InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8417761527
Editorial: Duomo ediciones (10/02/2020)

Calificación promedio : 3.71/5 (sobre 17 calificaciones)
Resumen:
Monsieur Picquier siempre dice que un día sin haber leído es un día perdido. Sin embargo, desde que tuvo que vender su querida librería para instalarse en una residencia, los libros no se han movido de los estantes de su habitación. Grégoire, un joven poco amante de los estudios que acaba de dejar el instituto para trabajar en la cocina de la residencia, no lo ha visto nunca leer. Entonces, ¿a qué viene esa obsesión con los libros? Con el paso de los días, Grégoire ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (17) Ver más Añadir una crítica
laurass89
 08 julio 2020
La lectura como oportunidad
Grégoire es un muchacho que no ha podido terminar el bachillerato por desinterés y al que su madre ha encontrado trabajo en las cocinas de una residencia para ancianos, Les Bleuets. En ella se encontrará con el famoso el Viejo Librero, monsieur Picquier, un hombre cuya pasión por los libros le ha llevado a vivir rodeado de tres mil de ellos. Contra todo pronóstico y gracias a ellos Gréogoire conocerá al anciano.
Este conocimiento será el centro de toda la novela, pues si bien cada personaje va a tener su propio desarrollo individual, será la amistad entre ambos lo que vertebre la trama y lo que nos lleve de principio a fin a conocerlos y a apasionarnos con su historia.
Como hemos dicho, Grégoire es uno de tantos muchachos que el sistema educativo desecha. Sin ningún tipo de aspiración será colocado por su madre, pero seguirá sin encontrar su independencia porque tiene que corresponderla. Para él el descubrimiento de la literatura que le ofrece monsieur Picquier no será solo una introducción a un mundo desconocido, el más allá de su realidad inmediata, sino una puerta a la emancipación intelectual repudiada durante sus años de estudio. Grégoire comenzará a ver el futuro que tiene por delante en su inmensidad, a valorar el pasado de los ancianos de la residencia y a vivir el presente que se estaba perdiendo.
Las historias como despedidas
Por su parte, monsieur Picquier no solo enseñará a Grégoire que la vida está para vivirla, sino que la vivirá con él y la disfrutará a través de él. Además, nos enseñará a nosotros, lectores, una valiosa lección la vida duele, pero se vive se quiera o no se quiera, hagámosla sabiéndolo.
Gracias a las enseñanzas y el entrenamiento lector al que somete a Grégoire comprenderemos también cómo es el ritmo de la literatura, cómo respira y cómo conquista a los lectores más difíciles si se presenta bien. Las historias de Picquier no solo serán retazos de su vida, sino testimonios de cómo la literatura se hace vida y de cómo la vida se hace literatura. al final, las historias no son más que palabras, pensamientos y recuerdos que sirven como despedida, pero también como recuerdo de aquellos que ya no están.
Un verbo: amar
Si tuviéramos que definir la novela con una sola palabra sería amar. En ella el autor ha conseguido que entendamos este acto de muchas maneras y en muchos aspectos. Que en esta obra se ama la literatura es indudable, el estilo de autor es cuidado, se le nota el mimo por lo que cuenta y su manera de narrar es directa, pausada (pero no lenta) y muy íntima, parece que estás sentada en un rincón dentro de la habitación de Picquier mientas habla con Grégoire. Pero además, podemos ver cómo se ama la música, lo estrafalario, el tiempo o el deporte.
Y podemos continuar viendo cómo nuestro joven protagonista aprende lo que es querer al otro: a un amigo, a una madre, a una mujer, la belleza o el mundo. Todo ello lo encontramos en esta obra que para todo lo que contiene es corta pero muy intensa y, aunque no lo creáis divertida y dura, como la vida misma.
Más que agradecida, feliz
La novela me ha gustado mucho, me la he leído en un día. He sufrido mucho porque la realidad en una residencia de ancianos no puede ser todo el rato feliz. Sin embargo, también ha conseguido que me aferre a que hay que vivir, hay que conseguir historias que contar y que nos marquen muy profundo.
Por otra parte, el uso de la literatura como medio de liberación me parece una cosa tan real y tan cercana que cuando cuentan tan bien el proceso no puedo sino entusiasmarme. Además, a nivel narrativo el autor ha sabido acompasar la potencia de las lecturas que aparecían con el tono narrativo de nuestra historia. Y a esto añadimos lo que aprendemos con el joven y con el anciano, un estilo cuidado y mimado, y tenemos una novela que merece la pena cien por cien.
Son muchas cosas por las que os puedo recomendar La librería de monsieur Picquier, pero si solo pudiera convenceros con una os diría que os dejéis enamorar de nuevo por la literatura y viváis. Espero que os guste.

Enlace: http://ellibroenelbolsillo.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
MarisaCB
 18 marzo 2020
Marc Roger, un auténtico contador de historias, hace su presentación formal con “La librería de mounsier Picquier”, una novela por momentos cautivadora, cargada de la esencia de gran literatura y de los más importantes escritores entre los cuales se destacan a Salinger, Maupassant, Jack London, Víctor Hugo, Pablo Neruda o el mismísimo George RR Martin. del mismo modo hace apología a otros autores, en su mayoría franceses, menos conocidos para el público, en general, y a sus obras, las cuales impulsan al lector a investigar sobre ellas y quizás animarle a conocer más sobre los mismos. Algunos de ellos podrían ser Marguerite Adoux, Mauroce Genevoix, Jean Genet o Francoise Rey.
Encontraremos en “La librería de monsieur Picquier” una novela de lectura rápida por su narrativa ágil, directa, concisa y con un estilo propio del autor, aunque, a decir verdad, dicho estilo tan libre empleado por Roger hace que la comprensión se dificulte y se disperse la atención.
Narrado desde el punto de vista de Grégoire el lector irá descubriendo pequeñas historias que van entrelazando a los personajes. Personajes que, a mi parecer quedan superficiales por su falta de desarrollo y escasa presentación, algo que limita la historia.
La novela es sin duda una oda a la literatura y a todo lo que a ella le abraza. Encierra el inicio y recorrido por el disfrute no solo de la lectura y el descubrir nuevos autores y escritos, sino también de transmitirla vívidamente a los demás, de sentirla de tal forma que traspase el papel y haga al oyente amarla y dejarse embaucar por ella.
De forma subyacente el autor introduce temas cotidianos que marcan en el lector un punto de inflexión con el que seguramente se sentirá identificado o empatizará con ellos, puesto que la muerte como proceso natural de vida y la forma de afrentarlo, por ejemplo, es algo por lo que todo ser humano ha vivido alguna vez.
Así mismo, a pesar de la brevedad del libro, el lector puede disfrutar de momentos de auténtica belleza por sus rasgos poéticos e instantes de reflexión sobre la vida, la senectud, el amor y la amistad.
A medida que va creciendo, la novela se centra en la relación de amistad entre los personajes principales. Una amistad intergeneracional que supera los límites establecidos profesionalmente. En cierta forma, Grégoire, se convierte en la ilusión de “El viejo librero”, quien pone en el chico todas sus esperanzas y crea en él un auténtico amante de la literatura, un lector con sentido, un divulgador literario. del mismo modo, el joven Grégoire encuentra en el señor Picquier un referente, un modelo que seguir y un nuevo rumbo y significado para su vida, ya que algo que para él era inocuo se convierte en la esencia misma de su ser.
La verdad es que tenía altas expectativas con este libro, y si bien no las ha alcanzado en su totalidad, la novela ha sido agradable de leer, entretenida y didáctica. Es una excelente oportunidad para acercarse a la literatura francesa y conocer innumerables títulos tanto de autores conocidos como desconocidos.
Como conclusión, “La librería de monsieur Picquier” es un libro entretenido de acercamiento y amor por la literatura, un homenaje a los libros, los lectores y su necesidad por compartir historias.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Blog_La_Copela
 06 julio 2020
Tenía muchas ganas de leer esta novela desde la primera vez que la vi. Me encantan las historias con referencias literarias, con personajes que descubren la lectura como afición del modo más inesperado y Duomo Ediciones nos presentaba esta, escrita por Marc Roger y con la pasión por los libros como eje central.
Grégoire trabaja en la cocina de la Residencia Les Bleuets. Monsieur Picquier es uno de los residentes y, antiguo propietario de una librería, conserva una montaña de libros que guarda como un tesoro en su pequeña habitación. Aunque Grégoire ha oído muchas cosas sobre el librero, no será hasta que le encomienden unas tareas fuera de la cocina cuando realmente entable conversación con el hombre y empiece a conocer más sobre él.
Descubre así Grégoire que, a pesar de ser un amante de la lectura, Monsieur Picquier hace tiempo que no lee ni un libro. Descubrirá que el anciano ha perdido prácticamente la vista y le es imposible practicar la lectura y él, que ha dejado recientemente el instituto por no ser demasiado bueno con los estudios, se convertirá en lector para el librero.
"Viene de lejos, no debe parar. La literatura se rehace continuamente y es su aventura la que debe acabar embarcándote."
Marc Roger, La libreria de monsieur Picquier
Si bien el eje central de la novela es el descubrimiento de Grégorie de la literatura y las muchas satisfacciones que una buena historia puede dejar en el lector, una larga lista de temas transversales salpican la trama. La precariedad del empleo juvenil, las dificultades y el esfuerzo de una madre soltera para sacar adelante a su hijo, la inmigración, la homofobia y sus múltiples formas de expresión, el trato a los más mayores por parte de la sociedad, el deseo de independencia de los jóvenes y el salto a la madurez de la mano del descubrimiento de que la vida es solo un estado temporal y que su final termina por llegar, estemos o no preparados.
"La ambulancia cierra el portón. Arranca sin poner en marcha la sirena ni la luz giratoria, con una confesión de impotencia e inutilidad, porque urgencia ya no hay."
Marc Roger, La libreria de monsieur Picquier
La amistad que se forja entre Grégorie y Monsieur Picquier supera las diferencias generacionales y se asienta en unos sólidos pilares de respeto y admiración por parte del joven hacia el librero y las muchas cosas que sobre él va conociendo. A medida que avanzamos más y más en la narración, no podemos sino sentirnos amenazados por el tictac de un reloj que marca una cuenta atrás en el tiempo que a ambos le queda por disfrutar en compañía del otro.
He disfrutado muchísimo de esta novela de Marc Roger que, con capítulos cortos y narrada en la voz del joven Grégoire, se devora prácticamente de un bocado. El estilo es fresco y la historia que narra es absorbente, por lo que no es extraño que una vez la hayas empezado, no puedas dejarla hasta llegar al final. Y es uno de esos libros que cuando lo cierras al terminarlo, sabes que sus personajes te acompañarán durante mucho tiempo.
Además, La librería de monsieur Picquier no puede faltar en la estantería de un amante de la lectura. Las referencias literarias se amontonan entre sus páginas y os va a encantar descubrirlas. Sin duda, este es uno de esos libros que se recomiendan sin miedo de equivocarse, porque es realmente delicioso. Aquí puedes leer las primeras páginas.
"Es apasionante ver cómo los textos se hablan entre sí. Cómo a partir de una palabra piensas en un párrafo de otro libro que has leído antes. Considera la literatura como una obra colectiva que mana continuamente, renaciendo cada vez de su sreflujos. Si llega a entrar en sintonía con la vida, entonces has dado con la obra maestra."
Marc Roger, La libreria de monsieur Picquier
Me ha recordado esta amistad intergeneracional a la de Rosemary y Kate en Soñar bajo el agua, de Libby Page. No os perdáis ninguna de la dos, porque son historias que merecen mucho la pena.
La librería de monsieur Picquier es la primera novela de Marc Roger, un francés nacido en Mali que ha recorrido teatros, escuelas y centros culturales ejerciendo como lector, llevado por la pasión de hacer llegar la literatura a cualquier rincón del mundo. Esta novela ha sido seleccionada como candidata al premio Alexandre Vialatte.

Enlace: http://lacopela.blogspot.com..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Andrews
 14 marzo 2020
El tener entre manos a ante mis ojos lectores una obra homenaje literaria siempre es un gustazo, y si además se disfruta de su lectura es un gusto doble, pues se puede decir que el homenaje ha sido doble, por un lado con el tema y por otro con el resultado.
En esta ocasión se ha dado, pues he disfrutado con la lectura de este libro, el cual ha aparecido en el panorama editorial sin hacer mucho ruido ( es lo que tiene ser una editorial que no pertenece a uno de los dos grandes grupos), pero esta llamada a marcar a aquellos lectores que se acerquen y se animen a leerla/disfrutarla.
En esta novela tenemos dos ejemplos de estados personales ante la literatura, el primero lo encarna Monsieur Picquier, un amante de la literatura consagrado que no puede hacer otra cosa que proclamarlo a los cuatro vientos y atraer a personas a compartir esa “adicción”; y por otro lado tenemos a Grégoire, un ejemplo muy actual de persona sin ningún interés por la literatura y la lectura, pero que con dosis de paciencia y buen criterio de su mentor, se adentra en ese nuevo mundo para el con las lecturas mas idóneas para su momento vital.
La relación de los dos protagonistas es muy interesante pues aunque es una verdadera amistad, tienen sus altibajos y enfrentamientos, que hacen que mentor y aprendiz vayan cambiando papeles y cada vez este último vaya adquiriendo un papel protagonista y de responsabilidad en decisiones y se enfrente al criterio de Monsieur Picquier. Que aunque Grégoire lo vea como un acto de rebeldía, en realidad es el principal objetivo de cualquier mentor o prescriptor literario, que no es otro que el “aprendiz” no necesite de su guiado, sino que por si mismo sepa escoger y moverse entre el maremagnum literario que existe.
Otro aspecto que quiero destacar es la aparición de la narración oral, algo que en lo referente al publico adulto es casi inexistente ( por suerte en el caso infantil sigue estando muy presente) y es una lastima pues los libros cuando son leídos en voz alta adquieren una personalidad mas fuerte y se hacen más palpables a los escuchantes, pues toman vida ante nosotros, y si el narrador es bueno es una experiencia maravillosa.
El final aunque duro y con complicaciones que perturban el idílico desarrollo del que se disfrutaba en el resto de la novela, es muy interesante e importante para completar el círculo que es esta novela de Marc Roger, y llegar a la consecución de los objetivos que comparten Monsieur Picquier y el autor de la novela antes nombrado, hay objetivos que nos sobrepasan.
Por otro lado debo destacar la portada, normalmente no soy lector que se vea muy influenciado por las portadas( o eso quiero creer) pero la verdad es que en esta ocasión la portada es estupenda, se nota cuando las editoriales tienen gusto a la hora de diseñarlas, y en Duomo son maestros, poniendo como ejemplos La retornada, Me quedo aquí y la ultima en incorporarse Fidelidad. Estas novelas da rabia tener que ponerlas de canto en la estantería.
Sin lugar a dudas recomiendo la novela, es fácil de leer y la sensación de lectura es buena tanto por la narrativa como por el tema que trata. Lectores y lectoras no tengan miedo de adentrarse en la librería de Monsieur Picquier, es una visita de la que se recuerdan con cariño.
PD: no sé de qué material estarán hechas las cubiertas de los libros de Duomo Nefelibata pero el tacto es genial!
Enlace: https://unrincondeopinion.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
librosybiblios
 17 septiembre 2020
Una lectura muy amena en torno a la amistad entre dos personas muy diferentes y en torno a los libros. El señor Picquier, un viejo librero que vive sus últimos días en una residencia, frente al joven Gregoire, que acaba de abandonar los estudios y entra a trabajar en la cocina del asilo. El libro se estructura en capítulos cortos que van desarrollando la amistad del librero y el joven. El propio Gregoire irá descubriendo su pasión por la lectura y los libros conforme aumenta su nueva labor, la de lector para los residentes del anciano. Hay momentos para el humor y otros para la reflexión gracias a los conflictos que irán surgiendo. La historia en sí misma parece muy adecuada para llegar a la gran pantalla, en una de esas películas francesas como Intocable. Es una lectura muy recomendable debido a la propia historia, a lo corto de los capítulos y sobre todo al buen número de títulos y autores que salen de esa librería personal del señor Picquier. Lo único que me ha parecido exagerado es el hecho de que Gregoire, un chico joven que acaba de abandonar los estudios, pase de casi aborrecer los libros a leer como si fuera un erudito. Aunque eso es algo más personal, y la lectura no desmerece por ese motivo. Muy recomendable.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (6) Ver más Añadir cita
Blog_La_CopelaBlog_La_Copela06 julio 2020
Es apasionante ver cómo los textos se hablan entre sí. Cómo a partir de una palabra piensas en un párrafo de otro libro que has leído antes. Considera la literatura como una obra colectiva que mana continuamente, renaciendo cada vez de su sreflujos. Si llega a entrar en sintonía con la vida, entonces has dado con la obra maestra.
Comentar  Me gusta         20
YoleoNovelaYoleoNovela28 febrero 2020
Cuando militas, cuando crees en algo, cuando te aferras a una idea, tu pretensión de luchar por la felicidad de otro sin preguntarle qué piensa al respecto es un problema (...)Cuando eres librero, por ejemplo, siempre lees antes que los demás.
Comentar  Me gusta         20
libroscuentosyleyendaslibroscuentosyleyendas12 marzo 2020
Si tuvieras que elegir, Grègoire, ¿qué preferirías? ¿Ser la música, el instrumento de la música, el músico o el que la escucha?
Comentar  Me gusta         20
Blog_La_CopelaBlog_La_Copela06 julio 2020
La ambulancia cierra el portón. Arranca sin poner en marcha la sirena ni la luz giratoria, con una confesión de impotencia e inutilidad, porque urgencia ya no hay.
Comentar  Me gusta         10
YoleoNovelaYoleoNovela26 febrero 2020
Señor Picquier, usted siempre dice que un día sin lectura no vale nada, pero desde que le conozco nunca le he visto leer.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: vejezVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

¿Conocedor o experto en literatura francesa?

¿Cuál de los siguientes libros fue escrito por Gustave Flaubert?

Memorias de un loco
El más bello amor
Elogio de París

16 preguntas
29 lectores participarón
Thèmes : literatura francesa , Literatura en francésCrear un test sobre este libro
{* *}