InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : B08BHN1KP7
Editorial: Editorial (18/06/2020)

Calificación promedio : 3.56/5 (sobre 9 calificaciones)
Resumen:
Ese miedo abismal a estar solos y pensar, sobre todo miedo a pensar. En los sueños frustrados, en lo que se convirtieron, en lo predecible que es su vida. En que el tiempo no va a volver jamás, ni las oportunidades, ni la vitalidad. El tren de la vida pasa solo una vez, o te subes o te consigues un trabajo de jornada completa. Tú eliges. Pero mejor no pensar en eso. Ni en nada. Gracias a Dios el sistema nos dio demasiadas herramientas para suspender el pensamiento, ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG
Críticas, Reseñas y Opiniones (9) Ver más Añadir una crítica
laurass89
 24 junio 2020
El individuo como testigo
Ian Giménez se encuentra en una situación comprometida. En realidad, comprometida para la sociedad, para él simple y llanamente ha sido fiel a sus principios. Pero la echa tanto de menos que esa soledad y melancolía intentará acallarla, o potenciarla según se mire, con el tabaco y el alcohol. Y así comienza el viaje sin rumbo, un encuentro consigo mismo del que no sabe si saldrá victorioso.
La novela de hoy comienza en un momento importante de la vida del protagonista, que no es más que el comienzo in medias res, en mitad de su vida, cuando los errores y las decisiones del pasado están teniendo sus consecuencias. Así, entendemos que Ian Giménez se ha separado de su esposa y su reacción ante este dolor será el asilamiento y la soledad.
Como escritor Ian vive su vida como si de una novela se tratara, así se lo dicen sus familiares, y en ese vivir en el drama, «los días de nada» nos enseñará cómo es la realidad de su época, es decir, de la nuestra. Así el autor nos introduce en el género del realismo urbano, un género del cual no había leído nada hasta ahora y que muestra las crudezas de nuestra sociedad y su sistema económico.
Para ello Ian se sumerge en los suburbios de la mendicidad, las casas de caridad, las drogas, los inmigrantes, los jornaleros de las ciudades de Argentina, buscando ese algo que le haga no pensar en ella, ese algo que consiga hacerle purgar a través de la escritura toda la melancolía. Y, sin embargo, será en lo más bajo de la sociedad donde aprenderá lo que realmente importa.
La existencia del individuo
Sin embargo, más allá del narrador testigo, que logrará que entendamos que para que nuestro sistema funcione parece que tiene que existir este otro suburbial y callejero, encontraremos también un narrador que cuenta su experiencia y que es la que cerca está, en algunos puntos, a la del lector.
Con la descripción de nuestro protagonista, encontraremos la descripción de un hombre producto del conflicto entre lo que se espera y las convicciones. Esta discusión será purgada por él a través de tres factores: el alcohol y el tabaco, que le ayudan a reflejarla en el papel, y las mujeres, con las que busca la redención por haber seguido sus convicciones. Y es que tenemos que entender que en la actualidad a veces entendemos como fracaso lo que en realidad son los principios. Pero Ian no sale indemne de esta elección, de ese vagar vital y durante toda la novela nos enseñará la desilusión ante una sociedad que le pide que se rinda, un hastío vital por no encontrar cabida en esa sociedad y, finalmente, lo que parece un callejón sin salida ante su postura vital. En ese momento la tensión se encumbra para llevarnos de la mano a la misma reflexión que tendrá el protagonista.
A veces…
A veces nos viene bien mirar el mundo con una perspectiva pesimista. Parece una afirmación ridícula, pero si por un momento nos planteáramos qué es lo peor que puede pasar, quizá podríamos asumirlo y podríamos sopesar nuestras elecciones y estar preparados para lo que venga. Eso sí, mirar el mundo así, no vivirlo así.
Digo esto, porque Días sin camino no es una lectura que nos vaya a animar, es una lectura reflexiva, directa y rápida sobre aquello que nos incomoda de nuestra sociedad. Sin embargo, como digo creo que estas lecturas no enseñan mucho, cómo es la sociedad, nos plantea cómo somos nosotros y hasta qué punto la idea que tenemos de nuestra vida es nuestra o no.
Lo recomiendo sin duda, como he dicho es lectura rápida, que engancha y que sin ser alegre, después de su lectura, te lanza un rayo de luz o mejor ese golpe en la mesa que te despierta de tu letargo vital. Espero que os animéis con él.

Enlace: http://ellibroenelbolsillo.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
AnnaLectora
 30 julio 2020
Todos en algún momento nos hemos percatado y puesto a pensar, en la realidad de la vida. La sociedad exige unos parámetros y "metas" que, en el caso de no cumplir una mínima parte de ellas, puede hacernos sentir confusos, perdidos e incluso alejados de los demás; en algunas ocasiones incluso nos evadirá un sentimiento de soledad difícil de evitar. Y si a eso le unimos la finalización de una relación amorosa que ha sido y sigue siendo importante para nosotros, y única esperanza, la cosa se complica. Y ese es el caso de nuestro protagonista Ian, un joven al que conocemos justo el día en que su hasta entonces novia lo deja, haciéndolo sentir definitivamente un perdedor y miserable. Sin un trabajo estable, y frustrado al no poder cumplir su sueño de ser escritor, pues considera que no es lo suficientemente bueno, y sin poder dejar de pensar en su ahora ex pareja, empieza a beber y vivir cada vez mas de forma precaria, y sin casi esperanzas en el mañana. Es así como comienzan: los días sin camino.
Una de las primeras cosas que me gustaría destacar, es la habilidad del autor para de una forma directa, pero a la vez sin demasiadas florituras, exponer tanto la realidad que envuelve a Ian, así como sus pensamientos y sentimientos más profundos y oscuros. El libro esta escrito de tal manera que rápidamente llegas a comprenderle, y deseando que salga de ese pozo en el cual parece hundirse sin remedio a cada capítulo. Aquí podremos ver, además, una fuerte crítica a la sociedad actual, y a su a superficial forma de suplir la verdadera felicidad con lo material, o incluso fingiendo esta misma; haciendo clara referencia sobre todo a las redes sociales. La marginación social es también otra de los temas a los que expone al lector, con ejemplos claros y muy duros, y es que no hace falta estar literalmente en la miseria para sentirse así.
En cuanto al personaje, solo puedo decir que desde el primer capitulo lo he sentido cercano y real. Las cosas por las que pasa, le pueden ocurrir prácticamente a cualquiera, y más en una sociedad cada vez más individualizada y competitiva llegando a tal extremo que los deseos o sentimientos se tachan de innecesarios o incluso un obstáculo para llegar a conseguir tus metas. Y la verdad es que al protagonista se le nota que en el fondo quiere encontrar su lugar, aunque se empeñe en decir que no quiere saber nada de nada ni de nadie. El es quien tiene mas miedo de todos, porque en el fondo ve que incluso los marginados a su manera han encontrado su sitio, pero el no, únicamente se esta escondiendo del dolor y el terror que le provoca llegar a estar solo y no haber echo nada con su vida, ni haber encontrado su particular y genuina felicidad.
Así que, no os voy a decir que leer este libro sea como quien dice un paseo por el campo, es una historia cruda y real de las que te hacen reflexionar sobre nuestra propia vida y como afrontarla correctamente, sin dejarnos apabullar por el estilo de vida toxico que resulta muchas veces ser la actual. Desde luego es una historia más que recomendable.
Una historia con una visión realista y sin tapujos, donde el lector sentirá con precisión, la oscuridad consecuente de una sociedad muchas de sus veces demasiado hipócrita e individualizada.
Enlace: https://miradalectora.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
marlendamez
 19 agosto 2020
Nos encontramos con Ian en una época complicada de su vida. Se separa de su pareja y desde ahí, todo va cuesta arriba.
Se encuentra en una dicotomía entre la necesidad de seguir viviendo en base a sus principios y una sensación de pérdida enorme.
Los recuerdos le persiguen y le ahogan casi más que el alcohol en el que prácticamente se baña desde entonces.
Vivimos con él el pasar del tiempo mientras trata de encontrarse y superar la pérdida a la vez que deambula por Argentina, de bar en bar, de empleo en empleo. Pero nada le vale y con nada se conforma.
Descubrimos su personalidad casi antisocial, introvertida. Con ciertos puntos egoístas. Diría que roza la inmadurez a veces. Mientras reflexiona y te hace reflexionar a ti sobre la vida, nuestras decisiones, política, religión... Filosofa con borrachos, vagabundos, rebeldes, drogadictos...
Lucha a su manera, intenta llevarle la contraria a la sociedad capitalista en la que vivimos. A su vez, retoma la escritura. Destacar el concepto de meta cuento, su cuento dentro de este cuento.
Quizás resulta repetitivo tanto pesimismo, tantas borracheras, tantos cigarrillos y porros... es como un círculo del que no sale. Y personalmente encontré ciertas expresiones o frases algo desafortunadas que no terminaron de encajarme.
Pero sin lugar a dudas me quedo con la cantidad de reflexiones, la introspección, el análisis por el que el autor, a través de Ian, te lleva mientras lees estas páginas. Y con la evolución del personaje que vamos viendo.
Una lectura algo densa, pero rápida, y corta, con capítulos pequeños que amenizan el ambiente oscuro, decadente de la trama. Esta resulta intensa, clara, directa. Sin pelos en la lengua.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Bel
 25 junio 2020
Días sin camino nos presenta una historia realista, en la que un hombre con el corazón roto vaga en busca de inspiración, a la vez que necesita encontrarse a sí mismo. Es un libro introspectivo en la que el personaje, siempre fiel a sus principios, está lleno de miedos, ha perdido la esperanza y se pierde en alcohol. En un comienzo su reacción será hundirse en la soledad, la monotonía y en el aislamiento. Pero después se meterá en un viaje en el que descubrirá diferentes personas y duras realidades. Veremos una panorámica de los suburbios y como avanzar malviviendo. Poco a poco nuestro protagonista Ian, irá descubriendo y aprendiendo con ello mientras se desliza entre esas calles más marginales.
Desde el principio vamos a sentir el pesimismo que acompaña al protagonista y los primeros capítulos pueden resultar algo más densos, pero es un libro que al ir planteando reflexiones a medida que avanzamos no hace que decaiga el interés. Es una novela que hace pensar.
Me parece que la pluma del autor influye mucho en lo que las sensaciones que la historia transmite. Las frases cortas hacen que sintamos más esos pensamientos que tiene Ian y avancemos de forma rápida a través de ellos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
AliCeL
 20 septiembre 2020
Antes de todo, queremos agradecer a Germán Rodriguez por enviarnos una copia digital y gratuita de su libro.
Como podréis haber descubierto (o no) por la sinopsis, el protagonista está experimentando un momento difícil de su vida. al haber terminado su relación, este que también es escritor (además de protagonista), ha perdido la inspiración para escribir su libro.
Lo interesante del libro son las dos referencias literarias principales: Murakami y Bukowski. de Murakami no he leído nada, pero de Bukowski he leído un libro en concreto (Factótum).
Factótum nos cuenta la propia historia autobiográfica del escritor y es, en cierto modo, ese el tono que intenta reflejar Germán Rodríguez en este libro. Admito que Bukowski no fue una persona maravillosa (Borracho, mujeriego, machista…), pero sí me gusta el estilo que tiene a la hora de escribir.
Bukowski fue el último escritor «maldito» de la literatura norteamericana. Perteneció al llamado “realismo sucio”, aunque a menudo se le relaciona erróneamente con la “generación beat”.
Factótum me parece muy curioso, nunca había leído nada que describiera ciertas cosas como lo hace aquí Bukowski y aún así me parece más realista. Ahora, sí que puede ser algo desagradable en ciertos pasajes del libro. Por ejemplo, durante unos cuantos días, el protagonista (que es el propio autor pero bajo un seudónimo) tiene picores/escozores en sus genitales, lo que le lleva a descubrir que tiene ladillas, cosa que describe sin ningún reparo. Así mismo, la mujer con la que mantiene una relación tóxica e intermitente (Jan) también tiene los picores. de todos modos, dentro de las cosas que ha escrito y no he leído (todavía), dudo que sea de las más desagradables.
Días sin camino es un libro que intenta acercarse a esta idea, al menos con la idea de un protagonista que también es escritor, que bebe y fuma mucho y que anda por las calles por la noche pensando en su vida y en lo atormentado que está. El problema principal que tiene este hombre es que debe entregar el final de su libro a la editorial con la que, entiendo, ha firmado un contrato.
Supongo que en ese sentido difiere de Bukowski en Factótum pues ningún editor ni revista quiere publicar sus relatos.
Como no quiero hacer spoilers por si alguien quiere leerlo, no diré si consigue o no escribir su final. Sin embargo, si se ha publicado el libro, ¿creéis que ha podido escribirlo?
En resumidas cuentas, Días sin camino me ha hecho recordar este libro de Bukowski al que tanto aprecio tengo, además de darme ganas de leer a Murakami.
Enlace: https://thebookslayers.home...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (3) Añadir cita
MicaelaMilitoMicaelaMilito07 diciembre 2020
Porque aunque todos los finales sean más o menos iguales, los principios no lo son
Comentar  Me gusta         00
MicaelaMilitoMicaelaMilito07 diciembre 2020
Los recuerdod engañan y uno busca en fotografías mucho más que recuerdos
Comentar  Me gusta         00
BelBel23 junio 2020
Somos pasajeros de tiempos extintos.
Comentar  Me gusta         10
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG

Otros libros de Germán Rodríguez (1)Ver más




Test Ver más

Eres un verdado fan de cazadores de sombras?

¿Cómo se llama el papá de Clary?

Luke
Robert
Valentine
Magnus

16 preguntas
10 lectores participarón
Crear un test sobre este libro