InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Maria Ferrer (Traductor)
ISBN : 8448006984
Editorial: Timun Mas (08/11/2012)

Calificación promedio : 4.12/5 (sobre 63 calificaciones)
Resumen:
Según Las Buenas y Acertadas profecías de Agnes la Chalada, Bruja (el único libro fiable de profecías, escrito en 1655, antes de que ella explotara), el fin del mundo tendrá lugar el próximo sábado. Los ejércitos del Bien y del Mal se están agrupando, la Atlántida está resurgiendo, llueven sapos y los ánimos están algo alterados así que? todo parece ajustarse al Plan Divino. De no ser por un ángel quisquilloso y un demonio buscavidas que han vivido a costa de los mo... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (26) Ver más Añadir una crítica
MissMoria
 07 June 2019
Los autores presentan inicialmente su obra, un prólogo, una introducción con un deje que deja el gusanillo, y seguidamente un esquema con los personajes que vamos a ver. Práctico, conciso y al grano podríamos decir. A partir de ahí vamos a ver unas lineas de desarrollo.
La división interior se hace por capítulos nombrados como los días que faltan para el apocalípsis.
Ese es el nudo y acontecimiento central, alrededor del cual vamos a conocer a los personajes, su trayectoria, desarrollo, cómo han llegado a dónde y por qué... Gaiman y Pratchett utilizarán esto muy hábilmente para introducir tanto reflexiones como momentos de risa aguda, lo cual me lleva a plantear una cuestión que creo muchos nos hemos preguntado:
Siempre que vemos cierta reflexión espuesta, segundos significados ocultos, metáforas, tanto en obra de este tipo como poética, en definitiva, del tipo que sea... ¿Realmente es así, o somos nosotros los que lo vemos de este modo debido a la búsqueda de nuestra mente? Puede que busquemos relacionar unos temas que sí, pueden relacionarse pero que no han sido dispuestos de ese modo intencionadamente por el autor. Tal vez estoy dando muchas vueltas, pero me he hecho esa pregunta muchas veces y este es un caso creo adecuado para sacarlo a colación.
¿Por qué? Pues porque ambos autores plantean situaciones de una forma muy cotidiana, temas de repercusión actual y social, cultural, mediática o medioambiental, y lo hacen de manera que pareciere que hablasen de la hora que es. Podemos ver esto como una crítica en sí a lo largo de todo el libro, o bien dirigido hacia la pasividad con que se tratan unos temas frente a la hipócrita preocupación y cruce de brazos posterior de otros, o incluso también dirigido al caso excesivo que se le hace a veces a algunos temas.
Dicho así puede resultar confuso, y lo cierto es que son temas densos por lo que lo dejaré ahí para no desviar mis palabras más aún. Reflexionad, comentad sobre ello y leed el libro para comprender mejor mis palabras.
Como decía, vamos a ver a través de unos personajes más o menos principales, alrededor de los cuales van a surgir otros para introducir ideas, acontecimientos y evolución del asunto: tanto el que les lleva a actuar y moverse, como su evolución en sí; evolución desde dentro y fuera del libro respectivamente.
- Adán y los Ellos.
- Crowley & Azirafel junto a los sobrenaturales y caballistas.
- Newton y Anatema junto a otro grupo de humanos.
Se plantea en el libro de dónde viene cada uno, cuál es su cometido, o su día a día, lo que hace o lo que le ocurre, dependiendo de cada quién; y alrededor de cada uno van surgiendo otros personajes, con lo que encontramos lo que parecen tres lineas de acción a través de las cuales Pratchett y Gaiman introducen sátira o crítica -a juzgar por cada uno- de la sociedad actual y problemas que tiene como el abuso de la electrónica y sus efectos, el vicio informático que muchos padecen y otras obsesiones insanas -pues todas ellas son malas-, abordando la religión como tema central como es evidente por el género, además es una de las obsesiones más extendidas.
Esto me lleva de nuevo a comentar lo que unas líneas más arriba: los dos autores hacen gala de su talento -que por entonces comenzaba y tenemos esta obra como muestra, firma y anticipo-, escribiendo en un tono desenfadado, o tratando con indiferencia plana ya sea por crítica o por la cotidianeidad y exceso de información en los medios, esos temas que están tan en boga; y por supuesto con la misma naturalidad introducen sin problema escenas realmente crudas.
Parece que escriben y escriben, y tanto da una escena de un parque como una habitación recién masacrada y cubierta de sangre. Escribir, por escribir, por el placer de escribir y divertirse mutuamente como luego nos cuentan en las notas los autores.
Sin embargo y eso me gustó mucho, introducen lo que sea, como sea, y pueden hacerlo porque es su libro, y no necesitan una razón aparente para colocar este personaje aquí o allá, lo hacen y punto. O más bien habrían podido hacerlo porque de hecho le han conseguido dar un sentido a todo para que sea lo que sea que introduzcan, encaje con la obra por un lado y por otro.
Es esa narrativa de soltura y desenfado lo que caracteriza el libro a mi parecer, y también me lleva al siguiente punto: la conjugación entre dos lenguajes distintos que se complementan. Los autores comentan haber escrito el libro entre por teléfono y comidas, mano a mano todo el tiempo, llegando un punto en que no hay diferenciación de autores, sino escenas que se suceden a otras y que parecen llamar a la siguiente, a la siguiente y a la siguiente, y así sucesivamente.
Tal vez una palabra acertada para definir cómo está hecho el libro con sus giros, sus sorpresas, su contención medida y el aparente poco trabajo que llevan sus escenas cuando realmente son complicadas -y ahí está el genio, en la sencillez aparente-, sea "filigrana". O también... Un libro trampa, pues te esperas acontecimientos pero no tal y como son narrados.
Sin embargo el libro es sumamente divertido, repleto de sátira a lo que llamamos persona tipo, un esquema de personalidad, y repleto también de guiños a canciones o a otros muchos elementos de diversión. Sumado todo ello a la comedia que son capaces de transmitir tanto Gaiman como Pratchett.
Miradlo de este modo y si leéis por primera vez el libro tened en cuenta que es ese final el que se debe a la evolución pero sobre todo, es el libo el que se debe a sus personajes por completo, igual que a sus autores, e igual que sus autores se deben al libro porque al final se trata de escribir personas e historias para dejar que cobren vida y busquen tanto su libro como su forma.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Inquilinas_Netherfield
 19 December 2021
Llevaba tiempo detrás de leer Buenos presagios,pero las ansias eran todavía mayores desde que salió la adaptación televisiva hace un par de años. Quería ver la miniserie y para eso primero tenía que leer el libro. Las cosas en orden y el chocolate espeso (muy espeso).

Os cuento. Crowley es un ángel del infierno siempre armado con unas gafas de sol y a lomos de su Bentley que le ha tomado cariño a la humanidad y está encantado con la vida que se pega. Sí, de vez en cuando hace maldades de esas que van con su personalidad demoníaca (es el creador del IVA, la Santa Inquisición o la ciudad de Manchester... de esta última perversidad está muy pero que muy orgulloso) pero, por lo demás, vive y deja vivir. Su amistad con Azirafel, un ángel (de los del cielo) librero que es todo lo opuesto a él, sirve como ejemplo de lo cómodo que se siente en su piel del siglo XX (otros siglos no han sido tan divertidos). Cuando deciden tanto los de arriba como los de abajo que ya están hartos de esperar y ha llegado la hora del Apocalipsis, ninguno de los dos se lo toma demasiado bien. ¿No podrían dejar las cosas como están? Pues no. Así que toca buscarle familia al bebé Anticristo, y nada mejor que dejarlo en manos de monjas satánicas... o nada peor, porque esa noche hay mucho bebé recién nacido y parece que se hacen todos un poco de lío y no se sabe muy bien donde acaba este niño... Ya verás cuando se enteren de que Crowley ha perdido al Adversario, Destructor de Reyes, Ángel del Pozo sin Fondo, Gran Bestia a la que llaman Dagón, Príncipe de Este Mundo, Padre de las Mentiras, Vástago de Satán y Señor de las Tinieblas. Pero hasta ese momento aún tienen que pasar once años, tiempo en que el Anticristo se cría como todo hijo de vecino. O no.
El libro se puede dividir tranquilamente en tres partes, siendo la primera y la tercera las mejores tanto en intensidad como en entretenimiento puro y duro. A la del medio le pasa un poco lo que a las mejores sagas, que está ahí porque tiene que estar pero que no es lo mismo porque no es igual. Y claro, tampoco se ve beneficiada por el comienzo de la historia, potente y genial a partes iguales, en el que Crowley y Azirafel juntos son como el té a las cinco y un scone con clotted cream: gloria bendita (con permiso de Crowley). El lector (o yo, sin más, tampoco voy a generalizar) sufre cuando este particular dúo que funciona como un reloj se hace a un lado para dar entrada a los demás personajes que van a formar parte de esta travesía, pero en el último tercio todo vuelve a su sitio. Y tened en cuenta que en esta historia la clave está en la inefabilidad. Lo que es inefable no se puede explicar con palabras, y lo que no se puede explicar no se explica. Punto. Así funcionan las cosas... si lo sabrán bien Azirafel y Crowley, enemigos durante más de seis mil años (y amigos también durante buena parte de ese tiempo a escondidas de sus jefes).

¿Qué más tenemos? Pues muchas reflexiones sobre la humanidad, sus defectos y su virtudes, el uso que hacemos del libre albedrío, que el destino no está escrito, que son nuestras decisiones las que importan y no lo que se espera de nosotros... que la humanidad tiene un don magnífico para la imaginación y lo usa para hacer sus vidas más miserables todavía de lo que ya son. Que somos autodestructivos pero hay que querernos si o sí, porque si quisiéramos podríamos hacer cosas maravillosas... si quisiéramos. Porque el ser humano es tan bueno odiando como queriendo, y esta novela defiende esa imperfección tan... inefable. ¿Cómo se puede detener el Apocalipsis? Con algo tan arquetípico como real: trabajando en equipo, anteponiendo los intereseses colectivos a los individuales e intentando que nuestro lado bueno supere al malo, aunque solo sea durante un ratito. Teniendo confianza en nosotros mismos, buscando el bien común y dejándose de tonterías.
No voy a entrar mucho más en la historia porque hay que leerlo sin saber demasiado, sin saber qué personajes van a aparecer ni cómo introducen todo el tema bíblico en la trama (porque a ver, estamos ante el Armagedón en pleno siglo XX, así que tiene que haber personajes bíblicos, profecías, catástrofes, símbolos... en un mundo moderno, y no hay nada como renovarse o morir, ya pertenezcas al cielo o al infierno). Fantasía, brujas, ángeles, demonios, Satán, cazabrujas, médiums, pandillas de niños al más puro estilo King, monjas satánicas, perros del infierno que son una monada... y esos que no deben ser nombrados (quien quiera saber, que lea el libro). Y todo esto con mucho humor y mucha inteligencia pero también muy en serio. Pero con mucho humor y mucha inteligencia. Pero también muy en serio. Pero con mucho humor y mucha inteligencia. Pero...

En cuanto a tema brujas, que es la razón por la que os estoy hablando del libro, os puedo decir que hay dos: una a la que solo se nombra (pero que es la que mola y la que maneja el cotarro) y otra que es descendiente suya pero que básicamente se dedica a desentrañar lo que quiso decir en su día su antecesora (que profetizar, profetizaba mucho, pero no decía las cosas demasiado claras). La primera es Agnes la Chalada, autora del libro Las Buenas y Acertadas Profecías de Agnes la Chalada, que incluye nada menos que cuatro mil profecías a cada cual más peregrina (¡pero todas verdaderas!); la segunda es Anatema Device (el nombre es un puntazo, no me digáis que no). Brujas como personajes secundarios, que es de lo que se trata, pero con mucha personalidad, que se agradece.

Por cierto, aunque conocía esta novela desde hace mucho tiempo, realmente no fui consciente de que está considerada de culto hasta que la abrí y empecé a leer a los propios autores hablando de lo que ha sido este libro (reconocen sin tapujos que les ha hecho millonarios) desde su publicación y las locuras que han hecho muchos de sus fanáticos (las anécdotas de Gaiman sobre el estado de muchos de los ejemplares que les presentan en las firmas de libros no tienen desperdicio). Entiendo perfectamente por qué y además se mantiene fresco como una lechuga. Han pasado treinta años desde su publicación y nadie lo diría leyéndolo.

Y una teoría tonta al azar. Muchos lectores de Buenos presagios dicen que distinguen a la perfección las partes escritas por Gaiman y las partes escritas por Pratchett. En los apéndices que incluye la edición ellos mismos dejan caer qué personajes son de uno o de otro, o quien tuvo más peso en la primera mitad del libro o en la segunda... pero a mí me da que cada cual atribuye sus partes preferidas en el libro a su autor favorito de entre los dos :)) Yo tiro más para Gaiman que para Pratchett (he leído más a Gaiman, también es verdad) y en mi cabeza mis partes favoritas son de Gaiman (porque sí). Me niego a pensar que soy la única que hace esto por mucho que todo el mundo presuma de distinguir a la perfección a los dos autores, así que me reafirmo en mi teoría (y me quedo tan ancha).
Termino con el tráiler de la adaptación televisiva que os comentaba al principio. He leído todo el libro imaginándome a David Tennant como Crowley y a Michael Sheen como Azirafel. No sé si esto es bueno o malo pero a priori me pegan muchísimo y voy a intentar que la miniserie caiga estas navidades. Ya he visto algunas cosas en el tráiler que se alejan del libro, pero qué más da... me voy a poner en mood festivo y voy a dejar a un lado mi vena tiquis, que el guión es del propio Gaiman y él sabe lo que hace.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Celia_0504
 19 June 2022
Me leí este libro por primera vez hará cosa de dos años. Y si, me gusto. Y mucho. Pero tampoco es que fuera a ser el libro de mi vida. No obstante, he vuelto a cogerlo después de haber visto esa maravilla de serie que han hecho sobre él. Y en esta segunda reelectura creo que lo he disfrutado incluso más que la primera vez. de hecho, ha mejorado notablemente la idea que tenía sobre él, que ya era estupenda de por si.
La grandeza de “Buenos presagios” es que es un libro que no tiene grandes aspiraciones. Es una historia sencilla que escribieron dos buenos amigos con el fin de entretenerse ellos y, de paso, a los lectores. Eso es todo. Y vaya si lo consiguen. Nos encontramos ante un libro que nos presenta el Apocalipsis desde una perspectiva hilarante y bizarra, siendo tan ridículamente gracioso que el lector no puede dejar de sonreír desde la primera hasta la última página. de ahí que sea una novela que se lee rápidamente y que se disfruta mucho.
El gran “pero” que tiene es que la narración es muy irregular. Echo en falta más escenas de Azirapiel y Crowley en la mitad del libro, que es cuando la narración pierde ritmo y se vuelve más aburrida . En cambio,me parece que sobran escenas de Shawell y Newton. Las escenas del ejercito Cazabrujas, excepto la primera, me aburrieron un poco y me parecieron que estaban de más. Es mas, el personaje de Newton me parece el más insustancial y aburrido de todo el libro y el que menos aporta al conjunto de la historia. Por su parte el personaje de Anatema noto que esta poco usado, siento que podía haber aportado más a la historia. Respecto a Sawell , aunque es imposible no cogerle cariño, es otro personaje que no aporta mucho a la trama.
Las partes narradas por el grupo de los niños, los Ellos, también hubo momentos que me aburrieron, y me parecieron que alguna hasta sobraban. Pero tiene una ventaja, y es que están genialmente bien escritas. Es muy difícil escribir desde el punto de vista de un niño, pero en este libro se logra con creces trasplantar al lector a lo que debe sentir un niño.
Sin duda alguna los personajes que dan vida a esta historia son el ángel Azirapiel y el demonio Crowley. Cuando ellos no están la narración se vuelve aburrida, son los que sustentan toda la trama. Me han encantado como personajes, porque casi son los más humanos de todos.
Y aquí debo hacer un par de incisos:
1. Esto es sobre la serie. Creo que he visto pocos actores que se ajusten tan bien a sus personajes como David Tennant y Michael Sheen a Crowley y Azirapiel. Quien tuvo la idea de elegirlos fue un genio y nunca le estaré lo suficientemente agradecida.
2. ESTAN CASADISMOS !! Lo pensé la primera vez que leí el libro, los autores lo llamaban amistad porque en la década de los noventa no se hablaba tan libremente de un matrimonio homosexual entre un ángel y un demonio, pero ahora después de ver la serie y de la segunda reelectura lo tengo clarísimo. ¡¡ Eso es amor del bueno y bonito !! Y yo tan contenta que estoy con todo el shippeo que ahora se ha montado el fandom, además.
3. Necesito más escenas con ellos. Solo por eso siento mucho que no vaya a ver segunda parte. Hay material para ello de fijo, y los propios autores lo dejan caer al final del libro. Pero sin Terry me parece lo más lógico y correcto y puedo entender que esto no vaya a pasar.
Con un estilo que recuerda a Adams Douglas y a los Monty Pyton , “Buenos presagios” es una novela atípica y divertida, plagada de guiños ( como olvidar el coche en el que todas las cintas de video se convierten, a las dos semanas, en éxitos de Queen. O la aparición estelar de un Dalek) y de momentos divertidos que hacen reír al espectador por lo absurdos que sirven para dar al lector la acertada impresión de que están ante un libro que solo les exige que lo disfruten ( todavía me parto cuando sale el Kraken y los autores comentan solemnemente que “millones de sushi clamaban venganza”).
Pese a su enorme problema de en medio, es un libro que se lee con gran facilidad, y que una vez terminado se recuerda con gran cariño.
Pd: vale, quien eligió a los actores fue el propio Neil Gaiman. Un motivo más para amar a este hombre más de lo que ya hacia antes.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Crislefica
 11 December 2020
Cuando se juntan el creador del Mundo Disco, y el creador de historias como Coraline, Stardust o Neverwhere uno piensa que lo que puede salir es una obra maestra desternillante de risa, y que todo puede pasar en una obra escrita por estas cuatro manos.
Desde luego ésto último si es cierto...todo puede pasar.
Estamos ante una obra que nos trae un Apocalipsis un tanto especial, donde de mezclan extraterrestres, habitantes de la Atlántida, tibetanos, americanos, brujas, cazadores de brujas y por supuesto, ángeles y demonios. Un curioso apocalipsis con un mar de curiosos (y a veces sin sentido) personajes y dándole una vuelta de tuerca a lo que nos parece normal pero contado a 4 manos por estos dos autores, en lo que parece un ejercicio para divertirse y quizá quedarse con los pobres lectores que se atrevan a leer esta historia.
Podríamos decir que todo empieza con la llegada del "elegido" para llevar a cabo este fin del mundo, o con el intercambio de unos bebes, o con las enseñanzas que dan las profecías de Agnes la chalada, o los intentos de Crowley y Azirafel para intentar evitarlo, una pareja harto curiosa, un travieso demonio adicto a su coche y la velocidad y un curioso ángel. Pero la verdad que es bastante difícil de sintetizar. Hay partes que realmente son bastante surrealistas, lo que las hace graciosas en sus parodias pero reconozco que otras, a mí, personalmente se me hicieron bastante pesadas, demasiado surrealismo para mí.
La historia es lineal y está contada con un narrador omnisciente intercalando diversos puntos de vista (casi tantos como multitud de personajes) sobre un suceso común: el fin del mundo. al haber tantisimos personajes, la verdad que poco se entra en su caracterización, salvo algunos detalles, poco se sabe de ellos, lo cual puede inducir a perderse en este galimatías que es esta historia. Quizá entre tanto personaje, no podemos perder de vista a Adán, hijo del anticristo, que como todo niño tiene unas ideas bastante curiosas con su pandilla de amigos; Crowley, el demonio que debe permanecer en la tierra para darles un poco de chispa a los humanos y que a mí me caía bastante bien; Azirafel, un curioso ángel propietario de una libreria donde guarda libros carisimos que no quiere vender a nadie; y las brujas que han sido quienes más me han gustado dentro de todo este lío, ya sean las profecías de Agnes la Chalada o su actual descendiente Anatema Device.
La verdad que precisamente esta multitud de personajes (aquí no están todos los que son) los saltos entre ellos sin aviso pueden dar lugar a que el lector se pierda sin saber de quien se habla en ese momento y qué está pasando. A mí al principio me ponía de los nervios, a pesar que a medida que pasaban las paginas le ibas cogiendo el tranquillo.
A pesar que el inicio puede ser algo lento, a medida que vamos avanzando las tramas se van desarrollando a un ritmo bastante rápido hasta llegar al clímax del fin del mundo y para llegar a un final demasiado rápido (pero que no voy a desvelar).
Un punto positivo son las notas a pie de página y las idas de olla de los autores cuando las escribieron.
La verdad es que creo que es de esos libros que hay que leer para hacerse con una opinión porque soy consciente que hay gente que les ha encantado pero para mí, a pesar que ha habido puntazos muy buenos, mayoritariamente era un poco sin sentido y un poco caos. Casi que me quedo con los autores por separado porque he sentido que me estaban tomando el pelo en casi toda la historia.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
jjarnau1
 01 April 2021
En la web de Anika Entre Libros he analizado ya tres novelas de Terry Pratchett, pertenecientes a Mundodisco todas ellas; y en todas he comentado que los libros de Terry Pratchett son buenos, y las novelas de Mundo disco son muy graciosas, o viceversa, que tanto monta. Esta novela, escrita en colaboración con otro gran autor como es Neil Gaiman, aunque entonces sólo era conocido por sus guiones de cómic, entra dentro de esas definiciones, aun sin ser de Mundodisco. Cuando se publicó "Buenos Presagios", Pratchett apenas había escrito unas cinco novelas de Mundodisco, y Gaiman empezaba a ser conocido por sus guiones de cómic; ninguno de los dos era un autor de renombre, y se habían conocido a raíz de la publicación de la primera novela de Pratchett, cuando fue entrevistado por un Gaiman que entonces tabajaba como periodista "freelance". Congeniaron, y Gaiman le envió unas páginas que había escrito, pero no tenía claro como continuar; a raíz de ahí, poco tiempo después, empezaron una escritura conjunta, mediante llamadas telefónicas y envío de disquetes. Según comentan, lo hicieron por pura diversión, y ni siquiera esperaban que se publicase. Pero en ella ya se aprecian todos los "mecanismos" que Pratchett aplica a la saga de Mundodisco, así como la mano de Gaiman en ciertos aspectos de la misma, los más "terroríficos", por llamarlos de alguna manera. Pero ambos escritores se complementan perfectamente y no se aprecia ningún cambio abrupto, ni de estilo ni de argumento; si no es porque en las páginas finales se habla del método, y de qué aportó cada uno, prácticamente se podría decir que no sabríamos quien ha escrito qué (es más, se comenta en esas páginas que había párrafos por los que se felicitaban por lo bien que habían quedado, que ninguno reconocía haber escrito, y que sospechaban que la novela había crecido por sí misma…)
En cuanto a la novela en sí misma, se trata del fin del mundo, del Armaggeddon, de la batalla final entre las huestes del Cielo y del Infierno que acabará con la humanidad, para dar inicio a una nueva era. Pero dos de sus protagonistas, que están en el mundo desde el principio de los tiempos, no están muy de acuerdo con ello. Se trata de Crowley, un demonio "menor", y de Azirafel, un ángel algo quisquilloso. Ambos han entablado amistad debido a los milenios que llevan en la Tierra, y no se comportan exactamente como se esperaría de sus respectivos roles. Se han acomodado en demasía a la vida en la Tierra, y el fin de la misma choca con sus planes, por lo que intentarán que no se produzca… aunque ello vaya en contra del Plan Supremo. Dicho Plan a ellos no les suena precisamente coherente; Crowley fue el que tentó a Eva con la manzana, y piensa que, para no querer que comieran de ese árbol, a Dios sólo le faltó poner luces de neón señalando el lugar, por lo que le escama mucho esa actitud; por otro lado, Azifarel custodiaba las puertas del Edén con su espada llameante… que cedió a Adán y Eva cuando fueron expulsados para que tuvieran luz y calor, Se ve que ninguno de los dos estaba muy conforme, o al menos eran suspicaces con respecto al Plan Inefable.
A ellos se unen una disparatada serie de personajes, como una orden de monjas satánicas y bastantes despistadas que serán las encargadas de intercambiar a un bebé humano por el Anticristo (la hermandad de las Locuaces); los últimos integrantes del ejército cazabrujas; unos modernos jinetes del Apocalipsis, en el que el papel de Peste lo ha tomado Polución, dado que aquella se retiró cuando se descubrió la penicilina; el perro infernal encargado de acompañar al Anticristo y obedecerle en todo; Agnes la chalada, y su descendiente Anatema Artilugio, etc.
Como digo, aparece el sentido del humor constante de Pratchett, prácticamente presente en cada párrafo, con las abundantes notas a pie de página, también presentes en Mundodisco, como forma de aportar nuevos chistes, personajes reconocibles en Mundodisco (la Muerte, que aparece en todos los libros de esa saga), y la parte un poco más "terrorífica" (según ellos aportada por Gaiman), pero que se complementan perfectamente. Todos estos personajes, lo absurdo de muchas situaciones, los cambios en el Plan Supremo, contado con la maestría y comicidad de los autores harán que se vivan situaciones de lo más surrealistas, momentos de verdadero asombro cómico, etc. Porque al tema principal se van sumando otros como por ejemplo las peripecias de Crowley para huir de "sus jefes", las historias de los antepasados del soldado cazabrujas Pulsifer, y los de Anatema Artilugio, los inverosímiles sucesos que anuncian el fin de los días, y cómo afectan a los que los viven, la reunión de los cuatro jinetes del apocalipsis, y a qué se dedica cada uno en la actualidad, etc.
Como comentaba más arriba, y en otras reseñas de la obra de Pratchett, el humor inglés, rozando el surrealismo está muy presente. Hay veces, muchas, en las que prácticamente te carcajeas, y muchísimas otras en la que te estás riendo todo el rato. Asimismo, como en prácticamente toda la obra de Pratchett, hay "homenajes" a otros géneros literarios, como el terror, el apocalíptico, la novela juvenil de aventura (tipo "Los cinco" y similares), etc.
De todas maneras, también comentan ambos autores que las diferentes partes fueron retocadas varias veces por ambos, pasándoselas uno al otro en varias ocasiones, por lo que en el resultado final no está muy claro la intervención de cada uno.
Finaliza este volumen con unas páginas con una breve entrevista a los autores, y dos secciones en las que cada autor habla del otro, cómo se conocieron, y cómo fue la colaboración. Son de verdad interesantes, dada la personalidad de los autores.

Enlace: https://jjarnau1.blogspot.co..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (16) Ver más Añadir cita
SatrinaSatrina19 December 2017
A través de los años, a Crowley se le había hecho cada vez más difícil dar con algo demoníaco que destacara del trasfondo natural de maldad generalizada. En alguna ocasión, en el milenio anterior, había estado a punto de mandar un mensaje Allá Abajo para decir: Mirad, más vale que lo dejemos estar, que nos olvidemos de tanto Desastre y de tanto Pandemónium y todo lo demás, y que nos larguemos de aquí, porque no les podemos hacer nada que ellos no se hayan hecho ya, porque además inventan cosas que a nosotros jamás se nos hubieran ocurrido siquiera, que normalmente tienen que ver con electrodos. Tienen lo que a nosotros nos falta. Tienen imaginación. Y electricidad, claro.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
SatrinaSatrina19 December 2017
Fue entonces cuando Marvin descubrió al religión. No esa religión sosegada y personal que consiste en hacer buenas acciones y llevar una vida mejor; ni siquiera la que consiste en ponerse un traje y llamar a los timbres de las casas; sino la religión que consiste en formar una cadena de televisión propia y conseguir que la gente le envíe dinero a uno.
Comentar  Me gusta         00
MirenMiren11 December 2020
Él trataba de hacer desgraciados sus breves vidas porque era su trabajo, pero no podía imaginar nada peor, ni de lejos, que lo que ellos mismos inventaban.
Comentar  Me gusta         10
Sara_feericaSara_feerica08 December 2017
Para comprender el estado de la humanidad puede que baste con saber que la mayoría de los grandes triunfos y grandes catástrofes de la historia no se deben a que las personas son buenas en esencia o malas en esencia, sino a que las personas son en esencia personas.
Comentar  Me gusta         00
SatrinaSatrina19 December 2017
Crowley siempre supo que estaría por allí cuando se terminara el mundo, porque era inmortal y no tenía otra alternativa. Pero esperaba que aquello quedara muy, muy lejos. Porque la gente le caía bien. Lo cual era un defecto considerable para un demonio.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: fantasíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Los monstruos de la saga Harry Potter

¿Qué criaturas mágicas podemos encontrar en Gringotts, el banco de magos?

Duendes
Thestrals
Mantícora
Nagini

15 preguntas
282 lectores participarón
Thèmes : monstruos , criaturas , fantasía , magiaCrear un test sobre este libro