InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de lavidademisilencio


lavidademisilencio
29 septiembre 2019
Como prácticamente cada día, Joan visita el zoo de la ciudad con Lincoln, su hijo de 4 años. Pero ese no es un día cualquiera en absoluto y no tardan mucho en averiguarlo. Cerca de la hora del cierre y mientras Joan anima a Lincoln a recoger ya las piezas con las que está jugando, se escuchan de fondo unos peculiares ruidos. Ella, pendiente aún del reloj, le resta importancia al asunto y se prepara para marcharse con su hijo a casa. Sin embargo, de camino a la salida, ambos se encuentran con una escena que hará que Joan sea consciente del gran peligro que corren: un hombre de espaldas a ellos y armado, rodeado de una decena de cuerpos, vigila la puerta de salida de uno de los edificios del zoo. La madre, guiada por su instinto, coge a su hijo en brazos y corre en dirección contraria con el fin de encontrar un refugio en el que salvaguardarse hasta que llegue la policía. Una vez consiguen llegar a un lugar donde esconderse, Joan tiene que explicarle a Lincoln la situación para que sepa que tiene que guardar silencio y estar lo más quieto posible.

Así comienza Reino de fieras, dando pie a una trama que jugará principalmente con dos temáticas: la maternidad y la moralidad. ¿Hasta dónde serías capaz de llegar para proteger a quien le diste la vida?

Como ya he mencionado, se trata de una lectura ágil y que te envuelve desde la primera página. Las páginas pasan sin que apenas te des cuenta y sólo quieres leer más para saber qué les sucede a los personajes. Sin embargo, hacia mitad del libro el argumento empieza a hacerse un tanto pesado y repetitivo y sólo vuelve a cobrar fuerza durante las últimas páginas. Por lo demás, no es una lectura que se haga cuesta arriba y la recomendaría justo para cuando se necesita desconectar.

Otro punto a favor que le encuentro es que no hace especial mención a los animales ni sufren demasiado daño en la historia. Sentía cierta reticencia a leer la historia por el lugar en el que desenvolvía y pensé —de forma errónea, afortunadamente— que habría escenas explícitas de maltrato animal. Por suerte, éstos no ocupan una parte importante del hilo argumental y son simplemente el escenario de fondo donde ocurre todo.

Como ya he comentado, la maternidad es un elemento fundamental de la trama y es la constante lucha de Joan por salvar a su hijo uno de los puntos fuertes del libro. Todas sus acciones están encaminadas a proteger a Lincoln y le defiende con uñas y dientes desde el minuto uno. Y esto me lleva a otro aspecto que me ha resultado realmente interesante: la presencia de dilemas morales. La autora te plantea la situación y con ello te lleva a cuestionarte qué harías tú si te encontraras en la piel de esa madre. Siempre me han llamado mucho la atención estos dilemas que te ponen entre la espada y la pared, pues son un gran ejercicio de introspección y nunca está de más descubrir cosas sobre uno mismo.

Ahora bien, una serie de aspectos no han terminado de convencerme. Entre ellos, el uso forzado de flashbacks. Por una parte, entiendo la necesidad de presentarnos el pasado de los personajes para comprenderlos mejor, pero en la mayoría de ocasiones eran simple relleno para quitarle peso y tensión a la trama. A mí, en cambio, me la han hecho más surrealista pues no acabo de entender que en una situación como la que están viviendo a Joan se le ocurra, de repente, pensar en una comida familiar en la que pasó algo totalmente irrelevante, por poner un ejemplo. La autora conseguía así que perdiera el hilo de la historia y me desvinculara completamente de las sensaciones que me estaba provocando. de este modo toda la tensión que se iba acumulando se desvanecía en un segundo. En mi opinión al libro le sobran unas 100 hojas que no cuentan absolutamente nada y que no aportan información de utilidad a la trama.

Además de lo anterior, el niño se me hizo desquiciante. Y diréis, bueno, es un niño de 4 años, no comprende la situación. Pero lo curioso es que sí la entendía y aun así se comportaba de forma muy desconsiderada con su madre. La autora nos quiere presentar a Lincoln como un niño inteligente y curioso, que desborda imaginación, pero a mi parecer ha enfatizado tanto algunos aspectos de esta personalidad que lo ha convertido en un personaje bastante forzado y poco realista. Suerte que Joan tenía toda la paciencia del mundo y lo conocía como la palma de su mano porque sino la situación se les hubiera ido de las manos mucho antes.

Por otra parte el motivo de los antagonistas para hacer lo que hacen no tiene suficiente peso como para desencadenar todas sus acciones. Me pareció una explicación muy pobre la que se dio sobre el por qué del tiroteo y no se trata en suficiente profundidad la mentalidad de estos personajes. SPOILER querer demostrar que la gente es estúpida no me parece razón suficiente como para montar tal espectáculo. Me recordó en cierto modo al episodio 1 de la primera temporada de Black Mirror FIN DE SPOILER

Por último, el final deja demasiados frentes abiertos. Después de toda la tensión creada, ese desenlace se me queda corto. Hubiese preferido que le diese más importancia al final en lugar de alargar tanto el cuerpo de la historia. de ese modo habría quedado más equilibrado y no hubiese terminado el libro con la sensación de que se han quedado cosas en el tintero.
Enlace: http://lavidademisilencio.bl..
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}