InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

LUIS; MURILLO FORT (Traductor)
ISBN : 8497930231
Editorial: Debolsillo (15/03/2017)

Calificación promedio : 3/5 (sobre 2 calificaciones)
Resumen:
La investigación de la muerte de un pariente muy cercano supondrá una dura prueba para el inspector Pitt. La octava novela de la serie del inspector Pitt El crimen se ha vuelto a apropiar de los elegantes barrios londinenses y el inspector Pitt se ve obligado a intervenir. Sin embargo, en esta ocasión se trata de un asesinato particularmente doloroso para el inefable inspector y su perspicaz esposa Charlotte, ya que la víctima es el esposo de Emily, la querida h... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 06 diciembre 2020
Se me están volviendo a complicar las cosas en estas últimas semanas de año, pero al menos me quedo con la satisfacción de que he cumplido mis seis lecturas y reseñas de la serie de Thomas Pitt (la llamo así porque es su nombre oficial, pero realmente es la serie de Charlotte Pitt que está casada con un tal Thomas, inspector de Scotland Yard).
La historia empieza con la aparición de un cuerpo desmembrado cuyas partes, separadas en varios paquetes individuales, aparecen en un radio de varias millas en el barrio londinense de Bloomsbury. Esas partes pertenecen a una mujer joven imposible de identificar... y aquí se queda este caso hasta la página 255 (tal cual os lo cuento), porque entonces entra en acción la verdadera reina de la función, Charlotte Pitt. Su creadora ya no sabía cómo inventarse más historias para que Charlotte se presentase a tomar el té y resolviese los asesinatos, así que se pone el mundo por montera y mata a su cuñado (¡pobre George, con lo bien que me caía!). Lo envenena, para ser más precisos, cuando tanto él como su esposa Emily (hermana de Charlotte) están pasando una temporada en casa de unos familiares en Cardington Crescent, así que Charlotte, como buena hermana, se traslada a esta casa para apoyar a su hermana y de paso hacer ella absolutamente toda la investigación del crimen. Toda. Así que ahí estamos, en una casa donde todos parecen tener secretos muy oscuros, donde todos parecen tener algo contra todos, donde todos son sospechosos del asesinato y donde pasan cosas muy raras a altas horas de la madrugada. Si hay una sospechosa clara, esa es Emily, la hermana de Charlotte, y si algo algo resulta evidente es que el de George no será el único asesinato que se cometa... y luego ya si eso al final del libro volveremos a Thomas Pitt y le veremos desentrañar el caso del cuerpo desmembrado. Que no se diga que Anne Perry deja cabos sueltos :)
Yo intento que no me salga el resquemor cuando me quejo del trato que recibe Pitt cada libro que avanzo en la serie, pero a la vista está que no lo consigo, así que corramos un tupido velo xD.

Envenenado en Cardington Crescent plantea una ambientación distinta a otros libros anteriores de la serie. En este caso nos enfrentamos a un asesinato que se comete dentro de un casa y del que solo puede ser culpable una de las personas que la ocupan en ese momento, ya sea uno de sus moradores habituales o alguno de los familiares que están pasando allí una temporada. Esta casa será el escenario único en buena parte de la narración, y solo la abandonaremos en alguna ocasión excepcional (sobre la que no puedo decir nada) y al final para resolver el caso inicial del libro (el caso de Pitt, vaya). En ella reina un ambiente muy tenso por muy diversos motivos: hay disputas familiares, pullas que vuelan de un lado a otro de la mesa, secretos que se dicen a medias, verdades que se callan por completo, una sensación constante de que hay algo bajo la superficie que no marcha bien... todo ello factible de ser móvil para un asesinato. Pero si hay una persona que se lleva todas las papeletas para desear matar a lord Ashworth es su esposa, Emily, la hermana de Charlotte. George estaba claramente embelesado con Sybilla March, una belleza casada también a su vez, algo que no le impedía recibir sus atenciones abiertamente. Todo estaban al tanto de lo que George y Sybilla se traían entre manos porque ellos tampoco se preocupaban por ocultarlo, así que ¿quién mejor que la esposa despechada, humillada y celosa para ser la culpable? (y que para más inri proviene de una clase social inferior). Pero ahí está Charlotte Pitt para resolver el asesinato y salvar a su hermana de la horca, aunque eso implique meter las narices en casa ajena y excederse en sus atribuciones como invitada. ¡Menuda es Charlotte!
Al ser una trama tan centrada en un ambiente familiar y en sus secretos, en esta entrega se deja un poco de lado la denuncia social... o al menos la que os puedo contar, porque si os digo la práctica victoriana que se denuncia en esta historia os estaría desvelando la resolución de uno de los dos casos que se plantean en ella, y no es plan (aunque me quedo con las ganas). Pero seguimos viendo a la clase alta londinense mirando por encima del hombro a todo lo que no huela a élite, matrimonios concertados sin amor, la hipocresía de tener que guardar las formas, sonreír y aguantarte si eres mujer cuando tu marido te pone los cuernos... Y también vemos cómo Pitt se va alejando cada vez más del Pitt que encandilaba en Los crímenes de Cater Street; y ya no hablo de lo que me quejo siempre (que resulta evidente que a la autora le interesa más Charlotte que él), sino del propio personaje en sí. Y me da bastante pena, la verdad.

En fin, que el planteamiento de la historia me gusta mucho y el ambiente dentro de la casa está muy conseguido: sabes que una de esas personas aparentemente respetables y decentes es una asesina, y en la búsqueda de la verdad siempre salen todo tipo de secretos a la luz aunque no tengan que ver con el asesinato que se intenta resolver. Aun así, no me ha parecido redonda por varias razones. Una es la estructura misma del libro: comenzar con un caso para olvidarse de él durante el 85% del libro y recuperarlo al final hilándolo con el caso principal con muchas pinzas y filigranas es, cuando menos, muy fortuito y aleatorio. A mí me ha parecido solo una excusa para darle algunas páginas al pobre Pitt, sin más. Por otro lado, el modo en que Charlotte de repente recibe la iluminación divina y resuelve el caso me ha parecido precipitado y con prisas por darle un final a la historia, no se sabe de donde viene esa resolución: le viene y ya. A eso se suma que la explicación es vaga y ambigua a más no poder, y aunque yo me he decantado por una vertiente (que quiero creer que es la correcta), quien quiera pensar en otra seguramente tenga las mismas posibilidades de acertar.
De momento sigo con la serie, pero confieso que ya la leo más por la ambientación y los misterios en sí mismos que por mi impulso inicial, que no era otro que Thomas Pitt. Disfruto mucho de este tipo de misterios de época, me ayudan a desconectar entre lecturas con más peso y apenas me duran un suspiro en las manos. A veces no hay que pedirles más a los libros... salvo que no fastidien al personaje principal, pero a eso creo que ya llego tarde.

Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
otros libros clasificados: misterioVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG





Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
103 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro