InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Lawerson


Lawerson
29 enero 2019
Rescatando una voz que ya consiguió sorprendernos y conquistarnos hace unos años con la trilogía Una vida oculta, Sally Green regresa al mundo de la fantasía con Los Ladrones de Humo, un nuevo inicio de una trilogía diferente, con elementos nuevos y atrevidos que antes no habíamos visto en ella, una historia de supervivencia, honor, valentía y lucha por la esperanza y la libertad. Narrado en tercera persona a través de cinco voces diferentes, Catherine, Ambrose, Tash, Marcio y Edyon, el libro, al igual que pasa con todos aquellos que comienza algo, tendrá unos primeros capítulos que servirán de introducción a los diferentes personajes con los que estaremos viajando, dejándonos detalles de cada uno de ellos, de sus diferentes situaciones y vidas, una cazando demonios mientras otro sirve vino u otra duerme sobre camas de fino hilo. Con unos capítulos cortos y que se leen de manera ágil y rápida, pronto la autora nos meterá los primeros detalles que desarrollarán la trama más adelante, unos pequeños resquicios, algo misteriosos, que nos irán avanzando por una trama en la que poco a poco se irán desvelando nuevos detalles que nos darán más espacio y escenario para saber qué es lo que se está cociendo, unos elementos de la trama que son capaces de mantenerte enganchada y atenta a cualquier cosa que vaya a ocurrir, queriendo conocer más y saber por qué algunos personajes están actuando de esa manera. Así pues, a medida que avanzamos vamos dejando atrás los momentos mas introductorios para adentrarnos en el gran tema del libro, viendo como las vidas de nuestros protagonistas, a simple vista nada que ver entre unos y otros, se van uniendo a la vez que se urde un plan malévolo que estallará a partir de la mitad del libro hasta el final, una trama que avanza entre momentos de lucha, muerte y sangre, así como traiciones, desvelaciones y sorpresas, entre carreras, demonios y estrategia, entre militares, escenas palaciegas y nuevas alianzas. Un buen conglomerado de cosas que hará de este libro una lectura que avanza rápidamente por todo lo que nos tiene que mostrar la autora, un viaje alrededor de los tres reinos, conociendo sus culturas e historia, todo ello de una manera que te mantiene entretenida, sin tener momentos lentos o aburridos, con un ligero toque de tensión que le da al libro un buen punto y enfoque a su estilo narrativo.

Sin embargo, aunque todo esto suena bien, no sé qué es lo que me ha pasado con el libro, pero no lo he sentido. En todo momento es como que me faltaba algo que no sabía lo que era, al principio no lo notaba tanto, pero cada vez que me adentraba más en esta lectura veía que había algo que no estaba terminando de funcionar bien, no cuajaba. Y ahora que he podido ver toda la historia de este primer libro sé qué es lo que me ha faltado, más que nada: una base más sólida y formada. Está bien eso de que la autora use cinco narradores diferentes, le da mucho dinamismo a la historia, siempre vamos a estar yendo de un lado para otro descubriendo cosas nuevas. No obstante, creo que no ha sabido llevar eso de la mejor manera posible. Cada uno de esos personajes nos dará algo de nueva información, nos arrastrará por nuevas tierras, nos enseñará algo. Pero son cosas que se han quedado de pasada, no he llegado a sentir nada por nadie ni por ninguno de esos elementos, los estaba viendo sin verlos ya que me ha faltado más profundización, más detalle, más desarrollo. Es como que en toda la lectura iba coja porque las cosas pasaban con demasiada rapidez para mi gusto, se resolvían a la nada, no daba pie a esa emoción, a esa intriga, a ese peligro y el decir, leches, ¿qué hago ahora? Es como que no quería comerse demasiado el coco y, creaba una cosa enredada y al cabo de dos páginas ya estaba resuelto y terminado. La ambientación ha dejado mucho que desear, no me he adentrado en ella en casi ningún momento. No la he visualizado, no la he sentido. Estaba caminando por un camino vacío, con pequeñas cosas que le daban algo de volumen, pero ya. Me esperaba más de ello, la verdad. Igual que el tema de los demonios, que es lo que menos he entendido. Aparecen en el primer capítulo, quizás hasta en el segundo, y desaparecen hasta ya casi por el final, que vuelven a tener peso. Jolines, tienes una idea tan guay como esa, ¿y no la aprovechas bien? ¡Lo que podría haber molado este libro si el tema de los demonios se hubiera explicado y manejado mejor! Porque en ningún momento he sabido de donde vienen, por qué están ahí, desde cuando... nada.

Otras de las cosas que no han terminado de funcionar: el romance y algunas decisiones de sus personajes. A ver, romance, lo que se dice romance, no hay casi nada. Es solo que las relaciones no han soltado ninguna chispa. La unión entre Catherine y Ambrose es bastante sosa, no cuenta nada, no hay emoción alguna. Y lo que hay entre Edyon y Marcio me gusta porque es una relación LGTB+ que se ve da manera natural, pero tampoco ha sido algo por lo que suspirar. Luego aparece un segundo personaje entre la relación de Catherine y Ambrose y, de repente, se forma como un triángulo amoroso extraño que no lleva a ningún lado. En cuanto a las decisiones de los personajes... no sé, ha faltado fuerza y determinación. Decir "aquí estoy yo y quiero hacer esto". Se dejan llevar demasiado por el miedo, por las opiniones de los demás. Me hubiera gustado ver más personalidad, más resistencia, más lucha y fidelidad a sus pensamientos y decisiones, que fueran más libres que se enfrentaran a aquellos que les prohíben hacer algo.

Con los personajes me ha pasado igual, creo que a Sally se le queda un poco grande esto de narrar con tantos personajes, no le han hecho un favor. No he conectado con ninguno, muchas veces me exasperaban, no los he conocido, no he sentido, una vez más, nada de nada. Catherine me ha parecido bastante sosa, sin fuerza alguna. Ambrose más de lo mismo, no me ha dicho nada como personaje. Marcio y Edyon quizás son los que más profundización y motivación tienen, pero tampoco algo destacable. Y Tash es que tampoco aporta gran cosa a la historia. Además, el no establecer una conexión con ellos y con los personajes secundarios ha provocado que cuando les pasa algo, o había muertes, me diera exactamente igual, y es lo que más me ha fastidiado, que no haya sido capaz de sentir ni un solo remolino en mi interior.

En resumen, Los Ladrones de Humo es un inicio con una idea original, interesante y con elementos bastante buenos pero que no llegan a funcionar del todo. Dejando una lectura ágil y que se lee sin problemas, el libro peca de precipitación y de no asentar bien unas bases fundamentales para que la historia se crezca, teniendo a unos personajes que no transmiten nada y algunas escenas que no terminan de cuajar y explotar del todo, dejando la historia en un pudo ser pero no fue.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG