InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre La carne (13)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Ferrer
 08 junio 2019
El amor en sus diferentes vertientes suele ser el tema común en la obra narrativa de la afamada española Rosa Montero (Madrid, 1951). Su última novela, La carne (Alfaguara, 2016), versa sobre la historia de Soledad, una mujer madura de éxito profesional que recurre a los servicios de un prostituto (Adam) para crearle celos a su antiguo amante. Una cita que le saldrá muy cara a la protagonista, quien considera perfecta la música de Wagner para una noche de amor. Venganza y dolor, amor y fracaso vital, fragilidad y rechazo social, todo ello agitado (no revuelto) y plasmado en un libro, que a buen seguro gustará a los seguidores de Montero.
Por su curso paralelo discurre la historia de la organización de una exposición importante para la Biblioteca Nacional con el tema del amor y la locura como eje. Soledad nos instruye, en una exhibición de erudición (deleitar e instruir), sobre los avatares amorosos de diversos escritores “malditos” (Burroughs, Ulrico von Liechtenstein, Philip K. Dick, Guy de Maupassant, María Lejárraga…) al tiempo que su turbulenta mente hipocondríaca e insatisfecha anhela no un amante, sino un amado. de igual modo, la introducción de un diario breve de Soledad (a modo de prolepsis) en la novela le confiere a esta un interés, que evita que decaiga su atractivo.
Adicta a la pasión, perfeccionista y racional, misántropa modélica, Soledad es consciente de la mengua de su belleza corporal y de que sus carencias la apesadumbran más que toda la comodidad que le proporciona su riqueza económica, puesto que “su enorme necesidad de afecto era una bola de fuego que ardía en su pecho, consumiendo todo el oxígeno de su vida y amenazando con asfixiarla”. El amor ligado indisolublemente al daño.
Dice Rosa Montero que "La Carne es la carne que nos encierra, que nos aprisiona en un cuerpo que no hemos elegido, que nos envejece y nos mata, pero también es la carne que nos llena de vida, que nos lleva a la gloria, la gloria del sexo, del amor, de la sensualidad, de la vitalidad... La carne es la puerta de todo". La escritora confronta, como en tantas otras de sus obras, infancia y madurez, candor y rudeza, lo vivido y lo pretendido, placidez y desgracia, lo poseído y lo perdido, una vidabella y oscura. Un grito por la libertad social de la mujer madura, una muestra de la necesidad del amor, del abismo del desamor, de la rabia y la gloria de la pasión.
Montero, sin florituras ni adornos, con una prosa sobria sin alharacas de fácil lectura, con amenidad y desenvuelta naturalidad, nos conduce con temple y tino por una historia con doble fondo y no nos deja en el alambre inseguro que cruza la distancia entre quien escribe y quien lee. La escritora nos ofrece en esta novela un poco de sus sueños y de sus miedos, quizá también sean los del lector.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         41
velandiaquijano
 24 julio 2019
Yo no conocía a Rosa Montero antes de este libro, y ahora los quiero todos. La historia me pareció fantástica, desde que abre el libro entra con fuerza, y la capacidad de la autora para escribir y describir es sorprendente. Los detalles están cuidados, los personajes tienen su construcción, y se podría decir que hasta existen unas fallas o algunas cosas que parecen facilistas, pero en el mundo que construye Montero yo le acepto y le creo todo. Ahora le seguiré la pista y buscaré sus otros libros.

Una frase de "La Carne":

"La vida es un pequeño espacio de luz entre dos nostalgias: la de lo que aún no has vivido y la de lo que ya no vas a poder vivir. Y el momento justo de la acción es tan confuso, tan resbaladizo y tan efímero que lo desperdicias mirando con aturdimiento alrededor."
Comentar  Me gusta         31
Bookeandocm
 11 octubre 2018
Soledad está a punto de cumplir sesenta años y está llena de rabia contra Mario, su examante. Llevada por el despecho de saberse abandonada, en un momento en que los años van pesando demasiado, comienza a pergeñar un plan: asistir a la ópera, en la que sabe que coincidirán, del brazo de un escultural joven. Soledad necesita dar celos a Mario y, para ello, no le vale cualquiera, necesita un tío de rompe y rasga, uno que haga que sus conocidas caigan muertas de la envidia cuando la vean y que a Mario le produzca cierto escozor. La venganza se sirve fría y para ello contratará los servicios de un escort durante unas horas, las justas para quedarse más ancha que larga y no volver a saber más nada del asunto; contra todo pronóstico, la situación se complicará en extremo y la vida de Soledad dará un giro absolutamente insospechado.

Resultado de imagen de GIGOLOSLa carne es una novela en la que se van a alternar dos tramas; una que afecta a la vida personal de Soledad y en la que Rosa Montero desnuda literalmente estar mujer. Rosa nos mostrará la cara y la cruz de un personaje que se alza con el protagonismo de la novela, eclipsando a todos los demás. Soledad es a los ojos de todos una mujer envidiable; con una posición económica más que desahogada, goza además de gran prestigio a nivel profesional, sin embargo, no siempre es oro todo lo que reluce y, tras esa fachada de mujer triunfadora, existe una persona llena de inseguridades y carencias afectivas, que hacen que los cimientos de su vida se tambaleen. Junto a ellas encontraremos a Adam, un joven extranjero que trabaja como gigoló para ganarse unos ingresos extra. Alternándose con esta historia principal, que tiene más peso, encontraremos un segundo hilo sobre la vida profesional de nuestra protagonista y la exposición que está montando, que es pura metaliteratura.

Me ha gustado mucho La carne, en especial, el dibujo que Rosa Montero hace de Soledad, una mujer que trabaja como comisaria de una exposición de escritores malditos, que se está montando en la Biblioteca Nacional. Lo mejor de toda la novela, en mi opinión, es la profundidad psicológica de su protagonista y las múltiples reflexiones que nos plantea con una historia, en apariencia ligera, que está llena de intriga y esconde mucho más de lo que parece. La autora mantiene un ritmo ágil, dosificando con mucho acierto la tensión narrativa, que va creciendo por momentos, en parte motivada por tantos y tantos temas candentes que pone sobre la mesa. Son tantos los palos que toca, que es prácticamente imposible que cualquier lector, ya sea hombre o mujer, no se sienta identificado en algún momento con alguno de los muchos temas expuestos.

Con una prosa clara, concisa, sin artificios, pero rotunda y salpicada de fina ironía, Rosa nos habla del la edad, esa tirana que no se apiada de nadie y que, por mucho que tratemos de burlarla, siempre acaba alcanzándonos. Soledad será la muestra, una mujer madura que, a pesar de tener un físico estupendo a sus años comienza a ser consciente de que tiene más pasado que futuro y ésta, por mucho que nos puedan decir otros, no es una situación fácil de aceptar. También nos hablará Rosa de la soledad, de lo que tenemos y lo que añoramos, de la delgada línea que separa la cordura de la locura y, sobre todo, de la necesidad de amar y sentirse amado, algo que por mucho que nos empeñemos en negar es casi la sal de la vida, lo que nos eleva y nos destruye según el momento; temas de los que conoceremos a través de la protagonista principal, en ocasiones, o a través de las múltiples alusiones metaliterarias que pueblan esta novela.

No creo que haga falta decir que os recomiendo la lectura de la carne, una novela que nos toca a todos en mayor o menor medida. Dicen que lo bueno, si breve, dos veces bueno, y Rosa Montero parece haberse aplicado a ello con una novela que, a pesar de no ser demasiado extensa, perfila un personaje impresionante, lleno de aristas, con el que nos hará sentirnos ante un espejo en no pocas ocasiones.
Enlace: https://bookeandoconmangeles..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
lectoraaburrida
 28 abril 2018

Con este libro, una vez más se confirma la maestría de Montero para transmitir sensaciones. Una vez más he caído hechizada ante su prosa. Una vez más he dejado mi vida olvidada para vivir la de sus personajes... En este caso, Soledad se ha hecho dueña y señora de mí durante dos días.
En un principio conforme iba leyendo pensé que este libro estaba hecho para un rango de edad adecuado a la de la protagonista (sesenta años); pero nada más lejos... Para esta historia no hay edad; como bien dice Soledad en un párrafo : " Había llegado a esa edad en la que su biografía era irreversible. Ya no podría ser otra cosa, ya no podría hacer otra cosa con su vida". Estas frases quizá nos hagan de Pepito Grillo a personas más jóvenes... O no..
Las referencias a "autores malditos" y sus vidas han hecho que me relamiera mientras leía; me encantan esos datos que me hagan aprender, descubrir y que no me los metan con calzador. Se ha puesto muy de moda entre algunos autores hacer referencia a obras dentro de sus libros de tal forma que parecen papagayos pedantes copiadores de Wikipedia.
Otra cosa que me ha gustado mucho es que la autora mete a Rosa Montero como otro personaje más de la historia, y lo hace con muchísima gracia la verdad.
Destacar la advertencia final de la autora con este comienzo : " Querido lector, quisiera pedirte un favor. Y consiste en que guardes silencio. La tensión narrativa de esta novela se centra en...". En fin, que debe ser un rollo tener que advertir que no hagan spoilers para que no destrocen el libro a futuros lectores...pero leyendo algunas reseñas por ahí, no me extraña esa advertencia. Así que ya sabéis, cuando lo leáis.. Alabad, pero dejad que los demás descubran solos la historia de Soledad.
¿Recomendaría este libro? Sí, sin duda. Me ha encantado por creíble y por intenso.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Elrincondeiveth
 27 febrero 2021
Esta es la historia de Soledad, una mujer que está a punto de cumplir sesenta años, que se siente joven y sola. Ella decide contratar a un gigoló que la acompañe a la ópera, para dar celos a un ex amante. Pero un imprevisto a la salida de la función marca una inesperada y tempestuosa relación entre ambos.

Vamos empezando por la protagonista, Soledad. La autora logra hacer un retrato cercano de ella: en todo su esplendor pero con muchas fallas. Retrata lo brillante que es en su trabajo, pero también las inseguridades y anhelos internos que la acosan constantemente. Personalmente, siento que es algo quejica: sí esta genial leer a alguien inseguro, quejándose como cualquier persona. Pero a la larga, su actitud resulta cansada. Asimismo, siento que su nombre es demasiado forzado: Soledad Alegre. Que tenga un nombre o apellido así es irónico, pero tantos juegos de palabras me parecen excesivos, artificiales.

Soledad es un personaje lleno de contradicciones lo cual en cierta forma la hace más cercana o humana y me enfada un poco leerla: como su desesperación por encontrar el amor, pero en alguien que sea mínimo 20 años menor que ella. Esto me causa conflicto, pues menosprecia a los hombres de 50-60 años, olvidando cuántos tiene ella. Ya sé que para el amor no hay límites (siempre en el marco de la legalidad) y que todos tenemos nuestras preferencias. Pero me parece hipócrita de su parte quejarse de la soledad que sufre, de que quizá nadie la llegue amar, cuando claramente es una persona superficial que critica duramente el aspecto físico de muchas personas. Si alguien se le acerca amistosamente, inmediatamente piensa en lo redondo de su barriga, en lo mal que se ve.

Me parece una persona muy juzgadora, sin pizca de autocrítica o empatía. Digo, cuando va una madre soltera joven desempleada a pedirle un poco de ayuda y la ve algo angustiada, mentalmente quiere reprocharle que hay dos cosas maravillosas que tiene y no valora: juventud y futuro. Algo demasiado abstracto, que obvio es importante pero que no te detienes a valorar si no tienes luz en tu casa o a duras penas puedes alimentar a tu hijo, como el caso de esta joven. ¿Y qué pasa con Soledad? Se la pasa quejándose de que no ha tenido una relación amorosa estable pero no da segundos pensamientos a su posición de clase media alta (que personalmente, valoro como alta). No tiene qué preocuparse de qué comerá, los servicios básicos los tiene asegurados. Ni tampoco que batallar por desempleo.

Destaco la narrativa cercana que tiene. A través de palabras cotidianas logra darle voz a pensamientos y reflexiones de la protagonista, que pueden resultar profundos. Porque a fin de cuentas todos pensamos y hablamos dentro de nuestra cabeza así. Me encanta una parte en la que tiene una reunión de trabajo, donde muchos usaban palabras estrambóticas para darse importancia o dar la impresión de ser súper inteligentes, dar seguridad a sus ideas aunque fueran malas o nulas. Denuncia la futilidad y snobismo al usar un lenguaje rebuscado, forzado.

Rosa Montero habla del cerrado mundo de la alta sociedad, del elitismo del círculo artístico. de cómo tienes que estar bien relacionado para ser aceptado (con educación, padres universitarios en común, primos casados). Me parece una crítica genial pero ¿qué necesidad de entrar a ese mundo? Me conflictúa esa obstinación de la protagonista. En vez de quejarse del clasismo de esos círculos ¿por qué no se cuestiona su obsesión por ser aceptada en él?

En esta novela, nos encontramos con que Soledad trabaja en una exposición literaria que está organizando. Y me causa un poquito de conflicto: pues de la nada te hace referencias frecuentes y largas sobre escritores considerados malditos. Debo reconocer que hubo algunos puntos en la novela donde estos pasajes me parecieron un poco pretenciosos. Ya sé que trabaja en eso y es inevitable que su trabajo esté presente en su vida diaria. Pero me parece que estaba de más.

Asimismo, un tema muy importante es el cuerpo y el envejecimiento, una cuestión genial pocas veces retratado en la ficción. Encuentro admirable que Rosa decida hablar de estos temas de forma cercana y personal, pero la protagonista tiene una obsesión corporal que no me parece tan sana. Digo, tiene un trabajo importante y me parece que pasa demasiado tiempo enfocándose en cosas superficiales. Uno pensaría que con la edad, con la madurez, deja atrás una carga de inseguridades y preocupaciones sobre la apariencia, comúnmente propios de la adolescencia, que en última instancia son fútiles: pero con Soledad no parece ser así. al contrario, se multiplican. Y todavía me causa un poco de conflicto al pensar en ello: no sé si es reconfortante o patético. Aunque podría ser una forma de decir que no importa que tan maduros u ocupados seamos, siempre habrán inseguridades. No sé si esto me deprime o me pone alegre.

Siento que la autora intentó conciliar demasiados cosas como lo es la sexualidad, la imagen corporal, el envejecimiento, el thriller e historias de escritores en una historia que apenas sobrepasa las 200 páginas. Pese a que todos son grandes temas, tengo la sensación de que en tan pocas páginas no se logran explotar plenamente: son representados a medias, al hablar de tantas cuestiones no logra dar profundidad a ninguna en especial. O le sobran temas o le faltaron páginas.

Y es que yo llegué a este libro sabiendo que trataba sobre envejecer, con una protagonista mayor. No sé de qué género pensaba que era la historia, pero cuando leí los créditos donde la autora pide mantener el secreto de la historia... me di cuenta que es un thriller. Lo cual se me hace súper raro, porque no es un elemento principal del libro. No sé, con tantos temas la autora te hace mirar de una cosa a otra y no te deja centrar la atención en ninguna en particular. Personalmente, el toque del thriller lo encontré algo mediocre: no malo pero tampoco espectacular.

Es una historia sobre las segundas oportunidades, sobre el cuerpo y nuestra relación con él al envejecer, sobre conciliar la imagen mental y física que tenemos de nosotros, sobre el amor y el deseo, que te recuerda que nunca es tarde para cumplir sueños. Soledad es una persona que vive atenazada por el miedo, por la edad que tiene: terror que a cada cosa que le pasa o experimenta sea la última vez, o que de plano no logre a llegar a realizar algunas experiencias. Que es consciente de su efímera existencia y decide aprovecharla al máximo, a pesar de sus miedos e inseguridades.
Enlace: https://elrincondeiveth.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         12
MaiteMateos
 19 marzo 2019
La prosa de la madrileña Rosa Montero, impregnada una vez más de su característico estilo poético, ágil y deliciosamente directo, nos invita a reflexionar en esta ocasión sobre las relaciones humanas y la propia identidad.
La carne es una novela sobre el temor a no ser nunca amado, el miedo a la enfermedad mental y el pánico a la solitud, un temor que mantiene la intriga y el suspense en torno a sus dos personajes principales, Soledad y Adam.
Soledad es una mujer de 60 años que se resiste a envejecer y a renunciar al amor, al amor carnal y al amor más espiritual, éste último desconocido para ella. Soledad está marcada por un nombre que se entrelaza con su destino, de la misma manera que lo hacen las historias de los escritores malditos que está organizando como comisaria de una exposición para la Biblioteca Nacional de Madrid.
Adam es un gigoló de 32 años que trata de huir de la miseria y en su extraña y peligrosa relación de dependencia respecto a Soledad se entretejerá un camino donde todo podría ser cuestión de devorar o ser devorado. Porque es la carne, sujeta a la dualidad del placer y la satisfacción, enfrentada a los estragos del paso del tiempo imposible de detener, lo que puede terminar por matarnos.
Enlace: https://maitemateos.wordpres..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
andyd
 15 enero 2019
Soledad y dolor, el dolor y el miedo de envejecer sola de eso va esta novela de Montero. Contada desde la perspectiva femenina: una mujer talentosa, que decidió no casarse y no tener hijos y debe enfrentar los requerimientos de su cuerpo frente a si misma y frente a esa sociedad que le pide explicaciones por no suplir el requisito de la maternidad. Con algunos altibajos y una capacidad para reírse de si misma, siendo parte, en algún momento, de la narración, Montero nos presenta una novela muy recomendable.
Comentar  Me gusta         10
LEMB
 23 enero 2018
4,5 estrellas para esta novela que te atrapa por su narración, por la historia que nos va contando y por las referencias reales que hay en ella. Sorprende la trama, sorprenden sus personajes y sorprende la construcción de la realidad de Soledad, quizá por toda la verdad que hay en sus palabras, en sus pensamientos. Me ha gustado muchísimo

Opinión completa en el blog
Enlace: https://millibrosenmibibliot..
Comentar  Me gusta         10
JulietaRB1979
 14 octubre 2020
Es una novela en la que se identifica la magnífica prosa de Rosa, como siempre, pero más lenta que en otras. Por eso no le doy la nota completa. Pero me ha gustado mucho. Una historia sencilla sobre la soledad y sobre Soledad. Esta mujer es maravillosa.
Comentar  Me gusta         00
srturk
 19 noviembre 2019
Un libro apabullante.

Es lo primero que leo de Rosa Montero y ni por asomo será el último. Me ha encantado la sinceridad con la que trata a sus personajes, y lo que profundiza en la protagonista.

Soledad se va a quedar para siempre conmigo.
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

El amor en la literatura

El relato se extiende entre el romance trágico de dos jóvenes pertenecientes a sobresalientes familias enemigas de Verona, Italia.

La excelente y lamentable tragedia de Romeo y Julieta
La tragedia de Macbeth
La tragedia de Hamlet, príncipe de Dinamarca

10 preguntas
110 lectores participarón
Thèmes : romances , amorCrear un test sobre este libro