InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8418128372
Editorial: Duomo ediciones (20/09/2021)

Calificación promedio : 4.05/5 (sobre 11 calificaciones)
Resumen:
Aunque la esperanza parezca desvanecerse… la belleza siempre surge en los lugares más inesperados.

Hace once años, el mundo de Amy se vino abajo y decidió empezar a coleccionar objetos, cosas que le recordaban las épocas felices de su vida. Ahora es una acaparadora compulsiva y su hogar se ha convertido en un almacén repleto de tazas, jarrones y un montón de cosas que, en realidad, no necesita. A este ritmo, acabará enterrada bajo una montaña de trast... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (11) Ver más Añadir una crítica
carlotenia
 24 octubre 2021
Tengo que reconocer que hay veces que las lecturas que elijo me conquistan por sus portadas. Evidentemente, la sinopsis me llamaba la atención, pero esta portada tan bonita, con ese azul cielo y ese sobre (que tiene muchísimo significado) repleto de flores, jarrones, pájaros y mariposas, me conquistó. Me enfrenté a Los secretos de Amy sin ningún conocimiento de su autora, sin leer críticas, ni opiniones... Sólo dejándome guiar de la mano por esa portada. Y acerté! Amy y su mundo me han encantado!
A Amy la empezamos a conocer en una fiesta con los compañeros del trabajo, no está cómoda, así que se larga en cuanto puede escaquearse. Cuando sale del lugar en el que están se lleva con ella una botella que ve abandonada en una mesa, le parece bonita y se la guarda en el bolso. Otra más para su colección. de esta manera, descubriremos su obsesión: coleccionar cosas que tienen relación con su vida anterior, en la que era plenamente feliz, hace 11 años. Pero algo ocurrió y todo se desvaneció. A partir de ahí, la estructura del libro nos ofrece dos líneas temporales: unos capítulos serán dedicados a su vida antes de este hecho, y después su vida actual, con una vida normal de cara al exterior, y su trabajo, pero con un mundo de fantasía y a la vez un caos brutal cuando cierra la puerta de su casa tras de sí.
Los capítulos de la actualidad irán numerados siendo un total de 15, mientras que los de su vida pasada llevarán el nombre de una de las cosas que Amy colecciona y vienen en una página que precede al capítulo con un dibujo que alude a ese objeto que la protagonista atesora en casa (o en en jardín, el delantero o trasero). Os pongo abajo imagen de algunos de estos capítulos para que también veáis como es el libro por dentro. Mediante estos capítulos de "objetos" sabremos cómo empezó Amy su obsesión con cada uno de estos grupos de tazas, o macetas, o periódicos, la iremos entendiendo más porque es su manera de aferrarse a su pasado (lo que otros dirían no pasar página). Pero cuando lo has perdido todo y sólo te queda eso, ¿cómo lo haces? ¿será capaz de lograrlo ella?.
Como os digo, algo del pasado hace que Amy no sea feliz, sólo se dedique a su trabajo, sin más salidas ni eventos ni citas ni compromisos, y sólo esté tranquila, relajada y feliz en el mundo que se ha creado dentro de su casa, con sus tesoros, cositas que hay ido "cogiendo", "salvándolas de un contenedor" o comprándolas, así se ha montado su mundo y su familia que la acompaña, por ejemplo un montón de pájaros de porcelana, loza... que incluso tienen nombre y con quienes conversan... Por lo que os cuento parece que os estoy hablando de una anciana con síndrome de Diógenes que ha perdido la cabeza. Nada más lejos de la realidad, Amy es una chica jóven de 30 y pico años, guapa, inteligente y artista (aunque también haya dejado de pintar). Pero algo va a ocurrir que lo cambiará todo, y tiene que ver con la llegada de nuevos vecinos que pegan con su casa, y con su jardín. Estos vecinos son un padre con sus hijos pequeños y su nueva novia. La cosa promete. Además, hay entre medias metida una vecina, Rachel, que se hace amiga de la novia de Richard, y la pone al día bien pronto de la rareza de Amy, acusándola de tener ratones, de no tener un lugar seguro para vivir, y presiona a Amy amenazándola con denunciarla. La cosa va a más cuando uno de los niños de Richard se mete en el jardín de Amy y hay una caída de unas macetas macizas en torre. La desgracia está a punto de suceder. Ahí empieza el click en la cabeza de Amy. Hay que quitar algunas cosas (aunque sea el 0,01%), además de poner una valla para que los niños no corran peligro. Si corren peligro, es que la cosa es seria, hasta ella misma lo reconoce. ¿Cómo lo hará?
Empieza a organizar las macetas y descubre algo que se había caído entre ellas y se ha conservado allí durante mucho tiempo, la lluvia lo ha estropeado pero sin duda es una pista que la puede ayudar a resolver qué ocurrió hace 11 años y quizás pasar página encontrando la verdad. Así pues, vuelve a contactar con la policía, con Jack, al que ya conoce tanto de su vida pasada como de la investigación de hace 11 años, para informarle del hallazgo y comienza con una serie de pesquisas a la que nosotros la iremos acompañando.
Mientras tanto, seguimos en otros capítulos conociendo a la Amy de antes, esa chica con ilusión, feliz, con muchos planes de futuro, que pintaba y a la vez a la Amy del presente, con sus dudas, miedos, que huye de las citas, es antisocial, que tiene que deshacerse de las cosas que están invadiendo su hogar porque ya ni duerme en su cama, no puede llegar a ella... Pero necesita buscar algo que no sabe ni dónde está para seguir en su pequeña pero importante investigación. Me da rabia no poder contar más de esta parte pero aunque no sería spoiler, quitaría mucho de la sorpresa de la lectura y lo bonito es que lo descubra cada lector, y vaya viviendo los sentimientos de Amy a la vez que ella, la incertidumbre, los miedos, esa mezcla de resentimiento y a la vez incredulidad. Está segura de que sabe lo que pasó (así se lo han hecho creer), pero algo en lo más hondo de su interior le dice que no, que hay una razón escondida.
A la vez, Amy irá conociendo más a sus nuevos vecinos de al lado, los desencadenantes del gran descubrimiento bajo las macetas. Especialmente los niños que quedan encandilados con ella incomprensiblemente, porque como he dicho Amy es antisocial, no deja que nadie entre en su casa ni se acerque a sus jardines y sus amadas posesiones, así que esquivará a los niños y a Richard, pero habrá encuentros inevitables en los que los niños son tan adorables con ella, y Richard también, que acabará aunque no quiera tomando algo en su casa, para cabreo de Nina, la novia de Richard, aunque al principio no se molesta porque piensa que Amy es un 0 a la izquierda en comparación con ella. Amy no empieza a sentir cosas, pero si empieza a descubrir una nueva vida, la de sus vecinos, con una casa amplia y acogedora porque no está llena de trastos. Todos sospechan de su problema, que se agrava cuando recibe visitas del Ayuntamiento y no los deja entrar, pero aún no está preparada para que la ayuden.
La prosa de la autora es muy asequible, es una novela muy cómoda de leer, te centras en la historia y en su protagonista, como he dicho te pones en su pellejo, y empatizaremos muy rápido con ella y con todo lo que le rodea. Entenderemos ese dolor por perder esas cosas que hay ido acumulando, el aferrarse a esos tesoros, y si se le rompe una taza tener que reponerla. Yo reconozco que tiendo un poco a acumular cosas, así que la puedo entender perfectamente. Hay cosas que no, pero es cierto que todo eso es lo que le queda de su pasado, ese pasado que perdió sin conocer la razón, y piensa que teniendo esas cosas quizás todo vuelva como si nada hubiera pasado. Nos caerán mal las mismas personas que a ella, la entenderemos cuando le piden una cita y no quiere por nada del mundo. La autora te lo pone fácil para que te metas en la historia y desees cosas buenas para Amy. Pero llegarán?
Finalmente, la protagonista, con la ayuda de Richard y sus niños, algo que nunca hubiera esperado, desentrañará el misterio de lo que encontró bajo las maletas. Parece que el círculo se cierra, pero al final vuelven a un callejón sin salida. Y atención, a escasas 50 páginas del final, se produce un giro de guión que yo por lo menos no esperaba para nada y me dejó boquiabierta. de repente, se explica todo, vamos a saber por fín que ocurrió, cómo sucedió lo que Amy lleva 11 años esperando saber. Aunque parezca precipitado, no me ha parecido nada forzado, incluso ocurre algo que nos va a llenar de tensión, y va a dar mucho ritmo a estas páginas finales. La verdad es que me ha dado pena, pero el final me ha convencido, porque no sabemos si finalmente, al encontrar la verdad, Amy cambia, pasa página e inicia una nueva vida, yo no te lo voy a decir, lo tendrás que descubrir tú.
En definitiva, una novela que me ha gustado mucho más de lo que esperaba, que ha sido un descubrimiento, muy fácil de leer y que recomiendo porque es una lectura amena, perfecta para cuando no quieres una lectura sesuda o para descansar entre novelas históricas, thrillers... Con personajes bonitos, con una protagonista muy especial, y que contiene romance, misterio, sentimientos, que nos habla del amor, de la amistad, del redescubrimiento de nosotros mismos, de la empatía, y de que no podemos presuponer las cosas porque quizás no son como pensamos. Los secretos de Amy ha sido una lectura genial!
Enlace: https://losauguriosdelaluna...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Vane24
 13 enero 2022
"Los secretos de Amy" es una novela escrita por Eleanor Ray. Es de esas novelas que enganchan por su cubierta. El color azul cielo elegido, tan llamativo, destaca sobre otros colores. Después, el sobre, que para mí tiene forma de casa, tan lleno de flores, pájaros, tazas, jarrones y una llave, da pie a pensar en la posible relación del título con la ilustración. Nada más comenzar a leer, podremos descubrir que esa relación va más allá de lo que hayamos podido llegar a imaginar.
Me gustaría empezar destacando la manera de escribir de Eleanor Ray. Tiene una pluma exquisita, que me ha cautivado nada más comenzar. Consigue envolver al lector en la historia de una manera natural, pero sobre todo transmitir lo que la protagonista, Amy, siente en cada momento y que podamos ser capaces de simpatizar con ella. Creo que no es nada fácil transmitir la situación de Amy, para mí, la autora, lo ha bordado.
En ocasiones, debido a que han sido noticia en los informativos en televisión, vemos gente que acumula en su casa una gran cantidad de objetos, hasta que casi es imposible entrar o andar por la casa, e incluso, que causa problemas de salubridad. Situaciones extremas que puede que no entendamos, o nos parezcan ajenas y extrañas, pero que en esta ocasión, gracias a Amy, he podido entender un poco más. Ese apego a los objetos, a lo que ellos consideran sus tesoros, está provocado por algo. En ocasiones, incluso ellos son conscientes de esa enfermedad, pero aunque intentar ponerle remedio, es superior el dolor de deshacerse de cualquier objeto que las ganas de recuperar una vida "normal". En el caso de Amy, esos objetos son sus secretos, sea periódico, botella, un pájaro de loza, una taza o un encendedor, por poner un ejemplo, tienen una relevancia muy importante en la vida de Amy que el lector irá descubriendo poco a poco.
Otro punto a favor, es la intriga que Eleanor Ray consigue mantener hasta el final de la novela, al respecto de lo que le ocurrió a Amy once años atrás, y que parece ser el desencadenante de su obsesión por coleccionar objetos. Para mí, "Los secretos de Amy" es un pequeño thriller escondido entre una novela llena de sentimientos, magia y esperanza.
Eleanor Ray narra "Los secretos de Amy" a dos tiempos.
Por un lado, tenemos el presente, con Amy adulta, coleccionando miles de objetos, y que empieza a notar un ligero cambio en su vida cuando llegan unos nuevos vecinos. La implicación tan tierna de Charles y Daniel, dos niños, que no ven nada extraño en Amy, me ha encantado. El lector también será testigo del tira y afloja que Amy tienen consigo misma. Se plantea su estilo de vida e intenta regresar a su yo pasado, sin esos objetos, pero es precisamente ese yo pasado el que no le deja pasar página, y por tanto, desprenderse de los objetos.
Seguido de ese capítulo que podríamos considerar del "presente", la autora nos intercala uno en el que conoceremos el pasado de Amy, desde 1998. Cada capítulo del pasado está relacionado con un objeto, que son los que Amy colecciona. de esta manera sabremos el significado que para ella tiene cada uno de ellos, y el porqué de ese apego a ellos. Para Amy los objetos son un ancla con su pasado, una unión que pueden conseguir que todo vuelva a estar como siempre. El título de estos capítulos está adornado con unas ilustraciones en blanco y negro de hojas y flores, junto al objeto que vamos a conocer, por ejemplo, una maceta o una taza. Además, a lo largo de todo el libro, para el inicio o fin de los capítulos, encontraremos también en color negro, las siluetas de unos pájaros. No es hasta el último capítulo que descubriremos su unión con Amy, y a mí personalmente, me ha encogido el corazón.
No sabría decir qué parte me ha encantado más, si el presente, en el que deseaba que Amy superase lo ocurrido y también con la intriga de saber qué había pasado; o el pasado, por saber de dónde nace la obsesión de Amy por cada objeto. Ambas épocas se complementan muy bien y aportan al lector la opción de crear sus propias conclusiones con lo que va descubriendo.
"Los secretos de Amy" es una historia plagada de mensajes y de esperanza. Amy da al lector la facilidad de entender que hasta que el pasado no queda atrás, no es posible comenzar un futuro nuevo. Un futuro que será diferente del que Amy esperaba, pero que eso no quiere decir que sea peor, sino simplemente un futuro que tiene que descubrir y al que tiene que dar una oportunidad. Amy nos demostrará que se puede dar ese paso y que poco a poco se puede comenzar de nuevo a vivir.
En resumen, "Los secretos de Amy" es de lo mejor que he leído este año. Es una novela que voy a estar recordando durante mucho tiempo y que no me voy a cansar de recomendar.
Enlace: https://anikaentrelibros.com..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Melania
 24 noviembre 2021
¡Hola lectores!
Hoy les traigo la reseña de una novela que he disfrutado mucho.En una edición preciosa, esta novela nos sumerge en una historia muy original, fresca, de fácil lectura y con algo que me ha encantado, grandes dosis de misterio e incluso tensión en sus capítulos finales.
A lo largo de la novela, escrita con un lenguaje sencillo, en capítulos no muy largo y con saltos temporales entre el pasado y el presente, iremos conociendo a nuestra protagonista, Amy. Una mujer joven, que en el pasado sufrió un hecho que hizo que su mundo de desmoronara. Amy se aísla de todos y busca refugio y seguridad en la gran cantidad de objetos que acumula en su hogar: botellas, periódicos, ceniceros, espejos, encendedores, jarrones, macetas, pájaros de porcelana… que para ella son sus tesoros y tiene un significado especial.
Todo cambiará con la llegada de unos nuevos vecinos a la casa de al lado, que la obligarán a replantearse su modo de vida y con el descubrimiento de un objeto en su jardín, que la devolverá a su pasado y a descubrir por fin el misterio y la incertidumbre que lo rodea.
Esta es un novela intimista, que nos habla de la vida de Amy, desde su juventud hasta la actualidad. Iremos viendo su progresivo cambio y conociendo los motivos que hay detrás de cada uno de sus actos. Amy es un personaje que me ha despertado ternura y no me ha costado empatizar con ella. Una historia que habla sobre dejarnos ayudar por los demás, sobre las relaciones humanas y la capacidad de sanar el pasado. Una historia de esperanza y transformación. Y también es una novela con grandes dosis de misterio e incluso el final me ha tenido literalmente pegada al sillón sin poder dejar de leer.
Una historia preciosa, tierna, original, humana y con grandes dosis de misterio. Para mí, lo tiene todo y no puedo dejar de recomendarla.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Vivirmilvidas
 26 noviembre 2021
Nos encontramos frente a una historia feelgood de 396 páginas que me
encantó por su portada y me ha enamorado con su historia y edición.
Amy es nuestra protagonista a la que iremos conociendo a través de dos
líneas temporales.
El presente, donde los capítulos son numerados y conoceremos a la Amy
que se esconde del mundo, donde solo va del trabajo al refugio de su
hogar, donde unas entrometidas vecinos y un gato están intentando
hacerle la vida imposible. Hace once años ocurrió algo que hizo que su
vida cambiará drásticamente volviendo su hogar en un museo abarrotado
de objetos que le hacen recordar otros tiempos.
Por otro lado tenemos el pasado, donde los capítulos empezarán con la
ilustración y el nombre de uno de esos objetos que Amy colecciona en
el presente, botellas, macetas, mecheros, pajaros, ceniceros.... De
esta manera conoceremos a una Amy artista, soñadora, divertida,
enamorada…. Su mejor versión a pesar de los baches que le ponía la
vida. Pero estaba rodeada de personas que la querían.
No voy a contar más porque destriparía toda la historia pero solo os
diré… que me ha sorprendido mucho que el final no me lo esperaba
quería una cosa pero fue a medias y eso me dejó tocada la verdad.
Es una historia preciosa donde iremos viendo la evolución de nuestra
protagonista, de sus temores y sus luchas diarias, donde el volver a
confiar a veces cuesta pero un helado o un zumo de piña siempre lo
solucionan todo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Marta_11TCELS
 31 octubre 2021
Reseña:
No sé cómo explicarlo pero sabía que este libro me iba a gustar, no conocía esta novedad de Duomo pero en cuanto la vi en un catálogo de novedades me llamó la atención; la sinopsis, la portada o vete tú a saber qué hizo que la leyera, no había leído antes nada de esta autora. Casi se convierte en la mejor lectura de este año, me falló un detalle del final que me "cortó un poco el rollo". Pero aún así se merece un sobresaliente.
Es difícil encuadrar esta historia en una temática, diría que podría ser 'feel good', si os gustan las novelas del estilo de 'Valerie Lane' o 'Si dijéramos la verdad', creo que este libro os va a encantar.
Recomiendo no leer reseñas de este libro (aquí tirando piedras sobre mi tejado) porque uno de los puntos es no saber nada de la historia, la sinopsis es muy correcta porque no desvela demasiado.
Como protagonista tenemos a Amy, iremos conociendo su vida desde dos puntos: presente y pasado. Los capítulos son cortos, pero siempre siguen la misma línea: unas cuatro páginas del presente con cuatro páginas del pasado; cada capítulo tiene un título relacionado con un objeto que guardará relación con las escenas de ese capítulo.
Amy tenía una buena vida, a pesar de sus baches y dificultades, logra mantenerse a flote apoyándose en su pilar. El problema es que sucede algo y de repente Amy está en una casa sola, llena de cajas y objetos. Un hogar donde no puede caminar y que incluso supone un riesgo para ella. En los últimos años se dedica a acumular cosas (o salvarlas como dice ella). Tiene debilidad por las tazas, pájaros de porcelana, jarrones y macetas. Tiene tanto que los vecinos acaban quejándose porque afectan al barrio.
Ella sabe que tiene un problema aunque intenta esconderlo por todos los medios: en su trabajo, entre sus vecinos, en todos lados. Lo único que logra despertarla de su letargo es un hallazgo en su jardín, que acabará por despertar fantasmas del pasado.
Es una novela triste pero divertida a su vez, la llegada de nuevos vecinos dará una nueva oportunidad a Amy para volver a encontrarse y ser ella.
Aunque no lo parezca, esta historia esconde historias de amor muy bonitas, no puedo desvelar mucho ni decir entre quiénes pero merece mucho la pena. Tampoco penséis que se trata de una novela romántica contemporánea, más bien la catalogaría en sentimental.
No le doy el diez por el final. Es una historia lenta, en el buen sentido, transmite relajación es ideal para leerla en cualquier momento; el estilo de la autora es simple pero complejo, te sumerge de lleno en la historia. El problema es que intentó darle un final demasiado rápido, creo que acabó por romper con la armonía que tejió durante más de doscientas y pico páginas, y acabó por ser demasiado brusco; no me acabó de convencer. Si no fuera por eso, habría sido mi mejor lectura del año.
Este libro aúna misterio, amor, ilusión, tristeza, diversión y segundas oportunidades.
Enlace: http://tejiendocriticasenlas..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (5) Añadir cita
VivirmilvidasVivirmilvidas20 noviembre 2021
si tuviera una segunda oportunidad con la gente que había perdido, no la desaprovecharia
Comentar  Me gusta         30
sonic_slcsonic_slc07 noviembre 2021
Todo el mundo viaja con mochila.
Comentar  Me gusta         10
VivirmilvidasVivirmilvidas20 noviembre 2021
la vida real necesitaba espacio para desarrollarse
Comentar  Me gusta         00
VivirmilvidasVivirmilvidas20 noviembre 2021
ya nadie viaja por la vida ligero de equipaje
Comentar  Me gusta         00
VivirmilvidasVivirmilvidas20 noviembre 2021
siempre hay tiempo para tomarse un descanso
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: enfermedadVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea




Test Ver más

La Metamorfosis

Gregorio Samsa es un ...

escritor
viajante de comercio
banquero
burócrata

13 preguntas
261 lectores participarón
Thème : La metamorfosis de Franz KafkaCrear un test sobre este libro