InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

DANIEL; AGUIRRE OTEIZA (Traductor)
ISBN : 8497931017
Editorial: Debolsillo (13/03/2017)

Calificación promedio : 4/5 (sobre 1 calificaciones)
Resumen:
La cuarta novela de la serie del inspector Pitt

Un hecho insólito sacude las calles de Londres: varios cadáveres exhumados aparecen en distintos puntos de la ciudad. El inspector Pitt sospecha que esta macabra profanación de tumbas no es obra de un simple psicópata, sino una cortina de humo para desviar la atención de la policía. El cadáver de un tal Godolphin, pintor de cierta fama, despierta de manera especial su interés; por lo visto, es el único q... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 05 abril 2020
Ya sabéis que estoy haciendo el reto de leer (o releer cuando toca) en orden los libros protagonizados por el inspector Thomas Pitt, así que no me repito :) El callejón de los resucitados es el cuarto de la serie, y os adelanto desde ya que, junto con el primero, Los crímenes de Cater Street, es el que más me ha gustado de los cuatro porque recupera en buena medida al Pitt que a mí me encandiló en el primer libro y que he echado mucho de menos en el segundo y tercer libro (malestas del que he dejado evidente constancia en las reseñas porque soy una protestona xD).
En esta ocasión todo comienza cuando un cadáver exhumado de su tumba aparece en un carruaje robado en mitad de una noche neblinosa. Se trata de un miembro de la clase alta londinense que vivía en Gadstone Park, zona pudiente de casas majestuosas y residentes de lo más respetables, y que había fallecido tres semanas antes. Las pesquisas de Pitt no parecen dar ningún fruto, todo parece apuntar a un acto de vandalismo, y es entonces cuando aparece un segundo cadáver exhumado en peculiares circunstancias... y luego un tercero... Esto ya no parece un acto vandálico, parece haber un motivo detrás de las exhumaciones y las peculiares puestas en escena, pero ninguno de los cadáveres parecía tener relación entre sí en vida, no presentan signos de haber sido asesinados y ni siquiera estaban enterrados en el mismo cementerio. Aun así, todo, de alguna manera, sigue apuntando a Gadstone Park, aunque Pitt se enfrenta a uno de esos casos en los que se mentaliza de que probablemente nunca averigüe qué está pasando... y no ayuda precisamente que un hombre del pasado de su esposa Charlotte se encuentre entre las personas de interés en el caso.
Os decía al principio que, de los cuatro primeros libros, este es el que más me ha gustado junto con el que abre la serie, y eso ha sido por dos razones: la primera es que he vuelto a reencontrarme con el Pitt que yo quiero ver, el Pitt inspector que investiga y resuelve crímenes, como debe ser... no el de los dos libros anteriores en los que no pintaba absolutamente nada y las investigaciones y las resoluciones corrían a cargo de su mujer y su cuñada; la segunda razón ha sido el caso en sí mismo, bastante complejo en la estructura, la planificación y la manera de presentarlo al lector; además, a mi parecer, está muy bien resuelto. Sobre este segundo aspecto no os puedo dar más datos por razones obvias, pero la trama me ha parecido más trabajada que en los dos casos anteriores y me ha gustado mucho.
También se agradece que reaparezca uno de los personajes que conocimos en el primer libro, Los crímenes de Cater Street. En libros sucesivos, la única familiar de Charlotte que aparece es Emily, los padres como si no existieran, y aunque sí que es cierto que Charlotte ahora vive en otro mundo (el de la clase obrera) muy alejado de la alta sociedad en la que nació, no deja de ser curioso que su familia o sus conocidos no aparezcan para nada a excepción de su hermana (sobre todo porque, a pesar de las circunstancias y la degradación social, no ha habido en apariencia ruptura con ellos). En definitiva, se agradece que por fin aparezca aquí un personaje del primer libro, personaje que no voy a desvelar, pero que remueve sentimientos (de muy diferente índole y por muy diferentes motivos) tanto en Pitt como en Charlotte.
Por otro lado, y aunque aquí volvemos a retomar la rutina de Pitt investigando en un barrio de clase alta (esos donde supuestamente nunca pasa nada porque, según sus residentes, los crímenes son para gente pobre...), tenemos la novedad de seguir la investigación por calles y callejones mucho menos recomendables que suponen una novedad en la inercia de la serie. Pero además Perry retoma otra de las características que identifican estos libros: la exposición de ciertos aspectos de la sociedad victoriana muy alejados del relumbrón, las calles elegantes y la hora del té que asociamos siempre a esta época. En El callejón de los resucitados el foco de interés está centrado en los así llamados asilos para desamparados, instituciones donde la gente trabajaba como esclava a cambio de apenas nada y en condiciones insalubres. Les daba igual vivir en la calle que vivir en uno de esos asilos, así que preferían ganarse el pan fuera del "cuidado" gubernamental. Un tercio de la población de Londres vivía a finales del XIX en la más absoluta pobreza.
También en la novela involucra a algunos de sus personajes en una cruzada algo evidente: que la solución estaba en los niños, en darles la oportunidad que no habían tenido sus padres, en su derecho a la educación, la necesidad de mantenerlos alejados de la enfermedad y la desesperación para que no se viesen abocados a la indigencia, y prepararles para que pudieran tener esperanza y un futuro digno... y como ese pensamiento utópico chocaba con el de "tiene que haber ricos y pobres, es ley de vida, ¿para qué molestarse?". Como siempre, Perry utiliza el siglo XIX para poner sobre la mesa asuntos que no nos resultan tan lejanos hoy en día.
Por ir concluyendo, una buena ambientación social de la época, buena trama de misterio y una investigación que lleva al lector por derroteros que no se espera (yo al menos no he visto venir la resolución... y mucho menos tal y como se plantea en su conjunto). Si a eso se suma que me he reencontrado con mi Pitt, el que a mí me gusta, tanto mejor. Ya era hora, Anne Perry, ya era hora... como me lo vuelvas a quitar en el siguiente libro, vamos a tener un problema.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (2) Añadir cita
Inquilinas_NetherfieldInquilinas_Netherfield10 marzo 2020
Thomas, una mujer no vuelve a contraer matrimonio y ni siquiera considera la posibilidad de hacerlo hasta que ha pasado un año desde la muerte de su marido. Da igual lo que uno sienta o haga en la intimidad de su dormitorio. A condición, claro está, de que el dormitorio se encuentre en la casa de otra persona y se acuda a él durante los fines de semana.
Comentar  Me gusta         20
Inquilinas_NetherfieldInquilinas_Netherfield14 marzo 2020
Las cosas no son malas, sino las pasiones que despiertan en la gente.
Comentar  Me gusta         30
otros libros clasificados: Denuncia socialVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
64 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}