InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8401021596
Editorial: PLAZA & JANES (07/06/2018)

Calificación promedio : 3.67/5 (sobre 6 calificaciones)
Resumen:
Si el amor de tu vida se casa con otra, no te preocupes, tienes tres remedios para superarlo: tu mejor amiga, la Gran Manzana y un perro faldero. Hay ciudades a las que hay que ir y ciudades a las que tienes que huir. Ciudades que te ayudan a olvidar, y otras que te ayudan a sanar. Ciudades que te recuerdan quién eres, y otras que te descubren quién quieres ser. Lucía hará un viaje de ida y vuelta hacia ella misma en su próximo destino: Nueva York, la ciudad que ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (6) Ver más Añadir una crítica
carlotenia
 28 enero 2019
Esta novela comienza con la desgracia más grande que le puede ocurrir en la vida a una chica: su amor de toda la vida se casa con otra! Y encima tiene la cara dura de invitarla!!!! Lucía entra en crisis y su amiga Carla decide hacerle el regalo perfecto, así se la quita de encima todo el día dando pena (en el buen sentido) y además se olvidará de esta tragedia y quien sabe si encontrará un noviete con el que pasar página. Ni más ni menos que la manda a Nueva York, a pasar tres meses con su otra amiga Olga, en la casa en la que recién se ha instalado con su recién novio.


Lucía, Carla y Olga son las mejores amigas desde pequeñas, desde jardín de infancia, las llaman las tres mellizas porque son inseparables. Pero desgraciadamente ahora sí están separadas, Olga encontró trabajo en la Gran Manzana y vive allí desde hace un tiempo. Todas las semanas hablan por internet, pero no es lo mismo. al menos ahora Lucía podrá pasar tiempo con su amiga. Lo que no se imagina es que casi no la va a ver porque el trabajo la tiene tan absorbida y tendrá que compartir mucho más tiempo con su novio Matt que con ella, con el que además no empieza con muy buen pie, vamos que tienen un super encontronazo nada más conocerse y saltan chispas! Y no de amistad precisamente! Aunque las cosas irán cambiando...
Las cosas que le ocurren a Lucía son muy surrealistas. Es experta en meter la pata, en no enterarse de las cosas, en que le pasen locuras, en meterse con alguien y que luego sea su vecino... al principio me quedé un poco mehhhhh, pensando que era el típico cliché de "chica pringadilla pero que al final triunfa", pero creo que es uno de los puntos fuertes de la protagonista, primero que seguramente nos sentiremos identificadas con ella y segundo la evolución que tiene la protagonista de estar arrastrándose en el barro prácticamente a conseguir desenvolverse en la ciudad casi como una neoyorkina más! Y además esas situaciones nos sacarán bastantes sonrisas, porque Lucía la caga bastante a menudo y nos pondremos en su piel y le cogeremos simpatía.
Una de las cosas más chulas de la novela es el ensalzamiento de la amistad que hace. Las tres amigas pese a la distancia, siguen juntas y unidas, en los momentos de penas y problemas se echan un cable, y los momentos de Lucía y Olga cuando consiguen pasar ratos a solas o pegarse una escapada son muy tiernos. Olga esconde algo y su amiga lo nota, igual que pasa con Clara, se conocen tanto las tres que saben cuando algo no va bien y algo no está funcionando correctamente en su vida. Además, se tienen mucha lealtad. En cuanto a los demás personajes, creo que cuando aparecen los perros y sus dueños, la historia gana mucho porque a parte de crearse situaciones muy divertidas, tanto los animales, con sus peculiaridades, como sus dueños, más peculiares todavía si cabe, nos harán pasar ratos muy divertidos, y conoceremos a los típicos neoyorquinos a los que no les importa el dinero, que siempre van con prisas, que parecen frívolos, pero que en verdad tienen problemas como todos, su coranzoncito, y encierran historias que merece la pena conocer. Así, conoceremos a una pareja gay, a una mujer que parece estar por encima del bien y del mal pero que no es así ni mucho menos, a otro trío de amigas que son como Lucía, Clara y Olga pero en la gran manzana, un dentista obesionado, y otros más. Porque debido a un malentendido, todo el mundo en el vecindario piensa que Lucía es una "encantadora de perros", que trabaja como coach de caninos, que es una reputada profesional y todo el mundo la quiere contratar. Y Lucía simplemente les cuenta sus penas a los perretes y estos parece que la entienden. Pero así es el frívolo mundo de las grandes ciudades, si lo tiene mi vecino yo también lo quiero tener.
Estructuralmente la novela de unas 350 páginas está dividida en 42 capítulos y uno 0 que se llama Principio y Final, una especie de epílogo. Los capítulos se nos pasarán rápidamente porque son amenos y no dejan de pasar cosas, así que si os animáis, lo leeréis rápidamente. La narración es fluída, y hay bastantes diálogos, es por eso que ya os digo que no se hace pesado. Además insisto en que todo el rato están pasando cosas. Me ha sorprendido leer que la autora ha sido guionista de televisión y entre sus éxitos está Yo soy Bea, serie a la que estaba super enganchada y me encantaba, y esto se nota en la novela. Puedes visualizar las escenas que están pasando o imaginártelas como una serie o como una película sin problema.
La ambientación es otro de los puntos fuertes, todos conocemos los sitios emblemáticos de Nueva York por novelas, películas y por Sexo en Nueva York, pero leyendo este libro parece como si estuvieras allí... Además, nos da a conocer sitios más recónditos que no son los super famosos (que también aparecerán), así tiene un plus como guía de viaje.
En cuanto a la parte romántica está ahí todo el rato rondando en la historia y en Lucía, pero no puedo contar nada para no hacer spoilers. Eso sí, os sorprenderá el final, os puede gustar o no la decisión de nuestra protagonista pero son tantas las posibilidades que hay que ya os digo que os dejará con la boca abierta.
¿Qué más puedo decir? Pues la verdad es que pensaba que sería otra novela ligerita, pero me ha gustado todo el trasfondo que tiene, todos los temas que se tocan, la riqueza de los personajes, si te gustan los perros la tienes que leer sí o sí, si quieres tomarte un descanso de otros géneros como histórica o thriller, con Una vida de Perros consiguerás un poquito de desintoxicación, y si simplemente quieres una novela simpática, con una historia chula, con perros como protagonistas casi humanos y que te saque una sonrisa y te de buen rollito, esta es también tu novela!
Enlace: https://losauguriosdelaluna...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Inquilinas_Netherfield
 22 octubre 2018
Una invitación de boda es una tarjeta más o menos coqueta donde la mayoría de las veces la gente deposita montones de ilusión y futuro. También tiene, por así decirlo, un propósito definitivo: el de alinearse con otra persona para recorrer juntos un camino vital y ser felices para siempre...
La novela es un tanto confusa en su inicio, y tardamos un rato en ubicarnos. Después nos vamos haciendo cargo de la situación y, cuando Lucía es capaz de de balbucear algunas palabras, ya entramos en el meollo del asunto. Y es que la invitación a la boda de Alberto ha provocado en ella una especie de catarsis llorona que la tiene paralizada en el desconsuelo, en el pasado, en lo que hizo y dejó de hacer, así como en todo lo que tenía y dejó marchar.
Alberto y Lucía siempre han estado juntos, ya sea físicamente o en el pensamiento Podían ser o no ser pareja en un momento dado, pero sabiendo que de alguna manera, al final, sus destinos les unirían en su relación intermitente aunque estuviera llena de inseguridades, encuentros y desencuentros.
Puede parecer que la invitación de Alberto es solo una simple tarjeta que anuncia buenas nuevas pero, en lo que concierne a Lucía, el pedazo de cartón supone un despertar y una ruptura unilateral del bucle Alberto-Lucía, Lucía-Alberto. Como no hay rompimientos sin dolor, nuestra protagonista los va a sentir todos al mismo tiempo encorsetados y encajados en su corazón, impidiéndole respirar, hablar y expresarse adecuadamente. Las lágrimas y el desamor, sumados a las pastillas que se ha tomado, la tienen postrada en un estado calamitoso en el que intenta comprender el cómo y sus porqués.
Pero Lucía no está sola. Tiene a esas grandes amigas que, para lo bueno y lo menos bueno, siempre estarán a su lado. Amigas en el sentido más amplio de la palabra, con todo el contenido y su continente. Esas personas de las que recibes los mayores elogios y las peores criticas, las que te paran los pies y tienen la suficiente confianza para hacerte ver tus caminos equivocados. En definitiva, esas amigas que siempre están ahí y das por hecho que no te van a vender por un trocito de su ego (a esas mejor las dejamos aparte). Lucía tiene a Clara y a Olga, sus amigas de siempre. Ellas serán las que pongan en funcionamiento los mecanismos para que nuestra buena mujer salga de su situación y madure de una vez y, para ello, lo mejor es centrarse en una ocupación y dejar de preocuparse u obsesionarse por lo que no está en sus manos.
Nueva York es el destino elegido para que sanen (o no) las heridas de su corazón y, a través de todos los planos cinematográficos rodados en esa maravillosa ciudad, veremos como poco a poco la protagonista va evolucionando en su dolor. Allí, las experiencias vividas irán acompañadas de tesoros encontrados en forma de animales de cuatro patas, cuyo amor y sabiduría harán que Lucía se reencuentre con su esencia, esa que tiene tan escondida debajo de su pena lastimera.
Los perros le harán conocer a sus dueños y con ellos vivirá las escenas más graciosas y rocambolescas, de las que saldrá más o menos con gracia, pero siempre aprendiendo y haciendo que cada nueva experiencia le ayude a entender sus porqués y los porqués de los demás. Y es que Lucía siente que, además de ella, aquellos que intentan ayudarle también deben lidiar con sus propios desencuentros, dudas y desilusiones, y eso le obliga a salirse del yo para centrarse más en el nosotros, madurar y dejarse de excusas y lloriqueos.
Una vida de perros es una novela donde descubrimos hasta dónde llega la elasticidad de la amistad, cómo de fuerte es ese sentimiento y cuánto podemos estirarlo sin romperlo, pues la autocrítica y una conversación sincera hacen que se recupere la forma original, se reviertan los daños y la amistad perdure. En la narración vemos que estas tres amigas, a pesar de sus diferentes pensamientos y procederes, participan de las cualidades necesarias (la honestidad, la flexibilidad, la empatía y la tolerancia) para poderse llamarse amigas, pese a todos sus encuentros y desencuentros.
Por medio de unas enseñanzas perrunas, Estefanía Salyers nos hace partícipes del crecimiento personal de Lucía, de la redirección de su vida y de su incipiente madurez, sin quitarle ni una pizca de gracia a la historia gracias a un lenguaje sencillo y ligero que hace que te enamores de todos los personajes, ya sean estos humanos o perrunos.
Por cierto, la cubierta es muy bonita; me ha encantado, al igual que la novela.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
LAKY
 19 octubre 2018
Lucía lleva saliendo y cortando con Alberto desde que ambos eran apenas unos niños. En un “contigo ni sin ti” continúo, ella ya estaba hecha a esa forma de vida y pensaba que Alberto iba a estar siempre ahí, para ella. Así que cuando recibe la invitación de boda de Alberto, cree morir. Su amiga Clara la ve tan mal que decide regalarle un viaje de avión a Nueva York. Irá a casa de su amiga Olga y estará allí tres meses.
No conozco personalmente Nueva York pero la he visto tantas veces tanto en literatura como en el cine que es como si , casi, la conociera un poquito. Me encantaría ir, la verdad, y espero hacerlo algún día. Mientras tanto, ocasionalmente me traslado allí a través de la imaginación. Si os gusta Nueva York, os gustará este paseíto que nos daremos por allí de la mano de Lucía.
Nueva York es uno de los alicientes de esta novela. Lucía va como turista pero se pasará allí tres meses por lo que verá también cosas que se salen un poco del circuito típico que hacemos los turistas cuando no podemos estar allí más de una semana. Además, le da tiempo suficiente para empezar a vivir como una newyorkina .Reconozco que he disfrutado mucho de este paseo virtual por sus calles y sus parques y de haber conocido a personajes tan típicamente de allí. Aunque, pensándolo bien, ¿hay alguien típico de allí? En Nueva York hay tal mezcla de razas, nacionalidades y personalidades diversas que allí cabe de todo; por ello, todo es típico y atípico a la vez. Especialmente, los personajes extravagantes (y de esos hay unos cuantos)
Reconozco que el libro me ha sorprendido. Para bien. Por el título y la portada me esperaba una novela tipo chick-lit, facilona y ligera. Y, sin dejar de serlo, lo cierto es que tiene más profundidad de la que esperaba. Así, no es tan sólo una novela de amor. Hay amor pero yo diría que no es lo más importante. Sobre el amor está la amistad. Esa preciosa amistad entre mujeres que, más que amigas, son hermanas. Lucía, Olga y Clara son amigas desde la guardería y lo comparten todo, alegrías y sinsabores. Y, por supuesto, se ayudan cuando alguna tiene problemas como, en este caso, Lucía. Pero la amistad también pasa por baches, a veces muy difíciles de superar. Habrá que ver si la amistad entre las tres puede superar la gran prueba a la que les tocará enfrentarse.
No sólo es una historia de amor y de amistad. También una historia de descubrimiento y superación personal. La de Lucía.
Todo ello aderezado por el amor a los perros. Lucía adora a los perros y, como Clara tiene una clínica veterinaria, suele acudir allí a hablarles de sus problemas. No es que esté loca; es que, mientras espera a Clara, suele acariciar y jugar con sus pacientes y, si algo le preocupa, se lo cuenta. ¿No habéis probado a contar un problema a un perro? Pues hacedlo, ya veréis que os escuchará atentamente y, a veces, tan sólo es necesario eso para desahogarse y ver las cosas con más perspectiva
En Nueva York y de forma totalmente casual serán los perros quienes permitirán a Lucía conocer a gente de lo más variopinta y forjar bonitas amistades y relaciones personales.
No sólo me ha sorprendido que el libro haya resultado ser más profundo de lo esperado. También la forma en la que está escrito. al imaginarme la típica novela chick-lit, pensé que sería una novela facilona, muy sencilla. Y sí que lo es pero menos de lo que había pensado. O, dicho de otra forma, está bastante mejor escrita de lo que suele ser habitual en este género. No conocía a Estefanía Salyers pero tiene una buena trayectoria como escritora, no de novelas sino de guiones. Y se nota: a pesar de ser una primera novela, resulta evidente que la autora maneja bien las palabras y sabe adaptarlas al tipo de historia que cuenta. Se mueve bien en diferentes registros. En algunos momentos la prosa es ligera y sencilla, con un toque humorístico que me ha hecho sonreír en diferentes ocasiones. En otras, es más emotiva y seria y te hace pensar.
La autora combina adecuadamente la narración y el diálogo, quizás con una cierta preponderancia de la primera. El ritmo es medio y sostenido. La historia transcurre por los cauces esperados aunque hay alguna sorpresa. El final me ha gustado mucho porque la autora no coge la salida fácil y esperada por el lector

Conclusión final
Me ha gustado leer “Una vida de perros”. Una vida sobre la amistad y el amor –a las personas y a los perros-, que me ha resultado entretenida y me ha hecho sonreír en varias ocasiones.
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Fesaro
 02 noviembre 2018
Hablando de pasarlo bien, leyendo el primer capítulo ya tenemos la sensación que si toda la dinámica de la trama es como lo leído al comienzo lo vamos a disfrutar porque destila espontaneidad y simpatía, ingredientes fundamentales para una historia cómica.
La obra comienza con un sueño de Lucía, nuestra protagonista, a raíz de una invitación de boda recibida de Alberto, su ex pareja, que le provoca una auténtica pesadilla. Será gracias a la ocurrencia de Clara, una de sus amigas de toda la vida, que viajara a New York para cambiar de aires, olvidarse de Alberto y tener así una excusa para no acudir a la boda, la de encontrarse viviendo en el extranjero. Será en esta ciudad donde pretende encontrar el tiempo y la distancia, dos de los ingredientes que le hacen falta para curarse de los sentimientos que aún guarda respecto a Alberto.
La historia como no podía ser de otro modo no comienza con buen pie y las meteduras de pata de Lucía en la gran manzana serán sonadas pero también lo sucesos positivos y los buenos momentos que harán que nuestra protagonista vea la vida de otra manera Mientras todo esto ocurre, será un suceso inesperado el que marcará su estancia en la ciudad y que harán que la actitud de Lucía esté condicionada por él y por la forma de tomarse las cosas.
Me niego a considerar esta novela como chick lit, creo que es una auténtica comedia romántica de las de toda la vida, de esas que hemos visto cientos de veces en la tele con grandes ciudades americanas como telón de fondo aunque aquí la ciudad de New York es una protagonista más junto a Lucía. El libro actúa en cierta forma a modo de pequeña guía de lugares no tan conocidos pero muy recomendables para visitar o pasear.
Los personajes principales son indudablemente Lucía y la ciudad y el resto unos secundarios con mucho peso porque todos aportarán su granito de arena para que Lucía pueda tener sus historias y la vida que tiene en la ciudad. Serán ellos los que hagan reflexionar constantemente a esta chica que bien podría ser la amiga loca de cualquier pandilla de amigos. Todos ellos son fantásticos, son guapos, visten bien, tienen casas y trabajos magníficos pero debemos pensar que son estereotipos que no buscan crear un mundo real, no es una novela donde esos detalles importen, aquí lo que realmente debe atraparnos es la ciudad, las situaciones cómicas que se producen y luego el montón de reflexiones que la trama va destilando en párrafos situados en momentos puntuales.
Una novela a la que enfrentarse sin complejos, con la única idea de disfrutar, sonreír y aprovechar para sacar alguna que otra reflexión positiva a cerca de la vida y de la amistad que es otro de los temas importantes del libro. Hay que reconocer que vamos a encontrarnos unos clichés muy utilizados en las comedias pero que siempre funcionan y en este hay que reconocer que la simpatía de la protagonista, las situaciones cómicas y las reflexiones constantes sobre vida, amigos, amor, oportunidades son lo suficientemente atractivas como para hacernos pasar un rato muy divertido.
No quiero despedirme sin dejar de comentar el acierto de la autora al introducir un nexo de unión entre muchos de los personajes y que no son otros que los perros, esas mascotas que tiene en sus paseos y en Central Park un hilo invisible que une toda la historia permitiendo que los personajes interactúen entre ellos en una ciudad tan grande como es New York. Todos los que tenemos perros (yo tengo tres) va ser otro de los motivos por los que disfrutar de la historia y de los detalles que tienen que ver con estos peludos.
Enlace: http://librosenelpetate.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
LEMB
 17 octubre 2018
Una historia más adulta y más intimista de lo que parece en un principio sobre la manera que tiene Lucía de enfrentarse a una situación límite como es que su expareja se case con otra persona. La huida de Madrid a Nueva York le obliga a tomar las riendas de sus decisiones y a mirar hacia delante.
A través de un texto fácil, ameno, directo, personal, a veces divertido y a veces sincero, la autora consigue que nos acerquemos a Lucía, a todos sus miedos y a las consecuencias de sus actos, y también que la acompañemos.
Es una novela que habla de amistad, de amor y de conocerse a uno mismo para ser capaz de estar y de vivir, y todo ello con una patena de sinceridad y realidad pero también de feel-good. Te puede caer mejor o peor Lucía, pero acabas entendiéndola; lo mismo ocurre con Clara y con Olga, incluso con Alberto y, por supuesto, con Matt.
Otro de los alicientes de esta novela es el vínculo que se establece entre una persona y su mascota (perros en este caso) y la necesidad vital que tienen uno del otro, facilitando así incluso las relaciones personales.
Opinión completa en el blog

Enlace: https://millibrosenmibibliot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (16) Ver más Añadir cita
naitoranaitora23 julio 2018
-El amor, o en tu caso el desamor, no es cuestión de géneros. No se ama como un hombre o como una mujer. Eso no es tan machista como decir que se llora como una nena o se juega como un chico. Esa es la educación que hemos recibido y lo que hay que cambiar. Lo polarizamos todo, azul o rosa, coches para los niños y cocinas para las niñas. Y luego eso de que los chicos no sufren por amor, por favor... ¿No piensas que si fuera al revés, si fueras tú la que le hubieras rechazado, él no lo estaría pasando mal? -Ahi estaba el "zasca". Alto y claro.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
LAKYLAKY07 octubre 2018
Nunca, que yo recuerde, había sentido un rechazo de tal calibre y tan inmediato por alguien. Supongo que es lo que dice todo el mundo cuando conoce a Donald Truño.
Comentar  Me gusta         00
LEMBLEMB14 octubre 2018
Hay cosas en la vida que solo pasan una vez. Afortunadamente.
Esta era una de ellas. Todavía no lo sabía, pero estaba apunto de averiguarlo.
Comentar  Me gusta         00
LAKYLAKY11 octubre 2018
El amor siempre engorda... los sentidos. Y a mi me faltaba el más necesario de todos: el sentido común
Comentar  Me gusta         00
FesaroFesaro02 noviembre 2018
Es increíble que nos enseñan los animales cuando somos niños y lo que nos aportan siendo adultos
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: cómicaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Estefanía Salyers (1)Ver más




{* *}