InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Ferrer


Ferrer
23 junio 2019
Hija de una violinista húngara exiliada de la dictadura comunista y de un ingeniero judío de origen ruso‐iraní, Yasmina Reza (París, 1959) se formó en la escuela de Jacques Lecoq antes de ser actriz, guionista, novelista y laureada dramaturga de éxito. La editorial Alba, que ya publicó Un dios salvaje, aglutina en un volumen dos de sus últimas piezas, Tres versiones de la vida y Una comedia española, todas ellas estrenadas en España.
En la primera pieza, Reza revisita una misma situación hasta en tres ocasiones, aunque cambiando el comportamiento de los personajes, multiplicando así los diferentes puntos de vista por medio de sucesivas escenas y destacando la relevancia de las decisiones y sus repercusiones para los personajes y los que le rodean. Estamos ante una misma acción, que se inicia en cada uno de los tres actos, protagonizada por los mismos personajes en un mismo tiempo, pero con tres tramas paralelas de distinto desarrollo, al variar las reacciones de los personajes a los acontecimientos fijos: Un contratiempo doméstico, una visita inesperada, un niño caprichoso, un trabajo anhelado, un ascenso cercenado, dos parejas frente a frente que muestran los cimientos resquebrajados de su íntima relación, todo ello en un ambiente digno de alta comedia a lo López Rubio o Edgar Neville. Y es que con los cambios, por ejemplo, de Enrique (en el primero sumiso, en el segundo agresivo, en el tercero moderado), Reza pretende un cuestionamiento ético del individuo. Humberto afirma en un momento de la obra: “El hombre, solo, decide lo que es”. Cada escena parece un déjà vu a lo J. B. Priestley.
En Una comedia española, traducida por Fernando Gómez Grande, cinco actores ensayan una obra de un autor español, que gira alrededor de una reunión familiar en la que una madre presenta al nuevo hombre de su vida a sus dos hijas, que curiosamente son actrices. Durante los ensayos se confiesan con monólogos, mostrando la delgada línea que separa su realidad de la ficción que interpretan, tan delgada como la línea de la familia ficticia que les vincula y que, a su vez, les separa fruto de la incomprensión y la incomunicación. La Actriz que interpreta a Nuria dice: “Tal vez yo quería ser actriz para tener una idea clara de mí misma” y unas escenas después añade “los personajes son lo que somos nosotros y aún más que nosotros”.
Estamos ante una despiadada radiografía metateatral del ser humano sin lindezas ni tapujos, con sus dudas y sus fobias, con sus virtudes y sus defectos, con sus miserias y sus necesidades, todo ello agitado y revuelto en un agridulce cóctel de vanidades, con una pizca de egoísmo y banalidad y una ausencia total de empatía. Los personajes, melancólicos y frágiles, se enfrentan como náufragos a una realidad que no encaja con sus caprichos y que transcurre a pasos agigantados. Unos personajes que parecen que están siempre a punto de desmoronarse, de que “acaben tan lamentablemente como la gente real, cada uno en su rincón, consumiéndose a fuego lento, con sus sueños estúpidos, abandonados por el camino como cáscaras”, como reconoce uno de los protagonistas. Sin embargo, siempre queda la esperanza, como la que representan Pilar y Fernando, y es que, como dice Fernando, “los días felices dependen de nosotros”.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}