InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Tana Oshima (Traductor)
ISBN : 8418668059
Editorial: Impedimenta (03/05/2021)

Calificación promedio : 3.82/5 (sobre 11 calificaciones)
Resumen:
Casas asoladas por plagas de comadrejas. Pasillos que nos transportan al otro lado, sea este cual sea, como si una victoriana Alicia hubiera ido a caer en el Japón de la tecnología punta. Hiroko Oyamada, con mundos que parecen sacados de un relato de Murakami, de J.G.Ballard o de una película de Hayao Miyazaki, firma un tríptico narrativo traslúcido y literariamente puro sobre la sugerente idea de que el entorno que nos rodea puede anticipar nuestras emociones y has... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (11) Ver más Añadir una crítica
Ros
 31 December 2022
Una preciosa edición de Impedimenta muy bonita y merecida para la historia que se nos cuenta. Mejor dicho, son tres historias, aunque todas ellas tienen varios elementos de enlace que sin anticipar lo importante intentaré explicar.

Pero antes, vayamos al título, en principio sorprende, pero conforme avanzas en la lectura, queda muy patente que tiene un título apropiadísimo a las situaciones que se desarrollan.
Además, no solo en lo real porque el agujero está ahí, sino también en la significación interpretativa en relación a la atmósfera de los tres relatos, que sin ninguna duda, reflejan una total falta de conexión y comunicación de todo lo que rodea a los protagonistas, es como estar en un agujero.
Y esa desconexión es completa y desgarradora. ¿ Y eso no está absolutamente ligado a la muerte? Yo creo que sí.
Nos encontramos en el campo, un espacio bucólico, donde convivir con el paisaje, la naturaleza, con los ríos, con los árboles, las flores, los animales, el silencio solo roto por los ruidos naturales y la tranquilidad , pero, sin embargo, esto no será lo que parece, porque nos llevará también a la absoluta desconexión y a sentir una tremenda desolación ante la falta de comunicación y el aislamiento reinante.
A mí, me ha impactado, me ha resultado muy estremecedor, porque lo más bonito del campo se torna en algo peligroso. Y entonces me surge las preguntas ¿ Qué nos quiere demostrar? ¿ Hacia dónde pretende llevarnos? Y nos disponemos a encontrar las respuestas.

La primera historia, también la más extensa, que da título al libro, nos lleva a través de la narración en primera persona de Asahi, la protagonista, hasta un lejano lugar a causa del trabajo de su marido, que ha sido trasladado al pueblo donde nació, a ella no le importa dejar un trabajo, por el que no siente mucho apego, y se instalarán en una casa al lado de sus suegros. y donde ella tiene todo el tiempo del mundo para pasear y recorrer el lugar, que por cierto, es un lugar donde la calma, el calor húmedo y pegajoso tambien nos llega. ¡Estoy sudando!.
En esta historia explicada a través de los pensamientos y sensaciones de la protagonista y cargada de soledad y extraños con los que no conecta, va perdiendo hasta su identidad.
Y además cae en un agujero, prácticamente hecho a su medida, y en este sentido, la escritora parece decirnos metafóricamente, que todo el campo es un enorme agujero. La perplejidad se asienta y nos deja también perdidos y fuera de la realidad.

Sobre el segundo relato, titulado Sin comadrejas, y narrado desde la persectiva , en este caso, de un joven, nos lleva a la casa de un amigo de la universidad, una visita con su mujer a la nueva casa, que su amigo y su esposa, Saiki y Yoko, han comprado en un pueblo y en la que todo lo conocemos en una cena y donde la comida tiene un lugar predominante.
Y también es muy importante la conversación, que a mí me ha resultado, y supongo que es la pretensión de la autora, agobiante, y así es como aparece el tema de las comadrejas, una atmósfera con sabor a comida caliente que nos lleva hacia un final también caliente y asfixiante.
Respecto a la tercera historia, titulada Una noche en la nieve, los protagonistas siguen siendo las parejas del anterior relato, y en esta ocasión, la visita que hacen de nuevo a los amigos, a la casa de Saiki y Yoko, es para conocer a la pequeña niña que Yoko ha tenido, pero aunque parece que esta visita no es muy bien acogida, se quedarán a pasar la noche , pues la nieve no cesa y no podrán salir y también en este caso se centrará la historia en la comida. Aunque, aquí la maternidad es el punto a tener en cuenta.
Y en las tres historias, van a aparecer extraños animales, el mamífero desconocido de el agujero, además del canto de las cigarras que nunca cesan, las comadrejas que invaden la casa en el segundo relato y, un extraño pez tropical que salta de la pecera en la tercera historia.
En los tres casos, resultan muy inquietantes y comenzamos a entrar con ellos en el más puro y extravagante sueño, que a la vez nos provocarán pesadillas.
Pero a pesar de todo lo comentado, pienso que es una gran lectura y hay que leer el libro para saber exactamente qué es lo que realmente puede transmitirnos, y siempre hay magia, pero insisto, su lectura, la de los tres relatos, es absolutamente metafórica y sobre todo, relacionados con la recurrente y temerosa imagen en la que todos podemos estar atrapados en un agujero.
Es después de unas semanas de su lectura cuando te das cuenta de la realidad, magia y misterio que envuelve la novela y también que nos envolvió a nosotros, entonces es el momento oportuno para plantearnos muchas preguntas.
En realidad es toda una experiencia sensorial donde se respira una especie de magia dirigida hacia nuestro interior.
A mí me tuvo enganchada hasta la última página, e incluso después.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         2924
Eldesvandellector
 29 September 2021
La vida está llena de Agujeros. Algunos se presentan delante de nosotros y debemos decidir si saltar de lleno o esquivarlos y seguir nuestro camino. Otros, sin embargo, aparecen sin que los veamos, justo debajo de nuestros pies y cuando queremos darnos cuenta, ya estamos dentro de él y salir se puede volver una tarea de los más ardua y complicada.
En este último tipo de agujero es en el que cae Asa, la protagonista del primer relato. Sin apenas darse cuenta e incluso sin ser consciente de las consecuencias que acarreará, Asa cae de lleno en un agujero, su agujero, que parece estar hecho a medida para ella. Y aunque físicamente es capaz de salir, mental y emocionalmente Asa había atravesado uno de esos agujeros que aparecen sin avisar.
Un relato que ahonda en el papel que juega la sociedad en la vida de cada persona, alienándote y haciéndote perder tu identidad, pasando a ser “la nuera” de X, y como el hecho de no encajar en los cánones de la sociedad puede llevar a una persona al extremo del anonimato e incluso a borrar su existencia. La sociedad puede ser cruel y despiadada, y muchas veces sin ser conscientes nos adaptamos a ella con total de sobrevivir.
Una de las cosas que más me ha gustado de la narración de la autora en el primer relato es que la protagonista no toma partido en ningún momento a favor o en contra de algún tema, simplemente expone los hechos y deja que sea el lector quien decida a que lado decantarse a través de lo expuesto.
Los otros dos relatos, “Sin comadreja” y “Una noche en la nieve”, están protagonizados por los mismos personajes y están relacionados entre sí. Giran en torno a la maternidad y la importancia que esta tiene en la sociedad japonesa. Son relatos más “oscuros” que el primero y con algunos simbolismos a los que aún estoy dándole vueltas en la cabeza.
He disfrutado muchísimo de la prosa de Oyamada y cómo construye la narración, sobre todo con las descripciones tanto de la flora como de la fauna, presentes en los tres relatos, pero con mayor peso en el primero. Un libro muy recomendado. Una lectura ágil pero profunda.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         120
Laubythesea
 07 May 2021
“Agujero” es el libro que más me ha dado que pensar últimamente y el que tiene la edición más bonita. Este pequeño libro esconde en su interior tres relatos, el primero da nombre a la obra y los otros, que comparten personajes pueden verse como un conjunto. Es como si Impedimenta quisiera darnos la oportunidad de leer más de la autora, sabiendo que nos quedaremos con ganas de ello.
Lo que me ha dejado más alucinada es la clara doble lectura que podemos hacer de este libro. Por un lado, una lectura superficial, atendiendo simplemente a la historia que se nos cuenta, lo que está pasando. Por otro, una mirada más profunda (e interesante) donde se puede tratar de desvelar las múltiples capas de significados que se nos presentan bajo un sutil ambiente de realismo mágico. He tenido todo el tiempo la sensación de que hay enorme componente alegórico y metafórico, no sé si las conclusiones a las que he llegado serán las correctas o si acaso todas lo son. Una de esas obras donde hay tantas interpretaciones como lectores.
Tras mudarse con su marido a un pueblo, Asahi, que ha dejado su trabajo y toda obligación atrás, se dedica a explorar los alrededores de su nueva casa mientras sus sentidos y su perspectiva de la vida se va poco a poco aletargando. Allí, persiguiendo a un incierto animal, acaba cayendo en un agujero. ¿La lleva al mundo de las maravillas? ¿Es un agujero sin más? ¿Acaso el verdadero agujero es su nuevo estilo de vida? Pues así todo el rato 🤯.
“Agujero” habla de los cambios en la vida, del desarraigo y la perdida de identidad (Asahi pasará de ser una mujer trabajadora, con inquietudes y ocupaciones a “la nuera” un mero apéndice de otras personas), de las imposiciones sociales y familiares, una obra sobre mujeres, incluso cuando el narrador es un hombre (como en los últimos relatos). La protagonista, Asahi es de lo más cautivadora, la completa alienación que sufre ha sido sumamente adictiva para mi, que necesitaba saber más y más.
Una lectura completamente adecuada a los tiempos que vivimos, donde todo ha cambiado de forma radical y decidme, ¿quién no se ha sentido en algún momento en el último año dentro de un agujero? al salir de él, ¿acaso no es todo distinto?
+ Leer más
Comentar  Me gusta         80
Noni
 01 October 2022
"Escribí una historia sobre una mujer que mata a una cigarra con su bicicleta. La mujer estaba casada y se había mudado al lado de la casa de sus suegros en el campo por el trabajo de su marido, y al hacerlo toma conciencia de que es una ‘nuera' [el ideograma ‘nuera' se compone del ideograma ‘mujer' y el ideograma ‘casa']. A partir de ahí me costó muchísimo completar la historia." (Entrevista en Vogue. 9 de junio de 2021. Paloma Abad)
Nada más terminar de leer este libro, lo cerré y me quedé unos segundos contemplando su cubierta, no sentía nada, ninguna emoción me embargaba. "Tendré que leerlo de nuevo", pensé. Y es que al finalizar su lectura la única palabra que se me ocurría para definirlo era desconcertante. Me inundaba un total desconcierto hasta el punto de no saber decir si el libro era un tostón o una obra de arte. Tampoco tenía muy claro si me había gustado o, por el contrario, me había parecido una castaña. Fue precisamente al leer la entrevista cuando me quedé más tranquila. Ahora lo entendía, entendía porqué aquella historia comenzaba de manera natural (una mujer joven se traslada al campo, justo al lado de donde viven sus suegros, ya que a su marido le han ofrecido un nuevo trabajo en aquella zona), y al poco se transformaba en un no se sabe muy bien si sueño, delirio, o muerte. Si, ahora entendía que a ella le hubiera costado un montón continuar escribiendo y comenzara, de manera delirante, a poner por escrito todo lo que se le iba ocurriendo. de este modo mi desconcierto tenía justificación...creo yo.
Podría ser que la escritora quisiera reivindicar una maternidad que en Japón, al parecer, no atienden de manera satisfactoria. Es posible, también, que fuera una denuncia sobre los métodos de trabajo que imperan en el país donde está mejor visto trabajar que estar ocioso. Podría referirse a lo complicado que resulta vivir alejado en zonas rurales donde el tiempo es diferente y la naturaleza marca todo el desarrollo vital. La presencia de un agujero por el que cae persiguiendo a un animal podría ser solo una reminiscencia de la historia de Lewis Carroll que utiliza sin querer ir más allá... pero va más allá, mucho más allá. El objetivo no está claro pero, supongo, eso es lo de menos. ¿Ella está soñando? ¿En realidad está muerta cuando se cae al primer agujero y el resto lo narra siendo un fantasma? ¿Es el pueblo, en realidad, una extensión fantasmal donde los niños y ancianos aparecen y desaparecen a voluntad? ¿Ha querido dejar constancia la escritora de algo, o simplemente se ha puesto a llenar páginas porque el editor la apremiaba en la entrega?
Agujero, relato que da título al libro, es la más extensa de las historias. Anteriores en el tiempo y que Impedimenta ha considerado editar juntas, son Sin comadreja (un relato realmente desagradable y angustioso) y Una noche en la nieve, ambos comparten protagonistas: dos jóvenes parejas y sus relaciones de amistad, empañadas por el embarazo de una de las esposas frente a la ausencia de concepción de la otra.
Cualquiera de las tres, pero sobre todo la primera, son historias a las que podemos calificar de inusuales, excéntricas, diferentes no cabe duda. ¿Recomendable? No tengo ni idea, primero tendría que averiguar si me ha gustado, o no, y decidir después. Si objetivo de la autora, suponiendo que tuviera alguno, era generar desconcierto en el lector, conmigo lo ha conseguido plenamente. Enhorabuena pues.
Enlace: https://literaturajaponesafa..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
LaPetitaLlibreria
 28 June 2021
Nuestros grandes amigos de la Editorial Impedimenta nos presentan la obra ganadora del Premio Akutagawa firmada por Hiroko Oyamada y con un título más que metafórico, Agujero.
Una portada que con su sencillez esconde su complejidad, con lo que parece una estampa real de una joven llevando unas flores blancas esconde su rostro tras lo que nos parece real dejando a la joven en otro plano, uno propio y personal solo para ella donde su rostro es visible de manera natural aunque a los ojos del lector queda oculto.
Voy a caer en un tópico importante pero realmente la grandeza de esta obra me ha recordado mucho a la obra de Lewis CarrollAlicia en el país de las maravillas” no solo por su esencia en si misma de la obra sino por el juego entre lo real y lo imaginario, por una historia que podría ser sencillamente sencilla pero que esconde un mundo nuevo, es como si la realidad fuera un espejo y estuviera formado por varios pedazos, si sacamos uno la imagen que devuelve es distinta y a su vez es la misma.
La historia en si nos muestra la vida de Asahi, una ama de casa japonés a cuyo marido le han ofrecido un empleo en una zona lejana de Japón y a su vez cercana a donde nació, irán a vivir cerca de sus suegro y mientras su marido trabaja ella descubrirá los alrededores con gran curiosidad donde se topara con una especie de animal que la llevará a caer en un agujero donde su mundo cambiará ajustándose a ella.
Un mundo creado emocionalmente donde nada es lo que parece y la ficción llama a la puerta del lector.
Esta historia esconde a su vez temas actuales como el trato entre géneros, el aislamiento de las amas de casa y su solitud, la frustración creada por el mundo laboral, las dificultades en las relaciones de pareja e incluso con los demás. Un aislamiento tanto interior como exterior que se marca no solo en el personaje sino en el ambiente en el que vive.
Me gusta mucho la literatura japonesa, su cultura y sus tradiciones y esta historia me ha dejado en cierto modo descuadrada, no era para nada lo que me esperaba y ha superado con creces mis expectativas.
La prosa de la autora es como un susurro, su narrativa nos presenta unos relatos como quien cuenta un cuento pero consigue atrapar al lector con su tempo pausado y sus giros argumentales y ficticios, sus descripciones son muy detalladas y los personajes son muy sólidos creando una realidad que se fundirá con la ficción.
Es una obra que no podréis dejar de leer, al menos yo no pude… el lector cae en su agujero y no es que no pueda salir sino que no quiere salir hasta girar su última página, un hecho que hay que agradecer a la pulcra traducción de Tana Oshima.
Una novela que no debéis dejar escapar.

Enlace: http://lapetitallibreria.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Citas y frases (5) Añadir cita
RosRos31 December 2022
No soplaba nada de viento y el canto de las cigarras no hacía más que aumentar la viscosidad del aire.
Comentar  Me gusta         260
NextLibrisNextLibris06 October 2021
Abrí la ventana y oí a las cigarras cantar. No sé si era porque estaba en el campo y había muchos árboles o por la influencia del clima de ese año, pero nunca las había oído con tanta intensidad. Era como si me hubiese tragado una y estuviese estridulando desde el interior de mi cuerpo. A la estridencia del sonido me acostumbraba enseguida, pero en cuanto advertía un cambio de ritmo y volvía mi atención sobre ellas sentía que su canto se adhería a mi piel y me asfixiaba.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
LaubytheseaLaubythesea06 May 2021
¿Era posible que una misma persona pudiese pasar de una vida a otra tan radicalmente distinta así, sin más? ¿Seguía siendo yo la misma?
Comentar  Me gusta         30
EldesvandellectorEldesvandellector06 August 2021
Descubrí que el tiempo, cuando no se rellenaba a cada momento con planes, fechas de entrega, reuniones y días de paga, era incapaz de mantener su velocidad, se deslizaba y caía.
Comentar  Me gusta         20
NoniNoni01 October 2022
No me encontré ni con el animal ni con el agujero ni con los niños. De vuelta en casa me probé el uniforme y me miré en el espejo: mi cara empezaba a parecerse a la de mi suegra.
Comentar  Me gusta         00
Video de Hiroko Oyamada (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Hiroko Oyamada
Reflexiones sobre la novela AGUJERO de la escritora japonesa Hiroko Oyamada, publicada por Impedimenta. Un viaje alrededor de este interesante libro.
otros libros clasificados: JapónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea

Otros libros de Hiroko Oyamada (1)Ver más




Test Ver más

Pintores y literatura

Escribió un libro titulado "De lo espiritual en el arte"

Leonardo da Vinci
Fra Angelico
Vasili Kandinski
Giorgio Vasari

10 preguntas
24 lectores participarón
Thèmes : Bellas Artes , arte , arte contemporáneoCrear un test sobre este libro