InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Natalia Navarro Díaz (Traductor)
ISBN : 8416517460
Editorial: Umbriel (24/08/2021)

Calificación promedio : 3.86/5 (sobre 22 calificaciones)
Resumen:
Un debut cautivador, que atrapará a los lectores de "Circe" y "La canción de Aquiles" de Madeline Miller.

Ariadna, princesa de Creta, crece saludando al amanecer desde su bonita sala de baile y escuchando las historias de dioses y héroes que le narra su institutriz. Pero bajo su palacio dorado se escucha el constante ruido de las garras de su hermano, el Minotauro, un monstruo que reclama un sacrificio de sangre cada año.

Cuando Teseo, ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (22) Ver más Añadir una crítica
Celia_0504
 08 junio 2022
Con lo que me gusta la mitología griega y los retelling de estos mitos que cada vez abundan más en las librerías, era difícil que este libro (al cual tenía ganas desde que salió en inglés) me fuera a disgustar. Estaba segura de que me iba a encantar esta lectura, y así ha sido. Ha sido una novela que he disfrutado de principio a fin. Especialmente por el cariño particular que siento por la historia de la princesa Ariadna de Creta, cuya historia es una de las más conocidas dentro de la mitología griega. Siempre ha habido algo cautivador y poderosamente triste para mi en la imagen de esa joven en medio de una playa desierta, abandonada por aquel en quien confiaba y por quien había traicionado todo lo que conocía. Así que me ha dado mucho gusto ver que la literatura saldaba con esta novela, en cierto modo, la deuda que tenia con ella, al darla la oportunidad de dar a conocer su propia historia. Y de que forma se hace.
Cada año, la ciudad de Atenas se ve obligada a pagar un tributo de siete chicos y siete chicas al reino de Creta, con el fin de que alimenten a la cruel criatura que su rey, Minos, esconde en un laberinto en los cimientos de su palacio: el terrible Minotauro, cuya concepción fue un castigo de los dioses por la arrogancia e impiedad del soberano. Un castigo que ha marcado especialmente a la reina Pasifae y a sus hijas, las princesas Ariadna y Fedra. Todo cambiara cuando Teseo, príncipe de Atenas, se ofrezca voluntariamente como tributo y llegue a la isla. Su llegada pondrá irremediablemente patas arriba la vida de las dos princesas. Ariadna se enamorará a tan apasionadamente del que no durará en dejar atrás a su familia y todo lo que conoce y ayudarle a acabar con su terrible hermanastro. Si esto fuera un cuento este podría haber sido el final feliz, la pareja enamorada que se encuentra en circunstancias trágicas, la supera y escapan juntos en pos del matrimonio y la felicidad. Pero en realidad solo será el punto de partida para la historia de las dos hermanas, obligadas a pasar de la infancia a la adultez de forma abrupta, con sus destinos marcados por los secretos y las ambiciones de los hombres que a partir de ahora influirán en sus vidas irremediablemente.
Lo primero que tengo que decir es que no veréis una historia llena de acción o de giros de guion trepidantes. Estamos ante una novela muy pausada y tranquila, en la que la pluma de su autora es directa y sencilla, pero muy sutil. Logra hacer que el lector conecte muy bien con los personajes, que sepa que sienten en cada momento. Pero todo eso no quiere decir, ni mucho menos, que resulte aburrida o pesada. Para nada. Es una lectura que compromete totalmente al lector, haciéndole sentir desde prácticamente la primera página un montón de emociones, y resultando ser más una montaña rusa emocional que un viaje en línea recta. En cierto modo, es como un paseo en el campo en el que todo parece ir bien hasta que, de pronto, te encuentras con que hay un precipicio y has estado a punto de caer en él.
Todo eso me ha parecido algo muy importante, porque todo el que el foco principal está en sus personajes, en la manera en que Jennifer Saint da una vuelta de tuerca a las ideas preconcebidas sobre los héroes de la antigua Grecia hasta humanizarlos y volverles seres de carne y hueso, con sus defectos y sus virtudes. Esto resulta especialmente interesante en los caracteres masculinos. Nos encontramos ante un retelling cuya principal virtud es como da la vuelta a estos mitos escritos desde una perspectiva patriarcal y que pone el foco en ellas. Como se señala a lo largo de la historia la gloria y la fama se la llevan ellos, dioses como Dionisio, Zeus o Poseidón, y héroes como Teseo, Perseo o Hércules. Ellas quedan en un segundo plano y son, con frecuencia, olvidadas o arrastradas a un papel pasivo, cuando muchas veces son las que pagan con creces por las ambiciones y la lujuria de los dioses o de los héroes.
Me ha gustado mucho como, siéndole absolutamente fiel a los mitos, Saint logra crear una historia con personalidad y mensaje. La autora casa todas las versiones de una misma historia y les da un mensaje poderoso y humano, gracias a los aires feministas que impregnan la obra. La manera en que la autora representa a los personajes de Ariadna y Fedra. Las dos son mujeres con la que es muy fácil conectar. Frente a toda la grandiosidad y el drama de los mitos griegos, con sus locuras y escenas violentas y sangrientas, las dos hermanas se nos muestran como mujeres de carne y hueso; víctimas de fuerzas superiores a ellas, cuando no de si mismas, seres humanos con voz y sentimientos propios. Son faros de realismo, fortaleza y sufrimiento, con un gran poder de decisión y de aceptar las consecuencias de sus decisiones, en medio de la descomposición que supone esta obra como ejercicio de desmitificación respecto a caracteres masculinos de sobra conocidos para cualquier interesado en la mitología griega, aquellos héroes que hacían proezas asombrosas y salvaban a mujeres y pueblos enteros. Aquí ellos son los auténticos antagonistas de la historia. de una forma salvajemente humana, son aquellos que dañan, engañan y utilizan a aquellos que se suponen que deben querer y proteger. Lejos de sus hazañas y sus milagros, estos dioses y hombres son más dañinos que cualquiera de las criaturas con las que han luchado. Y por ello mismo resultan tan terroríficos.
Como he dicho antes, en general se trata de una lectura plácida, muy fiel a los mitos y que transporta totalmente al lector a este mundo en el que los dioses caminan junto a los hombres y usen sus poderes para convertirlos en animales o castigarles de una forma inimaginablemente dura. Quizás la primera mitad de la novela (en la que se narra la historia de hacía Aznar, Teseo y el minuto ario) ha sido la que más he disfrutado, ya que la segunda mitad me parece que pierde un poco de fuelle respecto al inicio del libro. Pero aún así, ha sido una lectura que es más que disfrutable y de la que se pueden sacar muchas cosas.
Ariadna” es un viaje a los confines y sótanos de las vidas de dos mujeres que se niegan a seguir los roles que los hombres insisten en imponerles, y que la historiografía y la literatura les ha otorgado de forma injusta y ligera. Es una odisea en la que conocemos el dolor, el amor, la perdida, la vergüenza, el odio y la exasperación constante que se siente al ser mujer en un mundo en donde los hombres imponen sus voces y sus normas. Un mundo en el que se impone en enfrentamiento entre mujeres como medio de existencia, evitando que entre ellas puedan formarse auténticos lazos de sonoridad que les ayude a sobrevivir en un mundo que resulta tan nocivo injusto para ellas. El lector tendrá la oportunidad de ver los claroscuros de las personalidades y vidas de las dos princesas de Creta, y como, a base de engaños y traiciones, van evolucionando a lo largo de las más de trescientas páginas que componen el libro, hasta llegar a un final agridulce que me ha dejado con el corazón en un puño al leer su última página. Y todo esto tras un último cuarto de obra frenético, en el que la tensión y la sensación de tragedia griega (nunca mejor dicho) se pueden cortar con un cuchillo. El final del viaje no te puede dejar indiferente, está plagado de drama y fortaleza, todo en una mezcla que una vez que te tomas, ya no podrás olvidar.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         92
erick_ascencio
 30 octubre 2021
Cuando la editorial anunció este libro como novedad la portada llamó inmediatamente mi atención, es súper bonita, llamativa y grita mitología griega. Yo no soy muy conocedor de esta, pero los retellings son lo que más disfruto en la vida, así que no dudé ni un segundo en darle una oportunidad.
Atenas se ve obligada, año con año, a enviar a catorce de sus hijos a Creta como ofrenda de paz y sacrificio para el Minotauro, hasta que Teseo, príncipe heredero, se ofrece a ir como voluntario para intentará terminar esta opresión. Pero esta no es la historia de Teseo ni del Minotauro, en esta historia nos centramos en Ariadna, la princesa de Creta quien, contra todo sentido común, traiciona a su padre, y a su ciudad, ayudando a Teseo a matar a su hermano, el Minotauro. Ariadna sabe que todas las acciones tienen un precio, en especial si eres mujer, pero no le importa hacer enfadar a los dioses porque está bajo la protección de un héroe, ¿será que huir con Teseo le garantizará la tan anhelada libertad del sufrimiento y terror que son su vida ahora?
Me debatí muchísimo sobre si poner más de la trama en la sinopsis porque esta en sí no cuenta mucho que digamos, pero les juro que si cuento más estaría haciendo spoilers y creo que parte de lo interesante y sorprendente en este libro viene cuando Ariadna decide ayudar a Teseo a matar a su hermano y las consecuencias que estos actos acarrearán. Es difícil mencionar en qué nivel la historia me gustó porque hay demasiadas variables y elementos que aportan al desarrollo de la trama, la principal es que seguimos la historia por un largo periodo de tiempo y nada ni nadie permanece estático; lo segundo es que al pasar tanto tiempo, un montón de secundarios van y vienen de la vida de nuestra protagonista; como tercer elemento tenemos la parte del retelling de los mitos griegos. Así que hay muchísimo por comentar, todo suma y todo resta.
Empecemos con los personajes, que son la pieza central del asunto. Hay un montón y me gustaría extenderme con todos ellos, pero solo mencionaré a nuestras protagonistas.
Ariadna, la protagonista. En un inicio me pareció una protagonista estupenda, con un ojo crítico y una empatía increíble a pesar de que su infancia se ve opacada con la tragedia por la llega de un hermano monstruoso que le quita a su madre. Dividiendo a Ariadna por etapas, su versión infantil es la que más me gusta por los valores y la forma en la que se desenvuelve, siempre de forma empática y con cariño hacia los otros. Cuando crece, aproximadamente a sus 18 años, coincidiendo con la llegada de Teseo, se vuelve ingenua e insegura, es claro que está cansada de la vida que le tocó vivir y solo quiere ser libre. Después del incidente con Teseo, y en años posteriores, se vuelve egoísta, aún más ingenua y es insoportable porque se queda atrapada en el pasado y se la vive reflexionando sobre lo injustas que fueron y son las cosas. Y lo que más me hace ruido es que, aunque sus reflexiones son muy inteligentes y críticas, cuando se trata de ver su realidad decide hacerse la ciega y creer lo que resulte más conveniente para conservar su comodidad. Creo que pudo haber sido la gran protagonista que merecemos, pero se queda muy corta por ser sumamente pasiva y negar las cosas, desacierto total.
Fedra, la hermana de Ariadna. Ella es sin dudas mi favorita, de pequeña crece siendo un poco despiadada y desapegada porque su madre está enfocada al cien por ciento con el Minotauro, por lo que Ariadna se vuelve su relación más cercana y modelo a seguir. Cuando crece y tras lo acontecido con Teseo, vemos un claro crecimiento en ella, es inteligente, desafía los roles de género, crítica, hace lo que tiene que hacer para sobrevivir, nunca se fía de ningún hombre y comprende que debe bajar la cabeza y aceptar que sus méritos sean tomados por otros hombres porque la sociedad misógina en la que vive no está preparada para tener una mujer empoderada. Fedra es la protagonista que me habría gustado que esta historia tuviera y, en cierta medida, la tuvo (mi único gran problema es su desenlace, casi me tenía tirado en el piso rabiando del coraje porque me pareció la cosa más cruel y absurda de todas).
Hice una investigación sobre el mito de Ariadna para saber hasta qué grado es un retelling y pues no estoy seguro qué decir, no veo mucha diferencia a lo que el mito cuenta salvo que todo se narra desde un ojo más crítico y dándoles personalidades, propósitos y ambiciones a los personajes que no sean el ser solo buenos o malos, por ejemplo, en Teseo notamos todas las capas que lo componen (de él podría hablar largo y tendido por horas, pero quédense con que no verán al Teseo perfecto del mito). Si conocen el mito original pueden intuir perfectamente lo que sucederá y a todos los personajes involucrados, pero si no lo conocen (como yo), quedarán impresionados con la gran cantidad de giros que va tomando la historia y cómo se agregan un montón de dioses a la historia.
Sinceramente estaba amando el libro, me parecía que tenía un ritmo lento y que avanzaba a su paso, pero al estar narrada en primera persona por Ariadna llega un momento en el que leerla se vuelve tedioso y aburrido porque no pasa NADA en su vida. Literal nos quedamos atascados en sus pensamientos, en lo que siente, sus atormentadas memorias del pasado y reflexiones acerca de todo, así que sentía que, por más que pasaran los años, no pasaba nada (aunque sí lo hiciera) porque la autora se empeñaba en darnos una "amplia" visión de la vida de Ariadna, pero lo único que consiguió fue que la historia se sintiera plana, falta de emociones y acción. Lo que rescata es que tenemos el punto de vista de Fedra y lo que tiene que vivir con Teseo, los retos que le supone vivir con un traidor en una tierra desconocida donde ella tiene que labrar su camino. En serio eso suma muchísimo y llegó a interesarme más la vida de Fedra que la de la mismísima Ariadna.
Lo que más disfruté es que tenemos una clara crítica a la misoginia y el machismo que hay en las historias que se cuentan de generación en generación, donde se venera a los hombres haciéndolos héroes y relegando a las mujeres a segundo plano, sin importar cuánto hayan aportado para que las cosas se desarrollaran de la mejor forma posible. Y claro que amamos que se nos recuerde que las mujeres han sido invisibilizadas para glorificar a otros hombres y que se reescriban sus historias porque, al fin de cuentas, es ficción. de hecho, hay varias críticas hacia cómo la historia se ha dedicado a castigar a las mujeres y no a los hombres, por ejemplo, con Medusa quien fue violada por Zeus y recibe el castigo de convertirse en un monstruo. Me encanta que se dé este enfoque crítico a lo que conocemos y se dé el lugar y voz a quien nunca lo ha tenido y se han esforzado por silenciar.
En resumen, Ariadna, es una historia que hace una fuerte crítica a la misoginia de la época y al lugar que se les ha dado a las mujeres en las historias que tanto conocemos, pero resulta abrumador y aburrido que más de la mitad del libro estemos en los pensamientos repetitivos, y mayormente infantiles, de Ariadna, una protagonista que no tiene el mejor crecimiento de todos. Vi que el próximo libro de la autora será sobre Elektra, así que tengo bastantes ganas de saber cuál será el enfoque que le dará.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Celeste_Cruz
 28 octubre 2021
Ariadna, princesa de Creta, ha tenido que crecer con la deshonra de su familia persiguiéndola. Debido a la desobediencia de Minos, que se negó a sacrificar a su mejor toro blanco para Poseidón, el dios se venga enloqueciendo a su mujer, Pasífae, para que esta cometa zoofilia con ese mismo toro y de ese acto se engendre al Minotauro. Temido y repudiado por todos, tanto Pasífae como la pequeña Ariadna ven a la criatura tal y como es al principio, solo un indefenso bebé, por lo que pronto le cogen cariño hasta que este crece y el Minos le encarga a su mejor artífice, Dédalo, que construya un laberinto para encerrar al monstruo y usarlo como castigo para aquellos que osen contradecir al rey de Creta. Cuando Minos ordena que cada siete años se debe sacrificar a un grupo de atenienses y usarlos como comida para la criatura debido a una disputa entre Atenas y Creta, en la última remesa de víctimas aparecerá el príncipe Teseo. Obnubilada por el héroe y cansada de soportar lo que por culpa de Minos han sufrido tanto su madre como ella, así como la muerte y la violencia causada por su hermano, Ariadna se toma la aparición de Teseo como una señal para acabar de una vez por todas con el reinado de terror del Minotauro. A espaldas de su familia, la princesa ayudará al héroe a salir con vida del laberinto y a acabar con la vida de su otrora amado hermano. Pero ella sabe que su traición no tardará en ser descubierta, por lo que acuerda con Teseo que, cuando él vaya a huir, Ariadna y su hermana pequeña Fedra, quien también estaba al tanto de los planes de la mayor, zarparán con él en su barco dirección a Atenas. Sin embargo, la travesía no sale tal y como Ariadna se esperaba y descubre que tras la heroicidad de Teseo, en realidad se esconde una serpiente.
Ariadna es una joven que, durante años, ha presenciado cómo su padre Minos socavaba a su madre, Pasífae, quien acarreaba sobre sus hombros las decisiones egoístas del rey, como el nacimiento del Minotauro. A pesar del horror, Pasífae llegó a querer a la criatura, sentimiento que le transmitió a su hija mayor. Pero aunque ambas consiguieron sobreponerse de este hecho traumático e intentaron ver a Asterión, que así se llamaba de verdad, como alguien más de la familia, la violencia y la furia del Minotauro se volvieron imparables conforme este crecía, por lo que el rey ordenó que Dédalo le construyera una prisión que, además, serviría para castigar a aquellos que se le opusieran. Durante años, Ariadna quiso hacer algo al respecto y ayudar a su madre de alguna forma, pues Pasífae pasó de ser una reina luminosa y alegre a convertirse en una sombra; y su oportunidad se dio cuando apareció Teseo, dispuesto a terminar con los sacrificios al monstruo y, de paso, debilitar el poder de Minos. Esta historia se vende bajo la premisa de que Ariadna es la verdadera protagonista del mito, no Teseo como siempre se ha dicho, y se reivindica desde una perspectiva más feminista el papel tan importante que tuvieron las mujeres en la mitología, papel que ha sido relegado a un segundo plano, ensalzando por encima de todo las hazañas de sus grandes héroes. O eso es, al menos, lo que te cuenta la sinopsis.

Sin embargo, me he topado con una novela que de empoderamiento femenino tiene más bien poco y que nos repite los mismos clichés clasistas y machistas desde una falsa perspectiva de género. Si bien es cierto que Ariadna adquiere más peso en esta especie de retelling del mito clásico, no es el personaje feminista y valiente que esperaba encontrarme. Dado que es una reescritura, me esperaba que la autora aprovechara esto para que Ariadna tuviera más presencia, fuera más reivindicativa, valiente y decidida, al mismo tiempo que mantenía la esencia del personaje original. No obstante, lo que me he encontrado es a una princesa sumisa, conformista e ingenua. al igual que en el mito, se enamora de Teseo nada más conocerlo sin saber nada de él, solo porque es apuesto y de aspecto heroico. Este "enamoramiento", encaprichamiento más bien, es el que le lleva a arriesgarlo todo para ayudarle. Aunque ella insiste en que lo hace como venganza a los agravios que han sufrido ella y su madre y también como una especie de venganza hacia Minos, se deja bien claro que su motivación principal es que no quiere que Teseo muera porque le ama. Honestamente, me esperaba que este enamoramiento tan apresurado se desarrollara un poco más, se le confiriera de cierta profundidad o que la autora le diera la vuelta de alguna manera para que Ariadna no quedara como una adolescente tonta que se deja llevar por una cara bonita, puesto que, aunque eso es fiel a la historia real, yo quería empezar a ver ya desde este punto ciertas trazas de ese feminismo que se nos promete. Pero no, de nuevo tenemos el cliché de joven inocente que se prenda del héroe por apuesto y por la falsa creencia de que él la va a salvar de su vida en palacio. Además, no solo hace caso a todo lo que le dice Teseo, sino que después aparecerá otro hombre relevante en su vida y veremos cómo el patrón se repite (muchacha sumisa que quiere complacerle por amor) y la única diferencia relevante es que, en este caso, el nuevo amante no abusa de ella ni la traiciona.
Por otro lado tenemos a la que para mí ha sido la verdadera protagonista, Fedra. Mientras que Ariadna no experimenta ningún tipo de evolución a lo largo del libro, pues lo único que hace es lamentarse por su situación, culpar a los dioses y a Teseo de sus desgracias y conformarse con lo que tiene porque es incapaz de buscar nada más, su hermana pequeña brilla dentro de la historia. Cuando empieza la novela, Fedra es apenas una niña, pero ella también termina obnubilada por los encantos de Teseo, siendo finalmente la que se gane, en cierto modo, su corazón. Aunque al principio de su nueva vida como reina de Atenas todo parece ir como la seda, pronto se dará cuenta de que su esposo no es trigo limpio y de que no se siente tan feliz como debería interpretando su nuevo papel. No solo le pesa la ausencia de su hermana mayor, sino que se siente insatisfecha siendo solo "la esposa de". Fedra hace unas reflexiones muy interesantes sobre la relevancia de las figuras femeninas en la historia griega y de cómo estas han quedado opacadas por los hombres, quienes se han llevado todo el mérito conseguido por las mujeres, poniéndose de ejemplo a ella misma y su relación con Teseo. Cuestiona la maternidad y el matrimonio como única opción para las mujeres y el sistema patriarcal que prefiere antes a Teseo como rey, pese a que casi nunca está en palacio, sus decisiones como gobernante son cuestionables y, en general, no se preocupa por su pueblo, antes que a ella, que es la que realmente está sacando la ciudad adelante con sus ideas e inteligencia. Fedra sufre un desarrollo espectacular y es la verdadera vuelta de tuerca que yo estaba esperando en este retelling, lo que hace recalcar aun más las carencias que adolece Ariadna como protagonista. Eso sí, me parece muy interesante el contraste que hace la autora entre ambas mujeres: Ariadna siendo la esposa y la madre perfecta, disfrutando plenamente de una vida sencilla como ama de casa, frente a Fedra, incapaz de conformarse con lo que la sociedad le obliga a ser y más interesada en actuar como una reina que como la simple esposa de Teseo.
Siento que la autora ha tratado de imitar pobremente la novela de Circe, de Madeline Miller, donde Miller sí que coge una historia de opresión patriarcal y consigue, si bien no del todo, convertirla en un grito feminista y darle a Circe el reconocimiento que se merece. Sin embargo, a Saint esta jugada no le ha salido demasiado bien y vemos cómo Ariadna se deja guiar una vez más por doctrinas machistas, sin imponerse en ningún momento ni plantearse seriamente si la forma en la que se rige su vida era lo que esperaba conseguir al huir del palacio.
Para mayor decepción, la prosa de la autora no ha estado a la altura. Regresando de nuevo a Madeline Miller, aunque su estilo narrativo es inimitable, sí que era capaz de dotar a su historia de cierta epicidad y poesía, elementos que yo asocio cuando se trata de mitos. Pero en el caso de Saint, su escritura se me ha antojado demasiado simple, plana, carente de sentimientos, con alguna que otra metáfora para tratar de elevar el texto y adecuarlo a lo que estaba narrando, sin terminar de conseguirlo.
Pese a todos estos fallos, puedo decir que es una novela que he leído relativamente rápido (aunque en algunos puntos sentía que el ritmo se ralentizaba demasiado) y que he disfrutado porque parto de la base de que es un mito que me gusta mucho y me encanta que por fin alguien se haya decidido a escribirlo. Aun así, si la historia de Ariadna, Teseo y el Minotauro no os llama especialmente la atención, es un libro que no recomendaría.
Ariadna es una novela de la que esperaba mucho y que se me ha quedado corta. Si bien la he disfrutado, me esperaba una historia con mayor trasfondo feminista, más reivindicativa y, quizá, con un poco más de acción.
Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Annie_hatuna
 21 octubre 2021
¿De qué trata este libro? Ariadna es una recreación del personaje de Ariadna, personaje bastante importante dentro del mito del Minotauro y que ayudo al héroe griego Teseo a derrotar a dicho monstruo. En el caso de esta novela escrita por la autora Jennifer Saint vamos a conocer los orígenes, la infancia y la vida después de Teseo de nuestra querida Ariadna, acompañados, también, de su hermana menor Freda, Jennifer Saint le da voz a dos mujeres de la mitología griega que vale muchísimo la pena conocer. Ariadna es hija del Rey Minos de Creta (un rey muy justo) y de Pasífae (hija del Dios Helios), recordemos que Pasífae sufre una maldición dada por Poseidón y se aparea con un toro naciendo así el famoso Minotauro, que vendría a ser medio hermano de nuestra protagonista; Ariadna crece conociendo la naturaleza vengativa y rencorosa de los Dioses y odiando/amando a su medio hermano, conociendo los estragos que esto dejó en Pasífae y jurándose a sí misma que ella nunca se rendirá sin luchar; cada cierto tiempo Atenas envía a jóvenes sacrificios para alimentar al Minotauro y en uno de esos “cargamentos” llega el Príncipe Ateniense Teseo, Ariadna se enamora rápidamente de él y decide ayudarle a escapar con vida del Laberinto donde mora el Minotauro, entregándole un hilo rojo que lo ayudará a encontrar el camino de salida, y así Teseo vence al malévolo monstruo y libera a su pueblo del yugo de Creta; lo que no sabemos es que este es solo el inicio de la historia de Ariadna, una historia que nos habla sobre el amor, la pérdida, la lucha femenina y la hermandad, ¿Se atreven a conocer esta historia?
No tienen una idea de lo mucho que disfruté está historia, no sabía muy bien que esperar pues es la primera vez que leo la pluma de la autora pero de verdad que no tiene desperdicio, hay varios puntos positivos a destacar, el primero es la maravillosa forma en que la autora nos presenta el lado femenino d ellos mitos griegos, no es sorpresa para nadie que la Mitología Griega es, en algunos aspectos, un poco misógina y que casi siempre las que se llevan los peores castigos o son presentadas como víctimas o victimarias son las mujeres, exceptuando casos de Dioses potentes como Atenea, Deméter, Artemisa o Hestia. Pasífae, por ejemplo, su único pecado fue haber sido esposa del Rey Minos (porque ni siquiera es que el se lleve el castigo, es ella y todo es porque Pasífae era una especie de objeto que le daba valor a Minos, esto al ser hija de un Dios), Medusa también es víctima de castigo divino sin deberla ni temerla, y Ariadna sufre tremendamente por haberse enamorado de un Héroe que, se supone, sabe de honor y gloria, mientras que ella lo ayuda a salvar a su pueblo y a sí mismo el le paga con traición y deslealtad, la autora hace mucho énfasis en ello y nos va mostrando, a lo largo de la historia, las formas en que estas mujeres alcanzaban su propio honor y su propia gloria más allá de ser “la hija de” o la “esposa de”, sus nombres son recordados al lado de los nombres de Dioses y Héroes y eso es lo que esta novela busca, poner en alto el nombre de Ariadna, Freda e incluso Pasífae.
La realidad es que la novela llega a ser brutal en algunos aspectos, pues nos presenta la historia de Ariadna tal y como es, sin adornos y sin suavizar, su final trágico y la autora respeta esto y lo plasma de una manera hermosamente dolorosa. Hay un aspecto curioso, en cuanto a la narrativa, que personalmente me gustó bastante y es que, más o menos a mitad de la novela, la narración deja de ser sólo de Ariadna y pasa a compartirla con otro personaje femenino, y así ambas nos dan diversos y diferentes puntos de vista de todo lo que ocurría alrededor de las dos lo cuál aportaba mucha riqueza a la historia y nos daba un panorama mucho más amplio. Finalmente me queda decir que lloré un poco con el final del libro, aunque sabía más o menos lo que iba a ocurrir no espere que fuera tan brutal y tan doloroso, me dolió porque realmente llegué a encariñarme y a querer a las dos protagonistas (porque en cierto punto la historia ya no es solo de Ariadna, como comenté anteriormente) y estoy fascinada por la historia, la forma de escribir de la autora y muero de ganas de leer su siguiente libro (crucemos deditos para que Umbriel lo edité) que nos hablará sobre la figura de Electra. Les recomiendo leer este libro en compañía, en mi caso yo lo hice en lectura conjunta con mi querida Iris de Sweet Darkness Blog, pues la experiencia se enriquece aún más y si su acompañante sabe tanto de mitología como Iris…ufff, le encantará 😉 No dudo en decir que es una de mis mejores lecturas del 2021 y, además, es una lectura, ¡Altamente recomendable!

Enlace: https://trancedeletras.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Anabel
 17 agosto 2021
Hola. espero que estéis pasando un buen verano, yo he estado descansando de todo, menos de las historias de Instagram, pero es que me encanta compartir mis lecturas, algo tenía que dejar. Lo bueno es que ahora voy a volver al blog de forma regular, me ha venido bien el descanso para hacer limpieza y demás, entre borradores y entradas que tenía listas, pero que poco a poco iré publicando.
Muchas gracias a la editorial por confiar en mí con el envío anticipado, cuando llegó a mis manos todavía no me lo podía creer y lo empecé enseguida. Además lo he leído en lectura conjunta con Nai de Locas del romance.


El libro que os muestro hoy para inaugurar la nueva etapa del blog es una de las grandes novedades que me moría por leer, y es que soy una gran fan de la mitología griega y de los mitos, y este en concreto es de los que más me gustan, y es que hace algunos años estuve en el mismo palacio de Knossos y en la misma antigua Creta, está todo en ruinas pero parte está restaurado, y se notaba la grandeza y la belleza del lugar. Recuerdo bien todo, sobre todo lo que me impactó, por lo que no dejé tiempo para ir corriendo a leer el mito, por lo tanto ya lo conocía. Lo que no sabía es que me encontraría un libro en el que el mito del minotauro es importante, sino que nos da un punto de vista completamente diferente, el de las mujeres que lo vivieron, y su vida posterior a la muerte del minotauro. Una de las cosas que más destaco en esta novela es la forma tan cercana que tiene la autora de narrar, pese que tendremos grandes partes de narrativa no son pesadas, son necesarias para meternos en la piel de Ariadna y de su hermana, un punto de vista femenino a lo que nos tienen acostumbrados los mitos griegos. Las descripciones del palacio de knossos son una delicia, te transportas a aquella época, pisas con Ariadna los suelos decorados, y vemos con ella los mosaicos que adornaban este gran palacio, que existiera de verdad lo hizo todo mucho más increíble, así que la ambientación me tenía enamorada.

La autora nos muestra así el mito, narrado en forma de novela, para conocer la vida de esta mujer, que sin ella no hubiera habido tal mito, ni tampoco Teseo hubiera conseguido nada, dando lugar a que podamos ver y disfrutar del gran papel que tienen las mujeres, pero claro tenemos el claro ejemplo de todo mito griego, que las mujeres son castigadas por crímenes que cometieron los hombres, siendo ellos los héroes. No quiero contar mucho, ya que pese a que yo he leído la novela sabiendo en todo momento lo que pasaría, pero me gustaba las reflexiones que nos deja la autora de esa vida, de lo que ellas viven y sienten, además de que se hace un libro muy ameno. La única parte que se me hizo algo más lenta es la segunda, el libro está dividido en cuatro partes, aunque tengo que confesar que analizando bien, pese a que es una parte algo más densa que las otras es necesaria, sino no comprenderíamos las acciones posteriores. Así que si no has leído el mito no lo hagas antes de leer este libro, para ir descubriendo por uno mismo todo lo que pasa, aunque ya os digo que yo también lo he disfrutado pese a saber lo que iba a ocurrir, la autora sabe cómo mantener la atención del lector.

Los personajes para mi gusto están muy bien construidos, la autora en la primera parte nos mete en la piel de Ariadna, contado en primera persona. Después ya a partir de la segunda parte nos metemos también en la piel de Fedra, su hermana, ella tiene también su propia historia, y la autora no ha querido dejarla de lado, conoceremos también su punto de vista y a ella misma, su historia y todo por lo que pasa. Y esto me ha gustado bastante, creo que se me hubiera quedado un libro algo corto si no fuera por la historia de Fedra, lo ha hecho mucho mejor, porque su historia también es digna de contar, y ella de conocer, porque incluso puedo decir que la he admirado incluso más que a su hermana. Conoceremos también al resto de personajes, pero siempre desde la perspectiva de las dos hermanas, por supuesto encontramos a Teseo, Dioniso, Minos y algunos más, y aunque son parte de la novela no les cogí tanto cariño como a las hermanas. Este libro tiene una gran base romántica, es un libro en el que toda la trama va surgiendo por el amor romántico, aunque podemos tener también momentos de amor fraternal y maternal, pero el romance prevalece por encima de todos ellos.

En general me ha gustado mucho redescubrir este gran mito griego y sus acontecimientos posteriores de la mano de dos protagonistas femeninas. Me ha encantado poder leerlo en una versión que te deja con el corazón en un puño en algunas ocasiones, y en otras se suelta alguna que otra lagrima. Si no conocéis el mito como los que sí os recomiendo darle una oportunidad, tendréis grandes dosis de mitología y cuentos griegos, todo ello con un toque femenino, en un ambiente palaciego único.
Enlace: http://rubiesliterarios.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (20) Ver más Añadir cita
TheBookscracyTheBookscracy20 octubre 2021
𝐋𝐨 𝐪𝐮𝐞 𝐲𝐨 𝐧𝐨 𝐬𝐚𝐛í𝐚 𝐞𝐫𝐚 𝐪𝐮𝐞 𝐡𝐚𝐛í𝐚 𝐝𝐚𝐝𝐨 𝐞𝐧 𝐞𝐥 𝐜𝐥𝐚𝐯𝐨 𝐜𝐨𝐧 𝐮𝐧𝐚 𝐠𝐫𝐚𝐧 𝐯𝐞𝐫𝐝𝐚𝐝 𝐬𝐨𝐛𝐫𝐞 𝐥𝐚𝐬 𝐦𝐮𝐣𝐞𝐫𝐞𝐬: 𝐧𝐨 𝐢𝐦𝐩𝐨𝐫𝐭𝐚𝐛𝐚 𝐥𝐨 𝐢𝐧𝐭𝐚𝐜𝐡𝐚𝐛𝐥𝐞 𝐪𝐮𝐞 𝐟𝐮𝐞𝐫𝐚 𝐭𝐮 𝐯𝐢𝐝𝐚, 𝐥𝐚𝐬 𝐩𝐚𝐬𝐢𝐨𝐧𝐞𝐬 𝐲 𝐚𝐯𝐚𝐫𝐢𝐜𝐢𝐚 𝐝𝐞 𝐥𝐨𝐬 𝐡𝐨𝐦𝐛𝐫𝐞𝐬 𝐩𝐨𝐝í𝐚𝐧 𝐥𝐥𝐞𝐯𝐚𝐫𝐭𝐞 𝐚 𝐥𝐚 𝐫𝐮𝐢𝐧𝐚 𝐲 𝐧𝐨 𝐬𝐞 𝐩𝐨𝐝í𝐚 𝐡𝐚𝐜𝐞𝐫 𝐧𝐚𝐝𝐚 𝐚𝐥 𝐫𝐞𝐬𝐩𝐞𝐜𝐭𝐨.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
Rociobooks97Rociobooks9714 septiembre 2021
Lo que yo no sabía era que había dado en el clavo con una gran verdad sobre las mujeres: no importaba lo intachable que fuera tu vida, las pasiones y avaricia de los hombres podían llevarte a la ruina y no se podía hacer nada al respecto.
Comentar  Me gusta         20
Annie_hatunaAnnie_hatuna21 octubre 2021
Pasífae. Sémele. Medusa. Y ahora cientos de madres dolientes. El precio que pagábamos por el resentimiento, la lujuria y la avaricia de los hombres arrogantes era nuestro dolor, puro y reluciente como la hoja de un cuchillo recién afilado
Comentar  Me gusta         20
Annie_hatunaAnnie_hatuna21 octubre 2021
Podía morir llorando o podía enfrentarme a mi destino con el coraje de todas esas mujeres que me precedieron. Visualice la imagen de Medusa para calmar la respiración agitada. Las serpientes siseaban, escupían y se contorsionaban en la cabeza, infundiendo miedo en los corazones de los supuestos héroes, que se encogían de pavor. Yo podía hacer lo mismo. La rabia sería mi escudo
Comentar  Me gusta         00
erick_ascencioerick_ascencio30 octubre 2021
Los dioses disfrutaban de las destrezas humanas en la caza, la música o el bordado, pero se mostraban siempre alertas a la soberbia, y pobre del humano cuyas habilidades se aproximaran a las divinas. Algo que no toleraban los seres inmortales era ser inferiores a alguien en ningún aspecto.
Comentar  Me gusta         00
Video de Jennifer Saint (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Jennifer Saint
No te pierdas el booktrailer de ARIADNA, de Jennifer Saint, publicado por Umbriel y disponible en librerías de España a partir del 24/08/2021.
Sinopsis del libro:
Ariadna, princesa de Creta, crece escuchando historias de dioses y héroes. Bajo el dorado palacio, sin embargo, resuenan los cascos de las pezuñas de su hermano el Minotauro, un monstruo que exige sacrificios de sangre. Cuando llega Teseo, príncipe de Atenas, para derrotar a la bestia, Ariadna no atisba amenaza alguna en sus ojos verdes, sino una oportunidad para escapar. La joven desafía a los dioses, traiciona a su familia y a su país, y lo arriesga todo por amor al ayudar a Teseo a dar muerte al Minotauro. Pero... ¿le asegurará esa decisión un final feliz? ¿Y qué sucederá con Fedra, su adorada hermana pequeña, a quien deja atrás?
Hipnótica, vertiginosa y absolutamente conmovedora, Ariadna forja una nueva epopeya que cede el protagonismo absoluto a las mujeres olvidadas de la mitología griega que luchan por un mundo mejor.
+ Leer más
otros libros clasificados: mitologíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea

Otros libros de Jennifer Saint (1)Ver más




Test Ver más

Los monstruos de la saga Harry Potter

¿Qué criaturas mágicas podemos encontrar en Gringotts, el banco de magos?

Duendes
Thestrals
Mantícora
Nagini

15 preguntas
275 lectores participarón
Thèmes : monstruos , criaturas , fantasía , magiaCrear un test sobre este libro