InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Nedyah


Nedyah
10 mayo 2019

Si La Luna Nos Viera Tocaría Nuestra Canción es la segunda parte de la bilogía de Paola Calasanz que comenzó con Suenas a Blues Bajo La Luna Llena, una lectura muy original y con un amor intenso y pasional aunque, como ya comenté en su reseña, se caracteriza por ser instalove y fue la parte con la que tuve un poco de lucha. Con todo, fue una lectura que devoré en nada y que me dejó con muchas ganas de descubrir su desenlace. No voy a enrrollarme mucho con la reseña porque es un segunda parte muy breve y todo está tan concentrado que es imposible no hacer spoiler, pero lo intentaré...

Al comienzo de la novela nos encontramos junto en el momento final de la primera parte, con Violeta subiéndose a un avión, con todas las esperanzas puestas en encontrar a Pau, el chico de sus sueños, en su nuevo destino de viaje, Chicago. Allí se alojará en una bonita granja y entablará amistad con los dueños de la granja y el resto de inquilinos que se hospedan allí. Mientras tanto, tratará de hallar el modo de localizar a Pau. Parecerá una misión imposible, como buscar una aguja en un pajar, pero los astros volverán a alinearse para ambos y, ya sea por casualidad o por cosas del destino, Violeta contará con la ayuda de su instinto, sus nuevos amigos de Chicago, y sus viejos amigos de Barcelona desde la distancia, para localizar a Pau y vivir en la vida real la vida idílica de sus sueños lúcidos. ¿Cómo se desarrollará todo? ¿Qué ocurrirá?

En la primera parte la trama se desarrolló entre sueños lúcidos y la vida real de Violeta en Barcelona. Ahora, nos trasladamos a la otra parte del mundo, a Chicago, entre escenarios silvestres y el ajetreo de la ciudad. Se centra mucho en la vida entre los animales y la naturaleza y de da cierto cariz de paz y tranquilidad a la trama y a la forma de terminar por desarrollarse el romance entre Violeta y Pau. Además, esta segunda parte también tiene un añadido en poesía que aumentan mucho más esa sensación de cuidado y detalle.

Si La Luna Nos Viera Tocaría Nuestra Canción es una segunda parte muy breve que se lee prácticamente de una sentada. La verdad es que me sorprendió mucho el escaso número de páginas cuando lo tuve entre mis manos y, una vez leído, creo que la historia hubiese encajado mejor como libro autoconclusivo, y no como bilogía. Es una novela con una pluma muy cuidada, pero le ha faltado algo más de profundidad en el romance, más pausa e, incluso, más desarrollo de los nuevos personajes y la relación de Violeta con ellos. Las labores de la granja en la que se hospeda en Chicago, los dueños de la misma, los otros huéspedes que se alojan allí, etc., han aportado su granito de arena a la historia, pero hubiese disfrutado más y mejor de un desarrolla más profundo y marcado. Los conocemos por encima y hay aspectos que habrían resultado interesantes descubrir.

En definitiva, es una historia sencilla y perfecta si buscar algo sin muchas pretensiones o giros de tuerca; perfecta para desconectar y disfrutar de un amor intenso y pasional con un escenario de naturaleza muy bonito.

En resumen, 'Si La Luna Nos Viera Tocaría Nuestra Canción' es un bonito desenlace de bilogía, con un escenario de lo más asilvestrado y en conexión con la naturaleza que le da un toque más poético y relajado al intenso y rápido romance entre los protagonistas. El instalove sigue estorbando pero, enfocándonos en la idea de las vidas pasadas y el destino, se siente más justificado y comprensible. Una novela que se lee en un suspiro, sencilla y perfecta para leer en una tarde de relax.

Enlace: https://eraseunlibro.blogspo..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}