InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8418014369
Editorial: Roca Editorial (12/03/2020)

Calificación promedio : 3.2/5 (sobre 10 calificaciones)
Resumen:
Una distopía feminista que visibiliza la otredad y hará tambalear los cimientos del hiperpatriarcado. La granja Golden Oaks está lista, o así lo cree su gerente empresarial, Mae Yu, para convertirse en el nuevo y gran avance de la economía de la fertilidad. Allí, la progenie de los súper ricos inicia su vida en el útero con lo mejor de lo mejor: dietas equilibradas a base de alimentos orgánicos, listas de reproducción seleccionadas en base a su placer auditivo… y ma... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (8) Ver más Añadir una crítica
GemaMG
 21 septiembre 2020
Lo cierto es que mi conocimiento sobre la maternidad subrogada no va mas allá de lo que he visto en las películas americanas que se exhiben en las sobremesas televisivas de sábados y domingos y que en la mayoría de los casos tienen que ver con el arrepentimiento o la culpa.
Es un tema que me resulta lejano y del que, por supuesto, tengo una idea sesgada. Me parece, en todo caso, por sí mismo, un tema espinoso y con innumerables implicaciones éticas y no niego que antes de comenzar el libro pensé que me iba a encontrar con alguna historia lacrimógena del tipo de las películas a las que me he referido anteriormente.
Nada más lejos de la realidad.
Es cierto que la novela se centra en este aspecto y se desarrolla en su practica totalidad en esa granja donde se cosifica la maternidad, donde el embarazo es un bien en si mismo, donde se reduce a las portadoras a simples números al servicio del bien mayor que supone llevar en su vientre a los futuros “lideres” de esa América triunfadora que tan bien describe Joanne. Pero creo que esa subrogación le sirve a la autora, principalmente, para diseccionar a una sociedad donde la diferencia entre ricos y pobres es insalvable, le sirve a la autora para poner en valor la lucha de quienes llegan a la “tierra prometida” buscando un futuro mejor, persiguiendo unos sueños que en algunos casos se cumplen pero que, en muchos otros, se transforman en pesadillas que se viven entre literas compartidas, entre pluriempleos mediocres y mal pagados, alejadas de los seres queridos a los que pretenden ayudar, a costa, incluso, de tener que abandonarlos para poder ayudarlos.
La novela, además, ahonda en las motivaciones de las protagonistas, no solo de las portadoras, también de las clientas, de esas mujeres que, desde el anonimato, desde los informes y las videoconferencias se hacen parte de un proceso que culminará con el hijo que desean, un proceso que no pueden o no desean vivir por sí mismas, un proceso que como muchas otras cosas en su vida, el dinero les permite comprar.
La autora nos pone ante los ojos la realidad de esas mujeres que anteponen sus carreras, su belleza o su comodidad, sin más, a un embarazo que supondrá, sin duda, cambios en su vida, cambios que estas mujeres no desean aceptar.
Me ha resultado lejana la realidad de las clientas y la gerente de la Granja, mujeres multimillonarias, hechas a sí mismas o meras “esposas de”, mi realidad no me ha permitido identificarme con la suya, me ha resultado mucho más sencillo hacerlo con las portadoras, o al menos con algún aspecto de cada una de ellas. Todas ellas son mujeres fuertes aun en su debilidad, mujeres fuertes aun en su desgracia, mujeres que buscan una salida, emocional o económica, mujeres que se mueven por dinero, por ideales o porque no encuentran una salida mejor, mujeres, en todo caso que se enfrentan a una realidad con las cartas marcadas, porque ninguna de ellas conocen la verdad, sino verdades y mentiras parciales y son meras marionetas en manos de una organización que gestiona la vida como si de una fabrica se tratara.
Ha sido, no solo una lectura entretenida, sino reflexiva, una historia que enfrenta la realidad de las mujeres de una forma magistral y antagónica, que refleja lo mejor y lo peor de nuestro genero, de una parte, lo que somos capaces de conseguir en un mundo de hombres y por otro lado, de todo aquello a lo que somos capaces de renunciar, todo aquello a lo que podemos quedar reducidas, empujadas, en muchos casos por otras mujeres, por la familia. Nos hace pensar, en todo caso en todo aquello que somos capaces de lograr.
Una novela que, sin duda, va más allá de la propia historia, una novela que merece la pena leer.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
LAKY
 08 mayo 2020
En la granja Golden Oaks no se crían animales. Pero en la granja Golden Oaks sí se cría algo: muchas mujeres van allí para, en un ambiente relajado, ecológico, con todos los lujos y cuidados, llevar a término su embarazo y dar a luz. Pero son embarazos especiales porque esas mujeres no son las madres. Aunque lleven dentro un bebé: los embriones les fueron implantados y ellas están gestando los bebés que son de otras mujeres.
Cuando Jane, una joven inmigrante filipina, se queda sin trabajo, su prima Ate –muy reconocida como cuidadora de niños de familias adineradas- le recomienda un trabajo: gestar el bebé de otra mujer. Está muy bien pagado y así podrá dar un buen futuro a su propio bebé, Amalia, una niña de pocos meses de edad. El problema es que Amalia no puede ir a la granja, sino que deberá quedarse al cuidado de Ate.
En la granja Jane conocerá a Reagan, una joven de buena familia que está gestando un bebé para ganar dinero y cumplir su sueño por sus propios medios, Sarah, embarazada del tercer bebé de una familia… y tantas otras chicas. Todas ellas supervisadas y dirigidas por la ambiciosa Mae Yu.
Es un tema curioso el de la maternidad subrogada. Legal en algunos países, ilegal en otros, gente que lo considera inmoral, gente a la que le parece una buena opción… Da que pensar, desde luego. Y da que pensar la forma en la que llevan el tema en esta granja tan especial. Por un lado, todo es perfectamente legal: las madres de alquiler acceden voluntariamente a serlo, firman un contrato supervisado por abogados, reciben una paga durante el embarazo y una cuantiosa cantidad al dar a luz, son cuidadas con esmero por enfermeras, médicos, psicólogos, dietistas… Vivirán los meses de embarazo en un entorno privilegiado, haciendo ejercicio adecuado, comiendo comida ecológica, sana y bien cocinada… Todo perfecto.
O quizás no. Porque hay algunas cosas que chirrían. Ya no el entramado en sí sino también detalles como la “elección” de las madres. No estamos hablando de mujeres que van a donar sus óvulos sino que sólo serán “receptáculos” del embrión formado por los óvulos y los espermatozoides de otras personas. Por lo tanto, cómo sea la madre de alquiler no debería importar demasiado; lo único su estado de salud. Pero sí que importa, claro: las blancas son más apreciadas –y, por tanto, más caras- que las de color, las nativas más que las inmigrantes, las universitarias más que las mujeres sin estudio… Como si el que la madre de alquiler sea alta, rubia y doctora en Física cuántica influenciase de alguna manera en cómo será ese bebé formado con el material genético de dos extraños… Y otras cosas como ésta.
Es un libro que te da que pensar, sin duda, que te hace plantearte cosas. ¿Qué harías tú? Porque algunas madres de alquiler se lo plantean como una forma de ayudar a una pareja que desea ser padres. Pero, ¿y cuándo la otra no se queda embarazada porque no puede sino porque no tiene tiempo o porque no quiere destrozar su figura?
Es un narrador omnisciente quien nos va contando la historia y lo hará focalizando en las cuatro mujeres protagonistas: Jane, Reagan, Ate y Mae. Así veremos diferentes perspectivas: Jane y Reagan como madres de alquiler, con motivaciones distintas, con formas de ser muy diferentes. Ate que nos enseñará la situación de las emigrantes filipinas, muy apreciadas por lo modositas que son y lo poco que se quejan. Y Mae, una mujer de negocios. La novela se divide en capítulos no numerados no excesivamente largos. Cada uno lleva el título de una de las cuatro mujeres por lo que éstas se van alternando en cuanto a protagonismo aunque, evidentemente, sus historias están todo el tiempo relacionadas. En la novela hay mucho diálogo y la historia avanza con ritmo, resultando sencilla la lectura.
Los personajes están muy bien trazados. Consigues entenderles, saber por qué hacen lo que hacen, lo bueno y lo malo. La autora los ha dibujado con mimo, haciéndoles parecer reales.
A pesar de que la novela toca temas candentes y la autora los aborda con mucha sensibilidad
Una puntualización: encima del título se dice que es una distopía femenina, cosa con la que no estoy de acuerdo. En mi opinión, las novelas distópicas hablan de un futuro más o menos lejano y de una sociedad diferente a la actual, con un nuevo orden y unas nuevas reglar Normalmente, esta sociedad ha surgido de algún desastre. En este caso no es así: la sociedad es la actual y la granja no plantea una sociedad distinta sino un negocio relacionado con los vientres de alquiler. Creo que calificar esta novela de distópica puede confundir e incluso hacer que haya gente que rechace leerla por este hecho (a mí misma me llamó la atención el tema de la maternidad subrogada pero me echó para atrás que fuese calificada de distopía, género que no me suele atraer)
Conclusión final
La granja” es una novela original que nos habla de la maternidad subrogada como negocio. Una novela para reflexionar sobre los temas que plantea.

Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
crismonteoliva
 05 mayo 2021
Ser inmigrante y pobre en un país en el que todo se mide por la cantidad de dinero que tengas en los bolsillos te convierte en una persona vulnerable. Si además te encuentras de forma irregular en dicho país y con personas a tu cargo, siempre temiendo que las autoridades te descubran y te manden de vuelta a ninguna parte, puedes llegar a plantearte hacer casi cualquier cosa por salir adelante. Y así, con una joven que ha de mantener a una hija muy pequeña y no tiene a dónde ir, es cómo comienza La granja, la novela de Joanne Ramos de la que a continuación hablaremos.
Tras enfermar Ate, la prima de Jane, la joven madre de una bebé de meses de edad, de nombre Amalia, esta accede a sustituir a su familiar en su trabajo como niñera para una familia rica. Como tantas cosas en su vida, el trabajo sale mal y Jane acaba siendo despedida. Desesperada por conseguir el dinero suficiente para mantener tanto a su hija como a ella misma, la joven acaba ingresando en Golden Oaks, un exclusivo complejo campestre en el que se alojan las madres de alquiler contratadas por personas ricas tanto de Estados Unidos como del extranjero. Allí conocerá a Reagan, una chica que no sabe muy bien qué hacer con su vida, y llegará a tener buena relación con Mae Yu, la directora del complejo. Con el tiempo, todo se irá complicando para Jane en el complejo y tendrá que decidir qué hacer para cuidar mejor de su verdadera hija. ¿Logrará escapar de Golden Oaks?
Esta es la historia de Jane, Ate, Mae y Reagan, cuatro mujeres muy diferentes que confluirán, de una manera u otra, en Golden Oaks, un lugar al que sus ocupantes llaman La Granja.
Jane es una joven filipina que, a la muerte de su abuela, la mujer que la crió, tuvo que viajar a Estados Unidos para vivir con una madre que no tenía tiempo de ocuparse de ella. Tras dejar a un marido infiel, Jane y su pequeña acabarán en el hostal en el que vive Ate, su anciana prima, toda una experta en hacer dinero. Será ella la que le hable de Golden Oaks, un lugar con el que podrá conseguir ella misma una buena cantidad de dólares a costa de prestar su cuerpo para gestar un bebé.
Ate, por su parte, es una mujer que sabe cómo funciona la gente adinerada de los Estados Unidos y cómo conseguir que le paguen lo que ella quiere en todo momento. Los años la han hecho agudizar el ingenio. También la necesidad, pues en Filipinas dejó cuatro hijos, uno de ellos con necesidades muy especiales.
Mae Yu es la jefa de Golden Oaks, una mujer que cree que la maternidad subrogada es el futuro para todas aquellas mujeres que no tienen tiempo de gestar a sus hijos o son demasiado mayores para hacerlo. El asunto se le da especialmente bien, si bien de vez en cuando se encuentra con graves problemas. Como el que le plantearán Jane y Reagan.
Finalmente, nos encontramos con Reagan, una muchacha idealista y perdida en el mundo que intenta buscar un sentido a su existencia a través de la maternidad subrogada. Con el paso del tiempo, Reagan, cambiará mil veces de idea, pero, ¿con qué opinión acabará quedándose? ¿Y por qué acaba ayudando a Jane a escapar?
La granja, en definitiva, es una novela que nos habla de un tema de actualidad en los últimos años: el de la maternidad subrogada; pero también, y sobre todo, de la vida de las filipinas sin permisos legales en Estados Unidos, mujeres que se ven forzadas a trabajar como criadas o niñeras, a veces en casas de personas pudientes que fingen tratarlas como iguales cuando, en realidad, lo que hacen es todo lo contrario. Otros temas a tener en cuenta en esta historia serían: la facilidad con la que algunas personas, perdidas en la vida, pueden ser convencidas para hacer lo que a otros les conviene; la competitividad en el mundo laboral americano, especialmente cuando de mujeres intentando forjarse una carrera se trata; la necesidad de que muchas mujeres entiendan que han de adoptar la sororidad como medio para relacionarse con otras mujeres; y la conveniente que es para algunas personas, al fin y al cabo, terminar por aceptar las reglas del juego impuesto. Dicho esto: ¿a qué esperas para conocer la gran aventura de Jane como madre de alquiler?

Enlace: https://laorilladelasletras...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
egarciavergara
 04 agosto 2020
La verdad es que esperaba otra cosa de este libro, algo más intenso y futurista, donde primara el feminismo y lo que he encontrado me ha decepcionado mucho, tanto que llegue a entrar en un pequeño parón lector.
Cuatro mujeres: Ate, Jane, Mae y Reagan con vidas, estatus y orígenes muy diferentes pero con un lazo en común Golden Oaks, La Granja. Ate y Jane son inmigrantes filipinas y no han tenido una vida fácil, Ate tiene una buenísima reputación como niñera entre las familias adineradas e intenta ayudar a Jane a encontrar trabajo, porque hace poco ha sido madre y está criando sola a la niña, por eso la propone hacer de madre subrogada en la granja, donde la pagaran muy bien y tendrá una estancia llena de lujos y atenciones, aunque tendrá que estar lejos de su hija Amalia cree que es una posibilidad que no puede dejar escapar sobre todo por el futuro de la niña.
Reagan es una joven de clase alta, idealista y harta de que su padre la mangonee, por eso decide aceptar ser madre de alquiler y ganar un dinero que le dará la libertad que tanto necesita. Y Mae Yu es la mujer detrás de Golden Oaks, una empresaria con grandes objetivos que no dudará en tomar decisiones más que cuestionables para que todo salga perfecto.
Me ha parecido un libro sin mucho fundamento, la idea era buena y la manera de querer hacer al lector reflexionar sobre temas como la gestación subrogada, las desigualdades o la inmigración también me han parecido acertadas, pero el desarrollo de la historia es muy flojo, lento y aburrido, se me hizo cuesta arriba pasar páginas porque no había nada que me llamara la atención o me generara el interés suficiente como para leer más de 30 páginas al día, además le falta suspense y acción, no hay mucho donde agarrarse y menos mal que hacía algo más de la mitad mejoró un poco y ya comencé a avanzar más rápido, además pasaban algunas cosillas interesantes y eso también ayudó, pero vamos que no ha estado a la altura ni de la premisa ni de mis expectativas.
Algo bueno es que tiene un lenguaje bastante accesible, unos personajes bien construidos con motivaciones distintas y personalidades muy marcadas lo que les da más realismo y las acerca más al lector y que los capítulos (aunque un poco largos) vayan alternando las perspectivas de las cuatro mujeres, porque de esta manera conocemos sus pensamientos, sentimientos, miedos y sueños y cómo poco a poco van cambiando de pensamiento y ven de otra manera La Granja. Los personajes secundarios aportan algo a la historia no se quedan como monigotes en un segundo plano, sobre todo destaco a Lisa, una chica extrovertida y sin pelos en la lengua que dará bastante juego.
El final tampoco es gran cosa, justo cuando pensé que la historia iba a dar un vuelco y a ofrecer lo que prometía la sinopsis se quedó todo en nada y cuenta con un desenlace cerrado pero para mi gusto demasiado simple Y por cierto la distopía no la he visto por ningún lado xD.
Una curiosa, dura y actual historia sobre cuatro mujeres con orígenes muy diferentes.

Enlace: https://letraslibrosymas.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
JazzBruno
 05 abril 2020
Hay varias distopías acerca de la posibilidades de rentar vientres para quienes, por cualquier situación, no puedan tener hijos biológicos. En el caso de esta historia, está enriquecida por varias perspectivas:

Mae, una de las jefas en el lugar: está preocupada por su carrera y busca tener más oportunidades, a simple vista lo único que le interesa es su ascenso profesional pero nos dará una sorpresa.

Jane, una de las portadoras: junto con ella conocemos el lugar y vamos aprendiendo su dinámica, tiene ya una hija de meses quien será su aliciente para aguantar las normas, tendrá que tomar decisiones difíciles sobre su trabajo.

Reagan, otra de las portadoras: está en la búsqueda de un significado para su vida y cuando cree que lo encontró se dará cuenta de que las cosas nunca son lo que aparentan.

Ate, la prima de Jane: esconde más secretos de los que nos imaginamos, al igual que para Jane, sus hijos son su principal motivo para todo lo que hace.

La manera de narrar a través de estas diferentes perspectivas nos ayuda a que como lectores podamos tener una visión global de todo lo que implica el negocio.

En cuanto a los hombres, está por un lado Leon uno de los dirigentes, quien no está presente en el lugar pero es el responsable ante los inversores; y por el otro Troy, el novio de una de las portadoras: será más importante de lo que nos imaginamos en un principio. También conocemos a Ethan el prometido de Mae.

Una historia que nos hace reflexionar acerca de lo que estamos dispuestos a hacer por convertirnos en padres, por tener una profesión que nos de satisfacciones y por la familia en general
Enlace: https://millonesderequisitos..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Citas y frases (1) Añadir cita
GemaMGGemaMG21 septiembre 2020
Has de intentar entender a este tipo de padres, Jane. Ellos están acostumbrados a controlarlo todo. Es eso lo que el dinero les proporciona. Pero cuando llega un hijo, ¿Qué ocurre? Escogen el día para inducir el parto, el padre se toma el día libre; colocan una sillita libre en el coche; dejan la ropita muy bien doblada… Y entonces empieza el parto y nace el bebé. Y de repente, ¡paf! ¡Se acabó el control! La criatura llora y no saben por qué. No se agarra al pecho. ¿Por qué? ¿Cómo forzarla? ¡Pero es que no se puede forzar! Vomita, se hace caca, no hace caca, tiene una erupción, tiene fiebre, no duerme…. ¡no hay motivo, no hay control!
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: distopíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea




Test Ver más

Títulos de ciencia ficción para completar.

Novela de ciencia ficción, escrita por Richard Matheson, en 1975 se titula: "En algún lugar del _________"

espacio
tiempo
universo

10 preguntas
78 lectores participarón
Thèmes : ciencia ficciónCrear un test sobre este libro