InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Pablo Sauras Rodríguez (Traductor)
ISBN : 849065350X
Editorial: Alba Editorial (04/10/2017)

Calificación promedio : 4/5 (sobre 33 calificaciones)
Resumen:
En Shaker Heights, una tranquila y próspera zona residencial de Cleveland, todo está planeado, desde el trazado de las carreteras hasta los colores de las casas, incluso el triunfal futuro de sus vecinos. Nadie encarna mejor este espíritu que Elena Richardson, cuya vida se rige por un principio fundamental: jugar siempre dentro de las reglas sociales. La historia comienza cuando Mia Warren, artista enigmática y madre soltera, llega a esta idílica burbuja con Pearl, ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (28) Ver más Añadir una crítica
Antoched
 07 mayo 2020
Desde el vamos tengo que señalar que el estilo de Ng es muy lindo y aplaudo la forma en que nos cuenta esta historia. Empieza con todo y por lo alto, el incendio que le da título a esta novela. Acá conocemos a la familia protagonista, los Richardson, y nos va introduciendo pequeños comentarios sobre qué puede haber llevado a Izzy, la menor de los Richardson, a prenderle fuego a la casa. Pero eso no lo sabremos a ciencia cierta hasta el final, porque esta es una novela que se toma su buen tiempo en desarrollar a los personajes y va avanzando de a poco en la trama hasta llegar al incendio en cuestión.
Luego vamos unos meses atrás donde quizás todo empezó, cuando Mia y su hija Pearl se mudan a uno de los departamentos que alquila la señora Richardson. Esta novedad en Shaker Heights despierta el interés de su hijo menor al escuchar que Pearl tiene su edad. Así, Moody decide llegarse hasta la casita que su madre alquila y así termina haciéndose muy amigo de Pearl. Con el tiempo la termina introduciendo en su casa y Pearl queda completamente fascinada con los Richardson y todo lo que representan. Lo que a Mia, la madre de Pearl no le termina de convencer, pero luego aprovecha una oportunidad para estar cerca y acepta el trabajo como asistenta en la casa de los Richardson.
Así vamos conociendo con el correr de las páginas a este pequeño universo de personajes que nos presenta la autora. Y en el centro de todo se encuentran los Richardson y las Warren (Mia y Pearl). Conoceremos cómo se va forjando la relación de amistad entre Moody y Pearl, cómo Pearl se hace amiga de Lexie y cómo avanza su crush con Trip. Así nos queda Izzy, la menor de los Richardson, la oveja negra de la familia, la freaky que vive haciendo cosas que no tienen explicación. Izzy es uno de los personajes más interesantes de esta historia y lamentablemente la que menos conocemos en profundidad, pero aún así nos podemos hacer una clara idea sobre su personalidad y sus ideas.
También conoceremos a fondo a las estrellas indiscutidas de esta historia, Elena Richardson y Mia Warren. Elena es el modelo de todo lo que la comunidad planificada en la que viven representa, madre, trabajadora, pilar de la comunidad. La mujer que planificó su vida a la perfección y consiguió todo lo que quería. Y Mia es quizás todo lo opuesto a ella, una madre soltera, artista, que vive con lo puesto y su única motivación en la vida es el arte y su hija. Pero Mia es un gran misterio que iremos conociendo de a poco y nos depara varias sorpresas. No sé si terminé de congeniar con ella, pero sí puedo decir que admiro mucho la mente de Mia para el arte. También le reconozco que es una persona amorosa y que no juzga a las personas por quienes son o lo que hacen o hicieron... algo en lo que falla un poco Elena a pesar de hablar constantemente sobre la aceptación y las oportunidades. Sin embargo Elena fue mi personaje favorito en esta historia, no pude evitar admirar sus ideas y su forma de ser. Es una mujer decidida que consigue lo que quiere, es una madre devota aunque a veces no esté al tanto de lo que hacen sus hijos y al final me emocioné por la evolución que presenciamos en la relación tan tensa que tiene con Izzy. Y volvemos a Izzy... porque Izzy es un personaje vital, porque es una especie de justiciera, aunque Izzy solo ve blanco y negro, el bien y el mal, y decide actuar impulsivamente en contra de las injusticias sin pensar mucho en las consecuencias, pero quién puede culparla a sus 15 años?
A pesar de meternos de lleno en la dinámica de estas dos familias, habrá historias paralelas que nos harán reflexionar largo y tendido sobre temas que están siempre vigentes en nuestra sociedad. El tema central de esta historia, aunque no lo crean, es la maternidad y tendremos diferentes ejemplos sobre el tema para analizar, cuestionar y reflexionar. No solo sobre el significado de la maternidad sino también los deseos y los miedos que conlleva, y el trabajo de la autora sobre esto es impecable. También se tocan otros temas relacionados a la raza, no tanto desde una perspectiva de discriminación sino más bien de estereotipamiento, una falsa igualdad y negación de la raza.
Por último cabe señalar que el contexto en el que sucede la historia es vital, una ciudad donde todo parece perfecto, donde hay reglas para todo y la gente parece feliz. Pero qué pasa realmente tras las puertas de estas casas perfectas? Son esas familias tan perfectas como aparentan? La lupa que nos pone la autora sobre algunas de estas familias nos muestran las grietas en esas paredes pintadas a la perfección, la hipocresía y las mentiras, a la vez que nos plantea el interrogante sobre qué es más importante para una familia.
Definitivamente me saco el sombrero ante la autora con este Slice of life que nos deja en Little fires everywhere. No se esperen misterios vuela pelucas ni dramas devastadores, esta historia es un espejo de esta pequeña sociedad perfecta. Y como buen espejo nos muestra a las personas tal y como son, con sus virtudes y defectos, con sus errores y aciertos y, por supuesto, con toda esa hermosa gama de grises que llevamos todos. Así que prepárense para conocer a estos personajes tan humanos con los que de seguro empatizaremos más de una vez y que nos harán cuestionar nuestras posturas sobre una serie de temas sumamente complejos que, la verdad sea dicha, no tienen una solución perfecta ni justa y lo menos que podemos hacer en esos casos es intentar ponernos en los zapatos de los demás, y si esto no se puede al menos dar el beneficio de la duda en lugar de juzgar sin conocer la foto completa.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
julycbooks
 26 mayo 2021
Pequeños fuegos por todas partes empieza con pequeños fuegos literales: un incendio provocado en la mansión de los Richardson. Toda la familia Richardson —compuesta por la madre, Elena, el padre, y los cuatros hijos, Lexie, Trip, Moody e Izzy— observa su casa quemarse. Bueno, no toda la familia, porque la menor de los Richardson, Izzy, ha desaparecido, y parece ser la responsable del incendio. al mismo tiempo se van de Shaker Heights, el rico barrio privado donde se desarrolla la historia, la artista Mia y su hija Pearl. Poco a poco, se nos va contando el desarrollo de todos estos personajes y las relaciones entre ellos, los pequeños fuegos de sus vidas cotidianas, llevándonos hasta el final que nos cuentan desde el primer capítulo.
El estilo de escritura de Celeste Ng es impecable, no hay otra forma de describirlo. Elige cada palabra con cuidado, y estas cumplen su función de forma precisa. Utiliza la tercera persona para meterse en la cabeza de distintos personajes, aunque solo sea por unos pocos momentos, y con eso logra que entiendas a todos y cada uno de ellos. Ninguno es del todo querible, ni mucho menos perfecto, pero yo pude identificarme con pequeñas partes de muchos de ellos. Además, sabes cómo actuaría cada uno ante distintas situaciones, así que cuando hacen algo que impacta en la trama no te sorprende porque sabes que es acorde a su carácter.
La trama, de la mano del estilo de la autora, está muy bien entretejida. Comienza desde el final, y luego nos relata cómo se llegó a ese momento. Por eso mismo esperaba un final más dramático, donde se revelaran todos los secretos que los personajes tenían entre ellos. Sin embargo, resultó algo anticlimático, ya que deja algunas cosas sin resolver a propósito y otras que tú como lector conoces pero los personajes no. Además, el ritmo de la novela no es constante; a veces leía durante horas, y luego pasaban días sin que me acercara al audiolibro. La narración del mismo es muy calma y precisa, captura muy bien el estilo de Celeste Ng, de modo que la experiencia de lectura mejora muchísimo.
Pero hablemos de los personajes, que son la parte fuerte de este libro. al principio Mia no me cayó muy bien, pero disfruté muchísimo cuando por fin nos cuentan su pasado, y desde allí comencé a ver sus acciones de un modo muy distinto. Su hija, Pearl, es dulce y estudiosa, pero está demasiado concentrada en encajar y en parecerse a los Richardson. Su amigo Moody me resultó un poco soso, y hacia el final quería golpearlo, pero admitamos que Pearl no fue muy justa con él. Lexie, por algún motivo, me cayó muy bien, es egoísta en muchos momentos pero tiene buenas intenciones y es sincera. Ivvy me dio lástima, porque nunca nadie le daba importancia y la criticaban sin escucharla. Y la compleja relación entre ella y su madre, Elena, te hace pensar bastante en la importancia de cómo tratamos a nuestros hijos, ya que nuestros temores personales pueden afectarlos de modos inimaginables. Además, Elena es uno de los personajes más complejos e interesantes del libro; una mujer que aparenta y cree estar muy segura de sí misma y de su perfecta vida familiar, pero que en el fondo desea haber hecho algo más de su vida que dedicarse a ser madre, porque ahora que sus hijos no la necesitan, se da cuenta que no se siente realizada.
Durante todo el libro se toca el tema de la maternidad, qué te hace ser madre, si lo biológico o el amor, y también cómo a veces ser madre no es suficiente para todas las mujeres. Algunas necesitan ser algo más, ser miles de cosas más si es necesario. Y Celeste Ng no tiene pelos en la lengua para tocar temas controversiales. Además de la maternidad, habla sutilmente de la misoginia que sufrimos todas las mujeres, del aborto, de los privilegios que vienen con el dinero y cómo a pesar de todo no garantizan bienestar y felicidad, de las diferencias entre clases sociales. del racismo, y cómo a los grupos privilegiados nos gusta fingir a veces que no vemos la raza, que vivimos en un mundo idealizado donde no importa el color de la piel, pero luego cuando nos enfrentamos a ciertas situaciones es lo único que podemos ver.
Los temas del racismo y la maternidad se ven muy bien representados en una sección del libro que trata sobre la disputa de la custodia de una bebé entre su madre biológica, una inmigrante china de bajos recursos económicos que tuvo que abandonarla, y sus padres adoptivos, una pareja americana y rica que no puede tener hijos. La autora te hace poner en el lugar de todos los personajes, como si tú también te vieras involucrado en la difícil situación de decidir cuál será la mejor familia para la niña. Los padres adoptivos pueden garantizarle una vida llena de lujos y amor, pero claramente no están capacitados ni dispuestos a transmitirle sus raíces y criarla conociendo la cultura de la que proviene. Y Bebe, su madre biológica, la ama con todo el corazón, a pesar de que deberá trabajar horas y horas sin descanso para poder mantener su niña y quizás no podrá dedicarle todo el tiempo necesario.
En fin, entiendo por qué todo el mundo ama este libro desde que salió. Con la base de una historia sencilla, Celeste Ng toca temas profundos y controversiales a través de un variado grupo de personajes que, aunque no siempre concordarás con sus decisiones, logras comprender en profundidad. Pequeños fuegos por todas partes es una novela que de forma callada y sutil, pero sin dejar de resultar entretenida, te hará reflexionar mucho acerca de la importancia de las pequeñas cosas que te rodean, el papel fundamental de la familia en nuestro desarrollo, y qué significa realmente ser madre.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
crismonteoliva
 21 septiembre 2020
¿Te imaginas viviendo en una ciudad totalmente perfecta? Un lugar donde todo el mundo tuviera una gran casa, la oportunidad de ir a buenos colegios y tener luego trabajos bien pagados. ¿Crees que podrías llegar a un sitio así y encajar en él? Tal vez sí, pero, ¿a qué precio? Uno tal vez muy alto, descubrirás si te decides a leer la sorprendente novela de Celeste Ng: Pequeños fuegos por todas partes, el libro del que os vengo a hablar hoy.
Shakers Heights es una localidad idílica cercana a Cleveland (USA) donde todo es absolutamente perfecto. En ella viven familias tan prósperas como la de Elena Richardson. Elena es una periodista local, mientras que su marido es abogado. Sus hijos, Lexie, Trip, Moody e Izzy apenas les dan problemas y todo acaba siempre saliendo a la perfección. Hasta el día en el que Mia Warren, una artista con una vida totalmente desorganizada, y su hija Pearl irrumpen en la tranquila ciudad. Ellas serán las nuevas inquilinas de la casita que Elena heredó de sus padres. Pronto Pearl entra en la vida de los chicos Richardson y Mia se convierte en la asistenta del hogar de los Richardson. Está claro que Mia y Pearl no encajan en el mundo perfecto de Shaker Heights, pero no es hasta que aparece la madre biológica de la niña que unos amigos de los Richardson pretenden adoptar cuando Elena se da cuenta de que las Warren ocultan algo: un importante secreto que al ser desvelado hará que todo el mundo de los Richardson, curiosamente, cambie por completo.
Pequeños fuegos por todas partes. Un título curioso, ¿verdad? Pero muy fácil de entender cuando comienzas a leer este libro. Porque todo comienza así, con un montón de pequeñas llamas dentro de una casa, la de los Richardson. Alguien se ha encargado de encenderlas. Elena, la madre, sospecha de su propia hija, Izzie. Todos sus hijos son perfectos, pero Izzie siempre ha sido una rebelde, desde su nacimiento. Pero, ¿por qué haría algo tan grave la pequeña de la casa?
Para entender este incendio, Celeste Ng hará que nos remontemos unos meses en la vida de los Richardson, justo al momento en el que Mia y Pearl Warren alquilan la casita que Elena heredara de sus padres. Mia es una artista nómada y su hija Pearl, una chica sensible e inteligente. Pearl se hará pronto amiga de los chicos Richardson. Estos la tendrán como una más de la familia. Cuando Mia entre en la casa para realizar las labores de limpieza y cocina, todos los adolescentes le cogerán cariño también.
Está claro que Mia no encaja en Shaker Heights, y Elena no puede soportar que se ponga de lado de la madre biológica de la niña que su amiga Linda y su marido pretenden adoptar. Esto hace que Elena se ponga a investigarla. El secreto que descubre es tan grande, que al revelarlo no solo hará que todo cambie para las Warren, sino también para toda su familia. Hasta el punto de acabar con una casa llena de pequeños fuegos por todas partes.
Pequeños fuegos por todas partes es un título curioso, pero también muy bueno, si lo piensas detenidamente. Por un lado, hace alusión al incendio del comienzo del libro; pero por otro, y más importante, a los pequeños “incendios” metafóricos que van apareciendo a lo largo de la trama. Estos incendios nos demuestran que la vida de Mia y Pearl no es perfecta, pero que tampoco la de los Richardson lo es en realidad. El precio de aparentar esa perfección, descubriremos además, es muy alto. ¿Y merece la pena al final ese sacrificio?
Pequeños fuegos por todas partes es una novela sobre los pequeños y grandes secretos que, al descubrirse, pueden provocar verdaderos desastres emocionales; pero también sobre la maternidad. Así, Celeste Ng nos invita a lo largo de la lectura a pensar en los distintos tipos de madres que existen, la fuerza del instinto material y, finalmente, sobre lo que es o no ser una buena madre, precisamente en estos tiempos en los que tanto se habla de estos temas.
Y aún hay más, pues esta novela también nos habla sobre la impostura, la hipocresía, las cosas a las que renuncian aquellos que aspiran a una vida perfecta y las segundas oportunidades. Pero todavía tú no le has dado la primera oportunidad a Pequeños fuegos por todas partes. ¿Qué más argumentos necesitas para convencerte de que este es un libro fantástico que merece la pena ser leído? ¡Corre a por él, que la cosa está que arde!

Enlace: https://laorilladelasletras...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
literaturaenfemenino
 17 mayo 2022
Reseña rápida:
+ Personajes complejos.
+ Temas interesantes e importantes.
+ Mantiene la cotidianeidad.
+ Crítica a la perfección.
+ Escritura fluida.
- Flashbacks demasiado largos.
Reseña:
Este libro lo elegí porque mi reto de junio era leer algo que fueran a adaptar. Y la productora de Reese Witherspoon va a hacer serie de él -que protagonizará con Kerry Washington y ya tengo ganas de verla.
Hace años que no leo tanto de este estilo, pero al empezar el libro no lo tenía oxidado y lo cogí con ganas. Algo a lo que ayudó el estilo de escritura que es muy fluido y la trama es muy entretenida. En ciertos momentos me recordaba un poco a la literatura del siglo XIX ya que detenía la "historia principal" para volver al pasado y dedicaba unos capítulos a contarte la historia de un personaje, parecido a lo que podía pasar en La Regenta, pero sin pasarse tanto tiempo en el pasado.
El juego con el tiempo ha sido algo constante desde el principio. Comenzamos en un momento y no volveremos a ese día hasta el final del episodio. Además, viajaremos varias veces al pasado de los personajes para entenderlos más. Aunque siempre resultaban interesantes, y eran relevantes, las historias a mi esto es algo que me cansa un poco.
El pueblo presentado es una comunidad que aspira a la perfección, pero veremos que hay mucho escondido. Además, ¿qué hace a una sociedad perfecta? Esta es una de las preguntas que sugiere la novela, pero Celeste Ng también platea temas como: la adopción, la gestación subrogada, el aborto, las relaciones adolescentes, la vida del trotamundos vs la vida de "casa con vallas blancas", problemas familiares...
Esto es lo que más me ha gustado de todo, la multitud de temas que ha dado pie a hablar y cómo te hace reflexionar con los diversos puntos de vista, especialmente en el de la niña adoptada. Aún así todo tiene un aire costumbrista, como si fuera ocurriendo lo cotidiano. Mezclando cosas del día a día con sucesos que no vivimos tan a menudo. le da un aire muy realista.
Y otro de sus puntos fuertes -cosa que esperaba porque Reese siempre escoge adaptaciones con esta característica- es el gran desarrollo de sus personajes, especialmente los femeninos. Las dos protagonistas, aunque al inicio no lo parezca tanto, son las madres, Mia y Elena. al final de la novela llegas a comprender a ambas y a conocerlas como si fueras tú de tanto que profundiza. Pero hay otros personajes que también se desarrollan muy bien. Sin embargo, me parece que Moody y, sobretodo, Pearl quedan de lado demasiado a veces.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Bookworm
 18 enero 2021
Yo quisiera saber a quién vi recomendando este libro, pero... no me acuerdo 🤷‍♀️. El caso es que como sé que hay una serie basada en él en Amazon Prime, no quería ponerme a verla sin haberlo leído antes, que luego se me suelen quitar las ganas y aunque todavía no la he visto, ya os digo que la novela es muy recomendable.
Es la típica novela en la que parece que no pasa demasiado hasta que uno empieza a escarbar en las entrañas de los personajes. La historia comienza justo por el final, asistiendo al incendio de la fabulosa casa de la aparentemente perfecta familia Richardson en el exclusivo vecindario de Shaker Heights en Cleveland, así que ya sabemos cómo va a terminar, pero ¿cómo se ha llegado a ese momento? Para eso la autora nos llevará hacia atrás en el tiempo, justo cuando llegan al vecindario Mía Warren y su hija Pearl, a quienes los Richardson han alquilado una casa de su propiedad. En principio su relación no debería ir a más allá de la de arrendador/inquilino, pero pronto entre los hijos de los Richardson y Pearl empezará una amistad que les llevará a relacionarse a todos cada vez más y eso pronto hará que la organizada y perfecta vida que hasta ahora ha llevado Elena Richardso empiece a tambalearse y no os digo más.
La verdad es que me ha encantado el libro, sobre todo sus personajes cuyo fondo no siempre es igual a la imagen que proyectan, lo que necesariamente no implica que sean buenos o malos, me ha gustado la crítica social que encierra el libro y he disfrutado mucho de la prosa de la autora, así que ya me he anotado su anterior trabajo “Todo lo que no te conté” por si se cruza en mi camino y por supuesto estoy deseando ver la serie.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Citas y frases (5) Añadir cita
LaiaLaia20 mayo 2018
Siempre había sabido lo peligroso que era el fuego, la asombrosa facilidad con que se propagaba, subiendo veloz por los muros y las zanjas. La chispa saltaba cono una pulga, y luego las llamas podían recorrer kilómetros y kilómetros impulsadas por la brisa. Así que más valia vijilar la chispa, pasándola con cuidado de una generación a otra como una antorcha olímpica. O quizá se tratara más bien de salvaguardarla celosamente como recuerdo del bien que anida en el ser humano: una llama eterna que nunca debía quemar nada. Controlada. Dominada. Felizmente cautiva. Lo fundamental era evitar el incendio.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
LaiaLaia20 mayo 2018
He medido mi vida con cucharillas de café y ¿Me atreveré a comer un melocotón? y ¿Me atreveré a perturbar el universo?
Comentar  Me gusta         10
LaiaLaia20 mayo 2018
Tirar bombas para lograr la paz es como follar para ser virgen.
El presidente me la suda.
Tirar LSD y no bombas.
Comentar  Me gusta         10
LulaysuslecturasLulaysuslecturas17 diciembre 2020
A veces es necesario quemar todo hasta el suelo y empezar de nuevo. Después de la quema, la tierra es más rica y pueden crecer cosas nuevas. La gente también es así. Empiezan de nuevo. Encuentran un camino.
Comentar  Me gusta         00
LaiaLaia20 mayo 2018
Cuando oyó en clase de hisotria la frase noblesse oblige, la entendió al instante. A su madre le gustaba recordar que había participado en la Marcha de 1963.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: DramaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Familias en la literatura

"Hoy ha muerto mamá. O quizá ayer. No lo sé. Recibí un telegrama del asilo" ¿El personaje de qué libro está hablando?

Dr. Castel, de La Peste
Meursault, de El extranjero
Javier, de Cambio de piel

14 preguntas
40 lectores participarón
Thèmes : novela , familiaCrear un test sobre este libro