InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8417077464
Editorial: Novela negra (16/04/2018)

Calificación promedio : 4.39/5 (sobre 9 calificaciones)
Resumen:
Alfa, un policía bajo sospecha, recupera su libertad provisional tras dormir 444 noches en una prisión catalana. Una vez libre, dispone de una nómina estrangulada que apenas alcanza los ochocientos euros y una media de espera judicial de seis años hasta que reciba la sentencia final; pero Alfa no ha sido instruido para malvivir.
Por eso, cuando alguien le propone empezar una nueva vida apoderándose de cincuenta kilos de cocaína ajena, Alfa no se lo piensa dos... >Voir plus
Comprar este libro en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (10) Ver más Añadir una crítica
CARMINA
 09 junio 2018
Pere Cervantes nos sorprende con una novela basada en hechos reales, el mismo reconoce que en la parte del pasado los hechos narrados son 80% reales y en la parte del presente un 30%. La vida no es un camino de rosas y eso es lo que pretende plasmar entre otras cosas el autor en esta novela, en la que vuelve a poner el listón muy alto, en la que presenta la historia en doce asaltos o rounds y utiliza la metáfora del boxeo que le encaja como un guante a la trama.
Alfa es un personaje real, con mucho carisma, mucho alma y unas lealtades a prueba de bomba, es un policía de la vieja escuela, resolutivo, que se implica a fondo en su trabajo y eso le va a valer ser acusado de narcotráfico al cometer un error en su ultima intervención, y es que el vacío legal de nuestro ordenamiento jurídico penal deja expuestos a los investigadores que cruzan la línea y a veces cruzarla es la única forma de hacer su trabajo de forma eficiente.
Pere Cervantes presenta una historia que golpea al lector, que ataca directamente a su línea de flotación, que lo saca de su zona de confort y le obliga a reflexionar, a en cierta manera tomar parte, no es un personaje cómodo Alfa, le da al lector una de cal y otra de arena, sin embargo a mi me ha subyugado su forma de ser, quizás porque no soy una de las mujeres de su órbita.
Esta novela tiene un doble aliciente para mí, se desarrolla en enclaves que conozco, no todos pero sí la mayoría, sobre todo, los que suceden en la provincia de Castellón, el polígono industrial que acoge esa Nochebuena a Alfa, ha sido mi lugar de trabajo durante un año, me he encontrado pensando que calle podía ser, que naves, y aunque ahora no trabajo allí, mi mente ha estado durante la lectura del libro haciendo guardia junto a Alfa en ese coche camuflado.
Hace unos años pensaba que nunca iba a tener el placer de leer ninguna novela que se ambientara en lugares que yo pudiera conocer, y en poco tiempo estoy disfrutando como una niña con zapatos nuevos, varios son los autores que ambientan en Castellón, y ahora Pere Cervantes ha decidido que la acción se desarrolle en la ciudad que lo ha acogido laboralmente y también en el pueblo costero donde vive, e incluso Culla tiene su momento de gloria, aunque no sea una localidad que conozca demasiado bien. Con Golpes Pere Cervantes se ha alzado con el X Galardón Letras del Mediterráneo en el apartado de novela negra o policíaca, premio que otorga la Diputación de Castellón a los libros que promocionan la provincia, sus pueblos, gastronomía y costumbres.
Pere Cervantes se vale del boxeo profesional para contarnos una historia dura, un camino lleno de espinas, la historia de un perdedor que se resiste a serlo porque no tiene conciencia de haber hecho nada mal, defensor de una inocencia que el vacío legal del Código Penal no le reconoce. Alfa es un policía de la vieja escuela, un policía resolutivo, para quien el fin justifica los medios. Después de coquetear con las drogas, y luchar duramente por desintoxicarse emprende una batalla sin cuartel contra el narcotráfico, su obsesión, sacar cuanta más droga posible de la calle, al precio que sea, sin tener en cuenta que hay líneas rojas que es muy peligroso cruzar.
Posiblemente lo más original de esta novela sea su estructura, y ese símil con el mundo del boxeo, un territorio vedado para mí, cuyas normas desconozco, donde yo sólo soy capaz de ver violencia y que Pere me ha hecho ver de otra forma. Así la novela no se divide en capítulos, si no en asaltos o rounds como un combate de boxeo profesional, pasado y presente de Alfa se van sucediendo, no es una narración líneal, si no que está plagada de flashback, el autor aprovecha para adentrarnos de forma sutil en el mundo del boxeo que encaja a la perfección con la historia que nos está contando y que termina venciendo por K.O. al lector en el ultimo asalto, al menos yo tardé en recuperarme de ese último golpe asestado a pesar de la justicia poética que esconde y es que la vida no siempre es amable y nos muestra el lado amargo de una forma muy cruel.
El autor se vale de valores olvidados en la sociedad actual, que solo unos pocos siguen practicando, la lealtad, la amistad. Alfa es un personaje muy peculiar, carismático, no se si el real es así, pero el personaje de ficción creado por el barcelonés es un diamante en bruto, que practica como pocos la lealtad a los hombres de su esquina a pesar de todos los golpes que pueda encajar y los hay que hacen tambalear su existencia y sus convicciones. Y es que la la vida es como un cuadrilátero, cuando te arrincona contra las cuerdas quien no tiene una mano tendida en una esquina está perdido, no encuentra cobijo y en esos momentos es cuando más falta hace para no terminar de perder lo que nos ancla a nuestra existencia.
Y una vez expuestos los dos pilares sobre los que se sustenta esta trama, su estructura con el símil del boxeo y un personaje muy logrado, me dispongo a hablar de valores, de los que creo que esconde esta novela, porque cuando uno pierde su esencia y lo despojan de su dignidad, solo puede acogerse a lo que realmente importa.
La libertad, Alfa la representa en forma de moto, la que le incautaron cuando lo arrestaron, la misma que estaba y sigue pagando a plazos. Subirse a una moto y dejar correr los quilómetros le otorga esas alas que necesita, esa sensación que anhela en los días de prisión y que le proporcionan los libros. A pesar de estar en un modulo especial no deja de ser un policía en la cárcel, una persona privada de su libertad a pesar de no haber pruebas concluyentes. Allí dentro la vida es una sucesión de momentos iguales coleccionados por los internos, un permanente día de la marmota que solo se ve alterado por las visitas que reciben los presos y alguna actividad que les pueda llegar en mayor o en menor medida. Pere aprovecha para hacer un guiño al mundo del cine clásico.
Ese rectángulo de luz o de cielo que conforma un día tras otro, le va cortando las alas, le obliga a ansiar el campo abierto, ni siquiera el patio les da esa sensación. Por ello en cuanto consigue la libertad condicional lo primero que hace es subirse a la moto y rodar quilómetros y quilómetros montado en ella. Una sensación que conocen muy bien los amantes de este medio de locomoción.
La lealtad, Alfa constata que con el devenir de los años cada vez quedan menos hombres en sus esquinas, pero los pocos que hay lo son todo para él, son los que le ayudan a levantarse cuando cae, los que lo sostienen cuando flaquea. Por ellos sería capaz de cualquier cosa, hasta de complicarse aún más una existencia que no pinta nada halagüeña para el. Y a pesar de todo, es incluso capaz de un pequeño gesto egoísta de justicia poética, así al menos lo vi yo, como un acto de redención, como una forma de hacer las paces con ese pasado inmediato.
El amor, posiblemente en ese campo es en le que más me ha desconcertado Alfa, un ser incapaz de amar a ninguna mujer excepto a su hija, un hombre que clasifica a las mujeres en mujeres relato y mujeres novela, un gran admirador del género femenino que se entrega tanto en una relación que se siente vulnerable, sensación con la que no está dispuesto a convivir, aunque para ello tenga que renunciar a la mujer de su vida, si es que hay alguna que realmente lo sea, que parece que sí. Yo tengo mis dudas, porque el amor es entrega, y la entrega te hace vulnerable, como también te dan esa misma sensación los hijos, todo lo que amas es susceptible de causarte dolor y ser un punto débil en la coraza con la que te enfrentas diariamente al mundo y a la sociedad.
La lucha del bien contra el mal: Caín y Abel, nos encontramos ante una lucha tanto interna como externa que el autor nos expone en forma de metáfora, no solo el cuadrilátero lo es de la vida, también el nombre de nuestro protagonista, Abel, más bien se asemeja a un angel caído a un Caín en potencia como lo ven en asuntos internos y quienes investigan su actuación. Alfa se asemeja a un angel caído desde la cima del mundo policial donde era inspector de estupefacientes al abismo de la cárcel acusado de narcotráfico. Pero si vamos más allá, la cárcel y la supervivencia en ella le despojan de toda identidad, le roban su dignidad, lo convierten en una persona distinta de la que era antes de entrar, en un actor que debe mantener las apariencias para no dar una visión de debilidad que podría ser su perdición. Nunca me había imaginado así la cárcel y sus devastadores efectos en una persona que no comprende porque ha llegado a la situación en la que se encuentra, aunque intuye que es fruto de un error cometido, que recurrentemente vuelve a su mente, a esos días iguales unos a otros, tan vacíos de contenidos como llenos de un tiempo libre que no puedes emplear en nada que te te de felicidad.
La denuncia social y la reivindicación, hace tiempo que pienso hacía que sociedad caminamos, hacia una en mi opinión muy permisiva, en la que se ha perdido el respeto a la autoridad, en la que aplicamos ciertas normas a rajatabla y le damos una laxitud intolerable a otras. La novela negra y policíaca tiene un gran componente de denuncia social, y esta no podía ser menos, en ella la historia de Alfa pretende denunciar hacia donde camina la nueva policía nacional mucho menos resolutiva que la de antaño, donde los dinosaurios se han extinguido sin que sean conscientes de ello, es decir los policías de la vieja escuela no son capaces de encontrar su lugar en ella, y las nuevas hornadas se pierden en un marasmo políticamente correcto pero poco eficaz. El Código Penal español quizás necesite una nueva revisión en la que se contemple ese cruce de líneas rojas en las que incurre un agente del orden cuando intenta hacer su trabajo de la forma más eficiente posible, que no se encuentren vendidos a merced de un articulado que convierte en delitos y muy graves el desempeño de una función pública. Pere Cervantes y Alfa al contarle su historia nos sacan de nuestra zona de confort, nos obligan a mirar donde preferiríamos no hacerlo, a posicionarnos del lado del que nunca lo haríamos. Sin darnos cuenta deseamos que a Alfa le vaya lo mejor posible, lo redimimos de una acción reprobable, porque el fin si bien no justifica los medios si que es poderoso. al mismo tiempo que pone de manifiesto los plazos larguísimos en los que se mide la justicia española, en el que un procesado puede tardar seis años en ver resuelto su caso y mientras tanto como en el caso de Alfa suspendido de empleo y sueldo.
Con un lenguaje cuidado hasta el extremo Pere Cervantes hace gala de un estilo literario maduro, en constante evolución, que ralla en muchas ocasiones lo poético que nos obliga a reflexionar porque no da puntada sin hilo, no pone en la boca de su personaje la conclusión a la que quiere que lleguemos, nos da herramientas para llegar a ella y que asintamos cuando creamos verla plasmada. Un listón muy alto para una novela muy bien pensada, con más documentación de la que pueda parecer a simple vista, un arma de doble filo tanto para Pere como para el policía que se esconde detrás de Alfa porque su caso todavía está en los tribunales y aún así un acto valiente, que nos ha permitido disfrutar de una novela única que se va deslizando entre los dedos, que te ofrece horas de lectura serena y reflexiva y que te deja con ganas de más, de saber más.
Lo que más me ha sorprendido ha sido encontrar el cameo que el propio autor hace en la novela, ese policía que se convierte en escritor, y que se llama Pol, que vive en Benicasim y tiene una mujer y un chiquillo, blanco y en botella leche, o ese guiño a la novela Tres minutos de color, que Alfa lee estando en prisión, por si no nos había quedado suficientemente claro.
Se me quedan muchas cosas en el tintero, cuando una historia te remueve tanto por dentro es difícil escribir sobre ella, reflejar todas las emociones que te ha suscitado, desde las más positivas a las más negativas, puedo decir que he sufrido con Alfa en la prisión, que he intentado pisar el mismo cuadrilátero que él, que me he visto darle la razón cuando afirmaba que la estancia en la cárcel no te convierte en delincuente, pero que al salir de ella no vuelves a ser la misma persona. Me he entristecido con cada golpe recibido, me he alegrado cuando las cosas le iban medio decente y en ese acto de justicia poética del último capítulo.
Conclusión:
En resumen y por no alargarme más, Pere Cervantes se va consolidando en la novela negra española, se ha hecho un hueco por mérito propio, su cuidado lenguaje, su manejo soberbio de la lengua castellana y su figuras literarias, la valentía a la hora de estructurar tramas y crear personajes, le han valido un meritorio puesto que supongo que se cuidara mucho en mantener.
En cuanto a Golpes es una novela en la que todo está muy pensado, muy medido y en la que no sobra ninguna palabra y nos obliga a reflexionar, a abandonar nuestra zona de confort y mirar hacía nuestra sociedad y sus faltas. La vida vista como un combate de boxeo es una de las metáforas más bellas que he leído últimamente porque la vida te da golpes y que no se conviertan en K.O. técnico requiere de personas en las esquinas dispuesta a echarnos una mano cuando flaqueemos.

Enlace: https://detintaenvena.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Domiar
 08 junio 2018
Golpes, Pere Cervantes.
Buenas tardes!
Hoy vamos a hablar de Golpes, la última novela de Pere Cervantes, está editado en tapa blanda por Alrevés y tiene 190 intensas páginas que no os dejarán indiferentes.
444 es la cifra que marca la diferencia.
444 noches en una prisión pueden separar lo que has sido de lo que serás. Puede separar tu vida anterior, romperla y cambiarla para siempre. Puede ser la línea que divide entre policía o delincuente.
Alfa es un policía de fuertes convicciones, de los que creen que el fin justifica los medios. Que el bien supremo por el que lucha, limpiar las calles de drogas, bien merece a veces hacer algunas concesiones. Aunque estas concesiones puedan llegar, si se conocen, a escandalizar a la sociedad, a hacer a compañeros y a la gente normal arrugar el gesto, girar la cara. Esas concesiones están mal, no son aceptables, no ven que son el precio que hay que pagar para estar a salvo, para que las cosas funcionen, para que la sociedad tenga esa sensación de falsa seguridad que nos envuelve a todos, esa que nos permite conservar el respeto por nosotros mismos, que nos hace creernos buenas personas y que no perdonemos nunca, bajo ningún concepto a los que las permiten o las ejecutan. Esas concesiones que nos permiten juzgar a los demás.
Alfa siempre ha sido un amante del boxeo, aunque ya no pelea, y siempre ha llevado la filosofía de ese deporte a la vida misma. En su cuadrilátero particular hay cuatro hombres que guardan sus esquinas, que son su soporte vital, su fuerza y la sabia de la que se nutre para enfrentarse a la dureza del día a día. Pero esas esquinas no siempre estarán guardadas, ni siquiera los ángeles de la guarda son para siempre. Nada lo es.
Tras pasar por prisión Alfa tiene las cosas muy claras. Afortunadamente no es un hombre anclado a su pasado, ya no. Tras sufrir dolorosas pérdidas sabe que tiene que mirar hacia delante. Es complicado, es duro, sobre todo cuando sales sin estar libre de sospecha, cuando todos piensan que eres lo que siempre más has odiado, lo que siempre has perseguido dejándote en ello tu propia piel. No hay una única mujer, siempre ha habido varias, nunca ha sido un buen marido, ni un buen novio, pero en su fuero interno cree que ha sido un buen padre, sabe que ha sido un buen padre. Por eso, hará lo que tiene que hacer. Porque con su sueldo tras salir de su encierro y tras pagar la manutención de su hija no le queda para vivir dignamente, la dignidad cuesta dinero, como todo en esta vida.
Solo será libre cuando tome la decisión de convertirse en lo que nunca creyó llegar a ser, solo una decisión, y podrá serlo, libre, rodando en su moto sin destino conocido, errando de mujer en mujer, de ciudad en ciudad, de amigo en amigo. Aunque cada vez le queden menos.
¿Qué hacer cuando todo tu pasado se desmorona?
Esta historia está dividida en doce asaltos, como un combate, ¿acaso vivir no es eso, combatir, pelear cada día? A su vez, transcurre en dos periodos temporales, los asaltos impares nos cuentan el presente de Alfa, y los asaltos pares, su pasado. El futuro está por escribir.
He sabido al leer algunas entrevistas del autor, que el libro está basado en hechos reales, tal vez por eso esté tan bien reflejada toda la lucha existencial de Alfa, su lucha interior por sobrevivir. Los capítulos o asaltos son cortos, pero no os dejéis engañar por su aparente brevedad, ya que esconden verdaderos tesoros aplicables a la vida de cada uno de nosotros, filosofía aplicada del boxeo, y no, no soy un aficionado ni lo he sido nunca, y por eso he sido el primer sorprendido. Además están tan bien escritos...
Están tan bien escritos los asaltos, que este libro, pese a su longitud, es para leer despacio, de forma pausada, para disfrutarlo, paladearlo, reposarlo y asimilarlo. No quiero que hagáis una lectura equivocada de esto que acabo de decir, no es denso, ni difícil de entender, más bien al contrario, es totalmente asequible, pero te obliga a detenerte a pensar tras cada reflexión, y a disfrutar de la forma en la que está reflejada e integrada en la historia. También se nota el profundo conocimiento que el autor tiene de la temática de la novela, tanto, que se permite pequeños guiños a sí mismo y a su obra, que a los lectores veteranos os gustarán.
Para resumir, Golpes es uno de esos libros que pueden estar sobre la mesa, para leer y releer y con ganas de justamente eso me he quedado, de volverlo a leer según lo terminé, y francamente, eso no es algo fácil de conseguir por mucho que te guste un libro o un autor. Señor Pere Cervantes, ha ganado usted un lector mucho más fiel de lo que su personaje de esta novela es a sus mujeres. Aunque tengo que reconocer que él también les es fiel a todas, a su manera.
444 es la cifra que cambia a Alfa, ¿cuál es la cifra que puede cambiarte a ti?
GOLPES, NUEVE Y MEDIO.
PD: La vida es como un ring de boxeo, hay que estar siempre preparados para el siguiente asalto.

Enlace: http://readinginmyroom.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Loreto
 07 octubre 2018
Una novela negra, pero algo más. Esta vez Pere Cervantes nos trae una historia basada en hechos reales, en un policía real, antiguo compañero del autor; una historia, que según el mismo Pere declara en una entrevista con La Vanguardia que podéis leer aquí, es real en un 80% del pasado y un 30% del presente.
La historia está narrada en 12 rounds, los 12 rounds de un combate de boxeo, presente en cada página de este libro, que puede ser una guía de este deporte. de estos 12 rounds, la mitad está dedicado a explicarnos el pasado de Alfa, un policía, jefe del departamento de antidroga, que es enviado a prisión acusado precisamente de narcotráfico; y la otra mitad, a su presente, tras salir de prisión pero aún pendiente de resolución judicial, en un limbo laboral que le fuerza a tomar decisiones que pueden cambiarle la vida aún más.
Narrado en primera persona, el libro está lleno de sentencias, expresiones, frases, párrafos y capítulos que son una verdadera maravilla, que te dejan marcado y dándoles vuelta una y otra vez. Frases, metáforas y símiles con los que te sorprendes asintiendo con la cabeza, ya que realmente expresan lo que sentimos de una forma que nunca se nos habría pasado por la cabeza.
Un libro, homenaje al policía de siempre, el curtido por las calles, que sabe lo que realmente se mueve en el mundo de la delincuencia; y una crítica a la política actual, más preocupada a veces por ser políticamente correctos que por aplicar una justicia realmente efectiva.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Isabelyo
 27 junio 2018
Golpes es una novela negra que nos sumerge en la vida de Alfa, un policía que acaba de salir de la cárcel. Una historia real adornada con toques de ficción que muestra el meollo de los entresijos del mundo del narcotráfico.

Alfa es un policía de narcótico que se puede decir que tenia una vida acomodada dentro de su ámbito laboral. En el aspecto familiar no ha tenido suerte, un matrimonio que apenas duró, pero que de él nació lo que verdaderamente es importante para darle sentido a su vida, su hija. El personaje se deja conocer poco a poco según transcurren los hechos. Se van intercalando presente y pasado. Los capítulos del presente se irán desvelando los planes que tiene para un futuro incierto; y en el tiempo de pasado nos contarán el motivo de lo que le llevó a convertirse en quien es ahora. Asimismo, nos presenta a personas que han sido importante y crucial para Alfa. Los hombres de su esquina, como hace referencia continuamente en el libro.

El policía nos abre su corazón mostrando unos sentimientos que van acompañados por la soledad y la frustración, todo por la rabia contenida por lo que es acusado, por una vida sin raíces, y por la ruptura de todo lo que ha defendido y creído. Alfa no es un hombre que deja ver sus emociones, parece hermético, pero en cada frase de la novela se esconde todo lo que verdaderamente siente. Son como pequeños gritos para llegar al lector y así descubrir la verdad de Alfa.

Lo que más sobresale de Golpes en el estilo de escribir del escritor; peculiar, única y diferente a lo que suelo leer. La novela esconde una amplia variedad de frases que transmite un sinfín de mensajes llenos de vida que hace reflexionar. Motivo por qué la lectura se convierte en lenta para saborear la unión de cada palabra que forma un sentido único a cada frase.
La trama de Golpes no tiene muchos sobresaltos, es una historia lineal. Nos cuenta partes de la simple vida de un policía que para él ha sido importante y que le ha empujado a ser quien es. Alfa es una persona que actuó dentro de sus principios, y desde su punto de vista sus actuaciones estaban bien, justificadas y legales, pero a ojos de otros no.
Conclusión: Golpes en una novela que expone al público la vida de un policía que ha sido acusado de un delito de narcotráfico. Alfa nos desvela los entresijos de su vida laboral y familiar a través de vivencias, pensamientos, deseos y sueños.
He investigado un poco y he descubierto que Alfa existe, pero que no es su verdadero nombre, que actualmente está libre en espera de juicio. Golpes en parte en una historia real pero con buenos toques de ficción. Me quedé con la espinita de saber qué pasará realmente con Alfa. ¿Se sabrá?

Enlace: http://laslecturasdeisabel.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Samarkanda
 25 julio 2018
Alfa es un subinspector de la policía que durante años se ha dedicado a combatir el narcotráfico utilizando para ello métodos poco ortodoxos, cruzando, cuando ha sido necesario, la delgada línea roja que separa lo legal de lo ilegal.
Su vida transcurre como él quiere hasta que una mañana llama su atención un vehículo desconocido aparcado en una calle del pueblo y el primer pensamiento de Alfa es que van a por él. Así es, dos policías lo detienen acusado de tráfico de estupefacientes –entre otros cargos-, registran su apartamento y es conducido a una cárcel catalana donde pasa cuatrocientas cuarenta y cuatro noches.
Así es como Alfa comienza a contarnos su historia en primera persona intercalando el pasado con el presente. Nos hablará de su etapa como boxeador profesional, de su velada o no tan velada crítica al sistema judicial que tarda años en dictar una sentencia, de cómo se hace la vista gorda ante métodos poco convencionales cuando las operaciones policiales son un éxito, de su estancia en prisión y también de las mujeres y hombres que han marcado su vida.
Pere Cervantes ha creado una novela negra modernizada cuyo personaje me hace recordar, salvando las distancias del tiempo, a los detectives de las novelas clásicas; personajes de fuerte carácter y férreas convicciones y, como buena novela negra que se precie, en Golpes tampoco falta esa femme fatale encarnada en el personaje de Gata.
El libro está estructurado en doce capítulos, o rounds, que llevan por título palabras relacionadas con el boxeo el cual estará presente a lo largo de toda la novela. El estilo es sencillo pero cuidado y el ritmo, aunque no es trepidante, tampoco decae ya que es una lectura intensa que invita a la reflexión con algunas de las cuestiones que plantea Alfa y el final no me ha dejado indiferente porque, por un lado, me ha sorprendido y, por otro, no me lo esperaba.
Lo que más me ha llamado la atención de Golpes es saber que está basada en hechos reales y que, con otro nombre, Alfa es una persona real. También me ha resultado curioso saber que el propio Cervantes fue policía durante más de veinte años y que sus vivencias le han servido para plasmarlas en sus novelas.
Golpes, al igual que la vida, es un combate en el que hay que pelear día a día por mantenerse de pie en el ring pero hay veces que no se ven venir algunos golpes (valga la redundancia) que nos noquean si no sabemos reponernos a tiempo.
Enlace: https://librosacuestas.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (5) Añadir cita
SirmactresSirmactres08 octubre 2018
Dicen que el alma pesa 21 gramos. No es cierto. Nadie sabe lo que pesa aquello que te mantiene vivo hasta que lo pierdes.
Comentar  Me gusta         00
LEMBLEMB30 julio 2018
Arrimarse a los cincuenta comporta tener siempre fui, desayunar ibuprofenos y avistar la vida a través del retrovisor de las vivencias
Comentar  Me gusta         00
PatriPatri17 agosto 2018
Uno ignora la cantidad de momentos que almacena hasta que dispone de todo el tiempo del mundo para evocarlos
Comentar  Me gusta         00
PatriPatri17 agosto 2018
Porque la vida es un combate en el que siempre terminas luchando contra el mismo contrincante: tú mismo
Comentar  Me gusta         00
LEMBLEMB31 julio 2018
La vida son golpes, y los golpes, golpes son
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: novela negraVer más
Comprar este libro en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Pere Cervantes Pascual (2)Ver más




Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
42 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro
{* *}