InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Galena


Galena
28 junio 2018
Este tercer libro fue durante bastante tiempo uno de mis favoritos, cuando empecé a leerlo esta vez pensé que también me gustaría mucho, ya que la película también fue la que más me gustaba durante mucho tiempo, sin embargo, no he logrado enamorarme tanto como cuando era pequeña.

He vuelto a ser víctima de esa sensación de que todo iba demasiado rápido. Las relecturas no son tan maravillosas cuando ya sabemos qué va a pasar, supongo. He echado de menos más tiempo de Harry con Sirius, bueno, en general creía que Sirius aparecía más o que su presencia se hacía notar más. Yo recuerdo que todo lo que se contaba en este libro me había impactado mucho, porque aunque ya había visto la película esta no incluye los detalles esenciales de lo que pasó en el pasado, de la fuerza de la relación del padre de Harry con los demás personajes que aparecen aquí y de cómo fueron los artífices del mapa de merodeador. Tampoco se habla bien de los animagos ni se explicaba por qué el patronus de Harry era un ciervo, así que había sido para mí una gran sorpresa.

Ahora, como ya he dicho, he visto que todo sucede muy rápido, toda la parte final, pero en fin, creo que es culpa mía y de mis cambios en cuanto a gustos literarios. Siempre había sostenido que los libros de Harry Potter no eran solo para niños, pero ahora veo que sí están más inclinados a un público más joven, sobre todo en cuanto a la forma, a la redacción y en toda la historia se trata de incluir acción y un ritmo rápido y ágil. Desde luego, no puede decirse que los libros de Harry Potter sean difíciles de leer, siempre los he leído muy rápido y las páginas pasan sin que uno se de cuenta.

Este libro también es enormemente atractivo por la presencia de dos personajes muy interesantes: Remus Lupin y Sirius Black. Son personajes que nos gustan mucho a los fans de Harry Potter y con razón, los dos tienen algo especial. Además, El prisionero de Azkaban destaca dentro de toda la serie porque es el único libro en el que Voldemort no aparece de forma directa, la acción no gira en torno a él, sino que se mueve hacia otro lado, hacia lo pasado, recordando la juventud de los padres de Harry y de aquellos que los rodeaban. Un rodeo necesario para entender bien cómo suceden las cosas, para presentar a personajes que serán claves en el futuro aunque no lo parezcan (como la profesora Trelawney) y que además introduce un elemento muy interesante pero muy peligroso: el viaje en el tiempo. El giratiempo les permite viajar en el pasado, pero es algo tan intangible que es difícil de manejar en una historia sin cometer errores. No obstante, para los lectores es una aventura deliciosa y uno de los objetos más bonitos para coleccionar para los fans. Ojalá pudiéramos coleccionar hipogrifos, siempre quise uno como Buckbeak.

Esta tercera entrega no me ha entusiasmado tanto ahora como lo hacía antes, pero es uno de los libros que leo con más cariño gracias a la presencia de dos grandes personajes y que además ha sido el favorito de muchos de los fans, incluso de la misma J.K.Rowling. Lo único que puedo decir es que me hubiera gustado que fuese más largo.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}