InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Las mejores frases de La campana de cristal (39)

marta_lo
marta_lo 21 enero 2021
El silencio me deprimió. No era el silencio del silencio. Era mi propio silencio.
Comentar  Me gusta         30
marta_lo
marta_lo 17 enero 2021
Hasta entonces no había conocido a un hombre que odiara a las mujeres.
Comentar  Me gusta         00
marta_lo
marta_lo 16 enero 2021
El problema era que odiaba la idea de servir a los hombres, en todos los sentidos.
Comentar  Me gusta         30
marta_lo
marta_lo 13 enero 2021
Detesto pagar a nadie por algo que puedo hacer yo misma, me exaspera.
Comentar  Me gusta         40
marta_lo
marta_lo 13 enero 2021
Nos abrazamos y nos despedimos antes de irnos a la habitación cada una en una punta del pasillo. No hay nada como vomitar con alguien para sellar una amistad.
Comentar  Me gusta         10
Lavidamurmura
Lavidamurmura 04 diciembre 2020
¿Cómo podría yo saber si algún día en la universidad, en Europa, en algún lugar, en cualquier lugar, la campana de cristal con sus asfixiantes distorsiones, no volvería a descender?
Comentar  Me gusta         30
Lavidamurmura
Lavidamurmura 02 diciembre 2020
-¿Qué tal si trata de decirme lo que usted cree que va mal?
Di vueltas a las palabras con suspicacia, como si fueran redondos, pulidos guijarros que pudieran sacar de pronto una garra y convertirse en otra cosa. ¿Lo que yo creía que iba mal?
Dicho así, tenía la impresión de que nada iba realmente mal, solo yo pensaba que iba mal.
Comentar  Me gusta         20
Lavidamurmura
Lavidamurmura 01 diciembre 2020
Así que empecé a pensar que tal vez fuera cierto que casarse y tener niños equivalía a someterse a un lavado de cerebro, y después una iba por ahí idiotizada como una esclava en un estado totalitario privado.
Comentar  Me gusta         00
Lavidamurmura
Lavidamurmura 01 diciembre 2020
Le echaba el ojo a un hombre sin tacha, a distancia, pero tan pronto como se acercaba, inmediatamente veía que no serviría en absoluto.
Esa es una de las razones por las que nunca quise casarme. Lo último que yo quería era seguridad infinita y ser el lugar desde el cual parte una flecha. Quería cambio y emoción y salir disparada en todas las direcciones yo misma, como las flechas de colores de un cohete un cuatro de julio.
Comentar  Me gusta         00
Lavidamurmura
Lavidamurmura 01 diciembre 2020
-¿Sabes lo que es un poema, Esther?
-No, ¿qué es? -decía yo.
-Un grano de polvo.
[...]
-También lo son los cadáveres que cortas. También lo es la gente a la que crees curar. Son polvo como el polvo mismo es polvo. Calculo que un buen poema dura mucho más que cientos de esas gentes juntas.
[...]
La gente estaba hecha nada más que de polvo y yo no veía que curar todo aquel polvo fuera algo mejor que escribir poemas que la gente recordaría y se repetiría a sí misma cuando se sintiera infeliz o enferma y no pudiera dormir.
Comentar  Me gusta         30




    Comprar este libro en papel, epub, pdf en

    Amazon ESCasa del libro





    Test Ver más

    ¿Dónde ocurre? literatura estadounidense

    Matar a un ruiseñor, Harper Lee

    Misisipi
    Alabama
    Luisiana

    12 preguntas
    24 lectores participarón
    Thèmes : literatura norteamericanaCrear un test sobre este libro
    {* *}