InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de icruje


icruje
12 junio 2019
Si hay un personaje que fascina a los amantes de la novela policíaca, a mí incluida, ese es, sin duda, Jack el destripador. A estas alturas éste asesino en serie del Londres victoriano es todo un mito. Cinco muertes y la ausencia de detenidos han ayudado a envolver a este psicópata en un halo de misterio que, aún hoy, perdura.
En esta novela  nos encontramos de nuevo con este personaje clásico europeo en un escenario un tanto atípico pero que resulta totalmente creíble.

Nos situamos en el año 1889 en Valparaíso una ciudad de Chile, que era el puerto de paso obligado para los barcos que navegaban desde el Atlántico hacia el Pacifico y viceversa. Esto la convertía en  una ciudad cosmopolita con multitud de nacionalidades además de los nativos propios de la región.
En sus calles comienzan a aparecer mujeres asesinadas con unos métodos y escenarios que se asemejan  a los que se produjeron en Londres apenas unos meses antes y que fueron cometidos por Jack El Destripador. Ante estos hechos, intentado avanzar en la investigación, el Inspector Pardo solicita ayuda a Nolasco Black, dentista especializado en odontología forense.

Julio Rojas, reconocido guionista chileno, nos presenta una novela que tiene parte de thriller y parte de histórica. Narrada en primer persona, casi siempre en la voz del propio doctor, en forma de diario, con cada capítulo encabezado por la fecha. Hay algunos capítulos que están narrados en forma de correspondencia o están escritos por otros personajes que también resultan  importantes en la trama.

Gracias a una gran labor de investigación que  mezcla personajes reales con ficticios, nos sumerge en la vida de finales del siglo XIX, con unas descripciones precisas de la ciudad, de  sus calles y sus gentes de todas clases y condiciones. Consigue una ambientación perfecta típica de las novelas de esta época:  avances científicos, como los planteamientos de Darwin sobre la evolución,  una incipiente ciencia forense que comienza a transformar la investigación policial, incursiones espiritistas en una sociedad  que empezaba a  transformar su mentalidad y a abrirse a nuevas creencias.
El autor también hace alusión a los pueblos nativos que habitaban la región: Patagones, Kawesgar… etc. Pueblos a los que, se trataba como a animales y a los que se exterminaba sin piedad.
De igual manera, nos muestra cómo la mujer no tenía cabida en una sociedad en la que se la creía un  ser  inferior, menos inteligentes que  los hombres.
Nada más lejos de la realidad, ya que en esta novela hay varias mujeres algunas de las cuales juegan un papel muy relevante en la historia.

Me ha gustado mucho el personaje de Nolasco, pues veremos a un hombre que es inteligente y fuerte, que  conoce y ama su profesión. Como buen científico reflexionará y revisará sus conjeturas y conclusiones pues pronto intuye que detrás de cada uno de estos crímenes hay alguien sumamente inteligente y con conocimientos quirúrgicos muy precisos.  Pero también veremos su lado humano, el que lucha contra sus propios demonios. Los que le atormentan tras la pérdida de forma violenta de su mujer en un pasado reciente, y que deberá dejar de lado para emprender  una carrera contrarreloj si quiere atrapar al asesino.

En definitiva, una novela en la que horror y ciencia van de la mano  y, pese a que debo admitir que  en algunas ocasiones se me hizo algo lento el desarrollo, te acaba atrapando en la lectura. Cuenta además con un  final trepidante, con una larga persecución por varios países hasta llegar a la exposición universal de París.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES