InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

ALBERT; SOLÉ (Traductor)
ISBN : 849793623X
Editorial: Debolsillo (29/10/2013)

Calificación promedio : 4.5/5 (sobre 5 calificaciones)
Resumen:
Siguen las aventuras increíbles en Mundodisco. «¡Sé un HOMBRE en la Guardia de la Ciudad! ¡La Guardia de la Ciudad necesita HOMBRES!» Hasta ahora, sin embargo, la Guardia Nocturna solo cuenta con el cabo Zanahoria (técnicamente un enano), el agente Cuddy (realmente un enano), el agente Detritus (un troll), la agente Angua (una mujer... la mayor parte del tiempo) y el cabo Nobbs (descalificado de la carrera evolutiva por hacer trampas). Y necesitan toda la ayuda ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (2) Añadir una crítica
Shorby
 23 enero 2018
Bien, en esta ocasión, tenemos una serie de extraños asesinatos que ensombrecen (más aún) la ciudad de Ankh-Morpork. Diferentes individuos de los Gremios de la capital aparecen muertos en diversas circunstancias, sin motivo aparente, sin nadie que quiera hacerse cargo del tema. Salvo la Guardia, sobretodo el capitán Vimes… que está a punto de casarse y por lo tanto, de abandonar el puesto, sin ninguna gana de ello, pues la Guardia es su vida.
Por otro lado, el Patricio –personaje que me encanta, aunque sea un cabroncete- decide de manera aleatoria que la Guardia Nocturna debe incluir representantes de todas las minorías.
Así, nuestro grupo protagonista formado por el capitán Vimes, el Sargento Colon, el Cabo Nobby y el Cabo Zanahoria, se ve ampliado con individuos como el enano Cuddy, el troll Detritus o Angua, una mujer.
Somos entonces partícipes del entrenamiento de los nuevos reclutas, que nos deja situaciones rocambolescas de mano de Cuddy, con su hacha gigantesca; Angua, con sus pechos gigantescos; o Detritus, gigantesco todo él.
De verdad que me he reído una barbaridad con algunas escenas –qué buena la imaginación gráfica para según qué cosas-, tremendamente divertido.
Por si no fuera suficiente, tenemos a un aristócrata ligeramente obtuso (Edward de M'uerthe) que ha encontrado un arma bastante singular, una especie de ballesta que distara trocitos de plomo y que parece tener vida propia. Un arma con un objetivo propio: matar.
Nos vemos envueltos en una espiral de todo un poco, como siempre, con toques de novela negra, giros inesperados y las apariciones estelares de Y-Voy-A-La-Ruina-Escurridizo o Gaspode, el perrito que conocimos en “Imágenes en Acción”, geniales ambos personajes.
Pratchett nos deja guiños buenísimos, como siempre, pasando esta vez por el mismo Da Vinci, tratando el valor de la amistad y realizando toda una crítica al abuso del poder y las armas.
De las mejores novelas de la saga que he leído hasta el momento.
Enlace: http://locaporincordiar.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Jeraviz
 22 enero 2018
Una obra maestra. Pratchett realiza una sátira del racismo y del poder. de lo dificil que es ser una persona buena y lo fácil que es caer en la tentación.
De los mejores libros de Mundodisco que he leído.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (1) Añadir cita
JeravizJeraviz23 enero 2018
La razon por la que los ricos eran ricos, razonaba Vimes, era que se las arreglaban para gastar menos dinero.
Tomemos el caso de las botas, por ejemplo. Un par de botas de cuero realmente buenas costaba cincuenta dólares. Pero un par de botas, las que aguantaban más o menos bien durante una o dos estaciones y luego empezaban a llenarse de agua en cuanto cedia el cartón, costaban alrededor de diez dolares. Aquella era la clase de botas que Vimes compraba siempre, y las llevaba hasta que las suelas quedaban tan delgadas que le era posible decir en qué lugar de Ankh-Morpork se encontraba durante una noche de niebla solo por el tacto de los adoquines.
Pero el asunto era que las botas realmente buenas duraban años y años. Un hombre que podía permitirse gastar cincuenta dólares disponía de un par de botas que seguirían manteniendole los pies secos dentro de diez años, mientras que un pobre que solo podia permitirse comprar botas baratas se habría gastado cien dolares en botas durante el mismo tiempo y SEGUIRÍA TENIENDO LOS PIES MOJADOS.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
otros libros clasificados: fantasíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Monstruos en la literatura

Calamar Gigante

H.G. Wells
C.S.Lewis
Julio Verne
Mary Shelley

10 preguntas
104 lectores participarón
Thèmes : monstruos , ficción , fantasíaCrear un test sobre este libro
{* *}