InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
>

Crítica de MGAranguren


MGAranguren
24 September 2019
Dos historias paralelas, dos líneas temporales que se entrelazan para formar el hilo argumental de esta novela que empastan a la perfección.

Por un lado está Anna, en Sidney (2017), y por otro lado nos encontramos con Elizabeth, en Cornualles (1886). Cuando Anna realiza una obra para reformar la casa que ha heredado de su abuela, encuentra escondidos un diario y una caja que contiene un precioso cuaderno de dibujo donde se hallan unos bocetos magníficos sobre flores. Además, en la caja hallará una fotografía y una bolsita con unas semillas. Anna, arrastrada por la curiosidad, emprenderá un largo viaje hasta Cornualles para saber la verdad y, ¿por qué no?, para encontrarse a sí misma.

Por su lado, Elizabeth hace una promesa a su padre en el lecho de muerte, se compromete a buscar una flor —la trompeta del diablo— que tiene unas características muy particulares, se trata de una planta que adquiere poderes curativos hasta el punto de ser milagrosa, pero en las manos inadecuadas puede ser mortal y muy peligrosa. Por ello, es de vital importancia que Elizabeth encuentre este raro ejemplar antes de que lo haga alguien que pueda sembrar el caos y utilizarla en contra del ser humano. Con todo ello, Elizabeth se ve obligada a cumplir lo prometido y a viajar hasta Valparaíso, Chile, único lugar donde brota esta singular y peculiar flor.

Las dos historias están narradas de forma ágil y con bellas descripciones, pero tiene más fuerza en la narrativa, obviamente por el tiempo en que transcurre, que da más opciones para "lucirse", la que se corresponde a la época que transcurre en el año 1886.

De este libro me enamoró en primera instancia la portada, de tonos suaves y con un ambiente de ensoñación que, junto a la sinopsis, me llamaron a su lectura. El primer miedo que me quité enseguida fue el de que tal vez, por tratarse de flores y de una familia de jardineros, el vocabulario y las descripciones se hicieran algo tediosas si no eres muy aficionado al mundo de la botánica, siempre repleta de colores, pétalos, simientes e innumerables nombres en latín. Pero creo que la autora ha utilizado este recurso en su justa medida, teniendo en cuenta al lector.

Las dos protagonistas, Anna y Elizabeth, se traslucen como dos mujeres aventureras y de una gran fortaleza que encuentran peligros, amor y dudas a lo largo de su particular búsqueda. Una vez más, creo que también en este terreno gana la batalla Elizabeth, y es que cuenta con la baza de que ser una mujer que viaja sola y con un objetivo concreto, en contra de lo que se espera de ella, es un acto mucho más valiente en el año 1886 que en 2017.

El narrador en tercera persona nos va mostrando los diferentes personajes que ambas mujeres se van encontrando a lo largo del camino, y se nos descubren las dificultades a las que se enfrentan ambas mujeres en sus viajes, sobre todo Elizabeth, con un más que difícil y largo trayecto desde Cornualles hasta Valparaíso en barco.

Una novela con un lenguaje cuidado y ligero que nos hará disfrutar de la historia con su lectura.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea