InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre La pirámide roja (14)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
crisstinaamillan
 19 mayo 2020
A ver , como todos ya sabemos , rick riordan es un dios en sus novelas sobre mitologia , pero en esta , se ha superado , yo lei primero la saga de percy jackon antes que esta , y tengo que decir que esta no tiene nada que envidiarle a percy jackson . La novela esta narrada por dos niños , Carter y Sadie , que son hermanos , el libro es como una grabación , como si te lo estubieran contando a ti , y eso es super original , ya que nunca había visto nada parecido . La trama tiene un poco pero poquisimo de amor , yo cuando vi que no daba indicios de ninguna parejita...me decepcione , pero luego se te pasa , porque los personajes son la bomba ... Me hicieron enamorarme de ellos antes de la mitad del libro , no tengo nada que decir de algo que no me haya gustado , es super entretenido , ¡tienen aventuras cada dos por tres!! si te gustan las novelas asi , tienes que correr a comprarte el libro o descargartelo , porque esta trilogia te va a enamorar.
Comentar  Me gusta         20
Suenosentreletras7
 07 marzo 2019
Como ya sabéis, soy muy fan de todo lo que escribe el señor Rick Riordan. El año pasado me leí toda su saga de Percy Jackson, de Apolo voy por el tercero y de Magnus Chase por el segundo. Me faltaban los Kane. Y hace años me leí el primero de los Kane, La pirámide Roja, pero no me terminó de gustar porque acabé odiando a los personajes y situaciones que ocurrían, ridículas. Cuando me enteré que Montena iba a sacar la novela gráfica del primer libro de los Kane me llamó mucho la atención porque últimamente leo novelas gráficas fantásticamente adaptadas, a veces incluso mejor que el libro. ¿Habrá sido este el caso?

Esta vez, en la trilogía de Los Kane, la historia se centra en la mitología Egipcia. Los Kane están formados por Carter y Sadie, hermanos criados separados, Julius quien es el padre de ambos y su tío Amos. Carter fue criado por su padre y se pasa la vida de excavación en excavación, viajando por los lugares más recónditos del mundo. Por otra parte, Sadie fue criada en Inglaterra por sus abuelos maternos en una vida muy normal. Ambos se reencontraran en una aventura muy peligrosa ya que su padre acaba de despertar a los cinco dioses egipcios antiguos: Osiris, Horus, Set, Neftis e Isis y uno de ellos "se levanta con ganas" de asolar el mundo entero.

Tenía mis dudas porque me parecía imposible añadir todo el libro de la Pirámide Roja (el cual no es nada corto) en una novela gráfica como esta pero , en mi opinión, han adaptado toda la historia del primer libro de maravilla, sin olvidarse de nada importante e ilustrando todo de una manera increible. Estoy muy contenta en ese sentido y queda todo debidamente explicado, como a mi me gusta. Y el dibujo me ha convencido, así como difuminado...creía que no me iba a acostumbrar, pero a la segunda página ya me estaba "bebiendo" el cómic.

El principal problema que tuve con el libro fueron sus personajes principales: Carter y Sadie. No llegué a congeniar nada con ellos y Sadie se me hizo insoportable. En esta novela gráfica parece que han arreglado un poco eso ya que ambos no me han parecido tan horribles y hasta les he cogido cariño, algo que me resultó imposible con el libro. Sadie sigue poniéndome de los nervios pero algo menos, gracias a dios. En cuanto a la historia, en el libro me gustó pero se me hizo tediosa y lenta y eso me lastró mucho la lectura. Aquí la historia tiene un ritmo trepidante y va "al grano" por así decirlo, eliminando las partes más aburridas. Por ello, me quedo mil veces antes con esta novela gráfica que con el libro.

Otra cosa que no me gustó nada en el libro y que aquí tiene su importancia pero más camuflada, por así decirlo, son las relaciones amorosas. Sadie con Anubis y Carter con Zia. En el libro creo que Riordan no supo llevarlo bien y no se cuantas veces puse los ojos en blanco ya que Sadie se vuelve una niña tonta (más aún) y embobada con Anubis, un Instalove descarado y en toda regla, al igual que Carter con Zia. ¡PERO VAMOS A VER! Son niños/as. Tienen 12 años. DOCE. Qué necesidad había de incluir dos historias de amor entre NIÑOS/AS. Me pareció algo totalmente innecesario y me cabreó mucho. En la novela gráfica esto tambien aparece pero de forma más moderada, menos mal. Pero aun así, la relación de Sadie, una niña de DOCE años, con Anubis, un señor de más de 5000 años (eso sí, con el aspecto de un adolescente guaperas)...pues no me convence, que queréis que os diga.

Por lo demás, la novela gráfica es prácticamente perfecta y he acabado enamorada tanto de los dibujos como de la manera de contar la historia. Todo muy visual e impactante, un viaje lleno de aventuras que no podrás soltar hasta llegar al final. Como amante de la mitología Egipcia y de todo lo que tiene que ver con Egipto en general, he quedado muy satisfecha y se nota la huella de Riordan por todos los lados (aunque muchos chistes los han tenido que suprimir, claro)

En definitiva, La Pirámide Roja me ha parecido una estupenda novela gráfica y genialmente adaptada del libro. Me ha gustado mucho más que el propio libro ya que queda todo muy bien resumido y es imposible no devorarla. Deseando tener la segunda parte en mis manos.
Enlace: http://addicionaloslibros.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
pinkyrev_mary
 06 septiembre 2021
Debo decir que Rick Riordan siempre es garantía para mi porque independientemente de la mitología que cada libro nos este contando y presentando, las historia siempre logra atraparme. Este primer libro para mi fue muy introductorio presentandonos a los posibles villanos y aliados de nuestros protagonistas, debo confesar que hay un plot twist en la trama que se me hizo super obvio porque logré darme cuenta de el en los primeros capítulos del libro así que cuando te lo revelan casi al final para mi no fue la gran cosa, por lo demás me hizo reir y llorar como los libros del autor suelen hacerlo.
Mi personaje favorita sin duda alguna fue Sadie (estoy 100% de que es porque ambas somos hermanas menores, porque no hay duda de que yo no era tan cool a los 12)

Calificación: 4/5
Comentar  Me gusta         00
AndreaGG
 29 febrero 2020
Carter Kane lleva una vida un tanto peculiar para un adolescente de su edad. Recorre el mundo junto a su padre, un reconocido egiptólogo, estudiando los artefactos y objetos antiguos del Antiguo Egipto. Todo es "normal" hasta que van de visita a Londres donde tras reencontrase con Sadie su hermana pequeña hacen una visita al Museo británico. Allí su padre les hace unas confesiones un poco extrañas y revienta la piedra Rosetta tras hacer una especie de ritual. A partir de aquí todo se complica y los dos hermanos iniciarán un viaje que les llevará a conocer sus orígenes y descubrir que los dioses egipcios quizás no hayan caído en el olvido.

Esta es la tercera saga que leo de Rick Riordan y la verdad que en general me ha gustado. Si bien es cierto que la historia se parece a otras obras suyas ya que la premisa principal siempre es la misma. Unos adolescentes que descubren de pronto que sus vidas están enlazadas con dioses de civilizaciones antiguas. En esta trilogía la historia se centra en la vida de dos hermanos (Sadie y Carter) que son deificados de los antiguos dioses egipcios y que tendrán que pasar por incontables pruebas para salvar a su padre y al resto de la humanidad de la maldad de Set. Aunque en realidad la historia se centra en la lucha entre el bien y el mal (el orden y el caos representado por Apofis). Lo que más me ha gustado es la cantidad de información y datos que el autor aporta sobre Egipto y su antigua civilización ya que incluso yo que soy una apasionada de Egipto he descubierto cosas que desconocía. Esto creo que es un punto fuerte de las historias de este autor al igual que la ambientación de la historia ya que por momentos me he transportado con Sadie y Carter a Londres y Estados Unidos. Lo que menos me ha gustado es la edad de los personajes, creo que son demasiado jóvenes para enfrentarse a determinadas situaciones solos (bueno aunque cuentan con la ayuda de la diosa Bast y con la de un babuino), a veces tienen que comportarse de una manera demasiado madura para su edad y se me hace muy difícil pensar que unos chicos de 12 y 14 años pudiesen cargar con el peso de la humanidad. Esto es algo recurrente en sus libros y a mí es algo que me chirría siempre aunque entiendo que lo hace para que los lectores se identifiquen con sus personajes ya que sus libros están destinados a un público más joven. Algo que me encanta de todos sus libros es que siempre hay guiños a sus otras sagas y este no ha sido una excepción aunque solo caerá en esto quién se haya leído sus otros libros. Algo que también me gusta es el lenguaje tan sencillo que el autor emplea en la historia. El libro está narrado por los dos hermanos y a través de los capítulos podemos ver cómo es la relación entre ellos. Con respecto a los personajes decir que Carter me parece un buen chico, siempre dispuesto a seguir las normas y preocupado siempre por su hermana menor. Me encanta la elección de su nombre. Sadie no me gusta tanto, es muy infantil, caprichosa, indisciplinada, impulsiva, en fin muy inmadura. Aunque esto se puede deber a sus 12 años. del resto de personajes destacaría a su tío Amos y a Anubis porque a parte de que siempre ha sido mi favorito del panteón egipcio, a quien no le gustaría un chico que presenta sus características (misterioso, alto, tez pálida, moreno, etc) entiendo que a Sadie le cautivara la verdad. Estoy deseando leer los otros dos libros porque quiero descubrir más sobre las respectivas sendas que seguirán Sadie y Carter. Os recomiendo este libro si como yo sois unos apasionados de Egipto y de las historias llenas de aventuras y magia.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Celeste_Cruz
 20 enero 2020
Prácticamente cualquier persona que maneje un poco el mundo juvenil dentro de la literatura conoce a Rick Riordan ya que saltó a la fama con la trilogía de Percy Jackson. No os voy a engañar, no me la he leído. Como ya creo que expliqué, cuando algo se pone de moda es como si me repeliera y me niego a tener cualquier tipo de contacto con esos fandoms eufóricos más allá de las noticias que surjan en la red. El maravilloso fandom, esa aglomeración de personas amantes de algo concreto que pueden enseñarte cosas increíbles sobre lo que admiran o que contribuyen a que le cojas un asco impresionante y un odio acérrimo. El caso es que nunca había leído nada de Riordan y aunque sus libros estaban en mi lista de pendientes, tenía otras prioridades.

No conocía Las crónicas de Kane y mi único contacto con su autor había sido por su rama de mitología clásica gracias a mi trabajo en una librería. Apuntarme con mi compañera a la iniciativa La senda de los dioses fue un impulso para lanzarme y leer algo de él, y el hecho de que desde siempre me haya sentido atraída por la historia egipcia (aunque no sé prácticamente nada de ésta, que conste) fue una motivación más que suficiente para iniciarme en las artes mágicas de Sadie y Carter.

La historia comienza in media res, esto es, a la mitad de los acontecimientos, sin que el autor nos sitúe en el momento en el que nos encontramos ni en lo que ha ocurrido previamente. Carter (uno de los protagonistas) nos habla a grandes rasgos de sí mismo, de su familia y de los antecedentes. Su padre es un prestigioso arqueólogo con el que ha viajado prácticamente a todo el mundo debido a su trabajo. Por tanto, no va a la escuela, no tiene amigos ni un sitio al que pueda llamar hogar. Dos veces al año van a Londres a pasar el día con su hermana Sadie, de la que fue separado al poco de morir su madre en un enigmático accidente. Y ésta es la escasa información que obtenemos al principio. Poco después de producirse este encuentro familiar "feliz" con su hermana, van al Museo Británico donde ciertos eventos extraños tienen lugar y su padre, Julius Kane, hace estallar la Piedra Rosetta, consiguiendo con ello que varios dioses escapen de su prisión en busca de un anfitrión donde alojarse para pasearse entre los mortales. Incluido Set, el dios del caos, cuya aspiración es destruir el mundo y hacerse con el control de este (un tipo majo, como veis).

Su padre fue confinado en un ataúd y absorbido por el suelo, quedando atrapado. Ahora recaerá en Sadie y Carter arreglar el desastre. Pero no tienen ni idea de cómo porque, para empezar, no saben ni qué está ocurriendo. Por eso Riordan tarda apenas unos capítulos en zambullirnos en el mundo de la magia egipcia sin darnos antecedentes, porque el lector tiene que encontrarse tan perdido como los hermanos Kane. Así, nosotros avanzamos junto a ellos, aprendemos lo que ellos aprenden y vamos de la mano en su evolución y su adquisición de conocimientos. Esto puede ser confuso al principio pero nos sirve para introducirnos mejor en la problemática ante la que se encuentran e identificarnos con ellos.

Me llamó la atención que el libro se presenta como la transcripción de una grabación realizada por los hermanos que nos llega a nosotros, contándonos su historia y encomendándonos a continuar con su labor, labor que vamos conociendo a través de sus palabras. He de admitir que me resulta una manera curiosa y poco usual de narrar un libro pero que no me acaba de convencer por el hecho de que obviamente es del todo irreal. Con irreal me refiero a que Sadie y Carter van reproduciendo al pie de la letra tanto acontecimientos como diálogos. No sabemos cuánto tiempo ha transcurrido desde que se produjeron los hechos hasta que realizaron las grabaciones, pero, independientemente de esto, es lógico que nadie puede contar todos esos sucesos con tanto detalle. Esto le quita verosimilitud al relato. El hecho de que sea una grabación hace que el autor incluya comentarios entre corchetes (por ejemplo, Sadie está hablando con nosotros a la par que le contesta algo a su hermano) lo que nos da una sensación de cercanía. No obstante, esto es solo un comentario, ya que esto no afecta para nada al libro y teniendo en cuenta que es de fantasía y ficción, os aseguro que no es lo más extraño que os vais a encontrar.

Al ser el primer libro que compone la trilogía de Las crónicas de Kane, actúa como introductorio. Nos llega la información necesaria del antiguo Egipto, sus deidades, su forma de vida, sus creencias, por lo que no nos sentimos abrumados. Como ya dije, aprendemos a la par que lo hacen sus jóvenes protagonistas, por lo que solo sabemos lo que requerido para comprender los sucesos en los que nos vemos involucrados. Sadie y Carter tienen que derrotar a Set para salvar no solo a su padre, sino que el mundo entero depende de ellos. Deberán poner en marcha sus conocimientos egipcios, abrir su mente a los hechos inexplicables, apelar a sus poderes mágicos, desconocidos hasta ahora, y a los únicos aliados que les quedan después de que sus enemigos les persigan para acabar con ellos. Así, junto a su tío Amos, su babuino Keops, Bast, la diosa de los gatos, y Zia, maga de la Casa de la Vida, tienen que afrontar un rápido entrenamiento basado en la práctica (no hay tiempo para clases teóricas), instruyéndose a medida que se van imbuyendo en una problemática que se remonta a miles de años atrás, pero que sus padres han hecho que, actualmente, sea de Sadie y Carter.

En cuanto a los mitos egipcios, adoro cómo los ha introducido Riordan y ha creado una historia que engancha y atrae en todos los sentidos. No sé la veracidad de todo lo que cuenta sobre esta magnífica civilización, pero desde luego se aprende mucho con La pirámide roja y la fascinación que ejerce sobre el lector acerca de Egipto es indiscutible. Es un libro dedicado a niños de 12 años pero cualquier joven puede disfrutarlo como un enano. Se lee muy rápido y que apenas puedes dejar. Es como si una vocecita (espero que no de un dios) en tu cabeza te instara a seguir, página tras página, sin soltar el libro. Una verdadera maravilla.

Lo que más me ha gustado del libro ha sido sin duda sus personajes. Aparecen varios pero tan bien estructurados y tan definidos que es imposible perderse o confundirlos. Además, evolucionan y eso es algo que siempre agradezco a los autores. Detesto los personajes planos sin ningún tipo de desarrollo y eso aquí no se da. Mis favoritas son las chicas. Son súper peleonas y con mucho carácter y, qué queréis que os diga, amo eso. Con Sadie Kane me he reído muchísimo. Es una bocazas, carismática, impulsiva, valiente, tenaz, rebelde y descarada. Bast es la diosa de los gatos y eso le hace ganar muchos puntos para mi. Es una fiera, luchadora nata, divertida, intenta actuar como una madre para los hermanos y bueno... no le sale muy bien. Es muy valiente y una caja de sorpresas. Y por último, Zia. Se puede decir que es todo lo contrario a estas dos. El carácter guerrero lo mantiene pero es más comedida, siempre tiene la cabeza fría, es inteligente, leal y siempre sabe qué hacer en cada momento. No voy a hablar del resto de personajes porque a mi, personalmente, describir y leer cómo son los personajes me aburre.

Bast no es la única deidad que hace acto de presencia. No os puedo desvelar mucho sobre esta cuestión porque es mejor que lo veáis por vosotros mismos, pero Horus, Isis, Tot y Anubis entre otros, también merodearan entre las páginas. Se producen diálogos muy divertidos a lo largo de la novela y gracias a Riordan he descubierto que Horus tiene un sentido del humor muy peculiar.

En el libro predomina la acción. Los acontecimientos ocurren muy rápido y apenas tenemos tiempo de asimilar uno cuando ya se está librando otra batalla por otro frente distinto. Es muy ágil, muy fluido y muy dinámico y, al igual que Sadie y Carter, no tenemos descanso. Además, Riordan lleva la acción tan bien que en ningún momento se nos hace pesado o repetitivo. Es una trama bien narrada y organizada que aunque a veces puede resultar agobiante o acumulativa, esa sensación se disipa en seguida gracias a la agilidad de su pluma.

En cuanto a los enigmas que se plantean, me gusta mucho cómo los ha resuelto el autor. A veces un libro nos ofrece tantas incógnitas que nos explota la cabeza tratando de hallarles una respuesta. También puede ocurrir (sobre todo en novelas que no son autoconclusivas) que al llegar al final, descubramos con pesadumbre que estas no solo no se han solventado (o lo han hecho pero no son aclaratorias o incluso resultan más confusas si cabe), sino que se han añadido más a la cola que solo contribuyen a agrandar la bola de nieve. Y creedme, si nunca os ha pasado, esto es horroroso. No obstante, Riordan ha sabido lidiar muy bien con esta cuestión. Las incógnitas con las que nos encontrábamos al inicio de la novela se han ido descifrando junto al desarrollo de esta, dispersando nuestras dudas a la par que las de los protagonistas. Asimismo, según nos vamos acercando al desenlace se proyectan otras para mantener nuestra atención y animarnos a continuar con la trilogía. Insisto en que esta exposición de la trama me ha encantado, sobre todo por cómo está trazado.

Es un libro educativo a la par que divertido, fácil de leer, rápido, que disfrutas intensamente y con el que aprendes mucho (al menos yo). Si aún no has leído nada de este autor, La pirámide roja es un muy buen libro para empezar, sobre todo si te gusta la mitología egipcia (como es mi caso). Considero que he hecho una gran elección al conocer a Riordar a través de los Kane y en cuánto terminé este, sin darme tiempo casi a escribir la reseña, comencé el segundo porque necesitaba saber cómo continuaba. Os animo a que unáis vuestra magia a la de Sadie y Carter y destruyáis a Set.
Enlace: http://notodoesfantasia.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Brujulasdelibros
 09 noviembre 2019
4'5/5
Comentar  Me gusta         00
AlhanaRhiverCross
 17 septiembre 2019
Me ha gustado muchísimo más releer esta historia a través de las viñetas que cuando leí la trilogía en novela porque hasta día de hoy sigue sin gustarme, aunque los pobres Kane llevan la cruz de que no puedo evitar compararlos con Percy o con Magnus y salen perdiendo. Se hace mucho más amena y, por supuesto, visual gracias a los dibujos para ir viendo a todos los dioses y las criaturas a las que se enfrentan y es mucho más dinámico. El guión está estupendamente resumido con lo esencial y me ha servido para refrescar una trama que apenas recordaba.
Comentar  Me gusta         00
Izamari
 20 junio 2019
Los hermanos Kane no han tenido nunca una vida muy común. Carter, el mayor de los hermanos ha viajado por todo el mundo desde que tiene memoria junto a su padre quien es egiptólogo. Su hermana Sadie por su parte ha sido criada por sus abuelos maternos desde que su madre murió y sólo ve a su padre y a su hermano una vez al año.
En esta ocasión que les toca verse, su padre Julius los lleva ambos al Museo Británico para estudiar la piedra de Roseta, una piedra que según la tradición contiene un poder muy especial. Pero en realidad su padre tiene otro plan e invoca a Osiris, el dios de los muertos. Las cosas no salen bien y también libera por error a Set, Isis, Horus y Neftis. Set, el señor el caos encierra a Osiris dentro del cuerpo del padre de los Kane y sepulta a ambos dentro de un sarcófago para que no le estorben en su plan de dominar el plano de los humanos.

Ahora los Kane junto a su tío Amos deberán encontrar la manera de detener a Set y en el proceso descubrirán que pertenecen a la estire de los faraones, a un linaje de magos extremadamente poderoso. para ser más específicos.
Nos quedan solo unas horas, así que presta atención. Si estás oyendo esta historia, ya conoces el peligro. Mi hermana Sadie y yo podríamos ser tu única esperanza.
Ya todos por aquí deben saber que soy una fan declarada de Rick Riordan, por la increíble manera en la que se desenvuelve en la mitología y por los increíbles personajes que crea, pero aunque lo admiro mucho nunca me había animado con esta trilogía básicamente porque pensaba que me iba a encontrar una historia mucho más infantil a la que me tiene acostumbrada y sip, La pirámide roja nos presenta una historia que si la comparamos con Percy Jackson, Los héroes del Olimpo o la trilogía de Apolo, sí que resulta más infantil. Pero también debí haber sabido que Riordan es un genio a la hora de atrapar al lector.

Pero dejen me explico un poco más. Creo que uno de los mayores puntos fuerte de este libro es el desconcierto que el autor crea. al inicio los protagonistas no tienen ni remotamente idea de lo que está pasando a su alrededor con estos dioses sueltos y la magia que se les enseña y ese mismo desconcierto el lector es capaz de descubrirlo Y al menos yo soy de las que quiere llegar hasta el final de un misterios así que ahí me veían toda enganchada creando hipótesis de lo que estaba e iba a suceder y cuando todas las piezas encajaron en su lugar… bueno, es Riordan.

Como ya les comentaba más arriba, Riordan es brillante a la hora de hablar de mitología y este libro no es la excepción. de nuevo Riordan es capaz de hablar de mitología como quien te habla de un pan tostado y lo hace de una manera tan divertida que en ningún momento resulta aburrido ni confuso, y claro, una vez más se adueña de esta mitología para amoldarla a su historia. Esta vez el gran cambio viene en forma de jeroglíficos, estos símbolos que todos conocemos de la historia tiene un propósito mágico que hace que la historia se vuelva mucho más interesante.
Dioses egipcios: reales. Señor Rojo: malo. Cumpleaños del Señor Rojo: muy pronto, muy malo. Casa de la Vida: magos viejos y quisquillosos que odian a nuestra familia porque papá era un rebelde, cosa de la que por cierto deberías aprender.
Acerca de los personajes… bien, aquí el único pero que le encontré a la historia. En mis reseñas anteriores del libro del autor siempre he destacado a los personajes tanto principales como secundarios y generalmente siempre termino encaprichada de más de uno pero esta vez no logré hacer clic con casi ninguno.

Comenzaré hablándoles de Carter. Este chico al inicio es un niño que depende totalmente de su papá pues siempre ha vivido bajo su sombra, pero cuando su padre desaparece comienza a cambiar y poco a poco va saliendo del capullo y conforme acepta lo que es realidad se ve un gran cambio en él. Pero aún me gustó la evolución del personaje, de verdad que no logré empatizar con él en ningún momento y en más de una ocasión llegó a parecerme un personaje plano.
Sadie es todo lo contrario a su hermano, es decir que ella comienza siendo fuerte, inteligente y madura pero al ver que el mundo es más de lo que cree, se va achicando poco a poco a tal grado de cometer errores que les van a costar a ambos caros. Si bien al final Sadie se redimió, la verdad es que me decepcionó bastante.

Creo que el único personaje que me satisfago fue Bast, una diosa egipcia que acompaña a los hermanos en su forma de felino. Y es que Bast básicamente es eso, un felino que actúa igual de arrogante que cualquier gato.
Justicia es que todo el mundo consigue lo que necesita. Y la única forma de conseguir lo que necesitas es conseguirlo tú mismo.
Pese a este detalle he disfrutado la historia y sin duda alguna me leeré pronto los demás libros de la trilogía, pues La pirámide roja resultó ser un gran inicio para una historia llena de poder y de aventuras que atraparan al lector desde la primera hoja.
Enlace: https://chaosangeles.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Marinareader
 11 junio 2019
A mi personalmente la trilogía de los Kane me encanta, Los personajes son ALUCINANTES y la trama engancha de una manera que no puedes soltar el libro hasta que te lo acabas. Además habla mucho de mitología egipcia y aprendí un montón con él.
Lo recomiendo enormemente si os gusta el autor y la saga de Percy esta os va a gustar sin duda.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
Comentar  Me gusta         00
Nedyah
 29 marzo 2019
Desde que terminé hace un par de años la saga de Percy Jackson, que me pareció fantástica, tengo en la estantería pendiente La Pirámide Roja, un nuevo inicio de saga del autor, pero esta vez con base en la mitología egipcia. Entre un libro y otro, como suele pasar, al final se me ha ido pasando y le he dado prioridad a otras lecturas pero, cuando Montena anunció la publicación en forma de novela gráfica de la Pirámide Roja, la tentación fue inmensa y no pude resistirme a solicitar un ejemplar y descubrir a todo color la trama de esta primera parte de Las Crónicas de los Kane. No voy a entrar en si es fiel a la novela, que entiendo que sí, o si hay cosas importantes que no se han añadido, ya que, como ya comentaba, no he leído la novela. Así que me voy a centrar en compartir mi experiencia tanto en los dibujos como en la historia en sí.

La trama nos presenta a los hermanos Kane: Carter y Sadie. Son huérfanos de madre y han crecido separados pues, mientras Carter viajaba y recorría el mundo con su padre, Sadie vivía con sus abuelos maternos tras obtener la custodia judicial y apenas ha convivido con su padre, Julius, y su hermano. Los padres de Carter y Sadie han dedicado su vida a la mitología egipcia y, en el pasado, cometieron un terrible error que, en el momento presente, su padre tratará de enmendar liberando al dios Osiris. Sin embargo, sus planes no salen según lo planeado y libera un mal mayor: Set, el Dios del Caos, encerrando a Julius y dando comienzo a los días demoníacos. Y, así, en una carrera a contrarreloj, los hermanos Kane se sumergirán en una peligrosa aventura que les conecta con el pasado de los dioses egipcios y les obliga a aprender sobre la marcha y tratar de salvar a la humanidad de la aniquilación total. ¿Qué ocurrirá?

En esta nueva saga nos adentramos en la mitología egipcia de la mano de Carter y Sadie, dos hermanos totalmente opuestos, ya no solo en cuanto a físico puesto que, a primera vista, nadie adivinaría que son hermanos. Sadie ha salido a su madre: tez blanca, ojos claros, cabello castaño, etc.; mientras que Carter ha heredado un poco de los dos: de piel mulata y ojos oscuros. Sadie fue criada por sus abuelos maternos en Inglaterra, en un entorno de lo más normal; mientras que en el caso de Kane, su vida ha consistidos en viajes constantes por todo el globo terráqueo, acompañando a su padre en las excavaciones y búsqueda de viejas reliquias egipcias. Tienen personalidades totalmente opuestas por el entorno en el que han crecido y conocen. Mientras que Sadie es algo más rebelde y está dispuesta a saltarse algunas reglas por descubrir las cosas por sus propios medios, Carter es más meticuloso y obediente, dejándose arrastrar por la impulsividad y las ganas de investigar de su hermana.

Es difícil que en una novela gráfica se profundice en las emociones de los personajes tanto como en una novela, donde nos encontramos con más descripciones e introspecciones de los personajes, pero tampoco me han hecho mucha falta. Conforme se avanza en la trama, y gracias a las decisiones y la forma de actuar de los personajes, te vas haciendo una idea básica y clara de ellos y me ha parecido que está bien plasmada. Satisface esa curiosidad del lector, aunque sea de manera superficial y en lo justo para conectar con ellos.

La trama es muy fluida y bastante adictiva. No hay tiempo para el descanso y desde la primera página están sucediendo cosas. Imagino que algo también normal al comprimirse en una 190 páginas una novela de más de 300, pero creo que es un trabajo muy logrado, centrado en la acción, quitando paja descriptiva... y, personalmente, me ha dejado bastante satisfecha, siempre con ganas de leer un poquito más y con los escenarios bastante claros en mi cabeza gracias a esas magníficas ilustraciones de Orpheus Collar, que son una auténtica pasada. He disfrutado mucho deteniéndome en cada viñeta, deleitándome con los colores y los escenarios recreados. Un trabajo magnífico y del que me encantaría seguir descubriendo a lo largo de esta saga. Además, la mitología egipcia también goza de gran atractivo y Rick Riordan ha vuelto a desarrollar una trama de fantasía diferente y llamativa que mezcla con destreza elementos de la mitología egipcia con elementos de la cultura pop y actual, como ya logró anteriormente con la saga de Percy Jackson.

En resumen, la novela gráfica de 'La Pirámide Roja' es una novela gráfica que engancha y que he disfrutado mucho, deteniéndome en cada viñeta, deleitándome con los colores y los escenarios recreados. Una maravilla. Además, la mitología egipcia también goza de gran atractivo y Rick Riordan ha vuelto a desarrollar una trama de fantasía diferente y resultante que mezcla con destreza elementos de la mitología egipcia con elementos de la cultura pop y actual. Si te gustó Percy Jackson disfrutarás con Las Crónicas de los Kane.

Enlace: https://eraseunlibro.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Rick Riordan y sus libros

¿Cuál es la nacionalidad de Rick Riordan?

Estadounidense
Británico
Italiano
Francés

10 preguntas
20 lectores participarón
Thème : Rick RiordanCrear un test sobre este libro