InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8420415707
Editorial: Alfaguara (06/07/2017)

Calificación promedio : 3.91/5 (sobre 160 calificaciones)
Resumen:
Para todos aquellos que quedaron fascinados por Las ventajas de ser un marginado. Una historia de amor entre dos outsiders lo bastante inteligentes como para saber que el primer amor nunca es para siempre, pero lo suficientemente valientes como para intentarlo. -Bono conoció a la que sería su mujer en el instituto -dijo Park.-Sí, y también Jerry Lee Lewis -contestó Eleanor.-No estoy bromeando.-Pues deberías. Tenemos 16 años -dijo Eleanor.-¿Y qué pasa con Romeo y Ju... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (44) Ver más Añadir una crítica
Dreammewords
 19 noviembre 2018
Venía un poco reticente sobre empezar a leer este libro porque Fangirl me había dejado un mal gusto en la boca, y como todos decían que Fangirl es mil veces mejor que E&P ya me imaginaba que este libro iba a ser una completa catástrofe.
Peeero, me dejó entre un si y un no.
Cosas que no me gustaron:
El romance
El romance es de esos en los que simplemente NADA se desarrolla entre los dos personajes pero aún así pasan de odiarse un día a amarse al otro.
Y esto es literalmente así, Park está desde el día en que obligó a Eleanor a sentarse con él, quejándose de ella por lo que los demás irán a decir o porque simplemente le molesta su presencia; y Eleanor se la pasa quejándose en su cabeza del "estúpido asiático".
Eso si, un par de días después, se aman y la vida de cada uno gira en torno al otro.
De Eleanor puedo entenderlo, porque a mi parecer, ella no estaba enamorada de Park, simplemente quería sentirse querida por alguien y el cariño que le demostraba Park la hacía sentir algún tipo de dependencia hacia él.
Pero de parte de Park no lo entiendo, claramente no es un chico que tenga problemas en casa o en la escuela, y que aparentemente tuvo algo de suerte con las chicas. No lo veo con dramas sentimentales por los que pueda sentir este tipo de dependencia hacia Eleanor.
La trama
Lo que me molestó después de ese poco creíble romance, fue la trama.
Que simplemente no existe.
Con este libro me pasó exactamente lo mismo que con Fangirl, no pasaba absolutamente nada emocionante que me hiciera querer dar vuelta la pagina: es sólo el día a día de dos marginados.
Hasta las últimas 100/200 páginas en las que empieza a ocurrir todo el drama no pasa nada.
El contexto
Se supone que esta historia está ambientada en los 80. La discriminación en esta época era obvia y si no me equivoco la misma novela nos dice que hay discriminación latente en el colegio, barrio, etc.
Pero aparentemente, Rowell sólo usa esto para ponerle un fondo más dramático a la historia y lo deja atrás, porque no hay absolutamente nada que me haga decir "si, hay discriminación.". Es más, este libro deja a la discriminación bien parada.
Park es un chico asiático pero es tratado como uno más de los adolescentes blancos porque de una u otra manera se ganó el respeto de los demás.
Las dos amigas de Eleanor, que son negras, son puro "girl power" y no reciben ningún tipo de discriminación.
El único atisbo que tenemos de estos comportamientos es sobre un chico negro que dejó embarazada a una chica blanca. Wuuuut?
No estoy diciendo que quiera morbo y violencia en la novela, porque no era el punto, pero a mi parecer, esto hubiera desarrollado el contexto mucho más.
Cosas que sí me gustaron
Los personajes
Al igual que con Fangirl, sentí que me gustaron más los personajes que la historia.
Y vuelvo a decir lo mismo: Rowell tiene una muy buena capacidad de crear personajes pero haciendo que la historia deje que desear.
A diferencia de la mayoría, sí me gustó Eleonor. Realmente tiene razones por las que sentirse como se siente, y siempre trata de salir adelante por sus hermanos y su madre.
Que sus actitudes hacia Park llegan a ser un poco desconcideradas y frías a veces no lo niego, pero eso lo tomo como que es una chica que nunca antes tuvo un novio o siquiera una persona que la quisiera y la escuchara y no sabe como sentirse o reaccionar a eso.
Por otro lado, Park es un dulce. Así de simple.
Fuera del poco realismo que tuvo el comienzo del romance, el cariño que Park le daba a Eleanor era muy cute ❤
Siempre pensando en si Eleanor estaba bien, si le gustaban los cassettes de música que le prestaba, si le habrían gustado sus cómics y haciendo todo lo que estaba a su alcance para hacerla feliz o ayudarla; fue interesante por fin leer al personaje masculino estar enamorado del femenino, y pensando siempre en su pareja, y no que fuera al revés como suele ser.
El final
Dios mío, ese final no pudo ser mejor.
Todo el mundo quejándose del final y lo horrible que había sido, pero a mi personalmente me encantó.
Basta de novelas asquerosamente dulces con finales felices.
¿Me puso triste? Si. ¿Lloré un poquito? Si. Y eso es lo que aprecio de la novela: que me hizo sentir cosas (aunque haya sido al final e.e)
Me entretuvo más que Fangirl
Mi estrella final va dedicada al hecho que disfruté de su lectura más que con Fangirl. Se me hizo super rápida de leer y la sentí mucho más ligera, y eso se merecía una estrellita arriba.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         01
Lilly
 13 abril 2018
Como se puede deducir por la sinopsis (¿y es que quién no conoce aún esta historia?), Eleanor & Park es un libro con un alto contenido romántico, pero lo que más me ha sorprendido es la delicadeza con la que se trata su amor y otros temas. Sus protagonistas son Eleanor, una chica con unos kilitos de más, una extravagante forma de vestir y una situación familiar muy complicada, y Park, un joven medio coreano aficionado a la música, los cómics y a pasar desapercibido en cualquier lugar.
Se conocen en el autobús que los lleva al instituto y lo suyo no es que sea precisamente amor a primera vista. No, de hecho ambos insultan mentalmente al otro cuando les toca sentarse juntos. A partir de ahí, esta magnífica historia comienza y ojalá no acabara nunca. Park se siente culpable por tratarla tan mal el día que se conocen e intentará compensar su error con algún que otro buen gesto. Poco a poco irá surgiendo la curiosidad, y es que los dos son chicos muy especiales; ya hay que ser ciego para no verlo. Lo que pasa, como la mayoría de las veces, es que sólo unos pocos los ven con buenos ojos, con interés o fascinación, y no con envidia, desagrado o superioridad.
Los temas que componen esta novela son de esos que conmueven y te impulsan a querer cambiar el mundo. Porque es que mucha gente no lo cree, a pesar de que salgan casos y casos de jóvenes que se suicidan en las noticias todos los días por acoso, pero es así. El bullying es un acto cruel que puede llegar a marcar a las personas. ¿Quién le da derecho a Fulanito a creerse mejor que Pepita? ¿Por qué se cree mejor? Y la triste respuesta es la siguiente: la sociedad. ¿Lo más triste de todo? Que muchas veces quienes lo hacen o lo padecen no son más que niños que apenas tienen diez años. Si una simple persona dijera estupideces sobre otra no habría mucho problema; de hecho sería SU problema por pensar de una forma tan ignorante y probablemente en un tiempo aprendiese la lección. Sin embargo, nunca es sólo una persona, porque a nadie le gusta ser el blanco, ¿verdad? Es mejor estar en el bando de los intocables y asegurarse la inmunidad. Bueno, que me voy por las ramas, lo siento.
También se nos presentan dos familias muy distintas, tanto por la mentalidad y la educación de sus componentes como por la situación económica. Creo que eso le aporta mucha riqueza al libro, ya que podemos llegar a ver qué sienten Eleanor y Park en su día a día, y cómo tratan de comprenderse el uno al otro a medida que saben de sus vidas. También me gustaría mencionar a los personajes de esta novela, pues muchos de ellos transmiten mensajes realmente bonitos, aunque se equivoquen en ocasiones (eso los hace aún más humanos y cercanos si cabe). ¿Por ejemplo? Que las muestras de amor no se reservan sólo a los jóvenes, que a veces para cambiarle el mundo a alguien no hay más que sonreírle, que detrás de todo lo que nos hace seres sociales existen personas de verdad o que defendamos lo que creemos justo ante todo y todos por mucho que nos miren mal.
Quizás lo que menos me ha convencido es que al final la subtrama se queda un poco colgando. Si fuera cualquier otra cosa me daría igual, pero estamos hablando de un tema muy serio y me gustaría saber qué pasa con los personajes involucrados. Asimismo, el final me parece un poco desacertado en cuanto a la parte de la traducción; si lo leéis sabréis a qué me refiero. SPOILER porque en la versión original dice que sólo hay escritas tres palabras y, claro, aparte de que pueden ser muchas cosas las que se digan en tres palabras hay que tener en cuenta que si las palabras fueran "I love you", en español ya no son tres como dice en la traducción, porque normalmente no decimos "Yo te quiero". ¡¿Comprendéis mi dilema?!
Finalmente, me gustaría mencionar el estilo de la autora, ya que este es el único libro que he leído de Rainbow Rowel. A rasgos generales me ha parecido muy especial, es decir, que se diferencia del de otros autores de forma bastante evidente. Utiliza mucho las acotaciones entre paréntesis, las repeticiones enfáticas o la ironía. No obstante, lo que más me ha gustado es el tono que emplea en la mayoría de escenas románticas: uno que parece susurrarte las palabras al oído, que te hace sonreír de ternura y querer abrazar la primera cosa que tengas al alcance. Esta autora tiene la capacidad de hacerte querer vivir un amor así de sincero, o al menos en mi caso lo ha conseguido.
Os comento que la autora no sabe si escribirá una segunda parte por las enormes expectativas que tendría y también he leído en su página oficial que la adaptación cinematográfica sigue en pie.
«Eleanor y Park son dos jóvenes muy distintos entre ellos, pero que llegan a quererse tanto que te robarán el aliento. Sentirás el corazón palpitando en el pecho cada vez que se dediquen un mísero pensamiento o palabra y sufrirás al ver los terribles problemas a los que tienen que hacer frente. Su historia de amor es una de los más delicadas, frágiles e íntimas que he leído hasta ahora».
Enlace: https://mioasisdepalabra.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
SalmaHerv
 13 enero 2019
Sé que no es correcto dejarte llevar por una portada bonita, pero en esta ocasión mis ojos hicieron una excepción y me guiaron hasta este libro, así que leí la sinopsis y la verdad me pareció muy interesante (por fin podía descansar de los típicos clichés de chico malo con un terrible pasado y chica buena que llega a cambiar su vida) así que sin pensarlo lo compré. ¿Y saben qué encontré en el primer capítulo? Racismo:
–¿Qué demonios va a saber Sheridan acerca del Kung Fu? –dijo Mikey.
–¿Eres retardado? –dijo Steve– Su mamá es china [...]
–Sí, supongo –dijo Mikey– Siempre pensé que eras mexicano.
Por que es obvio que si tienes descendencia asiática debes saber Kung Fu, amiguitos, nunca lo olviden.
Y como cereza del pastel, Park en realidad sabe mucho de Kung Fu Y PRACTICA TAEKWONDO (muy original, Rowell). También podemos encontrar comentarios respecto a la forma de sus ojos o su PIEL AMARILLA y tienen que pasar al rededor de 50 páginas antes de que Eleanor deje de referirse a él como "ese estúpido chico asiático", sin contar las veces que se utilizan palabras como chino, amarillo, filipino...
Y el racismo no termina con Park y su madre (de la que constantemente Rowell hace bromas por su mala pronunciación), continúa con DeNice y Beebi, a las cuales Rowell se refiere como Dos chicas negras ¡e incluso le atribuye un peinado con trenzas a una de las chicas (porque claro, todas las mujeres negras llevan trenzas)!
Ahora, dejando el racismo, tengo que hablar de la forma en que se enamoran Eleanor y Park: ¿Quién se enamora tan rápido y sin haber prácticamente interactuado con la otra persona? Y sobre la relación... Sí, entiendo que Eleanor (aka la inmadura irritante) lleva una vida difícil, pero eso no significa que pueda desquitarse con Park, quien vive con el miedo de decir o hacer algo que pueda hacerla enfadar.
Ninguno de los personajes logró agradarme, pues sentía sus acciones demasiado forzadas y la historia tiene demasiados clichés y drama como para ser la novela que la sinopsis te prometía. La forma en que se enamoraron fue tan espontánea como el final del libro, el cual podría comparar con cualquier final de temporada de AHS, donde complican tanto la situación que para arreglarlo terminan asesinando a la mayoría del elenco en el último capítulo, salvo que aquí, por desgracia, nadie muere.
¿Si puedo rescatar algo decente de esta historia? Bueno, tal vez la forma de escribir de Rowell, pues realmente logra hacerte revivir esa sensación en el estómago que sentías la primera vez que te enamoraste (aunque solo pueda mantenerlo por unos pocos capítulos para después sustituirlo por una buena dosis de drama).
Y para terminar, unas cuantas frases racistas que nuestra querida Rowell vació en su novela:
–Estaba casi segura de que era asiático. Era difícil de decidir. Tenía ojos verdes. Y la piel del color del sol reflejado en la miel *por que nunca hay que dejar de lado la poesía, incluso si se está siendo racista*. Tal vez era filipino. ¿Eso estaba en Asia? Probablemente.
–Incluso si todos ellos pensaran que Park era un rarito y amarillo.
–Paul fue el que le enseñó a Eleanor a decir "Asiático" y no "Oriental".
-Oriental es para comida –le había dicho.
-Como sea, Chico La Choy –le había respondido.
–(Respecto a Beebi y DeNice): Eleanor se sentía como si fuera un honor que la dejaran entrar en su club. Por supuesto, era un extraño club. (Rowell, ¿podrías explicarnos por qué es un extraño club si esas chicas son de lo más normales, incluso más Eleanor?)
–DeNice ni siquiera se inmutó.
-No necesito preocuparme por esa gentuza –le dijo a Eleanor–– Conseguí a un hombre. (¿QUÉ? Digo, ¿no podría haber utilizado un estereotipo más cliché?)
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Lau154
 13 agosto 2019
En este libro conoceremos a, obviamente, Eleanor y Park.

(Para poneros en situación, está ambientado en 1986.)
Eleanor es una chica con un poco de peso de más y patosa que no ha tenido la mejor vida ni de lejos. Vive con su madre, sus cuatro hermanos y su padrastro en una casa que es un caos total pues es demasiado pequeña para todos. Prácticamente toda la vida en casa de Eleanor está mal. Su padre no quiere saber nada de ellos, su padrastro (Richie) maltrata a su madre y ésta (Sabrina) no abre los ojos y está más por su maltratador que por Eleanor y sus hermanos.
Ella llegará nueva a un instituto en el que no conoce a nadie y, el primer día, no tiene con quien sentarse en el bus así que se sienta en el único sitio que puede. al lado de un asiático con gustos peculiares. Siempre lleva puestos unos auriculares mientras escucha música y entierra la cabeza en un cómic o libro. Ese es Park. La vida de Park es más normal que la de Eleanor, a pesar de que sus padres le ponían muchos 'peros' durante la historia. Siempre intenta pasar desapercibido y podría decir que le funciona.
Compartirán muchos trayectos, libros y música, y eso hará que los sentimientos de ambos crezcan a medida que pasa el tiempo.
Pero mientras esos sentimientos crecen, ocurren muchas cosas que deberéis leer para descubrir.
Me ha gustado mucho el libro a pesar de que está en tercera persona (sabéis que me encanta cuando está en primera y narran ambos). Rainbow Rowell ha sabido plasmar los sentimientos de ambos de una forma increíble, nos ha hecho ver lo complicado que es para Eleanor aceptarse a si misma -pues no está satisfecha con su físico- y como si es posible enamorarse de alguien a pesar del aspecto que tenga.
Debo decir que la historia de amor de nuestros dos protagonistas es la más real que he leído en un libro romántico-juvenil. Las cosas entre ellos no ocurren de golpe sino que van surgiendo poco a poco, con el tiempo, con pequeñas acciones. Para mí ha sido simplemente maravilloso y precioso, como si estuviera viviéndolo yo.
A pesar de que me ha gustado más la segunda mitad del libro, no puedo ponerle muchos más peros a esta historia.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Janire
 22 enero 2018
La portada de este libro me cautivó desde el primer día que la vi en las librerías, tan sencilla, pero tan bonita a la vez, me irradiaba mucha ternura y mis ganas de descubrir lo que sus páginas escondían aumentaban con cada opinión que leía de la historia.
Ahora que lo he finalizado os puedo decir que todos los sentimientos que me hizo sentir la portada, los ha aflorado también el contenido de sus páginas.
Nos encontramos ante una historia que narra impecablemente el primer amor, sin idealizarlo ni convertirlo en algo irreal o poco creíble. En esta ocasión los protagonistas no se enamoran nada mas mirarse a los ojos, es un proceso más real y con el que he disfrutado enormemente y para mí el hecho de que la historia cuente todas las complicaciones que puede traer enamorase y narre paso a paso todo lo relacionado a ese primer amor, es un punto positivo.
Otro punto que me ha gustado de la novela es que los personajes no son perfectos, ni populares, ni tienen una vida de ensueño. Son personajes reales con problemas reales que cautivan desde el primer momento que lees sobre ellos. Sobre todo la vida de Eleanor en casa es terriblemente insoportable y esas partes de la historia hacía que leyera sin despegar la vista de las páginas ni un momento.
A primera vista puede parecer un libro ñoño y romanticón pero he de decir que es muy sencillo, con la dosis justa de romanticismo y con puntos de una crudeza elevada al narrar el momento familiar de Eleanor o lo que tiene que aguantar en el instituto.
El personaje de Park, es un chico adorable, al que le coges un gran cariño desde el principio, no tanto como Eleanor, que particularmente, me han sacado un poco de mis casillas algunas actitudes de ella a lo largo de la historia, pero que en realidad tienen su sentido ya que la vida de ella no es fácil precisamente.
La novela sería perfecta si el final hubiese sido más elaborado, ya que me da la impresión de que la autora se cansó de escribir y lo cerró deprisa y corriendo. Me ha dejado varios interrogantes que, aunque no son importantes en la historia, me hubiera gustado saber qué ocurre con ciertos personajes.
Por todo lo demás es una novela que me ha encantado, que me ha hecho pasar un rato agradable cuando la tenía entre manos y que recomiendo a todo el mundo que quiera leer alguna historia bonita y sencilla.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (25) Ver más Añadir cita
TinuwelTinuwel23 mayo 2018
—No me gustas, Park —repitió Eleanor en un tono que, por un instante, sonó como si hablara en serio—. Yo… —su voz casi se esfumó— creo que vivo por ti.
Park cerró los ojos y dejó caer la cabeza contra la almohada.
—Ni siquiera puedo respirar cuando no estamos juntos —susurró ella—. Y eso significa que, cuando te veo los lunes por la mañana, tengo la sensación de que llevo sesenta horas sin coger aire. Seguramente por eso refunfuño tanto y te contesto mal. Cuando estamos separados, me paso el tiempo pensando en ti, y cuando estamos juntos me invade el terror. Porque cada segundo cuenta. Y siento que he perdido el control. No soy dueña de mí misma, soy tuya. ¿Qué pasa si de repente te das cuenta de que ya no te gusto? ¿Cómo voy a gustarte tanto como tú me gustas a mí?
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         40
TinuwelTinuwel23 mayo 2018
Desintegrada.
Como si el teletransporte a la nave Enterprise hubiera fallado.
Por si alguien se pregunta lo que se siente, no es como fundirse… sino mucho más violento.
Y aun disuelta en un millón de fragmentos, Eleanor notaba el contacto de Park. Sentía el pulgar de él explorándole la palma. Se quedó inmóvil porque no podía hacer el menor movimiento. Intentó recordar qué animales paralizan a sus presas antes de devorarlas.
Puede que Park la hubiera paralizado con su magia ninja, con su toque vulcano, y estuviera a punto de engullirla.
Sería alucinante.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
SofiaCavazosSofiaCavazos18 junio 2018
Cada mañana, al llegar al autobús, Eleanor temía que Park no se quitara los audífonos, que dejara de hablarle tan de repente como había empezado a hacerlo... Y si algo así llegara a suceder --si una mañana Eleanor subiera al autobús y él no alzara la vista--, no quería que Park se diera cuenta de la catástrofe que provocaría.
Comentar  Me gusta         10
LillyLilly13 abril 2018
-¿Me estás buscando un diminutivo?

-No, me encanta tu nombre. No quiero privarme de pronunciar ni una sola sílaba.
Comentar  Me gusta         40
isabelschapterisabelschapter19 julio 2019
Sostener la mano de Eleanor era como sujetar una mariposa. O un latido. Como tener en la mano algo completo y vivo.
Comentar  Me gusta         40
otros libros clasificados: BULLINGVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Canción de hielo y fuego

¿En qué año se publica el primer tomo de esta saga?

1995
1996
1997
1998

25 preguntas
56 lectores participarón
Thème : Canción de Hielo y Fuego: 1. Juego de Tronos de George R. R. MartinCrear un test sobre este libro
{* *}