InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Sergi Pàmies (Traductor)
ISBN : 8433979868
Editorial: Editorial Anagrama (24/11/2017)

Calificación promedio : 3.38/5 (sobre 8 calificaciones)
Resumen:
El conde Neville acude a la casa de una vidente para recoger a su hija menor. La vidente se la encontró la noche anterior en pleno bosque, en posición fetal y tiritando de frío. Al parecer la adolescente, que responde al singular nombre de Sérieuse, se había fugado del castillo familiar. Pero, antes de llevar al aristocrático progenitor ante su hija, la vidente le toma la mano y le anuncia: «Pronto dará usted una gran fiesta en su casa. Durante esa recepción, usted ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (5) Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 11 mayo 2018
Llevo leyendo sobre Amélie Nothomb lo que no está escrito... y siempre con dualidad de opiniones: los que les apasiona y los que no conectan con ella. Los que piensan que su obra es muy rara y los que encajan con esa rareza. Imagino que también habrá de los que se quedan a medio camino, pero parece que menos, que esta autora es de extremos. Como todo en esta vida, cuando llega el momento, llega, y por fin he leído a Nothomb. Lo he hecho además con esta novelita corta de apenas cien páginas, un poco por tantear... pero ha resultado ser de esos libros que cuando los cierras te das cuenta de que contiene pocas páginas, pero matonas. Os lo digo desde ya: muy fan. Ale, otra autora más de la que coleccionar sus libros, que por cierto son chorrocientos y todos publicados en España por Anagrama. Si es que más vale que no te guste un autor, que luego pasa lo que pasa...
Cuando Henri Neville acude a recoger a su meláncolia hija Sérieuse a la consulta de una vidente, lo que menos espera es que esta le anuncie que en la próxima fiesta que va a celebrar, matará a alguien. Esta vidente metomentodo no sabe lo que ha hecho: a Neville no le importa realmente matar a alguien, le importa hacerlo cuando es anfitrión de una fiesta, él, que se considera un maestro en el arte de recibir y hacer felices a sus invitados. ¿Cómo va a ser tan maleducado como para matar a alguien en SU fiesta? Eso no se hace, no está bien visto. Y encima es la última recepción que va a ofrecer en su hogar, el castillo de Pluvier, situado en el corazón de un bosque y cayéndose a trozos ante la falta de solvencia económica de sus dueños. Nononono... Neville no está dispuesto a que un asesinato arruine la última garden party de la que es anfitrión, así que si tiene que escoger a dedo al invitado al que le va a dar el finiquito para no sentirse culpable, lo escoge. Pero su hija Sérieuse tiene otros planes, planes con los que Henri no había contado.
Para qué os voy a engañar, a mí con un planteamiento así ya me tienen ganada. La clara referencia a El crimen de lord Arthur Savile de Oscar Wilde, de la que la autora no se esconde, no es nada gratuita (a ver si os lo traigo prontito, por cierto). Pero es que además Nothomb lo cuenta de un modo tan caústico, con una mordida hasta el hueso, que no puedes dejar de leer. El modo en que Neville, que se reiría de la predicción si se la hubieran hecho a otro, al ser suya se la cree a pies juntillas, o la adolescencia mustia y deprimida de Sérieuse, y la conclusión vital a la que parece haber llegado, son los dos planetas alrededor de los que orbita la historia. Lo demás son satélites, cumpliendo su función, sea la que sea o las que toque en cada momento.
No puedo decir mucho más de la trama sin desvelar lo que no debo. Ya no solo porque son cien páginas y eso limita mucho a la hora de reseñar, sino porque aunque la narración es magnífica, donde la autora se sale, donde te deja pasmada con una agudeza mental tan punzante que parece un estilete, es en los diálogos... y eso hay que leerlo, no se puede expresar ni hacer justicia en dos frases que yo os ponga aquí. Los diálogos son soberbios.
No sé si ha sido solo sensación mía, pero esta novela es muy teatral. Mucho. Esos duelos verbales entre padre e hija (uno, sobre todo uno... EL diálogo) son dignos de ser representados sobre un escenario. Los leía y me imaginaba un escenario completamente a oscuras, donde la escasa iluminación recayese únicamente en los dos personajes, solo ellos bajo los focos, el uno frente al otro, haciendo magia con las palabras. Tampoco sé si es una característica habitual de la prosa de la autora, pero es que la historia en su conjunto, si no fuese por la última escena, que ya sería más complicada de representar por su complejidad, es teatro puro. En cualquier caso lo descubriré pronto, porque tengo intención de leer todo lo que pueda suyo.
El crimen del conde Neville se queda apuntalado en la memoria... te acuerdas de detalles, de escenas, de conversaciones... los retienes, resisten. Nothomb penetra como un punzón en la mente del lector. Sí, es peculiar, excéntrica, perversa y desvergonzada, pero no superficial o banal. Todo lo contrario. Coloca a sus personajes en unas situaciones incómodas, les otorga el don de cincelar pensamientos en palabras mordaces y trascendentes, y ahí se queda el lector rumiando lo que ha leído una vez se queda sin páginas y llega al final... un gran final, dicho sea de paso, acorde al juego aparente en que se convierte la trama.
Como ya he dicho, es mi primera novela de Nothomb, y dentro de mi desconocimiento e ignorancia sobre su obra, soy plenamente consciente de que este no será su mejor trabajo, lo que no quita para que sea muy bueno. A mí me parece ideal para los que, como yo, quieran empezar con la autora y no sepan por dónde hacerlo. ¿Rara? A mí no me lo ha parecido, o no de un modo peyorativo. Yo diría que desborda una imaginación y una singularidad que no estamos acostumbrados a leer y desde un ángulo que solo ella puede alcanzar. Y que quizás no es para todo el mundo, pero que yo me alegro mucho de pertenecer al grupo que comulga con ella.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
AnnieMoneth
 18 septiembre 2019
Hace unos días por fin me decidí a leer algo de Amélie Nothomb y compré en versión e-book esta novela corta, "El conde de Neville", cuya sinopsis prometía. Hasta ahora me había mostrado reacia porque las críticas que leí sobre su obra, o eran muy buenas o muy malas (parece que con esta escritora belga no hay término medio), y con tantos libros que me gustaría leer y la cantidad que salen al mercado cada mes, siempre terminaba decantándome por otras opciones. Ahora que he superado el bloqueo mental que tenía con Amélie Nothomb, os puedo asegurar que voy a adentrarme más en su obra porque esta novela me ha sorprendido para bien. de hecho, ya he comprado "Ni de Eva ni de Adán", con la expectativa de volver a conectar con su prosa.
"El crimen del conde Neville" recuerda a otro relato de Oscar Wilde: "El crimen de Lord Arthur Savile"; de hecho, es un homenaje que le brinda Amélie Nothomb. Antes de que el lector avezado pueda acusar de falta de imaginación a la autora, ella misma se desvela e incluye la referencia en el texto de modo transparente. La autora juega con el lector, lo provoca y desconcierta, con una novela que es pura literatura del absurdo.
A uno no le queda más que aceptar la tomadura de pelo y reírse, mientras admira la habilidad de la autora en escribir una novela que comienza con la predicción de una vidente a su protagonista, el conde Neville, según la cual cometerá un asesinato durante el transcurso de la fiesta que está a punto de organizar. A partir de esta premisa, Nothomb teje con un irónico y caustico sentido del humor, una historia que constituye una crítica feroz a la aristocracia belga, de la que forma parte la propia autora.
Sobre "El crimen del conde Neville", la editorial Anagrama señala que el resultado es «una deliciosa, juguetona y perversa fábula moderna de tintes tragicómicos, en la que bajo una capa de chispeante levedad asoma una sugestiva indagación literaria sobre el mundo de las apariencias, las relaciones familiares, los secretos del pasado, el dolor de la infancia, las incertidumbres de la adolescencia y el destino». Y lo rubrico, palabra por palabra. Me he divertido de lo lindo con Amélie Nothomb, con su descaro, con la falta de pelos en la lengua mostrada para criticar ese mundo anacrónico de la nobleza belga a través de unos diálogos surrealistas e inteligentes que me dejaron estupefacta. ¿Pero cómo se puede discutir con esa maestría de algo que no tiene pies ni cabeza? Por otro lado, subyace un dolor profundo en los recuerdos del conde Neville sobre su niñez y en las duras reflexiones acerca de lo que implica guardar las apariencias; es la otra cara de la moneda que el común de los mortales no suele ver.
La novela está narrada en tercera persona desde la perspectiva de su protagonista, el conde Neville, un hombre casado y con tres hijos (un chico, Oreste, y dos chicas, Électre y Sérieuse) criado en un mundo donde las apariencias lo son todo. Tiene dos únicos amores: su familia y su castillo. Ahora que está arruinado y no puede seguir sufragando los costes que supone el mantenimiento del castillo donde viven, va a venderlo, pero antes dará una última fiesta o garden party. El conde es también un hombre que da mucha importancia a la recepción de los invitados; tanto tiempo dando fiestas, que al invitado lo tiene mitificado. Como es impensable cancelar el evento ya fijado para una fecha determinada, el lector asistirá al sufrimiento del conde, pues si va a matar a uno de sus invitados en la última garden party que organice, ¿quién será la víctima? ¿Hay alguien que merezca morir entre su lista de invitados? ¿Cómo afectará esto a su imagen, su reputación y a su familia? ¡Cielos, qué horror!
«Si hubiera habido premeditación, a nuestro entorno le habría parecido inadmisible. Matar a un invitado en un momento de cólera desprende clase, es chic. Premeditar el asesinato de un invitado equivale a demostrar, como el colmo de la grosería, que ignoras el arte de la recepción».
Eran tales las cavilaciones y el sufrimiento del conde que hubo un momento en que pensé que como apareciera la pitonisa por aquella fiesta, no me extrañaría que al final fuera ella a quien pegase un tiro. Yo al menos, se lo pegaría. ¡Pobre hombre!
«¿Por qué inventar el infierno cuando existe el insomnio?».
De verdad, me he partido de risa con los diálogos tan absurdos y poco convencionales que he encontrado y, al mismo tiempo, inteligentes y chispeantes. Y que Amélie Nothomb salga triunfante de eso, sin despeinarse… ¡chapó! Tiene toda mi admiración.
Un último comentario sobre esta novela. Su final, sorprendente, me pareció el broche perfecto.
Soy consciente de que "El crimen del conde Neville" es mi primera incursión a la obra de Amélie Nothomb y que no poseo elementos para poder compararla con otros títulos de su obra que, quizá, puedan ser mejores. No obstante, he disfrutando con la lectura de "El crimen del conde Neville"; una crítica mordaz a un mundo que me resulta del todo ajeno, el de la aristocracia belga, aderezada con un afilado e irónico sentido del humor que deja al lector fuera de juego. Y un fantástico homenaje a Oscar Wilde. Si no la habéis leído aún, os la recomiendo.
Enlace: https://despertaresdestonewa..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
nefertiti5
 02 mayo 2019
En esta novela Amelie Nothomb hace una crítica a la nobleza belga como siempre en su estilo personal tan característico, con mucho humor e ironía.
Además le hace un homenaje a Oscar Wilde y a su libro "El crimen de lord Arthur Savile", con esta fábula que es una mezcla de tragedia y comedia, en la que trata temas como las apariencias, las relaciones familiares, los secretos y la transición por la adolescencia,.....entre otros.
Amelie Nothomb simplemente es magnífica, tiene una pluma mordaz y me encanta como trata temas tan diferentes en sus libros de forma muy amena.
Comentar  Me gusta         40
crucedecaminos
 13 junio 2018
He leído casi todo lo que se ha traducido al castellano de Amélie Nothomb y llevo algunos años deseando encontrarme de nuevo con esa Amélie que me deslumbró con Higiene del asesino o con Cosmética del enemigo o incluso con Estupor y temblores, creo que las tres novelas, y sobre todo la última, que la catapultaron a la esfera mundial.
Sí, tengo esa sensación y creo que la mayoría de los lectores de la belga también la tienen.
Ya sabéis que sus novelas son cortas y uno, aunque ya un tanto escamado, se dice: va le daremos una nueva oportunidad. Pero nada. Mi satisfacción respecto a la últimas lecturas es más o menos la misma: correcta, pero sin fuegos artificiales. Entretiene, pero sin más.
Y eso también ha sucedido en El crimen del conde Neville que es un guiño en toda regla a la novela de Oscar Wilde, El crimen de Lord Arthur Saville.
«Henry sentía una rabia comparable a la del general inglés descubriendo, al final de El puente sobre el río Kwai, que uno resistentes de su campo se disponían a hacer explotar el puente que los soldados japoneses les obligaban a construir: sentía afecto por la monstruosidad que tanto esfuerzo le había costado».
La novela comienza bien. El conflicto está servido pronto y me ha resultado interesante cómo lo va desarrollando, pero creo que en este caso peca en demasía de corta. Creo que al libro le hubiera venido bien alguna historia paralela, algún toque más de humor negro respecto a la aristocracia que no deja en muy buen lugar. Desarrollar algunos datos más o incluso llevarnos a un falso final.
Pero no, todo se desarrolla a ritmo continuo y en un golpe lector te presentas delante del final.
SEGUIR LEYENDO EN EL ENLACE
Enlace: http://crucesdecaminos.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Marinieves
 01 julio 2018
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (5) Añadir cita
Inquilinas_NetherfieldInquilinas_Netherfield11 mayo 2018
Si uno de sus amigos hubiera sido el destinatario de una profecía semejante y se la hubiera contado, Henri habría estallado en una carcajada y, con la mayor de las convicciones, le habría aconsejado no creer en semejantes historias de mujeres. Desgraciadamente, él era casi como todo el mundo: solo creía en las predicciones que le atañían personalmente. Incluso el más cartesiano de los escépticos cree en su horóscopo.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
crucedecaminoscrucedecaminos06 junio 2018
Henry sentía una rabia comparable a la del general inglés descubriendo, al final de El puente sobre el río Kwai, que uno resistentes de su campo se disponían a hacer explotar el puente que los soldados japoneses les obligaban a construir: sentía afecto por la monstruosidad que tanto esfuerzo le había costado.
Comentar  Me gusta         00
AnnieMonethAnnieMoneth18 septiembre 2019
Si hubiera habido premeditación, a nuestro entorno le habría parecido inadmisible. Matar a un invitado en un momento de cólera desprende clase, es chic. Premeditar el asesinato de un invitado equivale a demostrar, como el colmo de la grosería, que ignoras el arte de la recepción.
Comentar  Me gusta         00
crucedecaminoscrucedecaminos05 junio 2018
-¿Cómo puedes darle tanta importancia a la limpieza de una copa sabiendo lo que va a ocurrir mañana?
-Es una de las enseñanzas de Buda:« cuando friegue los platos, friega los platos».
Comentar  Me gusta         00
Inquilinas_NetherfieldInquilinas_Netherfield11 mayo 2018
¿Por qué inventar el infierno cuando existe el insomnio?
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: fábulasVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Conocedor o experto en literatura francesa?

¿Cuál de los siguientes libros fue escrito por Gustave Flaubert?

Memorias de un loco
El más bello amor
Elogio de París

16 preguntas
23 lectores participarón
Thèmes : literatura francesa , Literatura en francésCrear un test sobre este libro
{* *}