InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de LAKY


LAKY
06 febrero 2019
Hoy os traigo la reseña del último premio Planeta. Ya os adelanto que me ha encantado, que le he dado la máxima valoración y que estará en la lista de mejores lecturas del año

Año 192 d.C. El malvado Cómodo rige los destinos de Roma. Pero será por poco tiempo. Sus extravagancias, su egoísmo y su crueldad han hartado al pueblo y alguien se revelará contra su tiranía. Asesinado Cómodo, Pertinax es elegido por el Senado para sustituirle en el trono. Ese es el momento en el que Julia Donna, mujer de Septimio Severo gobernador de Panonia Superior, decide abandonar Roma para irse con su marido (durante el reinado de Cómodo las mujeres y los hijos de los tres gobernadores estaban retenidos en Roma para así garantizar la fidelidad de sus maridos al emperador). Pero Julia Donna es muy inteligente, sabe que la situación de Pertinax es inestable y tiene grandiosos planes para su marido.

Me resistí a este libro, no lo voy a negar. No porque fuese premio Planeta (ya sabéis que no me atraen especialmente los premios y eso a pesar de que últimamente he leído varios “planetas” que me han gustado mucho). La razón fue que era una novela “romana”. Santiago Posteguillo me encanta (he leído sus dos libros sobre libros y autores y me gusta la forma tan amena que tiene de enseñarnos tantas cosas) y la novela histórica también. Pero la época romana no está entre mis preferidas. Sí me gustan las películas de romanos y he leído unas cuantas novelas situadas en esta época que me han gustado mucho pero, aún así, es una época que me da pereza. Probablemente porque fue una época llena de guerras y a mí no me suele gustar leer sobre guerras (salvo excepciones como la SGM). Por eso no he leído sus otras trilogías, porque ya sé lo que me espera ante unos libros protagonizados por un general. Pero este caso era distinto porque la protagonista era una mujer. Además, había leído comentarios muy elogiosos así que decidí leerlo. Y menos mal que lo hice: me ha parecido una novela de diez.

Y, sí, hay batallas. Pero también hay mucho más: hay intrigas, ambición, cuestiones familiares, amor… Hay de todo, en una novela super entretenida, que no da respiro al lector

La ambientación es magnífica. El autor sabe de lo que habla, se ha documentado sobre la época, los hechos históricos y los personajes que los vivieron y es capaz de trasladar esa cantidad ingente de conocimiento al lector; pero lo hace de una forma muy amena, entretenidísima. La lectura resulta muy sencilla, el ritmo es constante y bastante rápido, no hay pérdidas de interés y hay momentos muy emocionantes. Y es que otra cosa que tiene de positivo este autor es que sabe transmitir sentimientos al lector y consigue que éste llore con las desgracias que le ocurren a sus personajes, se sobrecoja ante determinadas escenas (una de las primeras, la que transcurre en el circo con un Cómodo haciendo de las suyas es tremenda, casi hasta me revolvió el estómago al ver la maldad de ese hombre), etc... El autor nos traslada a la Roma antigua y conoceremos no sólo la forma de vivir allí sino también todas las relaciones de poder y los acontecimientos políticos que ocurrieron en una época muy convulsa. No hay en esta ocasión guerras ni conquistas sino que las luchas van a ser internas, civiles.

Hay muchos personajes. Lo bueno es que están todos muy bien caracterizados y que el lector los identifica rápidamente. La mejor de todas, la protagonista: Julia. Un acierto de Posteguillo rescatar del olvido a una mujer absolutamente fascinante. Una mujer a la que las demás romanas miraban por encima del hombro: era extranjera (siria) y eso no se perdonaba en la alta sociedad. También era muy bella. Y muy inteligente y ambiciosa. Y enamorada de su marido y él de ella. Septimio Severo se enamoró al conocerla siendo una niña y, cuando estuvo libre, decidió casarse con ella. Y, unos cuantos años de matrimonio y dos hijos en común después, sigue enamorado de ella. La admira y la respeta y hace caso de lo que le dice. Dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer y, obviamente, Septimio Severo fue un gran hombre pero Julia Donna fue más grande aún. Estando apartadas las mujeres del poder, muchas se las arreglaban para manejar los hilos desde las sombras. Desgraciadamente, su nombre no ha transcendido en la mayoría de las ocasiones. Por suerte, hay autores como Posteguillo que las rescatan del olvido.

Será un narrador omnisciente quien nos cuente los entresijos de la historia. Un narrador que será testigo de excepción de todos los acontecimientos y que se trasladará a todos los escenarios en los que se desarrolla la acción. La novela se divide en cinco grandes libros. Cada libro está dedicado a un personaje; un personaje que es como un escalón que Julia ha de subir en su ascenso hacia el poder: Cómodo, Pertinax, Juliano, Nigro y Albino. Como excepción a esa narración en tercera persona tenemos a un narrador en primera persona: un personaje que reconoceremos en cuanto aparece: Galeno. Galeno, el famoso médico, vivió aquella época muy cerca de los poderosos y, en primera persona, nos hará partícipes de sus apreciaciones en unas cuantas ocasiones

El estilo es ágil. Pasan muchas cosas y la acción no da respiro. La novela es entretenidísima y, a pesar de ser un auténtico tocho, las hojas pasan rápidamente ya que lees y lees queriendo saber cómo acaba todo. Que sí, que es Historia y que podríamos ir a Google a buscar qué ha pasado pero os recomiendo no hacerlo y sentir la tensión que nos traslada el autor a través de su impecable narración


Conclusión final

Yo, Julia” es un novelón que se merece el premio Planeta y cualquier otro premio que pudiera caerle. Una novela histórica formidable que he disfrutado como una enana
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
Comentar  Me gusta         60



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(5)ver más




{* *}