InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Ferrer


Ferrer
08 junio 2019
El amor en sus diferentes vertientes suele ser el tema común en la obra narrativa de la afamada española Rosa Montero (Madrid, 1951). Su última novela, La carne (Alfaguara, 2016), versa sobre la historia de Soledad, una mujer madura de éxito profesional que recurre a los servicios de un prostituto (Adam) para crearle celos a su antiguo amante. Una cita que le saldrá muy cara a la protagonista, quien considera perfecta la música de Wagner para una noche de amor. Venganza y dolor, amor y fracaso vital, fragilidad y rechazo social, todo ello agitado (no revuelto) y plasmado en un libro, que a buen seguro gustará a los seguidores de Montero.
Por su curso paralelo discurre la historia de la organización de una exposición importante para la Biblioteca Nacional con el tema del amor y la locura como eje. Soledad nos instruye, en una exhibición de erudición (deleitar e instruir), sobre los avatares amorosos de diversos escritores “malditos” (Burroughs, Ulrico von Liechtenstein, Philip K. Dick, Guy de Maupassant, María Lejárraga…) al tiempo que su turbulenta mente hipocondríaca e insatisfecha anhela no un amante, sino un amado. de igual modo, la introducción de un diario breve de Soledad (a modo de prolepsis) en la novela le confiere a esta un interés, que evita que decaiga su atractivo.
Adicta a la pasión, perfeccionista y racional, misántropa modélica, Soledad es consciente de la mengua de su belleza corporal y de que sus carencias la apesadumbran más que toda la comodidad que le proporciona su riqueza económica, puesto que “su enorme necesidad de afecto era una bola de fuego que ardía en su pecho, consumiendo todo el oxígeno de su vida y amenazando con asfixiarla”. El amor ligado indisolublemente al daño.
Dice Rosa Montero que "La Carne es la carne que nos encierra, que nos aprisiona en un cuerpo que no hemos elegido, que nos envejece y nos mata, pero también es la carne que nos llena de vida, que nos lleva a la gloria, la gloria del sexo, del amor, de la sensualidad, de la vitalidad... La carne es la puerta de todo". La escritora confronta, como en tantas otras de sus obras, infancia y madurez, candor y rudeza, lo vivido y lo pretendido, placidez y desgracia, lo poseído y lo perdido, una vidabella y oscura. Un grito por la libertad social de la mujer madura, una muestra de la necesidad del amor, del abismo del desamor, de la rabia y la gloria de la pasión.
Montero, sin florituras ni adornos, con una prosa sobria sin alharacas de fácil lectura, con amenidad y desenvuelta naturalidad, nos conduce con temple y tino por una historia con doble fondo y no nos deja en el alambre inseguro que cruza la distancia entre quien escribe y quien lee. La escritora nos ofrece en esta novela un poco de sus sueños y de sus miedos, quizá también sean los del lector.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}