InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Lawerson


Lawerson
29 enero 2019
El cuchillo en la mano es la primera parte de la aclamada trilogía Chaos Walking de Patrick Ness, autor de otras obras como Un Monstruo viene a verme, la historia de un niño que tiene que crecer de golpe a través de mentiras, descubrimientos, verdades, sobreviviendo como puede, incluso haciendo cosas impensables, para protegerse a sí mismo y a todo lo que se descubre ante sus ojos. Contado en todo momento en primera persona, Todd será el narrador principal, viendo como su vida cambia drásticamente y completamente de la noche a la mañana, poco antes de cumplir finalmente los trece años y convertirse, a ojos de Prentisstown, un adulto. Con la premisa de los pensamientos de los hombres siendo escuchados sin remedio, el libro empieza con unos primeros capítulos rápido, ágiles y un tanto confusos, extraños. Imaginaba que me iba a encontrar con lo típico, unos capítulos pausados para dar a conocer el mundo, la situación en la que vive Todd, pero pronto, en las primeras páginas, ya vamos a tener momentos de tensión, misterio, cosas inexplicables y que lían un poco de cara a lo que tiene que venir tras eso. Las primeras sorpresas y desvelaciones se van a ir viendo, una lectura que empieza con fuerza y no descansa en ningún momento, una carrera constante que consigue que el libro se lea rápidamente y sin muchos problemas. La pluma del autor va a ayudar que el libro sea ágil, digerible, interesante, que capte tu atención y te enganche de una manera asombrosa. Y es que, aunque todavía queda un regusto de confusión, poco a poco se van a ir abriendo las cosas, poco a poco se empieza a ver la verdad, unos capítulos siguientes que, sin dejar atrás el dinamismo y movimiento rápido de las escenas y sucesos, plagados de acción, pelea, muertes, sangre y mucha, pero que mucha supervivencia, el recorrido de Todd hará que siempre haya algo que ver o hacer, moviéndonos de un lado para otro sin parar, cogiendo nueva información a medida que se avanza que va esclareciendo más el misterio con el que empezó todo, dejando giros en la trama que llegan a dejar la boca abierta. Escena de infarto tras escena de infarto, El cuchillo en la mano tendrá unos momentos finales que no dejan indiferente a nadie, sin bajar el nivel, siguiendo con el estilo que estábamos viendo hasta ahora, una conclusión perfecta que te deja con muchas ganas de más, dejándote con la adrenalina aún recorriéndote el cuerpo, la tristeza y las lágrimas por otro, y la rabia y frustración que siente Todd, todo ello cociéndose de cara al siguiente libro, La pregunta y la respuesta.

El libro me ha sorprendido por su crudeza. Es un libro cruel, realista, que no maquilla las cosas, las retrata como son, los sentimientos que se generan en relación a ciertas acciones, esos pensamientos, la culpa, la alegría, el miedo. Realmente no esperaba, pero para nada, una pluma como la que me he llegado a encontrar en este libro, absorbente, inteligente, con un planteamiento claro, sabiendo qué quería mostrar y cómo, sabiendo de qué manera guiar la historia de la mejor manera posible. Me ha gustado mucho el papel que le ha dado a Todd, todo lo que transmite, todo lo que llega a ser. La esperanza, la lucha, la supervivencia, el deseo, el sueño de ser alguien, de encontrar el lugar al que uno pertenece. Y, también, ver como Todd es la muerte, la amistad, el amor, el llanto, el dolor. Ha sido un personaje como pocos me he encontrado hasta ahora en la literatura, es uno de esos personajes que siempre vas a tener por tu mente, revoloteando, de esos que son dignos de recordar.

No obstante, hay un par de cosas que no me han terminado de convencer de este libro, sobre todo el cuanto a la ambientación se refiere. He estado algo desubicada desde el primer momento ya que, como he comentado, el libro empieza bastante enigmático, y es a pasos lentos como vamos a ir conociendo el sitio por el que realmente vamos a andar. En más de una ocasión he dicho, "¡Ah! ¿Pero que estamos aquí? ¡Creía que estábamos en este lugar!" y hasta casi llegar al final del libro no he sido completamente consciente del sitio en el que tiene lugar todo. Junto a esto, comentar que la rapidez con la que ha ido el autor desde el comienzo, un sin parar de carreras, de huir, de escapar, ha hecho que los asentamientos en los que nos vamos a ver durante algunos capítulos no se hayan exprimido del todo. Lo he notado de manera superficial, pasaban cosas, que tampoco lograbas entender, y tenían que salir corriendo de ahí sin haber conocido casi nada de ese pueblo, aldea o ciudad. Además, que una trama se centre en su totalidad a huir... se me ha hecho algo repetitivo ya que siempre era más de lo mismo. Aunque menos mal que, gracias al misterio y las revelaciones, no se hace aburrido, como digo. Por último, una de las cosas que más me han chocado es la inmortalidad. O eso creo. Había personajes a los que les clavabas un cuchillo, le destrozabas la cara y lo dejabas casi sin aliento y, de repente, seguía vivo, con fuerzas e incluso es más rápido que tu. Son cosas que no he entendido y se me han hecho algo surrealistas, pero es lo único que más me ha chirriado.

En conclusión, El cuchillo en la mano es la primera parte de una trilogía sorprendente. Las sorpresas que guarda son solo uno de los muchos motivos que tiene este libro para ser leído, una historia de supervivencia, de lucha y de esperanza que, en más de una ocasión, nos ha hecho sentir tensión gracias a un personaje maravillosamente creado.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}