InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Shorby


Shorby
23 enero 2018
Volvemos de nuevo a casa de los tíos de Harry, que, para variar, le traen por la calle de la amargura y lo tratan fatal. Así que no aguanta más y se larga de casa, sin pensar en qué hacer ni dónde ir, pues todavía queda tiempo para que empiece el curso.
Pero, para su sorpresa (y la mía), lo recoge el autobús noctámbulo; es el transporte de emergencia para magos o brujas que se encuentran en la calle por la noche, maleta/ baúl en mano, además por un módico precio, puedes dormir y hasta te dan una taza de chocolate.

Así, Harry pasa los días en el Callejón Diagon, en un hotelillo que pertenece a la taberna; aprovecha para estudiar y conocer todas y cada una de las tiendas, así que aprende un montón durante lo que le queda de vacaciones.
Corre el rumor de que ha escapado un peligroso asesino en serie de la prisión de Azkaban, un villano que fue cómplice de lord Voldemort: Sirius Black. Y cómo no, va a por Potter.
Suerte que los dementores están tras él e incluso aguardan en los alrededores de Hogwarts para que nadie sufra ningún daño… aunque debes tener cuidado si te cruzas con ellos, son realmente peligrosos, pues se alimentan de la felicidad y los buenos recuerdos de los magos, hasta absorberlos por completo y hacerles desdichados. Que se lo pregunten a nuestro protagonista.

Tenemos, de momento, la historia más madura de la saga; se nota tanto en el número de páginas como en las vivencias de nuestros personajes, y es que se nota que van creciendo a medida que avanza la saga. Es un detalle que agradezco a la autora, me parece super cuidadosa en ese aspecto.

Otro que me encanta es el cuidado de los personajes, pues en este libro nos da dos de los que me he enamorado por completo: el profesor Lupin, el nuevo maestro de Defensa contra las Artes Oscuras (desde luego, esta signatura está gafada), todo un acierto y uno de los que me sorprendió de verdad. El otro es Sirius Black, el mega villano sobre el que gira toda la historia y que, aparece poco, pero se hace notar ¡y de qué manera!.

La autora nos deja además otro lugar mágico que toma bastante protagonismo: Hogsmeade.
Es el único pueblo íntegramente mágico de todo el país y se encuentra situado en las inmediaciones de Hogwarts, pero solo los alumnos que pasan del tercer curso pueden ir. Aquí está la archiconocida Honeydukes, la mejor y más surtida tienda de caramelos y dulces, todos los alumnos están locos por ir ahí. También está la Oficina de Correos (que es algo así como lechuzalandia) y Las Tres Escobas, taberna ultraconocida gracias a su riquísima cerveza de mantequilla. Otro lugar importante, pero no tan agraciado, es la Casa de los Gritos, que es considerada la más embrujada del país… y sólo el exterior pone los pelos de punta.
El único problema es que para ir, los alumnos han de tener autorización firmada por sus familiares.
Adivinad quién no la tiene.

De nuevo, Rowling nos embarca en sus aventuras, cada vez, insisto, más curradas. Por supuesto, como no podía ser menos, tenemos animal mágico al canto, al igual que en las dos entregas anteriores (más o menos nos hacemos idea por la portada)… y los que hayan leído los demás, se imaginarán qué personaje tan entrañable como enorme está loco por estos animales.

Destaco, el hechizo estrella del libro… que no voy a mencionar, ya que quiero hacer el menor atisbo posible de spoiler; pasando después, como he comentado antes, a la evolución de los personajes a medida que avanza la historia, tanto en el libro que traigo hoy, como en general; se les nota la madurez y por supuesto, la autora sabe que sus lectores crecen a la vez que sus personajes. Y es un detalle que me gusta mucho.
Además del momento padrino, que casi me muero. de mis favoritos del libro, super emocionante.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}