InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8423353427
Editorial: Destino (13/03/2018)

Calificación promedio : 4.33/5 (sobre 15 calificaciones)
Resumen:
En el Bilbao de principios de los años ochenta, tres misteriosas muertes unirán los destinos de varios personajes sin conexión aparente. Alain Lara, un joven y prometedor jugador del Athletic, descubre una vieja fotografía de los años cuarenta que su abuelo Rodrigo había mantenido siempre oculta. De todos los personajes que aparecen en ella Alain reconoce a su abuelo, junto a un también joven Ignacio Aberasturi, el gran empresario bilbaíno y actual candidato a la pr... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (10) Ver más Añadir una crítica
CARMINA
 28 mayo 2018
Este es un ejemplo de historia bien tramada, en dos tiempos , pasado y presente, con unos personajes bien dibujados física y sicológicamente, con una intriga que se mantiene desde el pasado al presente y que mantiene al lector pegado a sus páginas tratando de descubrir quien es el nexo de unión entre estas dos historias y porque un personaje ha decidido matar el aburrimiento tecleando su historia en una vieja máquina de escribir.
Un pasado muy vivo que vuelve para ajustar unas cuentas que tampoco sabe muy bien cuales son y que conforman una atmósfera negra en la que encontraremos allanamientos de morada, unos crímenes que pretenden ser perfectos, persecuciones que en ocasiones nos parecerán dignas de un film de acción. Muchos ingredientes, bien mezclados que dan como resultado un NOVELÓN, si en mayúsculas.
Mis impresiones:
Nos encontramos ante una novela que sabe aunar pasado y presente, una historia bien hilvanada, que no da puntada sin hilo, en la que todo acto tiene su consecuencia, lo que no está muy claro quien va a pagarla. Alfonso del Río hace gala de una prosa exquisita, reflexiva, que raya lo poético en algunas ocasiones y en otras muestra la crudeza de la ambición, también los bajos fondos donde se mueve la delincuencia tiene hueco y sus personajes hace uso del registro que les pertenece.
A caballo entre Bilbao y la Alemania nazi.
Alfonso del Río crea un trama, o quizás deberíamos decir tres que en todo momento tienen un nexo de unión, ese pasado que nunca muere y siempre termina por volver a pedir explicaciones o a expiar nuestros pecados. Las tres historias tienen el mismo peso, el autor no le confiere mayor importancia a una que a otra, sin embargo seguro que el lector se sentirá más atraido por alguna de ellas, en mi caso y a pesar de que las tres mantienen su intriga la que más me llamó la atención fue la que se desarrolla en Alemania en 1941.
A pesar de ser una lectora habitual del periodo siempre voy a la caza de un soplo de aire fresco, de une enfoque nuevo a la hora de abordar unos hechos que forman parte de nuestra historia, pero nadie dijo que todos debíamos hablar sobre lo mismo y desde el mismo angulo. Cuando comencé esta lectura no sabía con que me iba a encontrar, pero puedo decir que me sorprendió muy gratamente, puesto que nos encontramos una figura enigmática El Extranjero, que da juego durante toda la narración, una maquina de cifrado de mensajes, y un personaje cuya afición a las mujeres ya conocíamos porque no es la primera novela que la trata, sin embargo emana ternura, y el descenso en paracaídas en zona aliada para emprender un plan suicida a espaldas del Führer. La lucha de egos y protagonismos en la Alemania de Hitler debió ser habitual.
Las dos primeras páginas sirven para introducirnos de forma magistral en la historia, encontramos a un hombre caminando bajo la lluvia perseguido por un pasado que le ha inoculado la oscuridad en su interior y lo convierte en presente a cada paso que da, para nuestra sorpresa ese paseo se produce en los años 70 y las tramas narran 1941 en Alemania y 1983 en Bilbao, sabemos que acaba de hacer algo de lo que no puede ni quiere arrepentirse, pero el qué queda suspendido en esa especie de introducción junto con la lluvia que baña sus páginas.
Y en todo momento hablo de tres tramas o de tres hilos argumentales y es que sin saber muy bien porqué después de esas dos páginas que quitan el aliento y pican la curiosidad del lector, nos encontramos con un cambio de registro, que rompe los esquemas del lector, al menos a mi me los rompió, porque cambia no solo la forma de narrar, en presente, y primera persona, también la tipografía, emula una máquina de escribir de las antiguas, así conocemos a otro de los personajes de esta novela a David Schaffer, su marco de acción se encuadra en el presente, en el Bilbao de 1983 comienza a contarnos su vida, pero no por el principio, si no por donde a él le interesa, ante nuestros ojos se perfila un personaje arrogante, ambicioso, de esos que desde el primer momento cae mal al lector o al menos le repele, y nos va llevando de la mano en esos capítulos fáciles de distiguir hacía el nexo que lo une con los otros dos hilos.
Y otro acierto sin lugar a dudas es situar la acción en Bilbao, una ciudad no demasiado explotada literariamente, en un año muy importante en la historia de la ciudad, por las inundaciones que se produjeron, pero también por el ascenso del Athletic toda una institución en la ciudad, las celebraciones y de la mano de ello aparece otro de los personajes importantes de esta novela Alain Lara y su abuelo Rodrigo Lezo. No puedo decir que sea aficionada al fútbol, tampoco puedo decir que entienda las pasiones que levanta,pero si se que no podía faltar en una novela ambientada en Bilbao y en el año 83 y que sirve para introducir un personaje cabal, demasiado maduro para su edad y que rompe los estereotipos del futbolista profesional, porque aunque un personaje de ficción en el mundo del balonpie existen personas con la cabeza bien amueblada y en su sitio.
Bilbao en el año 83 era mucho más que futból e inundaciones, ETA estaba en plena efervescencia, sin embargo Alfonso del Río tiene el buen tino de tocar el tema de soslayo, sin obviarlo porque es imposible, pero sin centrarse en él, poniendo el acento en otros acontecimientos y es muy de agradecer.

Una fotografía
Nunca el pasado volvió en forma de fotografía para ajustar cuentas, y si lo hizo creo que no con tanta fuerza, Alain y su abuelo acaban de volver a Bilbao tras unos año en Valencia, el abuelo está más callado de lo habitual, no es que nunca haya sido muy hablador pero se le nota preocupado, meditabundo, su nieto sabe que no va a conseguir nada sonsacándolo, entre las cajas de la mudanza encuentra una foto color sepia, cinco personas en esa fotografía y un avión, Alain piensa que no conoce a su abuelo, ¿cuando estuvo en Alemania? ¿ Por qué nunca lo ha comentado?
Cuando este desaperezca en extrañas circunstancias será a esa foto a la que se aferrará para intentar conocer su pasado y de esa forma y sin que fuera consciente de ello comenzará una investigación en la que su carácter frío y calmado en muchas ocasiones irá aportando pistas y otras vendrán de forma intencionada desde quien mueve esos hilos del pasado para ajustar cuentas.
Es precisamente esa fotografía la que hace que dos de los personajes importantes se conozcan, Alain reconoce en esa foto a dos personas a su abuelo y a Javier Aberasturi, que también ha desaparecido en extrañas circunstancias, no puede ser casual, o al menos eso piensa Alain y por ello contacta con María Aberasturi, ambos intentarán averiguar porque tres de los integrantes de esa fotografia han desaparecido de forma accidental, cuando ellos no creen que lo sea tanto.
Pero también que aparezca en escena un policía bastante peculiar, que recibe información contradictoria para investigar por su cuenta unos accidentes que no lo son, le piden discreción, cuando no es su fuerte, se dedica a dar palos de ciego y a acercarse a la verdad por la vereda. Muy a su pesar se convertirá en una pieza móvil en el tablero de una venganza bien orquestada, que lleva años fraguándose y que arrastra incluso a quién la ideó. Bieda es ese personaje arisco, antipático, que suelta verdades como puños y que golpea a la línea de flotación del lector y que sin embargo no logra caer mal, porque el autor lo redime.
Tres errores
Desde el principio, ese personaje enigmático y oscuro, nos pone en antecedentes de que ha cometido tres errores en el pasado y que son demasiados para que no le pasen factura. No seré yo quien os los desvele porque son un punto clave de esta historia y es un placer descubrirlos y colocarlos en el puzle que supone esta novela, en la que cada pieza encaja a la perfección, como si del engranaje de un reloj suizo se tratara.
Los personajes
Otro de los pilares esenciales de esta novela, tanto en el pasado como en el presente. En el pasado tenemos personajes reales ficcionados como pueden ser Gooebels, Hitler, Hess y otros de ficción El Extranjero que tiene su reflejo en el presente, solo queda que el lector descubra quién es, Maruska Dvorak, el capricho del momento del ministro de propaganda, pero como la clave de esta novela se encuentra precisamente ahí, en ese oscuro episodio, dejaré que seáis vosotros quienes los descubráis. En el presente tenemos dos trios, por un lado uno que desaparece de forma accidental, que son los tres miembros de la fotografía, que también descubriréis por vuestra cuenta, y por otro lado
Alain Lara, joven promesa del fútbol que vuelve a Bilbao para jugar en el Athletic como lo hiciera en su juventud su abuelo. Apabulla su madurez, su saber estar, su forma de pensar. Ha tenido que madurar rápido por la muerte de sus padres, pero siempre ha contado con su abuelo, a pesar de todo es muy independiente y apabulla. No voy a decir que no lo he visto creíble porque conozco siempre así, aunque no precisamente en el mundo en el que se mueve él. Algunas de sus reflexiones son dignas de enmarcar.
María Aberasturi: Una mujer en un mundo de hombres, invisible como la mayoría de ellas, y sin embargo con una cabeza muy bien amoblada y con muchos arrestos. Cuando el amor le es esquivo pone tierra por medio y desarrolla su carrera profesional en Madrid, la desaparición de su padre y el convencimiento de que no es accidental le obliga a volver a Bilbao, a encontrarse con los fantasmas de su pasado.
David Schaffer: Un tiburón del derecho, ambicioso, trepa, cualquier adjetivo para el se queda pequeño, en el se refleja lo peor la de la condición humana, y los pocos rasgos humanizantes quedan en cualquier momento minimizados por su actitud altanera y presuntuosa.
Junto a los principales unos secundarios de lujo que dan mucho juego, pero los vais a tener que descubrir vosotros, que 622 páginas dan para mucho.
Los temas
Alfonso del Río, toca temas tan universales como la ambición humana, el amor, el desamor, la venganza ciega capaz de sacrificarlo todo en pos de su meta. Expone lo mejor y lo peor de la condición humana en unos personajes tan humanos y cercanos que los sientes como parte de tu familia, terminas perdonándoles hasta lo más abyecto.
La amistad, el difícil ascenso de la mujer a la cúpula del poder a pesar de toda su preparación y formación, temas de ayer y de hoy, porque tampoco hemos avanzado tanto.
Conclusión:
No se si será el thriller del año como reza la portada, pero si puedo afirmar que se trata de una novela muy bien escrita, muy bien tramada, e hilvanada, que encaja a la perfección dejándole al lector un buen sabor de boca.
Una novela a caballo entre Berlin y Bilbao, en la que sus personajes nos mantendrán en vilo, en la que el autor sabe dosificar la intriga, le va dando pequeñas dosis de información al lector, lo va noqueando tanto en el pasado como en el presente y este va avanzando en la lectura hasta el K.O. final.
Nunca una fotografía dio tanto juego, nunca una ciudad creció tanto a los ojos del lector, nunca un futbolista se nos presentó tan maduro y nunca un tiburón del derecho se nos presentó tan humano, nunca una mujer se vio tan fuerte y tan vulnerable al mismo tiempo. Esta historia por muchas razones merece la pena ser leída, que tiene fallos, seguro, como todas, no hay historia perfecta, ni crimen perfecto por más que pueda parecerlo en algún momento. Nunca tres errores costaron tan caros y tuvieron consecuencias tan nefastas, y nunca se contó de una forma tan bella.
Enlace: https://detintaenvena.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
LAKY
 28 diciembre 2018
En el Berlín de 1941 un misterioso personaje -al que vamos a conocer como “El Extranjero” está en tratos con los nazis para intentar venderles una extraña máquina.
En el año 1983, en la ciudad de Bilbao, varias personas van a morir. En principio, parecen muertes accidentales; el problema es que todas esas personas aparecen en una fotografía tomada muchos años atrás.
La ciudad de la lluvia” se desarrolla a través de dos tramas paralelas. Una de ellas, la del pasado, tiene lugar en Berlín en plena Segunda Guerra Mundial. En ella un misterioso personaje intenta llevar a cabo un negocio con los nazis. En la trama del “presente” (entendiendo por presente el año 1983) conoceremos a una serie de personajes que viven en la ciudad de Bilbao. Tenemos, por una parte, a David Schaffer, “el mejor abogado del mundo”. En primera persona, nos cuenta su historia. le conocemos cuando se encuentra escondido escribiendo una especie de memorias y nos contará cómo fueron sus inicios en la profesión y qué le ha llevado a la situación en la que se encuentra, en peligro de muerte. También conoceremos a Alain Lara, un joven jugador de fútbol que, tras unos años fuera de Bilbao, vuelve con su abuelo a su ciudad natal para jugar en el Athletic. Alain, además de jugar al fútbol, será nuestro particular “investigador”. Igualmente, conoceremos a una serie de personajes relacionados con la banca y la industria: personajes ricos y poderosos que nos hablarán del Bilbao industrializado y rico de los años ochenta.
Estas dos son las dos tramas principales pero hay una serie de subtramas que se entrecruzan con ellas y que nos hablarán, por ejemplo, de la lucha por la presidencia de uno de los bancos más importantes del país, de la compra y absorción de empresas o, como ya he comentado en el párrafo anterior, del deporte rey. Todas estas tramas enriquecen muchísimo la historia y la dotan de agilidad y de interés. Y lo bueno es que, todas ellas están tan bien llevadas, que lees con el mismo placer una que otra. Incluso aunque la subtrama en cuestión no te suscite, de primeras, el menor interés. Lo digo, en concreto, por el fútbol que es un tema que no me gusta nada. Y, sin embargo, las pocas escenas que a él se refieren me han encantado. Primero por lo bien descritas que están pero, sobre todo, porque el autor sabe transmitir en ellas la pasión que este deporte suscita (especialmente en Bilbao). Aún así, no os asustéis que no es para nada una novela futbolera: se habla de futbol porque uno de los protagonistas es futbolista y también para situar bien la historia ya que en ese año el Athletic acaparaba un éxito tras otro y Bilbao siempre ha vivido el asunto con pasión; pero, aunque no os guste el tema, no temáis porque estoy casi segura de que os va a gustar lo mismo que a mí. Lo mismo que si no os gustan las cuestiones jurídicas, o las empresariales, o las financieras…. La novela está tan bien escrita y resultan tan amena y entretenida que lo cierto es que te da igual de que hable el autor en cada momento porque todo resulta apasionante.
La ciudad de la lluvia” es una de las mejores novelas que voy a leer este año. Me da igual que falten aún ocho meses y, por tanto, muchos libros por leer: me ha gustado tantísimo que va a ser difícil que otra la supere. Me ha parecido una novela redonda; por mucho que lo pienso, no puedo ponerle ningún “pero” ni señalar algún detalle que me haya gustado menos. Me ha gustado la historia, los personajes, la ambientación, la forma en la que escribe Alfonso del Río… Y la he disfrutado muchísimo. Es de esas novelas que aúnan calidad y disfrute lector.
Los personajes son realmente potentes y están muy bien caracterizados. Tenemos para empezar -porque la novela empieza con él- a David Schaffer, ese abogado tan pagado de sí mismo que no duda en autocalificarse como “el mejor abogado del mundo” (bilbaíno tenía que ser…). Un personaje con aristas, con un punto (grande) canalla pero que no por ello deja de gustar.
O Alain Lara, típico vasco de pocas palabras y gran corazón. Un hombre joven con la cabeza muy bien asentada sobre los hombros. Un hombre inteligente y con mucho aplomo, impropio de su edad. Con él viviremos la pasión por el fútbol.
Tenemos también a María Aberasturi, abogada, hija de uno de los más importantes empresarios de Bilbao. Una mujer que no hubiese necesitado esforzarse en la vida porque todo le venía dado de cuna pero que se esfuerza como la que más precisamente para demostrar todo lo que vale.
Aunque hay más personajes, destaco para finalizar a Lucas Bieda, el policía que lleva a cabo la investigación -junto a la investigación extraoficial que desarrollan Alain y María-. Un policía que va a lo suyo, sin seguir del todo las normas, recto hacia su objetivo final
Por supuesto, hay que señalar también al “Extranjero” cuya identidad no sabremos hasta el final de la novela
Todos estos personajes -salvo el Extranjero- están muy bien desarrollados: son creíbles, parecen reales y tienen mucha fuerza literaria. Me han gustado mucho todos ellos y, si tuviera que elegir uno, tendría dudas entre Alain y David. Más diferentes no pueden ser y, sin embargo, ambos son personajes muy potentes.
Otro de los puntos fuertes es la ambientación espacio-temporal, muy conseguida. No tanto la parte de Berlín -que también, dentro de lo que requiere la historia, sino la parte que se sitúa en Bilbao (y que es la mayor parte de la novela). Nos encontramos en el Bilbao de los años ochenta, una ciudad lluviosa -más que ahora-, húmeda, oscura, sucia, muy industrializada. Una ciudad rica, con una importante siderurgia y una banca fuerte que la convirtió en una de las ciudades más ricas del país. Una ciudad en la que ETA aún campaba a sus anchas -por lo que, ante la muerte de un empresario, lo primero era pensar si podría ser un atentado terrorista. Una ciudad volcada en su equipo, el Athletic -el único equipo cuyos jugadores eran todos vizcaínos-. Una ciudad: Bilbao. Los escenarios están fenomenalmente descritos, también sus habitantes y su forma de vida. Da los datos suficientes para situar bien la historia; incluso algunos tan interesantes como la gota fría que asoló la ciudad a finales de la Semana Grande de aquel año.
Salvo los casos en los que habla David Schaffer -en esa especie de memorias que está escribiendo y que se distinguen claramente por la grafía utilizada (la típica de las máquinas de escribir de la época)- todo el resto de la historia está narrada por un tercero omnisciente que tiene la capacidad de situarse en todos los escenarios posibles y atender a todos los personajes que pueblan esta historia. La narración se combina de forma adecuada con el diálogo y el ritmo de lectura es de lo más ágil. La novela se lee muy bien; engancha y es de esas que resulta realmente difícil dejar.
Aunque parezca increíble, es la primera novela que escribe Alfonso del Río (aunque ya había escrito textos jurídicos pues es abogado de profesión). Sinceramente, no sé cómo alguien puede ponerse a escribir y que le salga un novelón como éste, así a la primera. Personalmente, me quito el sombrero: ya os digo que me ha parecido una novela redonda, de diez. Una novela a la que no le pondría ni quitaría nada y que he disfrutado como una enana
Conclusión final
No tengo ninguna duda en recomendar “La ciudad de la lluvia”. No sé si en general será el thriller del año (tal y como dice la faja que la acompaña); lo que sí tengo claro es que para mí será, no uno de los thrillers del año sino una de las novelas del año, incluyendo todos los géneros. ¡Me ha encantado!
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Domiar
 28 mayo 2018
La ciudad de la lluvia, Alfonso del Río.
Buenas tardes Readers!!
Hoy os voy a hablar sobre uno de los thrillers del momento, La ciudad de la lluvia, de Alfonso del Río. Está editado por Destino en tapa dura y tiene 622 páginas.
Rebuscando en una caja aparece una vieja fotografía en tonos sepia, en ella se puede ver a cuatro personas que miran a cámara, cuatro adultos y un niño. Hay otra persona vestida con uniforme militar que observa un avión de los años cuarenta de espaldas al objetivo. ¿Quiénes son éstas personas?
La persona que ha dado con la caja, chocando con ella tras una mudanza de vuelta a Bilbao es Alain Lara, flamante nuevo jugador del Athletic Club, atrás queda su estancia en el Valencia, ha vuelto a casa para jugar en su Club, en el equipo en el que también jugó su abuelo en su época, Rodrigo Lezo. Están muy unidos, tras la muerte de los padres de Alain solo se tienen el uno al otro. El abuelo, que últimamente anda callado y meditabundo. Nunca ha sido muy hablador, al igual que él, pero lo nota raro, como si tramase algo. Está claro que hay algo que le preocupa demasiado, pero ¿para que va preguntarle? su abuelo de todas formas no respondería.
Rodrigo está mucho más que preocupado, está aterrado. Dicen que el pasado siempre vuelve, y que te alcanza donde quiera que te encuentre. Y te arrolla, llevándote por delante si tienes cuentas pendientes con el. Pues bien, el pasado de Rodrigo lo ha encontrado en forma de foto, de foto en tonos sepia con un mensaje escrito por detrás. No puede decírselo a nadie, pero eso no es lo peor. Lo peor es qué hará su nieto cuando él ya no esté.
David Schaffer es un prometedor abogado que da sus primeros pasos en un bufete importante de Bilbao. Allí tendrá que demostrar su valía entre el resto de compañeros, pasantes y socios. Esos socios que los apabullan con toneladas de trabajo, papeles y encargos sin ser conscientes de que los dejan sin apenas vida personal. Esa vida personal que mejoraría o mejor aún, cambiaría radicalmente si María estuviera en ella. María, un sueño que camina descalza por el bufete, hija de un importante empresario pero que es una más entre los aspirantes recién llegados al despacho de abogados. Si tan solo se atreviera a dar el paso y decirle que está loco por ella. A David, que no se detiene ante nada, lo paraliza el miedo al rechazo.
En otra época, en otra vida, se encuentra el Extranjero, concretamente en la Alemania nazi. Haciendo tratos con ellos, medrando con ellos, aunque a veces haya daños colaterales, vidas insignificantes que tengan que pagar las consecuencias de sus actos. Vidas como la de Maruska Dvorák, que escribe sin parar todas las noches, sin saber que esas líneas pueden ser su perdición.¿Pero eso qué importa? Mientras no sea él. Siempre ha sido así y así está bien.
La historia transcurre en dos tiempos, el Bilbao de los años ochenta, con la inestable situación política, ETA, y las lluvias torrenciales que causaron estragos en la ciudad de fondo. Los aficionados al fútbol están de enhorabuena, mas aún si son del Athletic, ya que al ser el equipo en el que juega Alain forma parte de la ambientación de la novela. El segundo tiempo lo encontraremos en la Alemania nazi de los años cuarenta. Tengo que decir que todo este periodo, más oscuro, me ha resultado de lo más evocador, ya que al igual que la parte que transcurre en Bilbao, está muy logrado. Aquí y allá van mezclándose con nuestros personajes ficticios algunos otros que han sido o son reales, como Vicente del Bosque, Clemente, Goebbels, Hitler y algunos otros que iréis descubriendo como si de un cameo en una película se tratara.
Los capítulos se van alternando entre la historia de David, que nos va relatando él mismo, y que viene en tipografía de máquina de escribir de toda la vida y los que nos van contando la historia general, que van introducidos por una breve frase, una sentencia o una reflexión relacionada con los personajes del libro. No son excesivamente largos, y aunque haya alguno que lo sea un pocomás se os hará corto, os lo aseguro. La trama está muy conseguida y no da ni un respiro, hasta que como todos esperamos, ambos periodos acaben entrelazándose para darle sentido a la historia.
Mi única pequeña pega ha sido el personaje de Alain, que para su edad resulta si no tal vez excesivamente maduro, dado todo lo que ha tenido que vivir, si con un aplomo, una seguridad inquebrantable y absoluta en todo momento y que siempre sabe lo que tiene que hacer impropia de alguien tan joven. Además es de una rectitud moral que para los tiempos que corren llama la atención. Esto, como he dicho, por poner una mínima objeción al libro, del que por lo demás he disfrutado completamente y de cada una de sus páginas.
En definitiva, una gran historia, para disfrutar al máximo, que os trasladará al pasado reciente más cercano, y al pasado oscuro de la Segunda Guerra Mundial, que no os dará tregua y que os dejará impactados al final. Una historia bien cuajada, y es que, como el propio autor dice, le ha llevado diez años terminarla. Vosotros la leeréis en mucho menos, prometido.
LA CIUDAD DE LA LLUVIA, NUEVE.
PD: Mucho cuidado con revolver en las cajas polvorientas del pasado.
Enlace: http://readinginmyroom.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Porunpunado
 22 agosto 2018
La ciudad de la lluvia forma parte de mi puñado de libros porque:
- Porque las dosis de intriga con las que el autor ha sabido impregnar la novela alcanzan niveles impresionantes, a pesar de que la historia transcurre en dos ambientes distintos (Bilbao y Berlín, los ciudades que, sin estar extensamente descritas, dejan su alma para que el lector se enamore de ellas) y dos épocas diferentes (una trama transcurre en 1983 y otra en 1941). No sabes con cual de ellas quedarte porque ambas son redondas, sin fisuras.
- Porque los personajes están muy trabajados tanto en lo físico como en lo psicológico. Podrán parecerte honrados o deleznables, pero todos son magníficos. Podría destacar al Extranjero como el más impactante, aunque David Schaffer me pareció el puto amo. Alain Lara pone la nota de cordura, junto a María Aberasturi. Bieda me conquistó por irreverente, por no venderse a nadie y a nada y porque creo que es de esos personajes que se merecen no una novela por sí mismo, sino toda una serie. Con quien peor lo pasé fue con Maruska Dvorak, un ejemplo de secundaria que es engullida por lo que otros deciden, pero que su impronta en la historia es un regalo para el lector.
- Porque está muy bien escrita, con esos encabezados al principio de cada capítulo que te ponen en antecedentes de lo que va a suceder después, rozan la prosa poética en la mayoría de los casos. También quiero destacar la originalidad a la hora de mostrar determinadas vivencias, como el hecho de que haya distintos tipos de narradores: en primera y tercera persona. El manuscrito del abogado es, sin dudas, mi preferido, al escribir en primera persona "sus memorias" y que la tipografía de la novela cambie el tipo de letra para que parezca una máquina de escribir antigua que utiliza en la soledad de su escondite provisional.
- Porque como aficionado al fútbol, me ha gustado encontrarme con un poquito de la historia de un club mítico. He rememorado partidos de los que me habían hablado, he buscado crónicas en internet, entrevistas, etc. para darme cuenta que en la novela están perfectamente volcados. También el hecho de que hayan aparecido algunas de esas personas que participaron en aquello (del Bosque, Clemente o el periodista amigo de Alain) como personajes de novela me ha parecido muy peculiar porque le daba visos de realidad. La escena de la persecución de María en San Mamés, mientras Alain baja al vestuario a reencontrarse con sus compañeros, es de nota.
- Porque nunca una fotografía dió tanto de sí. Una fotografía que ha servido de nexo de unión entre dos épocas que en nada tienen que ver, pero que también lo es para unir dos ciudades. Porque intentar descubrir quienes son los personajes que en ella aparecen ha sido toda una aventura. Un ejercicio en el que he hecho apuestas y me he devanado los sesos durante horas. Hasta el avión que en ella aparece y su razón de estar me ha dado quebraderos de cabeza. al final todo tiene explicación, porque fotografía y novela están rematadas con mucho acierto.
- Porque los temas que trata la novela son universales, dignos de saciar al lector más exquisitos: desde la venganza y todas sus consecuencias. Esa venganza que es un plato que se sirve frio para que sepa mejor, a la ambición, que arrasa lo que haga falta para conseguir lo que a un le interesa. Da igual lo que se deje en el camino, el fin justifica los medios. La amistad, el amor... e incluso el tratamiento que se le da a la mujer, que parece que no pasen los años, porque da igual la preparación que tengamos hombres o mujeres, parece que siempre tengan que ser las perdedoras y que la igualdad sea, igual hoy que ayer, una cuestión de fe, no una realidad.
- Porque es de esas novelas que no te pesan a pesar de superar las 600 páginas. Porque si hubiese tenido el doble, también la hubiésemos disfrutado en la misma proporción.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Bookeandocm
 04 octubre 2018
La ciudad de la lluvia es un complejo puzle que se articula en torno a tres tramas que van y vienen desde Bilbao en el año 1983 hasta Berlín en 1941.
David Schaffer, con apenas cuarenta años, está considerado uno de los cien mejores abogados del mundo. Lo conocemos cuando, según sus propias palabras, lleva oculto varios días ante la certeza de que va a ser asesinado. No cree merecerlo. Todo parece ser fruto de un error. Nosotros no sabemos qué pasa, pero ya nos ha enganchado a su historia. Durante su encierro aprovechará para escribir sus memorias. Él mismo, en primera persona, nos contará cómo ha sido su vida y su meteórico ascenso en el mundo de los despachos profesionales.
Año 1983. En otro hilo argumental conoceremos Alain Lara, un futbolista profesional que llega a su Bilbao natal desde Valencia, junto a su abuelo y único familiar, para incorporarse a las filas del Athletic. La inexplicable desaparición de su abuelo, Rodrigo Lezo, en las riadas de septiembre de 1983 y ciertas rarezas que creyó percibir en él días antes de su desaparición, harán que Alain busque respuestas de lo ocurrido. Entre sus pertenencias encontrará una antigua foto tomada en un aeródromo; una foto en la que su abuelo posa, junto a otros tres hombres y un niño delante de un avión. Observándola con detenimiento descubre en ella a un joven Ignacio Aberasturi, un famoso empresario bilbaíno, aspirante a la presidencia del Banco del Norte, que casualmente también ha desaparecido en misteriosas circunstancias. Rápidamente, Alain contactará con María, la hija de Aberasturi, y juntos emprenderán una investigación llena de peligros.
En Berlín, en el año 1941, conocemos a “El extranjero”, un personaje cuya identidad será desconocida para nosotros casi hasta el desenlace. Un hombre que ha tenido los contactos y la osadía de llegar hasta la cúpula del gobierno nazi para ofrecerles una máquina de cifrado muy superior a Enigma. Pero, ¿quién será El extranjero y cómo ha podido llegar hasta las más altas esferas del gobierno nazi? ¿Logrará venderles su máquina y salir airoso del trato? ¿Existe alguna relación entre este y la foto?
Ambición, engaños, espías, traiciones, zancadillas empresariales, fútbol profesional y tensión límite son algunos de los ingredientes con los que Alfonso del Río adereza este complejo thriller, que tiene un comienzo impactante, sabe mantener el pulso sin darnos un respiro e ir “in crescendo” hasta desembocar en su recta final en una lectura desenfrenada, llena de giros argumentales en la que finalmente todos y cada uno de sus cabos quedan atados en un cierre tan impecable como impredecible.
Una amplia galería de personajes es la que se nos presenta en una novela en la que quedan muy bien trazadas las luces y las sombras de los gigantes empresariales, el poder de sector financiero, la falta de escrúpulos de los grandes empresarios a la hora de conseguir determinados objetivos y un equipo de fútbol que actúa como bálsamo reparador en medio de una escalada de persecuciones, en la que Bilbao brilla con luz propia. Pocas veces una lectura te lleva de la mano a conocer mil y un rincones de una ciudad y de sus gentes haciéndote sentir tan cómodo a la vez. No cabe duda que el autor sabe lo que se hace, conoce su ciudad y ha sabido plasmar a la perfección no sólo el carácter de un pueblo y la idiosincrasia de un equipo sino que ha conseguido a la vez una ambientación impresionante. Ese título tan acertado y ese marco temporal elegido para desarrollar la historia me ha hecho sentir el agua al cuello con una excelente recreación de las riadas del año 1983, una de las mayores catástrofes ocurridas en la zona.
Entre los personajes destacan: El extranjero, del que ya os he hablado. David Schaffer, un tipo duro que no se amilana ante nada y está acostumbrado a jugar a caballo ganador. Su miedo inicial es tan real que cala en el lector y lo engancha a la historia. Sus estrategias empresariales nos dejarán boquiabiertos una y otra vez. Es un personaje muy carismático, un auténtico camaleón que aporta gran interés y mantiene muy vivo el pulso de la historia. Alain Lara, será otra de las piezas claves de este puzle; un chico joven, pero cabal, un buen chaval que buscando alguna pista sobre lo ocurrido a su abuelo se mete en un berenjenal de tres pares de narices pero junto al que conoceremos su gran pasión el fútbol y su protagonismo en el Athletic de Bilbao en una trama futbolera en la que una nada aficionada al juego ha disfrutado como la que más.
Cuando crees que lo has leído todo sobre el género surgen nuevas voces e historias como La ciudad de la lluvia de Alfonso del Río, un intrincado thriller lleno de acción, buenos personajes y excelentes giros argumentales que no puedo dejar de recomendar.
Enlace: https://bookeandoconmangeles..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (10) Ver más Añadir cita
CARMINACARMINA28 mayo 2018
No hay duda de que la suya es una historia de éxito, aunque una historia en la que ha perdido más de lo que ha ganado. Es una historia perfectamente planificada en la que solo ha cometido tres errores. Pero tres errores son demasiados.
Comentar  Me gusta         20
sanhezpedsanhezped13 marzo 2018
El fútbol aúna el sacrificio del deporte, la estrategia de una batalla y la nobleza de una…Alguien debería recordarte que solo eres un tío que se pone en calzoncillos para pegar patadas a un balón, muchacho.
Comentar  Me gusta         10
FesaroFesaro04 febrero 2019
Nunca discutas con un imbécil. Te llevará a su terreno y, allí te ganará por experiencia.
Comentar  Me gusta         10
DomiarDomiar05 mayo 2018
Siempre ha sido así y así está bien.
Comentar  Me gusta         30
sanhezpedsanhezped13 marzo 2018
Alain, hazme caso. Nunca discutas con un imbécil. Te llevará a su terreno y, allí, te ganará por experiencia.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: FútbolVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

La novela negra en el cine

¿Cuál de las siguientes adaptaciones cinematográficas basadas en las novelas de James Ellroy, fue dirigida por Brian De Palma?

L.A. Confidential (Los Ángeles al desnudo)
La Dalia Negra (The Black Dahlia)
Dueños de la calle (Street Kings)
Dark Blue (El rostro oscuro de la ley)

10 preguntas
29 lectores participarón
Thèmes : novela negra criminal , novela policiaca negra de accion , novela negra policiaca de intriga adictiva , novela policíaca , cineCrear un test sobre este libro
{* *}