018
En la isla de St. Kilda ya no quedan turistas. En dos días será Navidad y casi todo el mundo se ha ido a pasar las fiestas con sus familias. Tan sólo quedan unos pocos lugareños que viven allí de continuo, unas cincuenta personas. Entre ellos la española Carmen, que trabaja en el pequeño hotel de la isla
La tormenta se cierne sobre la isla; durante unos días, ésta quedará totalmente aislada, sin que sus habitantes se puedan comunicar de ninguna manera. En esas circunstancias, tras un accidente aéreo, unos pescadores rescatan del mar un extraño contenedor. Y la vida de todos cambiará a partir de entonces.
La novela comienza con un vuelo en el que viajan diez personas, la mayoría soldados, custodiando un contenedor metálico. al mando de todos está Dave quien tiene una orden muy clara: en caso de peligro, ha de destruir el contenedor. Pero una tormenta hace caer el avión al mar y, milagrosamente, Dave se salva. También la caja. Ambos, cada uno por su lado, consiguen llegar a St. Kilda. La verdad es que el inicio es muy potente, de ésos que te dejan intrigados y con ganas de seguir leyendo
Ésa (Dave y la caja) es una de las tramas de la novela. La otra, será la protagonizada por Carmen y en ella se nos contará cómo afrontan los habitantes de la isla la llegada de la tormenta y, con ella, de la misteriosa caja. Evidentemente, la caja es el elemento que conectará ambas historias y el punto de partida de todo. ¿Qué hay en esa caja? Os aseguro que llega un momento en que te comes las uñas y gritas “que la abran de una vez”. El contenido de la caja me tuvo sumamente intrigada a lo largo de toda la lectura
Si por algo destaca “La isla de las últimas voces” es por la ambientación tan lograda que consigue Mikel Santiago. Como sus otras novelas, consigue crear un ambiente muy oscuro y tenso en el que el misterio, incluso el terror amenazan por todas las esquinas. Un acierto situar la historia en una pequeña isla al norte de Escocia. Una isla que sólo está conectada con otra isla mayor por un transbordador que, evidentemente, no puede llegar cuando la tormenta arrecia. Una isla que se dedica al turismo y a la pesca. Pero ambos son escasos y la isla se está despoblando. Los pescadores ven peligrar su modo de vida y la caja se muestra como una oportunidad de conseguir mejorar sus condiciones de vida pues, el sistema tan sofisticado de cierre que tiene, hace presagiar que en su interior debe haber algo de mucho valor. Pero algo hace que todos empiecen a cambiar su comportamiento, volviendo la situación sumamente peligrosa
Llega un momento en el que todo resulta ser muy claustrofóbico ; me parece un gran mérito del autor conseguir algo así en un espacio tan abierto como una isla.
La novela bebe de varios géneros pues cabalga entre el misterio, la intriga, la novela de aventuras, la novela de terror e, incluso, la novela de ciencia ficción con un cierto toque sobrenatural. El tema sobrenatural, que ya sabéis que no suelo comulgar mucho con ese género, era el que más miedillo me daba pero la verdad es que me ha gustado cómo lo trata el autor; me ha convencido.
Son dos los personajes principales de la novela y ambos me han gustado mucho. Dave y Carmen. Dave tiene un punto irónico que llega a ser bastante gracioso en ocasiones y que ayuda a relajar la tensión tan tensa (valga la redundancia) que su situación crea. Dave nos cuenta sus cosas en primera persona y eso hace que lleguemos a sentir una gran afinidad con él. En cambio, cuando es Carmen quien protagoniza el capítulo, será un narrador omnisciente quien tome la palabra. Curiosamente, no por ello he conectado menos con ella que con Dave; ambos me han parecido personajes muy logrados y muy bien trazados psicológicamente por el autor. Carmen es una mujer española que ha recalado hace un par de años en la isla y que trabaja en el único hotel de la isla ayudando a la mujer mayor que lo regenta. Carmen lleva su propia mochila a las espaldas y será interesante conocer su historia personal y las razones que le han llevado tan lejos de su hogar.
El autor no sólo mezcla géneros sino también estilos. Cuando Dave habla en primera persona, el autor utiliza un lenguaje más coloquial, socarrón, irónico. Hay momentos en los que no he podido evitar sonreír a pesar de que la situación de Dave no era precisamente para ello. Cuando utiliza la tercera persona, el lenguaje es un poco más cuidado. En todo momento, se respira un aire de intriga y suspense. Sí que es cierto que no me ha resultado tan adictiva como las otras novelas del autor. Ésta me ha parecido un poco más pausada (entendedme, no digo lenta: ni mucho menos, a mí me ha enganchado mucho y la he devorado pero creo que las anteriores novelas de Mikel eran más “page-turner” que ésta).

Conclusión final
Una vez más, he disfrutado con una novela de Mikel Santiago. Una novela que me ha mantenido en vilo y me ha resultado muy entretenida.

Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Soraya47
 30 septiembre 2018
En la isla de St. Kilda (Escocia) cuentan que cuando sopla el viento es como si cantaran los espíritus de los monjes que habían vivido allí aislados durante siglos. Viven cien personas pero el día que comienza todo, la mayoría de la gente se marcha a pasar las fiestas con sus familias… Carmen, una joven española trabaja en el único hotel. Ella, en cierta forma, se esconde huyendo de un pasado que no logra olvidar. Dave, un militar, en esos momentos intenta sobrevivir a un accidente aéreo en aquel mar embravecido. Su misión era destruir una enigmática caja de acero de doce metros de largo. En caso de no llegar a su destino, como no puede cumplir el encargo, la caja termina apareciendo en la isla.
Una tormenta descomunal los aislará del resto del mundo durante días. Las horas de luz son más cortas, adueñándose la oscuridad y el frío glacial de cada centímetro del terreno.
Vais a leer una historia de misterio, terror, aunque la extraña caja de acero le dará un toque de ciencia ficción. Los dos personajes principales son Carmen y Dave. Cada uno de ellos narrará en primera persona y en capítulos diferentes e individuales lo que va aconteciendo. Luego, están el resto de habitantes de la isla con un papel muy importante para el desarrollo de la historia. Recordemos que estamos en una isla del Mar del Norte. Algunas familias son autóctonas, llegando a ser cosanguíneos, con rasgos de locura o deficiencias debido a las uniones de sus padres. Un grupo de pescadores encontrará la caja. Lo del mar pertenece a quien lo halla o al menos eso dicen sus leyes. Ahí empezaran a sacar lo peor de cada uno. Todos quieren su trozo de pastel. Incomunicados por un temporal, en una isla donde no hay escapatoria, unos fanáticos religiosos dicen que “una presencia” les habla…
Sin autoridad, llega el caos. Todo comenzará a tener la forma de una película de terror cuando la electricidad empiece a fallar y a sus puertas llamen aquellos que ya no esperan. Escrita con un lenguaje moderno, no busca dejarnos una prosa elegante. El autor quiere simplemente contarnos una historia, que disfrutemos con ella, ese es su único objetivo y lo logra. Vaya si lo hace. Hay personajes que verdaderamente te ponen la piel de gallina con esa locura que llevan en sangre. La trama se moverá alrededor de la enigmática caja. Momentos en que la realidad se distorsiona con un abanico de personajes muy diferentes con un perfecto dominio del suspense.
La locura junto a la violencia se adueñará de una isla cuya oscuridad llega demasiado pronto. Hay muchas preguntas a las que iréis buscando respuesta, aunque nuestro autor, Mikel, deja una en prácticamente toda la novela para que la respondáis vosotros mismos: ¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar para sobrevivir?
Una novela que se lee de una sentada. Libro que te atrapa y por el cual amamos la lectura
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
MegRaven
 05 octubre 2018
Dave Dupree va viajando en un avión junto a una caja cuyo contenido desconoce, pero ha recibido una única orden y es que, en caso de accidente, la destruya. de verdad, Dave, ¿Tan difícil era? Aunque... supongo que si el chico hubiera sido obediente, nosotros no tendríamos novela.
Cada capítulo está narrado por uno de los personajes de la historia, lo cual nos facilita tener acceso a todos los rincones de la isla y conocer el estado de sus habitantes pese al poderoso temporal que la azota, aislando a muchos de ellos. Éste efectivo recurso hará que conozcamos muy a fondo la psicología de cada uno, sus inquietudes y lo que es más importante... sus debilidades.
Dave es sin duda el personaje que más me ha gustado, es divertido e ingenioso sin perder la compostura o el orden de sus prioridades. Y mira que lo tendrá difícil, porque no le van a dar ni un pequeño descanso. Por otra parte tenemos a Carmen y Amelia, que trabajan en el hotel de Corbett Hill. Amelia es una encantadora anciana que ha acogido a la chica como una madre, mientras que Carmen... Carmen es una joven que prácticamente huyó de su país tras pasar por una experiencia que aún la sigue atormentando. En St Hilda conocerá al irresistible Charlie Lomax, aunque no está del todo convencida de querer iniciar ningún tipo de relación sentimental. También a Didi, una alocada isleña para la que los porros son la escapatoria más satisfactoria a casi todo, o Theresa Sheeran, una mujer obsesionada con la muerte de su hijo y que ahora mismo ha perdido el norte. No es la única.
La tormenta traerá consigo numerosos demonios y en múltiples formas. La maldad que reside dentro de todas las personas empezará a aflorar cada vez con mayor intensidad, llegando a crear verdaderos monstruos con sed de poder. ¿Pero qué está provocando que los habitantes de la isla enloquezcan de un modo tan visceral? Casualidad o no... todo empezó con esa caja.
Hasta aquí puedo contar sin caer en la trampa de los spoilers, que ya sabéis que nunca los hago. Mikel Santiago ha construido un eficaz thriller que logra desembocar en novela de suspense con tintes de terror, o lo que es lo mismo, una historia adictiva llena de giros y sorpresas.
Le sacaría dos pegas, aunque la primera es insignificante: al abarcar las vidas de tantos personajes no logra profundizar en muchos de ellos, tan solo nos dibuja un esquema de su personalidad, los datos necesarios para que sean útiles en la trama. A mí me suelen gustar personajes potentes y bien construidos, pero entiendo que en esta novela era algo irrelevante y conecté con los protagonistas, que no es poco. Dave me conquistó por completo y también desarrollé gran simpatía por Carmen o Amelia.
El otro "pero" es sin duda ese final; mantiene tanto el suspense que en el momento de cerrar la novela sientes que hay algo que te ha faltado. En mi caso fue así, como si el cierre llegara de manera abrupta y no fuera la conclusión que estaba esperando, dejándome con pequeñas dudas que entiendo, forman parte del mensaje que el autor pretende darnos. Quizá es lo único que me falló de la lectura, ya que no pude soltarlo hasta terminarlo y esto siempre es lo primordial.
"La isla de las últimas voces" bebe de las influencias de grandes autores del género, pero sin desligarse de un estilo propio que la hace de Mikel y de nadie más. Por mi parte creo que ha sido un gran descubrimiento y por supuesto, le seguiré la pista.
Una angustiosa lucha por la supervivencia cargada de suspense y personajes que se superan a sí mismos ante la adversidad. Ten cuidado si visitas la isla. Puede que no logres salir.
Enlace: http://elcuervodealasrotas.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10

Las críticas de la prensa (2)
elperiodico20 noviembre 2018
El escritor vasco vuelve al 'thriller' psicológico y paranormal con la asfixiante 'La isla de las últimas voces'.
Leer la crítica en el sitio web: elperiodico
Abc29 octubre 2018
El autor vasco cambia de registro, de escenario e incluso de voz narrativa para instalarse con «La isla de las últimas voces» (Ediciones B) en una ínsula escocesa abandonada a su suerte y cuya relativa calma se ve alterada por la aparición de una enigmática caja negra.
Leer la crítica en el sitio web: Abc
Citas y frases (4) Añadir cita
crucedecaminoscrucedecaminos29 agosto 2019
este pueblo está podrido desde hace mucho tiempo. La caja solo ha sido la palanca para que todo explote.
Comentar  Me gusta         20
crucedecaminoscrucedecaminos29 agosto 2019
El sentido se marchó de esta isla con el último ferry.
Comentar  Me gusta         10
PinkyPinky16 febrero 2019
Porque eso es lo que siempre había pensado que sería el paraíso: un momento dorado que jamás terminaba.
Comentar  Me gusta         00
PinkyPinky16 febrero 2019
A veces un hombre necesita restaurar su dignidad de cualquier manera, aunque sea haciendo una tontería.
Comentar  Me gusta         00
Video de Mikel Santiago (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Mikel Santiago
Booktrailer "El extraño verano de Tom Harvey"
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
68 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..