InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

María José Chuliá (Traductor)
ISBN : 8493930822
Editorial: EDITORIAL CONTRASEÑA, S.C. (29/02/2012)

Calificación promedio : 4.35/5 (sobre 10 calificaciones)
Resumen:
En 1885, un año después de haberse casado con Charles Walter Stetson, Charlotte Perkins Gilman dio a luz a su hija, Katharine, y al poco tiempo entró en una profunda depresión. El doctor Silas Weir Mitchell, un reputado neurólogo a quien había acudido en busca de ayuda, le diagnosticó agotamiento de los nervios y le prescribió una cura de descanso, un controvertido tratamiento en el que era pionero. «Vive una vida tan hogareña como te sea posible, realiza no más de ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (9) Ver más Añadir una crítica
nefertiti5
 06 abril 2018
El tapiz amarillo, contado como un diario en primera persona, relata de forma intimista, casi infantil, la estremecedora historia de una mujer enferma a la que constantemente niegan su enfermedad y a la que roban su autonomía en una sublime crítica hacia el sistema médico y el patriarcado de la época.
La única protagonista es la narradora, una mujer anónima de la que el lector solo sabe lo que ella le permite saber, lo que escribe en su diario. El resto de personajes son superfluos, lo que este relato quiere expresar se encierra dentro de la psique de la narradora.
Entrada a entrada la mujer va contando más intimidades acerca de ella y de lo que le rodea. Minimizada a cada momento su enfermedad por el marido que es médico y haciendola parecer paranoica y tampoco le permiten trabajar, así que escribe en su diario a escondidas.
A medida que el relato avanza la tensión se acrecienta: se observa cómo la protagonista se siente atrapada por su vida, su marido y todos los que la rodean.
El tapiz amarillo se inspira en la depresión posparto que sufrió la propia autora tras el nacimiento de su hija y en el método habitual con el que se trataba en aquel tiempo cualquier síntoma de lo que se consideraba simple histeria femenina.
Es un relato tremendamente complejo dentro de su sencillez, con una historia absorbente y pavorosa que muestra que muchas veces los peores monstruos a los que alguien se puede enfrentar no están fuera, sino en nuestra mente.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
CarmenM
 06 junio 2019
En 1885, un año después de haberse casado con Charles Walter Stetson, Charlotte Perkins Gilman dio a luz a su hija, Katherine, y al poco tiempo entró en una profunda depresión. El doctor Sillas Weir Mitchell, un reputado neurólogo a quien había acudido en busca de ayuda, le diagnosticó agotamiento de los nervios y le prescribió una cura de descanso, un controvertido tratamiento en el que era pionero."Vive una vida tan hogareña como te sea posible, realiza no más de dos horas de actividad intelectual al día y no toques nunca más una pluma, un pincel o un lapicero": estas fueron las instrucciones que le dio el médico a la autora. Durante unos meses siguió estos consejos, pero su depresión se agravó, y, según sus propias palabras, se acercó tanto a la frontera de la profunda ruina mental que llegó a vislumbrar el otro lado. Solo haciendo caso omiso de los consejos del médico y volviendo al trabajo logró recuperarse de su depresión. Esta experiencia la marcó hasta tal punto que en 1890 escribió 'El papel pintado amarillo', un estremecedor relato que constituye una demoledora crítica al tratamiento prescrito por el doctor Mitchell.
"Este relato no debería haberse escrito. Solo con leerlo podría volver loco a cualquiera" dijo un médico de Boston tras leer por primera vez El papel pintado amarillo en la revista New England hacia el año 1891. Y es que el relato genera una sensación de asfixia continuada que no deja respirar, avanzando intensamente. Está contada en forma de diario secreto, a escondidas, dirigiéndose a un lector invisible, y desde luego la autora consigue trasladarnos con ella a aquella habitación empapelada por ese horrible papel pintado amarillo en la que pasaba los días encerrada sin hacer nada, por prescripción médica.
Quiero felicitar a María Ángeles Naval por el magnífico prólogo, da muchísimos datos de la autora, de la época, y hace un análisis del texto maravilloso, me ha gustado tanto como el libro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Yani
 08 abril 2018
Perturbador. Muy perturbador. Me encantan los relatos que sugiriendo un poco dicen mucho y, si además están bien escritos y la historia atrapa, mejor. Para colmo, estuve husmeando en la vida de Charlotte Perkins Gilman y encontré una nueva autora de interés. Bingo.
The Yellow Wallpaper nos presenta a una protagonista sin nombre que narra su experiencia en una casa de verano, en donde vive durante unos días junto con su marido John porque ella sufre una depresión nerviosa. John, que es médico, le recomienda reposo y nada de trabajo, pero a falta de esto ella encuentra una obsesión: el horrible y maltratado empapelado amarillo de la habitación en donde duerme. Ella busca los diseños, las tramas, las interrupciones… y ahí empieza el problema.
Está escrito de una forma que envuelve al lector y lo incluye en la mente de la protagonista, un lugar del que uno quiere salir inmediatamente. Es exasperante. No es una crítica, sino un halago. Cuando la mujer describe el papel amarillo y cuenta el procedimiento de los diseños que va rescatando, además de comunicar que le tiene aversión y de contagiársela al lector, el descontrol empieza a hacerse presente en el relato y se precipita hacia los acontecimientos finales, que son tan confusos como aterradores (no es ningún spoiler: desde el primer párrafo ya se dilucida que esto no se trata de las vacaciones de una familia feliz). Y estos, dicho sea de paso, constituyen uno de los finales más impactantes con los que he tenido el placer de encontrarme. Lo leí tres veces: después de superar el desorden mental sufrí una especie de shock literario.
Se me hace imposible dejar de lado el tratamiento médico al que la protagonista es sometida. Reconozco que ella tiene serios problemas y a veces hasta se vuelve irritante, pero es comprensible. Según John, un ser insoportable para mi gusto, su esposa necesita dejar de escribir por un tiempo y dedicarse a tareas tan “domésticas” como pasear por el jardín. Así que es muy interesante para analizar cómo la época victoriana cruzó el Atlántico y recluyó a muchas mujeres (enfermas o no) entre cuatro paredes. Prefiero evitar las comparaciones con las biografías de los autores, pero muchas veces no se puede ignorar que debajo de lo que se está leyendo hay algo personal, como un reclamo que no se puede hacer en voz alta o una ideología que respetar. Existen miles de lecturas para extraer de este relato y me fascinó, dos cosas que no siempre puedo congeniar.
En conclusión, el libro arrastra al lector y lo angustia con una historia un tanto tenebrosa y dinámica, pero no vacía de contenido. Es muy recomendable para aquellos que no teman quedar confundidos. Personalmente, después de terminarlo decidí que nunca en mi vida empapelaría una habitación de amarillo… Por las dudas.

Enlace: http://desarmandoclasicos.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
malaletrra
 04 septiembre 2018
El empapelado amarillo de Charlotte Perkins Gilman es un fantástico relato publicado por primera vez en el año 1892. La protagonista sufre una depresión postparto y el doctor le recomienda que siga la denominada cura de reposo. Las curas de reposo eran "tratamientos" que se indicaban a aquellas mujeres que presentaban algún tipo de malestar no diagnosticable bajo una mirada masculina, consistían en X semanas de descanso en cama. Cabe decir que esta sensación de malestar para muchas mujeres se basaba en lo que Betty Friedan denominó "el problema que no tiene nombre", su malestar era derivado por una parte de la incapacidad de cumplir con las expectativas de una sociedad desigual y por otra, de la gran insatisfacción que este sistema provocaba.
La protagonista del relato es feliz a través de la escritura, pero la pluma no tiene nombre de mujer y tales pretensiones artísticas e intelectuales van en contra del reposo indicado y de su rol asignado. A medida que pasan los días el empapelado amarillo de la habitación comienza a mostrarse tal cual es, a envolverla y a llevarla al límite de la locura. de este papel nacen formas de mujer que representan a cientos comidas por ese empapelado luchando por salir y a su vez cada una de ellas representa a la propia protagonista del relato, la cual descarga su ira arañando el papel, arrancándolo. El empapelado amarillo es el patriarcado.
Después de su publicación algunos tacharon su obra como una narración de un proceso de locura. Ella únicamente narró su realidad.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Raquel
 03 febrero 2019
En apenas 83 páginas la escritora a modo de diario narra en primera persona la obsesión que le genera a una mujer el papel pintado de amarillo de la habitación donde se encuentra, una habitación en la que supuestamente está encerrada sin poder salir ya que se deja entrever que posee una enfermedad nerviosa, ahora la llamaríamos depresión post parto porque habla de un bebé, la encierra su marido, médico y además le aconseja que no tenga ninguna actividad intelectual, pero ella a escondidas escribe este relato, generando así una sensación de asfixia.
La escritora juega entre lo fantástico y el terror, lo misterioso y lo real, lo racional y, estados imaginarios que le obsesionan a la protagonista hasta el agotamiento.
Esta novela se entiende mejor cuando conocemos parte de la biografía de la escritora, en la que ella mismo sufrió depresión post parto y como se trataban en la época, este libro fue publicado en 1892, los trastornos depresivos.
Es una novela muy bien escrita pero que a mí me ha resultado asfixiante, claustrofóbica y perturbadora.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (2) Añadir cita
YaniYani08 abril 2018
No sé por qué tengo que escribir esto.
Yo no quiero.
No me siento capaz.
Y sé que John lo vería absurdo. Pero tengo
que decir lo que siento y pienso de una manera
o de otra...
Comentar  Me gusta         10
tatianalucia89tatianalucia8903 febrero 2019
El caso es que le estoy tomando un poco de miedo a John.
Hay veces en que lo veo muy raro, y hasta Jennie tiene una mirada inexplicable.
De vez en cuando, como mera hipótesis científica, pienso... ¡que quizás sea el papel!
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: feminismoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿En dónde pasó? Test sobre la novela de terror

Drácula, Bram Stoker

Transilvania
Dardanelos
Budapest

12 preguntas
84 lectores participarón
Thèmes : terror , novela , horror , misterioCrear un test sobre este libro
{* *}